Guindos afirma que la corrupción no tiene coste económico, sino social

  • El ministro de Economía llama a no bajar la guardia pese al contexto de crecimiento que se vive en España

gindoh

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha evitado este jueves cuantificar el impacto económico de los casos de corrupción que se han dado recientemente. “El coste no es económico, es social. Está en la desazón que genera”, planteó. Asimismo, cree que el mundo institucional funciona en la lucha contra ella: policía, Guardia Civil y juzgados acaban demostrando que “quien la hace la paga”.

Guindos se ha mostrado así de seguro en la XXXIII Reunión del Cercle d’Economia en Sitges, donde ha pedido no bajar la guardia pese a que “los datos que vamos conociendo son los mejores desde el inicio de la crisis”.

Los riesgos no desaparecen

Aunque estemos en un contexto positivo y pese al buen tono de la economía, aún se dan “riesgos a la baja”. El principal es la “otra cara de la moneda de la globalización”, el proteccionismo. Pero en el horizonte aparecen también el Brexit, la retirada de estímulos de los bancos centrales, la amenaza de los populismos… Y los riesgos también pueden venir desde dentro. “Puede que nos equivoquemos, que la agenda de reformas no sea la necesaria”, reconoció. Por eso, una vez más recordó que “la economía española aún es vulnerable”.

El ministro se mostró especialmente crítico con la amenaza del populismo. Planteó que se basa en dos grandes premisas. La primera, la existencia de “un chivo expiatorio”, un mal que siempre viene de fuera. La segunda, que las recetas a aplicar son “mágicas y simples”. Incluso lo ha relacionado al caso catalán, momento que ha aprovechado para decir que “ningún territorio le da la más mínima posibilidad a la independencia”. Como en ocasiones anteriores, sostuvo que ese escenario “tendría un impacto extremadamente negativo”.

Faltan empresas más grandes

Mirando a España, y en el ámbito económico, el ministro también insistió en la necesidad de que la empresa gane tamaño. “El tamaño de la empresa española es muy pequeño”, analizó. Ello lastra la internacionalización y la captación de financiación, entre otras desventajas. ¿Dónde radica el problema? Citó la regulación, que limita el crecimiento y “está teniendo un efecto muy negativo”.

Así, las empresas de menor tamaño quedan atrás en la carrera del I+D. “Lo hacen las empresas grandes. Es difícil para una pequeña tener los incentivos para hacerla”, dijo.

Una verdadera Europa unida

Fuera de nuestra fronteras, en el ámbito europeo, planteó la necesidad de una verdadera unión continental. Pidió unión fiscal, monetaria, económica y política. “Nos hemos quedado bastante atrás”, criticó. Sobre todo en un contexto europeo de crecimiento, “un momento de encrucijada”.

“Los próximos seis o nueve meses serán relevantes para definir el futuro de la economía de la zona euro”, tras la reciente elección de Macron en Francia y las elecciones alemanas que se vienen, prosiguió. Más allá aparece el Brexit. “No somos conscientes de las implicaciones que va a tener”, planteó. Donde sí está seguro es en que se avecinan “años de tensión” por las negociaciones de la salida de Reino Unido de la UE.

 

Fuente: La Vanguardia

 

Anuncios

La fábrica cuyos empleos ‘salvó’ Trump despedirá al 90% de sus empleados y los sustituirá por robots

14956559569427

Empezaron siendo más de 1.000. Después, se redujeron a 800. Y en diciembre serán unos 150. Esos son los puestos de trabajo que Donald Trump ha salvado en la fábrica de la empresa Carrier en la ciudad de Indianápolis, que empleó como herramienta de relaciones públicas en noviembre y diciembre.

El 22 de diciembre, la planta tendrá aproximadamente el 10,7% de los trabajadores con que contaba en noviembre, cuando el presidente de EEUU decidió intervenir para salvar sus empleos.

Ha sido como el cuento de la lechera, pero con puestos de trabajo. Cada vez se han salvado menos. Y el golpe de gracia lo dio Carrier el martes, al anunciar que 632 de esos trabajadores van a ser despedidos entre el 20 de julio y el 22 de diciembre. Aunque en torno a 70 de esos despidos van a ser de contratados temporales, la plantilla total de Carrier en Indianápolis quedará en 2018 en unos 150. O sea, que en vez de 2.000 despidos, la empresa va a llevar a cabo 1.850.

