Lo peor llega ahora: la banca española sufrirá “desproporcionadamente” por el paro y el ladrillo

El banco estadounidense ha dibujado un panorama bastante sombrío para el sector financiero español en su último informe, titulado “Tiempos duros, previsiones más duras” (Tough Times, tougher outlook). Y es que, según Goldman, aunque han evitado hasta ahora lo peor de la crisis financiera, sufrirán “desproporcionadamente” por el deterioro de la calidad crediticia debido al aumento del paro y a los problemas del sector inmobiliario. Análisis en Ecotrader: ¿Perderá Santander los mínimos de 2002?

Goldman intenta diferenciar entre entidades para ver cuáles puede sobrellevar mejor la crisis, y para ello se fija en la capacidad de absorber las pérdidas relacionadas con los créditos y en sus activos vulnerables.
Así, consideran que los mejor preparados son BBVA (BBVA.MC) y Santander (), mientras que los que más sufrirían serán Sabadell (SAB.MC), Popular () y Pastor
En general, cree que los bancos españoles con exposición internacional aguantarán mejor que los domésticos.
Dos maneras de medir el riesgo

El banco de inversión cree que los llamados non-performing-loans (NPL, créditos morosos o en riesgo de mora) no capturan la verdadera dimensión del crédito en nuestro país. Por eso, prefiere usar los non-performing-assets (NPA, activos con pérdidas o dudosos) incluyendo las compras inmobiliarias.

Así y en base a lo anterior, Goldman considera que la mayoría de los bancos españoles, especialmente Sabadell, Popular y Pastor, tienen una calidad crediticia significativamente más débil si se expresa en términos de NPA y cobertura.

Sería aquí donde BBVA y Bankinter apenas se verían afectados por el cambio de vara de medir.
Las fusiones son positivas

El banco americano cree que los riesgos, tanto a la baja como al alza, dependen en gran medida de la macroeconomía.

Entre los riesgos al alza destaca una mejora del panorama macro y una evolución positiva del mercado inmobiliario siendo los riesgos a la baja justo lo contrario.

Como factor positivo, Goldman también cita una consolidación entre los bancos más pequeños.
Recomendaciones y objetivos

Según el informe, los actuales niveles de valoración de los bancos domésticos no recogen el riesgo crediticio de sus negocios y por eso recomiendan cautela.

Entre los grandes, siguen prefiriendo BBVA sobre Santander, debido principalmente a su posicionamiento geográfico, sobre todo por la exposición al Reino Unido que tiene el banco presidido por Emilio Botín.

En concreto, el banco estadounidense recomienda “neutral” para Santander, Banesto y BBVA (al que ha rebajado desde “comprar”), mientras que recomienda “vender” Popular, Bankinter, Pastor (al que inicia la cobertura) y Sabadell.

En cuanto a los precios objetivo, ha rebajado el de Popular de 6,86 euros a 3,36, el de Santander de 9 a 7,7 euros, el de BBVA de 12,8 a 9,4 euros, el de Bankinter de 6,27 a 5,33 euros y el de Sabadell de 3,83 a 2,37 euros.

Para Pastor y Banesto, en los que comienza la cobertura, establece precios de 3,29 y 5,48 euros, respectivamente.

Anuncios