El Corte Inglés amplía a 1.200 millones el límite de su programa de pagarés

El Corte Inglés aprovechará el buen momento del mercado para reducir costes de financiación y diversificar la misma

“Por segunda vez en un mes, El Corte Inglés ha ampliado el límite de su programa de emisión de pagarés, situándolo en 1.200 millones de euros, 450 más que los 750 fijados el pasado 19 de noviembre. Así consta en el documento enviado por la cadena de grandes almacenes al Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), donde cotizan los pagarés. El Corte Inglés pretende con este movimiento aprovechar el buen momento del mercado, con los tipos de interés muy bajos, para financiarse a buen precio y diversificar sus fuentes de financiación.

En una nota hecha pública este miércoles por el MARF, se informa de que El Corte Inglés ha incorporado un programa de emisión de pagarés “con un saldo vivo máximo de 1.200 millones de euros, y con plazos de vencimiento de hasta 24 meses”. Son 450 millones más que el anterior programa, que data de 2017 y al que se añadió un suplemento el pasado 19 de noviembre. En dicho suplemento, se elevaba a 750 millones de euros el límite de saldo vivo, que antes estaba situado en 500 millones. Actualmente, la empresa tiene en el MARF un saldo vivo de 490 millones de euros, es decir, tiene emitidos pagarés por ese importe.

Según afirma la empresa en el comunicado, el nuevo programa permitirá a El Corte Inglés “continuar con la estrategia de diversificación de fuentes de financiación, así como con la optimización de sus costes de financiación”. El Corte Inglés, presidido desde julio por Marta Álvarez, está inmerso en una carrera para reducir sus costes de financiación.

Por un lado, lleva meses reduciendo la deuda, de más de 3.000 millones de euros, a base de vender inmuebles y otros activos no estratégicos, como la división de informática, que adjudicó esta semana al grupo francés GFI por unos 350 millones, o la filial de óptica (Óptica 2000). La mejora de sus condiciones financieras es clave para que las agencias otorguen a la empresa el grado de inversión (tanto a la empresa como a sus emisiones de deuda), lo que abarataría aún más los costes de financiación.

Además, ha dado los primeros pasos para refinanciar su pasivo, aprovechando las buenas condiciones del mercado. Intenta refinanciar 2.300 millones de su deuda para alargar los vencimientos y reducir los intereses.”

Artículo extraído de: Salvatierra, Javier (12 de Diciembre 2019) ElPaís , recuperado de: https://elpais.com/economia/2019/12/12/actualidad/1576144455_901823.html

Cómo conclusión y resumen de este artículo, podemos apreciar claramente el movimiento financiero estratégico por parte del Corte Inglés.

Lo que hace el Corte Inglés con este movimiento es aprovechar los bajos intereses actuales en el mercado, para emitir una cantidad mayor de pagarés para así poder financiarse sus operaciones a un coste más bajo de lo habitual.

Además con este movimiento consiguen diversificar sus fuentes de financiación y conseguir más “solidez”.

España mantendrá la tasa Google pese a las amenazas arancelarias de EE UU

El tributo español que plantea el Gobierno en funciones no discrimina a las empresas por países, sino por facturación online.

“España mantendrá su apuesta de aprobar un impuesto sobre determinados servicios digitales en cuanto se constituya formalmente un Gobierno, según fuentes del Ejecutivo en funciones, pese a la amenaza de EE UU a Francia por un tributo similar. Desde el Ministerio de Hacienda recuerdan que la decisión corresponderá al próximo Ejecutivo. No obstante, la medida figura en el programa electoral del PSOE para los comicios del pasado 10-N. La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha defendido en varias ocasiones la necesidad de crear un impuesto de estas características para gravar actividades que actualmente no tributan y que ayuden a adaptar el sistema tributario español a las nuevas realidades del siglo XXI. De hecho, el anterior Ejecutivo socialista ya contempló un impuesto de estas características en el acuerdo con Podemos de octubre de 2018 para los Presupuestos de 2019. El consejo de ministros del anterior Gobierno de Sánchez llegó a aprobar un decreto con el impuesto sobre determinados servicios digitales, como bautizó a la tasa Google, con el que pretendía recaudar unos 850 millones. Lo remitió al Congreso para su tramitación, pero decayó tras la disolución de las Cortes por la convocatoria electoral.