Carrier pertenece al gigante industrial United Technologies (UTC), que fabrica desde los ascensores Otis hasta los motores Pratt & Whitney que llevan el 25% de los aviones de pasajeros del mundo y la mayor parte de los cazabombarderos más famosos de EEUU.

Todo empezó en febrero del año pasado, cuando UTC anunció el traslado de dos plantas y un centro de distribución de Indiana a la ciudad de Monterrey, en el Norte de México, en un proceso que empezaría a mediados de 2017 y concluiría en 2019. En total, Carrier iba a liquidar 2.000 empleos.

La decisión tuvo repercusión a nivel nacional en EEUU debido a un vídeo, que a día de ayer había sido visto cerca de cuatro millones de veces en YouTube, en el que la dirección de la empresa explicaba a los 1.400 empleados de la fábrica de calderas que era «una decisión extremadamente difícil» y que no debían «tomarla de manera personal». Donald Trump, entonces en campaña, usó el caso de Carrier para criticar que el libre comercio es malo para Estados Unidos, y defender la salida del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte que tiene este país con México y Canadá desde 1994.

«No vamos a dejar que Carrier se marche», dijo Trump en un mitin en Indiana en abril. Y el 29 de noviembre, ya como presidente electo, Trump tuiteó: «Gran día para Indiana y para los grandes trabajadores de ese maravilloso estado. Vamos a mantener a las empresas y los puestos de trabajo en EEUU. Gracias, Carrier». Era, además, una decisión política. Los empleos teóricamente salvados estaban en Indiana, el estado cuyo gobernador, Mike Pence, se iba a convertir en vicepresidente con Trump. Pence, Trump y la propia Carrier se apresuraron a decir que se habían salvado «más de 1.000 empleos».

No era verdad. Aunque Carrier no cerraba su fábrica de calderas, iba a echar a 670 empleados, o sea, el 48%. La empresa, además, lograba una cantidad pequeña, pero significativa, de ayudas del estado de Indiana – siete millones de dólares, o 6,2 millones de euros -, y se comprometía a invertir 16 millones de dólares (14 millones de euros) en la fábrica. Ese dinero iba a ir a automatizarla, según el consejero delegado de UTC, Greg Hayes. O sea, robots reemplazarían a los trabajadores. Los demás planes de cierre de instalaciones, que implicaban 600 despidos más, se mantenían.

El presidente del sindicato de la fábrica de Indianápolis (lo más parecido al comité de empresa en España), Chuck Jones, no vaciló en decir en diciembre que, literalmente, Trump «mintió como un cabrón». La sutileza sindical desató una furibunda respuesta del presidente en Twitter, donde acusó a Jones de hacer un trabajo tan nefasto, por lo que no era de extrañar que las empresas se fueran.

La puntilla llegó el martes. Al final, de los 2.000 despidos, va a haber 1.850. Y de los «más de 1.000» empleos que se iban a salvar, quedarán unos 150. O sea, el 10% de la plantilla inicial de la planta.

Comentario: La fábrica en la que Donald Trump ”utilizó” para sus fines, ha tenido una caída en sus trabajadores. Una vez logrado su ”fin” ya no ha habido más interés y han tenido recortes de empleados en la empresa hasta llegar al punto en que han recortado al 90% de la plantilla, llegando a ser tan solo 150 trabajadores en poco tiempo. Llevando a cabo un total de 1850 empleados, una cifra realmente alta.

El gasto en pensiones sube un 3%en mayo, hasta los 8.722 millones

Pensionistas

El gasto mensual en pensiones contributivas ha aumentado el 3% interanual en mayo, hasta alcanzar los 8.722 millones de euros, según los datos que ha publicado este jueves el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

La pensión media de jubilación ha ascendido a 1.062,31 euros mensuales, un 2% más que en el mismo mes del ejercicio anterior. Mientras que la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de los familiares), se ha situado en 919,55 euros, un 1,91 % más que en mayo de 2016.

El sistema público ha pagado en mayo un total de 9.485.660 pensiones contributivas, lo que supone un 1,08% más que el año anterior. Del total, la mayoría han sido por jubilación con 5.802.379, seguidas de viudedad con 2.356.753; de incapacidad permanente, 945.600; de orfandad, 340.360, y a favor de familiares, 40.568.

Y en cuanto al gasto, la mayor parte se ha destinado a las de jubilación (6.163 millones de euros), seguidas de las de viudedad (1.522 millones), incapacidad permanente (885.108 euros), orfandad (129.136 euros) y a favor de familiares (21.703 euros).

