La industria textil empieza a sufrir la crisis del sector de la moda

La industria textil española empieza a notar los síntomas de agotamiento del sector de la moda a nivel global, con el descenso de actividad de las empresas textiles que producen para marcas de moda y grandes distribuidores. En cambio, la parte de industria que trabaja con textil técnico presenta mejores perspectivas de crecimiento.

“Aunque todavía está en positivo, el sector nota una ralentización del crecimiento en los últimos tres años, sobre todo los proveedores para marcas de moda y hogar, que son los que más notan el agotamiento del modelo”, explica Marta Castells, secretaria general de Texfor, patronal de la industria textil española.

“Aunque los datos de negocio se mantienen, el sector es consciente de que el modelo actual de la moda está en vías de agotamiento y que debemos plantearnos cambios profundos en toda la cadena de valor dirigidos a la sostenibilidad y la digitalización”, valora Texfor en su balance anual.

Según las previsiones de Texfor, este 2018 el consumo de moda caerá un 2% en el mercado español dentro de un fenómeno global enmarcado en “un cambio de hábitos de consumo, en el que el gasto en moda es cada vez menos importante”. “En los últimos meses del 2017 y el arranque del 2018, la producción para moda ha tenido un parón importante”, dice Casals, teniendo en cuenta la encuesta realizada por la patronal para su balance anual. Según las conclusiones de la encuesta, el 42% de los fabricantes textiles afirma que el 2018 ha sido peor que el año pasado, mientras que para un 25% el año que toca a su fin ha sido más positivo que el anterior.

Las cifras de las empresas españolas
Las cifras de las empresas españolas (Clara Penín)

A pesar de estos indicios, el número de empresas del sector se mantiene estable en unas 3.600 y la cifra de negocios superará los 6.100 millones de euros frente a los 5.852 registrados en 2017. Por su parte, el número de trabajadores crece un 2% superando los 47.000.

El sector se plantea cambios en toda la cadena basados en la sostenibilidad

La ralentización del sector también se aprecia en las exportaciones, cuyo ritmo se ha moderado con un crecimiento estimado del 1%. En este ámbito, las previsiones apuntan a un volumen total de ventas en el extranjero de 4.500 millones de euros con la UE como principal destino, seguido por Marruecos y Turquía, los principales centros de producción para la moda europea.

En este contexto de poco crecimiento y de reducción de precios por la crisis de consumo, el sector apunta, además, un incremento de los costes de producción como la energía y la mano de obra. “Los costes energéticos han aumentado este año entre un 25% y un 30%, aunque el impacto en las empresas dependerá de la planificación y estrategia energética de cada empresa”, apunta Castells.

En cuanto a los costes laborales, el sector ha firmado incrementos salariales del 2% para los próximos dos ejercicios en un contexto de “falta de personal técnico cualificado y de ingenieros, así como al envejecimiento de las plantillas”.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de La Vanguardia

¿Qué puede hacer un autónomo ahora para pagar menos en su declaración de la Renta?

El año que empieza dentro de solo tres semanas se anuncia económicamente algo más difícil para los autónomos, tras el pacto esbozado entre asociaciones y Gobierno sobre el alza de la base mínima de cotización a la Seguridad Social, y su tipo y a la espera de la aprobación, por parte del Ejecutivo, de una normativa en la que se plasme este acuerdo. Razón de más para que esta categoría de trabajadores preste especial atención a las recomendaciones de los asesores fiscales que integran el correspondiente Registro del Consejo General de Economistas (REAF), para planificar de la mejor forma la declaración de la Renta a presentar a mediados de 2019.

Lo importante es recordar que en los días que quedan antes del cierre de este ejercicio, es posible tomar decisiones que tendrán una repercusión importante dentro de unos meses y que pueden propiciar un ahorro tributario interesante. Estas son las principales sugerencias del REAF para los autónomos.PUBLICIDADinRead invented by Teads

Deduce los suministros

Ojo a los recibos de agua, luz, gas, telefonía e internet de este año. “En 2019, por vez primera, el trabajador autónomo podrá deducir con cierta seguridad los gastos de suministros si desarrolla la actividad en una parte de su vivienda habitual”, señalan los asesores fiscales del Consejo de Economistas.