Fuentes próximas a la ministra de Hacienda en funciones recuerdan que el impuesto español no discrimina a las empresas en función del país de origen. Y sostienen que lo ideal sería que se aprobará conjuntamente en el ámbito de la Unión Europea o de la OCDE. Pero no hay previsiones de que eso ocurra hasta finales de 2020 como pronto. Por ello, algunos países como Francia han avanzado en sus propias normativas, lo que ha motivado una respuesta de Washington. Tras las amenazas de aranceles de hasta el 100% sobre productos franceses anunciada por el presidente de EE UU, Donald Trump, este lunes, la Unión Europea cerró filas un día después anunciando que respondería “unida” ante una medida de ese tipo.”

Un gravamen del 3%

El impuesto diseñado por España contaba con un tipo impositivo del 3%, que se aplicaría sobre determinados servicios digitales que tengan una facturación mundial superior a 750 millones y cuyos ingresos en España sean mayores a los tres millones de euros. El decreto definía tres hechos imponibles en el que la participación de los usuarios es decisiva para la creación de valor: la publicidad dirigida a usuarios de una interfaz digital (página web, plataforma tecnológica, software, o red social); la puesta a disposición de plataformas que permitan a los usuarios localizar a otros usuarios para comerciar con ellos (el caso paradigmático es Amazon) y, por último, la venta o cesión de datos recopilados de los usuarios de una web o plataforma.

“No es admisible que en el siglo XXI haya ningún país, Estado o fuerza política que, vía amenaza o coacciones, plantee su disconformidad o negativa a que se ponga en marcha una fiscalidad del siglo XXI”, aseguró Montero en julio. “Lo ideal es que se llegue a un acuerdo a nivel global o, en su defecto, a nivel europeo, pero si no se llega a un acuerdo en estos dos ámbitos tendremos que actuar a nivel nacional. El Gobierno no descarta actuar y abordar la implantación de esa tasa”, apuntó también la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, este verano”.

Artículo basado en la notícia de: elPaís, sección economía 4 de diciembre de 2019, Jesús Sérvulo González.

En mí opinión y a modo de conclusión de la noticia, creo que la mala política viene aplicada por EEUU y concretamente por parte de Donald Trump y empresas cómo Google, que ven cómo un ataque estas futuras imposiciones de impuestos a empresas que facturen más de 750 millones a nivel mundial de forma online.

Cómo ha dicho Nadia Calviño, Ministra de economía en funciones “No es admisible que en el siglo XXI haya ningún país, Estado o fuerza política que, vía amenaza o coacciones, plantee su disconformidad o negativa a que se ponga en marcha una fiscalidad del siglo XXI, teniendo en cuenta la gran facturación de ciertas empresas de modo online, veo conveniente la aplicación de esta tasa de el 3% a quién supere cierta cifra de facturación.

Los autónomos con total desacuerdo con la OCDE. “El problema de las pensiones no tiene que ver con su cotización

Según los autónomos y demás expertos, el problema de las pensiones no tiene que ver con su cotización, que acarrearía una caída generalizada de los rendimientos netos.

El problema del sistema de las pensiones en España no tiene que ver “ni por asomo” con lo que cotizan los autónomos. Así lo señaló el presidente de ATA, Lorenzo Amor, después de que la OCDE haya indicado este miércoles que las cotizaciones de los autónomos son una de las debilidades del sistema de pensiones español, en su informe anual sobre el estado en nuestro país.

Para Amor, el sistema de pensiones tiene “otros problemas de sostenibilidad mucho mayor que éste”. Así, apostilló que hablar de cotizar por ingresos reales en lugar de tener en cuenta los rendimientos netos es “no conocer cómo facturan y funcionan los trabajadores por cuenta propia”.

Por ejemplo, el presidente de ATA ha explicado que un camionero puede facturar 6.000 euros al mes, pero descontando el carburante (40% de lo facturado), las comidas, amortización del vehículo y otros gastos, su rendimiento puede no llegar a los 1.800 euros mensuales.

“Obligar y perder la voluntariedad traería consigo una caída generalizada de los rendimientos netos”, remarca Amor, que asegura que no se puede olvidar que uno de cada tres autónomos cotizaría por debajo de lo que lo hace ahora.

Además, aboga porque se informe a los autónomos de sus prestaciones y de sus cotizaciones y que estos puedan cambiarse y elegir entre la base máxima y la base mínima. En esta línea, apuesta también por que se puedan hacer aportaciones voluntarias sin necesidad de cambiar la base de cotización.

Amor cree que “lamentablemente” la OCDE ha vuelto “a errar el tiro” en el informe.”

