‘The Economist’ dice que los problemas económicos de España son “insostenibles

Los problemas económicos de España, como el paro y el déficit, son “insostenibles” y el país se ha convertido en el “nuevo hermano pobre de Europa”, según pone de manifiesto la publicación inglesa ‘The Economist’ en un artículo publicado esta misma semana.
‘The Economist’ explica que, mientras que muchos otros países de la Unión Europea han comenzado a reflotar de la recesión en el tercer trimestre, España siguió en descenso por sexto trimestre consecutivo, aunque la caída haya sido menor que la media de la UE.

Subraya que España ha sido el país que más ha sufrido la crisis, ya que la tasa de desempleo ha alcanzado el 19%, la segunda más alta de la UE después de Letonia, lo que refleja, a su parecer, una “resaca estructural” de un país “que se emborrachó” a base de ladrillos y cemento.

Según la publicación, esto provocó que España llegara a la recesión económica en una posición “debilitada” y hará que, mientras que otros se recuperan lentamente, el país necesite “más tiempo y cuidados” para superar el ajuste. ‘The Economist’ arremete una vez más contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por seguir mostrando “aversión al pesimismo”, tal y como demuestran sus declaraciones en el Foro organizado por la propia publicación el pasado lunes en Madrid, donde dijo que la recuperación ya ha comenzado.

También hace referencia a la nueva Ley de Economía Sostenible y asegura que se basará, en gran medida, en “buenas intenciones a falta de medidas duras”. En este sentido, señala que las energías renovables, liberalización modesta y otros temas estarán presentes en la ley, mientras que las reformas del mercado laboral quedarán fuera “para agradar a los amigos sindicalistas”.

Un mercado laboral “ineficaz e injusto”
En este sentido, recuerda que la dualidad laboral convierte al mercado español en “ineficaz e injusto”, ya que la mitad de los trabajadores tienen contratos indefinidos y resultan caros a la hora de despedir, mientras que el resto de la fuerza laboral pasa entre contratos por obra y servicio, subsidios por desempleo y el mercado negro.

“Los trabajadores ineficientes con contrato indefinido están protegidos”, señala la revista, que considera “posible” que se produzca un nuevo aumento del desempleo por parte de empresas más pequeñas por las leyes laborales y falta de crédito, que hacen que las compañías sufran el riesgo de quiebra debido al proteccionismo de empleados indefinidos y la flexibilidad limitada para nominas.

‘The Economist’ sí valora que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, esté “pisando el freno” a la expansión fiscal de cara al 2010 a través de un incremento de impuestos y del recorte de gastos públicos, aunque considera “alarmante” el deterioro de las cuentas públicas que supone “limitaciones” para España.

Ante este panorama, la publicación se plantea de dónde vendrá el crecimiento en la economía española con menos gasto público y sin reformas radicales en perspectiva, y cree que un “salvador” a corto plazo puede ser el resto de la UE, que se lleva dos terceras partes de las exportaciones del país. “España debe hacer mucho más por poner sus asuntos en orden”, sentencia.

Anuncios

‘The Economist’ dice que los problemas económicos de España son “insostenibles

Los problemas económicos de España, como el paro y el déficit, son “insostenibles” y el país se ha convertido en el “nuevo hermano pobre de Europa”, según pone de manifiesto la publicación inglesa ‘The Economist’ en un artículo publicado esta misma semana.
‘The Economist’ explica que, mientras que muchos otros países de la Unión Europea han comenzado a reflotar de la recesión en el tercer trimestre, España siguió en descenso por sexto trimestre consecutivo, aunque la caída haya sido menor que la media de la UE.

Subraya que España ha sido el país que más ha sufrido la crisis, ya que la tasa de desempleo ha alcanzado el 19%, la segunda más alta de la UE después de Letonia, lo que refleja, a su parecer, una “resaca estructural” de un país “que se emborrachó” a base de ladrillos y cemento.

Según la publicación, esto provocó que España llegara a la recesión económica en una posición “debilitada” y hará que, mientras que otros se recuperan lentamente, el país necesite “más tiempo y cuidados” para superar el ajuste. ‘The Economist’ arremete una vez más contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, por seguir mostrando “aversión al pesimismo”, tal y como demuestran sus declaraciones en el Foro organizado por la propia publicación el pasado lunes en Madrid, donde dijo que la recuperación ya ha comenzado.

También hace referencia a la nueva Ley de Economía Sostenible y asegura que se basará, en gran medida, en “buenas intenciones a falta de medidas duras”. En este sentido, señala que las energías renovables, liberalización modesta y otros temas estarán presentes en la ley, mientras que las reformas del mercado laboral quedarán fuera “para agradar a los amigos sindicalistas”.

Un mercado laboral “ineficaz e injusto”
En este sentido, recuerda que la dualidad laboral convierte al mercado español en “ineficaz e injusto”, ya que la mitad de los trabajadores tienen contratos indefinidos y resultan caros a la hora de despedir, mientras que el resto de la fuerza laboral pasa entre contratos por obra y servicio, subsidios por desempleo y el mercado negro.

“Los trabajadores ineficientes con contrato indefinido están protegidos”, señala la revista, que considera “posible” que se produzca un nuevo aumento del desempleo por parte de empresas más pequeñas por las leyes laborales y falta de crédito, que hacen que las compañías sufran el riesgo de quiebra debido al proteccionismo de empleados indefinidos y la flexibilidad limitada para nominas.

