Un inversor americano entra en el proyecto para reabrir la mina de Riotinto

La aseguradora Liberty compra el 14% del histórico depósito andaluz pese a la incertidumbre política en Andalucía.

Emed Mining ha puesto en marcha una ampliación de capital de 65 millones de libras (90 millones de euros) en la Bolsa de Londres para financiar parte de su proyecto de reinicio de la producción de cobre en la mina onubense de Riotinto.

La gran novedad de la operación es la entrada como accionista significativo de Liberty Mutual, firma que facturó 39.631 millones de dólares (36.000 millones de euros) en 2014, y que tiene 124.300 millones de dólares en activos. A través de su fondo Liberty Metals & Mining, el grupo asegurador estadounidense va a comprar acciones de Emed en la ampliación por 23 millones de libras.

La búsqueda de rentabilidad por las aseguradoras en negocios más arriesgados, ante el entorno de bajos de tipos de interés, explica el interés de Liberty en el proyecto de Riotinto. Su reapertura todavía está pendiente de algunos permisos administrativos en un momento de gran incertidumbre política en Andalucía, donde la formación de Gobierno todavía está pendiente de los pactos entre diversos partidos políticos tras las elecciones de marzo. Emed tiene pendiente recibir una ayuda de 8,8 millones de euros de la Junta al final de este año.

Otra parte de la ampliación será suscrita por los tres principales socios actuales de Emed: la firma de trading de materias primas suiza Trafigura, la empresa metalúrgica china XGC y el hedge fund Orion Mine Finance, propiedad del inversor Oskar Lewnowski. Estos accionistas se comprometen en total a suscribir títulos por 30 millones de libras en la ampliación. Además, estos mismos socios firmas canjearán por acciones un préstamo de 33 millones de libras (46 millones de euros) que dieron a la compañía al final de 2014.

A la vez, Trafigura, XGC y Orion se han asegurado la compra del 100% de la producción de la mina de Riotinto durante 15 años. Emed aspira a extraer 7,5 millones de toneladas anuales de mineral de cobre en Riotinto.

Tras la ampliación y canje de deuda, Trafigura será el primer accionista de Emed con el 22% del capital. Por detrás se situarán XGC con el 21,9%, Orion Mine Finance Group con el 14,6% y Liberty Metals & Mining con el 14%.

La ampliación también prevé colocar acciones por 10 millones de libras a otros inversores en Bolsa. Los brokers Canaccord Genuity y Brandon Hill se encargarán de la búsqueda de compradores interesados.

Fuente: Expansión

Alicia Koplowitz y Belmond venden el Hotel Ritz de Madrid por 132 millones

Los compradores son la familia árabe Olayan y el grupo hotelero asiático Mandarin.

Omega Capital, controlada por la inversora Alicia Koplowitz, y Belmond (antigua Orient-Express) han vendido el Hotel Ritz de Madrid por 132 millones de euros a un consorcio formado por la familia Olayan, de Arabia Saudí, y el grupo hotelero Mandarin, que gestionará el hotel de cinco estrellas.

A la cifra que invertirán en la compra se suma la reforma que exigirá el edificio, de entre 50 y 60 millones de euros, y que convertirá al Ritz en el gran rival del Four Seasons que Juan Miguel Villar Mir prepara en el complejo Canalejas.

Koplowitz y Belmond compraron el Hotel Ritz por una cifra similar en 2003 y lo pusieron a la venta hace un año, cuando contrataron a la consultora JLL para que buscase comprador. El Hotel Ritz, por el que también se interesaron Marriott y Fairmont, cuenta con 137 habitaciones y 30 suites.

Con su participación en esta operación, que ha estado asesorada por JLL, la cadena Mandarin se hace con su segundo hotel en España, ya que cuenta con un establecimiento en Barcelona desde 2009.

Por su parte, el grupo Olayan es un relevante inversor internacional con fuerte presencia en Oriente Medio. Formado por un conglomerado de empresas, está presente en sectores como la la inversión inmobiliaria, la distribución, o los servicios.

Acciona y Ferrovial se apuntan a los bonos para financiar proyectos

Colocan títulos, sin el respaldo del BEI, por importe de 186 millones con vencimiento en 2041 para financiar la concesión de la Autovía de la Plata.

Los mercados de capitales ofrecen oportunidades para todos. La Sociedad Concesionaria Autovía de la Plata, que se encarga de la ejecución, conservación y explotación de la A-66 entre Benavente y Zamora, ha abierto el melón con una nueva vía de financiación que va a dar mucho que hablar en el sector español de infraestructuras.

La compañía, en manos de Acciona, Ferrovial y el fondo francés Meridiam, ha realizado una emisión de 186 millones de euros de los primeros project bonds(bonos de proyecto) sin respaldo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), de la mano de HSBC, Santander y BBVA. Estos títulos, que se usarán para refinanciar un crédito bancario de 160 millones, vencen en 2041, casi a la vez que cuando termina la concesión, otorgada a 30 años desde 2012.