CONCLUSIÓN

Es un buen titular pero puede resultar engañoso. Si nos fijamos, las cifras porcentuales son prácticamente simbólicas, rondando entre el 1 y el 2% solamente. Sería más adecuado decir que las pensiones se mantienen estables, pero obviamente interesa destacar que están en alza.

Fuente: La Vanguardia y elaboración propia

España, segundo país de la UE con más subempleo

asd

Las señales de que en el mercado laboral español hay más precariedad que en los de su entorno más próximo se multiplican. Es habitual que destaque por el gran peso de los contratos temporales y también empieza a ser costumbre que lo haga por el subempleo, un concepto que engloba a aquellos trabajadores a tiempo parcial que quieren trabajar más horas. En España este colectivo suma cerca de 1,4 millones de trabajadores y el 7,7% de la población ocupada, según los datos de Eurostat.

Solo Chipre supera este porcentaje. En la isla mediterránea los subempleados suponen un 9,1% de toda la población ocupada. Sucede lo mismo en el caso de la temporalidad, donde solo Polonia supera a España. En este punto, el porcentaje polaco era del 26,7% a finales de 2016 (último periodo disponible) frente a un 26,5% español.

En números absolutos, Alemania supera por unos miles (1,443 millones de personas) la cifra de España. También lo hace, con más diferencia, Francia (1,652 millones). Aunque ambas cifras se dan en un mercado de trabajo más grande y con más empleo, lo que hace que su protagonismo sea menor, 3,5% y 6,2%, respectivamente.

El subempleo ha remitido algo en los últimos años. Llegó al 9,1%. Ese máximo se dio 2013 y en 2014 se tocó el techo, casi uno de cada 10 empleados quería trabajar más horas de lo que lo hacía.

Más trabajo por horas

El empleo a tiempo parcial ha sido, durante casi toda la crisis, la única modalidad de ocupación que ha crecido. Tradicionalmente este tipo de trabajo nunca ha sido muy atractivo en España. Sin embargo, coincidiendo con la crisis, la reforma laboral y cambios normativos específicos para impulsarlo este tipo de contratos han ido ganando protagonismo.

No obstante, conforme ha ido mejorando el mercado de trabajo en España su empuje ha ido menguando. Esto no quiere decir que en términos absolutos haya bajado su número, pero sí que ha caído ligeramente el porcentaje hasta situarse en el 15,6% del primer trimestre de este año, según el INE.

CONCLUSIÓN

Está claro que los trabajos a tiempo parcial son los que predominan a día de hoy en el abanico de ofertantes de empleo, lo cual implica en muchos casos, me incluyo, tener que buscar ingresos extra aparte del trabajo principal. Esto genera que el subempleo crezca ya que un gran número de trabajadores a tiempo parcial o bien necesita más ingresos o bien requiere más horas para trabajar. Esperemos que poco a poco esta situación vaya mejorando. Veremos.

FuenteEl País y elaboración propia

Dejamos de ser una gran preocupación europea

Europa

Como hace una década, España vuelve a despertar halagos entre sus vecinos del euro. Tras superar un rescate de algo más de 40.000 millones de euros para salvar sus bancos y quitarse el estigma de ser el principal problema de la región, nuestra economía crece como ninguna de las grandes (2,8% este año), supera con holgura la media de la zona euro (1,7%), crea empleo como pocos países y, por primera vez, va camino de cumplir con sus objetivos fiscales. Pero cuando la Comisión Europea presente hoy sus recomendaciones para los estados miembros, a España le continúan pesando las tareas pendientes: su economía necesita un motor más fiable para mantener este ritmo.

Los avisos llevan tiempo sonando, y todos apuntan en el mismo sentido: las reformas tienen que continuar para mejorar la productividad. “En general, conseguir una mayor productividad y asegurar un crecimiento equilibrado, duradero e inclusivo a largo plazo requerirá más reformas, y evitar cualquier marcha atrás en las pasadas”, señalo la Comisión y el BCE en un comunicado el pasado mes tras la séptima revisión post-rescate.

Pocas horas después de que la Comisión presente hoy sus recomendaciones por país, los ministros de Finanzas del euro pasarán revista a esta séptima revisión a España. Pero el estado de nuestra banca está lejos de ser de los que preocupa en Europa, a pesar de espasmos puntuales como el de Banco Popular. Los bancos están prestando de nuevo a la economía real, cumplen “con comodidad” los requerimientos de capital y la reestructuración ha ido bien.