Se dividen los gastos por los metros cuadrados que tiene la vivienda y se multiplica el resultado por los metros cuadrados de la porción en la que se ejerce la actividad. Sobre este total, se aplicará una deducción del 30%.

Manutención

También los gastos de manutención en los que incurra un empresario o un profesional cuyo centro de trabajo no sea su vivienda habitual serán deducibles, por lo que será mejor haber guardado todos sus justificantes. La condición para beneficiarse de esta deducción es que los gastos se produzcan en establecimientos de restauración y hostelería y se abonen a través de medios de pago electrónicos.

Asimismo, se deberán tener en cuenta unos límites. Cuando no se pernocta, no se podrán deducir más de 26,67 euros al día si el gasto se produce en España, y 48,08 euros al día, en el extranjero. Estos techos se amplían al doble cada vez que se pernocte.

El trabajador autónomo puede también deducir el 5% del rendimiento neto en concepto de provisiones y gastos de difícil justificación, pero hasta 2.000 euros, y siempre y cuando esté en el régimen de estimación directa simplificada (y no la objetiva, llamada también de módulos).

¿Módulos o estimación directa?

En el sistema de módulos, los beneficios se calculan al principio del ejercicio según unos parámetros como, por ejemplo, el número de empleados a cargo del profesional. A un trabajador por cuenta propia que se haya acogido a este régimen, desde el REAF aconsejan “hacer un cálculo del rendimiento neto que debería declarar en estimación directa”, es decir, la que refleja los ingresos reales. De esta forma, “si le conviene más”, podría pasar a este sistema.

Por el contrario, si le interesara el régimen de estimación objetiva que ya está aplicando, los asesores fiscales recomiendan “vigilar el cumplimiento de los límites en 2018, para no tener que pasar a estimación directa en 2019”. Lo que supone que los rendimientos íntegros no superen los 250.000 euros, y los que corresponden a operaciones por las que la factura es obligatoria, los 125.000 euros. Asimismo, el volumen de compras y servicios máximo es de 250.000 euros, entre otros techos.

“Para 2019 está previsto que se mantengan los límites vigentes para la aplicación del régimen de estimación objetiva”, advierten los asesores del REAF, “aunque, si no se modificase la norma, se produciría su reducción”.

Atenciones a clientes

Si el empleado autónomo hubiese tenido gastos de atenciones a clientes y proveedores en 2018, deberá tener en cuenta que el máximo deducible es el 1% del importe neto de la cifra de negocios. “Desde el punto de vista fiscal, pues, le convendrá no pasarse en este capítulo”, avisan desde el REAF.

‘Céntimo sanitario’

Cuando haya obtenido la devolución del impuesto sobre las ventas minoristas de determinados hidrocarburos (el llamado céntimo sanitario), el autónomo deberá declararlo como un ingreso. “No obstante, si determina el rendimiento neto por módulos, este hecho no va a incidir en su tributación”, añaden los asesores fiscales.

Incentivos

En el caso muy probable en que su actividad no haya superado los 10.000 millones de euros, el REAF sugiere aprovechar los incentivos que la normativa del Impuesto de Sociedades prevé para las pymes. “Por ejemplo, si en este ejercicio ha creado empleo, antes de final de año puede invertir en un elemento del inmovilizado material o de las inversiones mobiliarias y amortizarlo libremente”, destacan. Es una manera interesante para realizar un ahorro fiscal importante.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El País.

EEUU: los pedidos de bienes duraderos subyacente cayó un 0,3% en noviembre

Los pedidos de bienes duraderos subyacente cayó un 0,3% en noviembre frente al avance del 0,4% registrado en el mes de octubre. El resultado ha estado muy por debajo de lo previsto, puesto que los analistas habían vaticinado un incremento del 0,3%.

Las órdenes de bienes duraderos básicos subyacente mide el cambio en el valor total de los nuevos pedidos de bienes no perecederos que suelen presentar una demanda estable respecto al crecimiento económico. Por ello, se excluye el transporte. Esta exclusión se debe sobre todo a que los pedidos relacionados con la aviación son muy volátiles y su valor supone una gran parte de la serie de bienes duraderos generales.

Por otro lado, los pedidos de bienes general se ha incrementado un 0,8%, un dato que queda por debajo del 1,6% esperado por los analistas. No obstante, el dato ha quedado muy por encima del -4,3% del mes de octubre.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El Economista.