‘The Economist’ sí valora que la vicepresidenta económica, Elena Salgado, esté “pisando el freno” a la expansión fiscal de cara al 2010 a través de un incremento de impuestos y del recorte de gastos públicos, aunque considera “alarmante” el deterioro de las cuentas públicas que supone “limitaciones” para España.

Ante este panorama, la publicación se plantea de dónde vendrá el crecimiento en la economía española con menos gasto público y sin reformas radicales en perspectiva, y cree que un “salvador” a corto plazo puede ser el resto de la UE, que se lleva dos terceras partes de las exportaciones del país. “España debe hacer mucho más por poner sus asuntos en orden”, sentencia.

La economía europea sale de la recesión pero España sigue a la cola

La economía europea ha recuperado la senda del crecimiento en el tercer trimestre del año, cuando el PIB aumentó un 0,4% en los países del euro y un 0,2% en el conjunto de la UE. Los primeros datos publicados por Eurostat confirman formalmente el fin de la recesión y suponen la primera cifra positiva en la eurozona después de cinco trimestres consecutivos con decrecimiento del PIB.

España, sin embargo, con una caída del 0,3%, y Reino Unido, con un desplome del 0,4%, se mantienen en números negativos pero con mejor evolución que en los tres meses anteriores.

Según Eurostat, Alemania y Francia, con un incremento del PIB del 0,7 y del 0,3, respectivamente, confirman en el tercer trimestre los números positivos que registraron ya entre abril y junio e impulsan la recuperación de los Veintisiete.

Siguiendo la estela de las dos locomotoras europeas, Italia, Holanda, Bélgica y Austria volvieron al crecimiento en este trimestre. En el caso italiano, los datos confirmaron el fin de la recesión de más de un año, con un crecimiento del 0,6%, dejando a España como la única gran economía del euro que sigue en números negativos.

La leve mejoría registrada por la economía española, que se anotó la menor caída trimestral desde el comienzo de la recesión, no evita que España se quede claramente por detrás de la mayor parte de sus socios del euro en el proceso de recuperación. Junto a ella, sólo Grecia (-0,3%) y Chipre (-1,4) siguen en negativo dentro de los países de la eurozona para los que hay datos.

La Comisión Europea celebró los números positivos del conjunto de los países del euro, pero advirtió de que la mejora de la economía será gradual, tal y como indicó en sus previsiones para los próximos meses. “Hemos salido de la recesión, pero no del impacto de la crisis”, señaló la portavoz de Asuntos Económicos del Ejecutivo comunitario, Amelia Torres.

Fuera de la región del euro, Reino Unido moderó su desplome pero continúa también en negativo (-0,4%), mientras que Hungría (-1,8%) y Estonia (-2,8%) registran las peores caídas trimestrales.

Lituania, con una economía duramente golpeada por la crisis, dio un giro radical en los últimos meses y vio como su PIB creció un 6%, cuando en el periodo anterior había caído un 7,7%.

Si se compara con el tercer trimestre de 2008, la economía en el área de la moneda única se contrajo de julio a septiembre un 4,1% y el 4,3 en toda la Unión, frente al 4,9 y el 4,8 registrados entre abril y junio.

Futura demografía Japonesa

Los japoneses serán cada vez menos

Los ancianos son cada vez más en un país donde las mujeres se toman su tiempo para casarse
La decreciente población japonesa se reducirá hasta en un 30%, y la proporción de mayores de 65 años se duplicará en los en los próximos 50 años, reveló una encuesta del gobierno local.

Los resultados del estudio, dados a conocer por el ministerio de Salud, advierten que la cifra de habitantes actual -casi 130 millones- caerá por debajo de los 90 millones para 2055.

El primer ministro, Shinzo Abe, se mostró preocupado por la tendencia demográfica del archipiélago, y dijo que su gobierno implementará medidas para que la tasa de natalidad deje de caer. Esto incluirá gastos para apoyar a las familias y a la educación de los hijos.

Corresponsales de la BBC señalaron que la raíz del problema está en que las mujeres se casan cada vez más tarde y tienen menos hijos que antaño.
Pocos hijos

El primer ministro Abe prometió dedicar más fondos a políticas de ayuda a las familias con hijos
Paul Keller informó desde Tokio que las autoridades no pueden darse el lujo de ignorar el dato que revela el estudio del ministerio de Salud: los japoneses no tienen suficientes hijos.

El informe corrige las predicciones que se habían hecho en 2002 y precisa qué tan grande será el impacto de la caída de la tasa de natalidad en las cifras globales de la población de Japón.

Es imposible que el sistema de pensiones colapse por la caída de la tasa de natalidad
Yasuhisa Shiozaki
Japón ya tiene la mayor proporción de ancianos y la menor de jóvenes de todo el mundo. El desequilibrio amenaza las perspectivas de crecimiento económico y alimenta los temores de que el gobierno pueda solventar el sistema de pensiones.

El jefe de gabinete del primer ministro Abe, Yasuhisa Shiozaki, dijo: “Es imposible que el sistema de pensiones colapse por la caída de la tasa de natalidad, ya que ajustaremos la cantidad de dinero que se destina al programa”.