Como en otros rincones de la Unión, los bancos registran aun un “elevado” número de créditos morosos en sus libros, y se ve afectados por la baja rentabilidad, lo que les obligará a “adaptar” sus modelos de negocio. Además, el comunicado del pasado abril añadió que el Sareb tiene que deshacerse con más rapidez de los activos inmobiliarios. Pero los bancos españoles no representan un peligro tan inmediato como los italianos, ni tan sistémico como los alemanes

Elaboración de una noticía de El economista

Ingresos para el país: Toca poner cabeza.

ins_p_531707.jpg

A finales del primer trimestre de el año 2017 se registraron una serie de cifras que colocaban la balanza de dinero recivido por parte de el sector turistico, llegando a mostrar un aumento del 13,2% por encima del mismo ejercicio en el 2016, llegando a recaudar 13.655 millones de euros, donde solo en el mes de marzo, el dinero que se recogió gracias al turismo fueron 5.090 millones de euros, obteniendo un aumento del 10,3% respecto al año anterior, según la encuesta Egatur, difundida por el Instituto Nacional de Estadística.
Así que nos encontramos en un momento en el cual el turista cada vez gasta más en sus estancias en el país, alcanzando los 1.050 euros por persona, una cifra más que alta si contamos que por media al día el turista gasta 141 euros, lo que refleja una subida del 7,1% respecto al 2016.
En cuanto a la duración media de los viajes de los turistas internacionales es de 7,4 días, lo que supone un descenso de 0,2 días respecto a la media de marzo del año pasado, pero sin embargo gastan más y contribuyen en la recuperación.
En los tres primeros meses, Reino Unido fue el país emisor con mayor gasto acumulado, hasta 2.604 millones de euros. Le siguió Alemania, con 1.765 millones de euros.
De enero a marzo, las comunidades autónomas de destino principal con mayor gasto acumulado fueron Canarias, con 4.328 millones de euros, y Cataluña, con 2.802 millones de euros

Conclusión:

Así que ahora mismo nos encontramos en una situación en la cual, la economía española está teniendo una serie de ingresos extras gracias a esta subida del promedio mínimo de gasto por parte de los turistas en nuestro país. Pero lo que realmente toca ahora, es ponerse a pensar de que manera se pueden invertir todos estos ingresos extras, para ayudar a la recuperación del país. No se trata de centrar todo el dinero en mejoras para el turismo, porque ya esta existe una atracción turística natural con lo que tenemos en nuestro país o en planes extraños y en sectores que no son necesarios una inversión de tales magnitudes. Se ha de poner cabeza y pensar en un avance paulatino en nuestra economía para la recuperación de la economía.
Elaboración propia de una noticia de El Economista

Los aeropuertos españoles crecieron en febrero hasta los 14 millones de viajeros

Cuales-son-tus-derechos-como-pasajero-aereo-1440x810

  • En los dos primeros meses de 2017 el tráfico de pasajeros se ha incrementado un 7,5%, hasta los 28 millones de personas

Los aeropuertos en la red Aena registraron alrededor de 14 millones de pasajeros durante el  mes de febrero, y a pesar de que este fuera un año bisiesto supone un incremento del 5,1% respecto al año pasado.

En la totalidad de 2017 recorrida se ha registrado la cifra de 28.244.957 de pasajeros llevando esto a un crecimiento del 7,5%.

El aeropuerto de la red española de transporte aéreo que con un registro de pasajeros más elevado durante el es de febrero fue el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con 3.584.447, con un incremento del 3,5% respecto el año anterior. Mientras que el de Barcelona-El Prat es el segundo aeropuerto de la red de Aena en número de viajeros con 2.801.585, un 4,8% más, este aeropuerto ha recibido un fuerte impulso gracias a los vuelos internacionales que han sufrido un gran aumento en el aeropuerto catalan.

El número de operaciones y el transporte de mercancías también mejoraron sus cifras.

Tras El Prat, en febrero le siguieron el aeropuerto de Gran Canaria, con 1.050.741 de personas, un 1,3% más; Tenerife Sur, con 920.202 de viajeros, un 5,9%; Málaga-Costa del Sol, con 914.921 de pasajeros, un 15,1% de incremento y Palma de Mallorca, con 720.486 personas, un 1,6 % más.

Por otro lado, el número de operaciones y el transporte de mercancías también mejoraron sus cifras durante el último mes. Así como los movimientos de aviones en los aeropuertos, que alcanzaron la cifra de 131.019, un 2,5% más que en el mismo mes del año anterior.

Fuente: Elaboración propia a partir de La Vanguardia