Hasta ahora, se habían realizado dos operaciones puntuales de bonos de proyecto con características peculiares. El primero, contaba con el respaldo del BEI y la experiencia no salió bien. En julio de 2013, ACS realizó una emisión de deuda por importe de 1.400 millones a 21,5 años y a un cupón de 5,756% para financiar el almacenamiento subterráneo de gas natural situado en Vinaroz (Castellón), conocido como proyecto Castor. Pero un año después, se tuvo que cancelar esta emisión. Precisamente, el resultado de esta operación pudo paralizar el boom de este tipo de financiación que preveían los expertos.

Experiencia previa
Por otro lado, el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) admitió a cotización el pasado 26 de noviembre una emisión de 47 millones de euros lanzada por la compañía Viario A31, que se encarga de la ejecución del contrato de concesión para la conservación y explotación del tramo Bonete-Alicante, de la Autovía A31. Pero estos títulos contaban con un vencimiento de 10 años, cuando lo normal en un bono de proyecto es un vencimiento en 17 y 20 años.

Por estos motivos tal y como explica Gonzalo Cantabrana, analista de Financiación de Infraestructuras de Standard & Poor’s, agencia que ha asignado un ráting BBB a la emisión de la Sociedad Concesionaria de la Autovía de la Plata, “las dos experiencias anteriores no han sido percibidas por el mercado como Project Bonds que sirvan de prueba”. “La emisión de la Sociedad Concesionaria de la Autovía de la Plata es un hito importante en el sector de infraestructuras en España”, añade. Y es que, así como las empresas han aprovechado la bajada de tipos de interés y el exceso de liquidez que hay en el mercado para reducir su dependencia del crédito bancario, lo mismo pueden hacer ahora las empresas de infraestructuras. Al final, es una tónica habitual en otros países europeos y, principalmente, en EEUU. De hecho, la mayoría de las empresas españolas financia sus proyectos al otro lado del Atlántico con estos bonos. “Hay mucho recorrido para está vía de financiación en la medida en que Basilea III está penalizando a los bancos por los créditos a largo plazo. Por otro lado, se trata de un tipo de bonos por los que las aseguradoras y los planes de pensiones se pelean”, asegura Adolfo Estévez, director de Axesor Rating, quien advierte que hay cuatro emisiones más en marcha en este momento.

Las ventajas de los bonos frente a los créditos son claras: los bonos tienen un cupón reducido, aunque muy atractivo para el inversor tal y como están los tipos en este momento. El de la Sociedad Concesionaria de la Autovía de la Plata, por ejemplo, paga un 3,169% anual. A su vez, no se necesitan derivados (swaps de tipos de interés) con el coste que estos conllevan y los títulos se emiten a un plazo mayor que lo que pueden ofrecen los bancos.

Previsión
El potencial es muy importante, no sólo para la concesión de la construcción de carreteras. “Casi todo el espectro de Project Finance podría sumarse a este tipo de emisiones. En concesiones puede trasladarse a otras infraestructuras de transporte (ferroviario, por ejemplo), gestión del ciclo del agua, hospitales o incluso la construcción y el mantenimiento de edificios públicos (Ciudad de la Justicia, por ejemplo). A su vez, el mercado también tiene interés en la financiación en el mercado de capitales de proyectos de renovables”, añade Cantabrana.

Los bonos de proyecto suelen ser inversiones a largo plazo y de riesgo limitado, con lo que encajan muy bien con las necesidades de los fondos de pensiones y aseguradoras. Se otorgan a proyectos cuya finalidad está muy acotada a un negocio concreto y con protecciones tales como cuentas de reserva (beneficio que no se distribuye entre los socios o accionistas), lo que reduce el riesgo de inmpago e incrementa el recobro en caso de impago.

Fuente: Expansión

La Bolsa de Londres celebra el triunfo conservador en las elecciones

El triunfo holgado de David Cameron que otorgan los sondeos acelera las subidas de la libra y dispara los futuros del Ftse 100 británico.

La incertidumbre política ha restado fuerza en los últimos meses a la Bolsa de Londres. Conservadores y laboristas llegaron a las elecciones de ayer prácticamente con un empate técnico en las encuestas. Pero los sondeos a pie de urna otorgan una holgada victoria para los conservadores liderados por David Cameron.

La posible reelección de Cameron al frente del Gobierno británico diluye la incertidumbre política y acelera las subidas en la Bolsa de Londres. El índice Ftse 100 ha rozado subidas del 2% en los futuros. Con estos avances, tiene a su alcance la barrera de los 7.000 puntos.