Rebajas fiscales en China: el ciudadano medio pagará un 75% menos en 2019


El Consejo de Estado, el Ejecutivo chino, ha anunciado la reforma de la ley que regula el impuesto a la renta individual y seis deducciones fiscales especiales para 2019, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

El primer ministro de China, Li Keqiang, ha firmado un decreto en el que se contemplan “deducciones a gastos especiales” y mayores “incentivos fiscales para el talento extranjero cualificado”, según la información oficial publicada anoche.

Los medios oficiales no se han hecho eco de los incentivos fiscales a los citados “talentos” foráneos, pero sí detallaron las áreas cubiertas por las nuevas deducciones fiscales: educación de los hijos, formación continua, tratamientos para enfermedades graves, intereses hipotecarios, alquileres y cuidado de ancianos.

Según el ejemplo citado por Xinhua, un contribuyente medio de Pekín con unos ingresos mensuales brutos de 20.000 yuanes (2.900 dólares, 2.550 euros) que sea hijo único, tenga un hijo en edad escolar y padres de más de 60 años, alquile una casa y estudie un máster mientras trabaja, pagaría unos impuestos a la renta de 800 yuanes (116 dólares, 102 euros), un 75% menos. “El rango de deducciones es tan amplio que la mayoría de los contribuyentes pueden optar a una o a varias”, apunta el órgano de información oficial.

En octubre, Pekín aprobó subir el umbral de ingresos mínimos para pagar el impuesto a la renta individual desde los 3.500 yuanes (507 dólares, 446 euros) al mes hasta los 5.000 yuanes (724 dólares, 636 euros). Estos impuestos son los terceros en orden de importancia en el escalafón tributario, por detrás del impuesto al valor añadido (IVA) y del impuesto sobre sociedades.

En 2017, los impuestos a la renta individual supusieron un 8,3% de la recaudación fiscal total, con un importe de unos 1,2 billones de yuanes (173.748 millones de dólares, 152.635 millones de euros).

Un 2019 de rebajas fiscales

Los planes económicos de China con vistas a 2019 pasan por una continuación de las rebajas fiscales, que este año han alcanzado los 1,3 billones de yuanes (188.227 millones de dólares, 165.354 millones de euros).

Con estas medidas, Pekín busca “impulsar el crecimiento económico” y “reforzar las políticas de ajuste para la corrección del ciclo negativo”, con el objetivo de acomodar el peso de su progreso económico sobre la demanda doméstica y de amortiguar los efectos de la desaceleración y de la guerra comercial con Estados Unidos.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El Economista.

Telefónica se lleva su programa de deuda de Londres a Dublín por el Brexit

Telefónica ha comunicado su decisión de trasladar su programa para la emisión de instrumentos deuda por valor de 40.000 millones de euros que actualmente cotiza en la Bolsa de Londres al mercado regulado irlandés Euronext Dublin, por la incertidumbre derivada de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), según ha informado la compañía en un comunicado a la Bolsa de Londres.

Telefónica con este movimiento pretende proteger a su filial que es Telefónica Emisiones, del Brexit y garantizar que la deuda sigue cotizando en un mercado regulado por la Zona Económica Europea. 

La compañía explica que este decisión es consecuencia de la “elevada incertidumbre” en torno al resultado futuro de las relaciones entre Europa y Reino Unido y los riesgos asociados, entre los que se incluye, entre otros, que la Bolsa de Londres deje de ser un mercado regulado. 

Asimismo, Telefónica remarca que la incorporación de este programa de emisión de instrumentos de deuda a la Bolsa de Dublín está previsto que no tenga “ningún impacto” para los tenedores de los mismos.

El programa cuenta actualmente con un total de 23 emisiones de deuda con vencimientos entre mayo de 2019 y diciembre de 2051, de las que tres son en libras y el resto en euros. En concreto, el importe de la emisiones en euros alcanza los 19.472 millones de euros, mientras que el de las realizada en libras asciende a 2.300 millones de libras. 

Telefónica sigue los pasos de otras empresas españolas y europeas, que han trasladado sus programas de deuda desde la Bolsa de Londres a otros mercado reguladores como el de Dublín o el de Luxemburgo. 

Elaborado por Aida Pallejà a partir de Expansión