La reconquista de los 7.000 puntos situaría a la Bolsa de Londres al borde de sus récords históricos, los 7.122 puntos que alcanzó el pasado 27 de abril. Dese que comenzara 2015, el índice Ftse 100 partía hasta hoy con una revalorización del 5%, muy por debajo de las subidas de dobles dígitos que registran varias de las principales plazas de la eurozona, como el 16% del Dax alemán.

Los analistas, a la espera del resultado definitivo de las elecciones, apuntan a utilities e inmobiliarias entre los sectores que podrían beneficiarse en mayor medida del triunfo de David Cameron.

Opinión: Yo creo que la victoria más que previsible del Partido Conservador de David Cameron, que dará estabilidad al Reino Unido, estimulará como se ve la bolsa de valores británica, que se beneficia de la política económica expansiva del actual Primer Ministro. Aun así, la población se verá afectada de una forma más negativa ya que el líder conservador está recortando el gasto en sectores como la educación o la sanidad mientras que está subiendo los impuestos y está potenciando demasiado el sector de la construcción como motor de la economía británica, lo que podría dar a lugar a una nueva burbuja inmobiliaria y además aumentará la inmigración.

Fuente: Expansión

El Ibex 35 apunta al alza con permiso de Grecia y el Nasdaq

Los futuros de las bolsas europeas cotizan al alza y el Ibex vigila la acogida que tengan los resultados de Sabadell para prolongar su remontada. Los amagos de concesiones de Grecia antes de la reunión del Eurogrupo y el récord del Nasdaq invitan al optimismo, a la espera del IFO alemán y de un aluvión de resultados en Europa.

La Bolsa española intenta asegurar el balance favorable en el conjunto de la semana, después de que la anterior semana fuera la más bajista (-3,3%) desde el mes de enero. El Ibex cerró ayer por encima de los 11.359 puntos con los que concluyó el pasado viernes. De cara a la sesión de hoy las referencias del exterior despejan el terreno para los avances. El índice selectivo español podría acercarse a los 11.500 puntos.

La banca vuelve a ser protagonista por la presentación de resultados. Bankinter y Caixabank tuvieron ayer una acogida muy dispar de sus cuentas. Hoy el relevo lo toma Banco Sabadell. La entidad ha duplicado con creces sus beneficios, hasta alcanzar los 175 millones de euros, por encima de lo esperado. Además, ha aprovechado la circunstancia para informar del cierre de su ampliación de capital de 1.607 millones de euros, destinada a la compra del británico TSB. Un peso pesado como Telefónica, también después de cerrar su ampliación, busca acercarse al nivel de los 14 euros. Al margen del Ibex, las miradas estarán puestas hoy en la salida a Bolsa de Naturhouse. La empresa especializada en productos de nutrición y dietética parte desde los 4,8 euros por acción.

Las bolsas europeas afrontan la última jornada de la semana con un signo favorable en los futuros. Los avances se acercan por momentos al medio punto porcentual. Los inversores tratan de replicar la estela alcista que dejó ayer Wall Street, con nuevo récord incluido en el tecnológico Nasdaq. Las novedades sobre Grecia parecen aplacar las alertas de un inminente impago. Entre las principales referencias de la jornada destacan el IFO alemán y la avalancha de resultados que depara la agenda del día. Los analistas esperan que el índice de confianza empresarial en Alemania suba hasta los 108,4 puntos. En el capítulo de resultados sobresalen empresas como AstraZeneca y Electrolux.

La semana deja un balance mucho más favorable en el caso de la deuda periférica. La prima de riesgo de España inició la semana sobre los 140 puntos básicos. Hoy se repliega al borde de los 120 puntos, con el interés del bono español en el 1,3%. En el caso de Grecia los inversores frenan su desbandada y moderan sus alertas de un inminente impago. La prima de riesgo logra bajar de los 1.200 puntos básicos, por debajo de los más de 1.300 puntos que registró durante la semana. El interés del bono griego a dos años se repliega desde el 30% hasta el 25%.

Al igual que el mercado de deuda, el de divisas también vigila de cerca cualquier novedad sobre Grecia y el Eurogrupo. El euro recupera terreno respecto a la sesión previa, y cotiza por encima de los 1,08 dólares. A su vez, en el mercado de commodities, el petróleo modera sus subidas. El barril de Brent se atasca en los 64 dólares, y el West Texas, de referencia en EEUU, en los 57 dólares. El oro, por su parte, repite por debajo de los 1.200 dólares la onza.

Comentario: Parece ser que Grecia realmente tiene voluntad de reducir su deuda y amoldarse a las propuestas de la Unión Europea, por tanto los otros países periféricos se están beneficiando de esto y lo vemos reflejado en los indicadores económicos y en la bolsa. En mi opinión, en la situación que tenemos actualmente el IBEX va a seguir en aumento, apuntando a los 12.000 puntos básicos.

Fuente: Expansión