En base al artículo escrito por Gonzalo Velarde, elEconomista.es, Madrid 13:41 – 28/11/2019, estoy totalmente de acuerdo con una de las principales frases, que es: ” el sistema de pensiones tiene “otros problemas de sostenibilidad mucho mayor que éste”. Así, apostilló que hablar de cotizar por ingresos reales en lugar de tener en cuenta los rendimientos netos es “no conocer cómo facturan y funcionan los trabajadores por cuenta propia”. Y con el ejemplo del camionero, refuerza esta hipótesis y modo de entendimiento de el mal funcionamiento de el sistema de pensiones en España de forma ejemplificada.

El temor de la banca “tradicional”, ante las bigtech (Amazon, Google, Apple)

En el último año, ha ido creciendo el temor por parte de la banca, ante el posible interés de las “bigtech” en los depósitos y formas de pago, que les reducirían una gran cuota de mercado, ¿ Pero este gran temor esta justificado?

” La banca española -y la extranjera- lleva un tiempo advirtiendo de la amenaza de las fintech y las bigtech pero ¿ese miedo está justificado? Las entidades tradicionales, aquejadas por los altos costes de su estructura, la regulación y los bajos tipos de interés que merman su negocio, temen que las tecnológicas lleguen a competir con ellas. Y es que, según un estudio de KPMG y Funcas, un 47% de los usuarios estaría dispuesto a abrir una cuenta con Google, Amazon o Apple.

Es más, el informe La banca ante las bigtech apunta a que dos de cada cinco clientes contratarían servicios financieros con una bigtech. El término combina Big Technology y se refiere a las firmas tecnológicas más grandes del mundo, entre ellas las ya citadas y también Paypal, Samsung, Microsoft o Alibaba. Sin embargo, estas compañías no llegarán a lo loco. Los expertos aseguran que no están interesadas en el negocio tradicional de la banca -captación de depósitos- si no más bien en el segmento de pagos.

“Capacidad para hacerlo tienen, para ellos no supondría ningún problema y, aunque hoy por hoy lo que está moviendo a las bigtech es la línea de prestación de servicios a clientes y de mejora de la experiencia del usuario, esto está muy abierto y, si cambian las circunstancias, quién sabe”, asegura Ramón Cañete, socio responsable de transformación de KPMG en España.

De su lado, el socio responsable del sector financiero de KPMG en España, Francisco Uría, considera que las bigtech “no parecen tener apetito en tomar depósitos porque eso atrae una regulación financiera más exigente”, por lo que estas compañías están optando por aliarse con bancos en otras áreas de regulación más ligera, como los pagos, aunque no descarta que “les entre hambre dentro de un par de años”.

En este escenario, el informe elaborado por KPMG y Funcas -recogido por EP– indica que el riesgo que tiene para el sector bancario la irrupción de las grandes compañías tecnológicas irá en aumento conforme las bigtech avancen en la recuperación de la confianza de los usuarios, poniendo en juego los potenciales ingresos y la pérdida de la interacción directa con los clientes y los datos que esto genera, un periodo que los bancos deberían aprovechar para seguir evolucionando y adaptándose a las nuevas formas de interacción con sus clientes.”

A modo de conclusión personal de este artículo extraído de: elEconomista.es, 28/11/2019 – 15:20 “empresa y finanzas”, creo que el temor de la banca por el interés de las bigtech en su ámbito de negocio, creo que es totalmente compresible. Cómo ha comentado Robert Cañete capacidad para realizarlo tienen.

Pero analizando con profundidad la situación, creo que este temor se puede reducir, ya que a corto plazo estas empresas de “bigtech” no se lanzaran a este tipo de servicio, ya que están totalmente enfocadas a prestación de servicios a clientes y de mejora de la experiencia del usuario, que no quita que a un posible largo plazo, intenten adentrarse en este mercado.

China protegerá hasta doce denominaciones de origen Españolas, cómo el queso Manchego, cava y vino Rioja

El reciente “pacto” entre la Unión Europea y el gigante asiático, protegerá a 100 denominaciones de origen Europeas, de entre ellas 12 son españolas. Lo cual supone un acuerdo histórico y de gran importancia.

“Una docena de denominaciones de origen españolas estarán protegidas contra imitaciones en China en virtud del acuerdo concluido este miércoles entre Pekín y Bruselas, entre ellas el cava, el vino de Rioja, los vinos Valdepeñas el Queso Manchego o los aceites Priego de Córdoba y Sierra Mágina.

También quedarán protegidos por el pacto entre China y la Unión Europea el vino de La Mancha, el brandy de Jerez, el jerez, los vinos de Navarra y los vinos de Valencia, según ha informado la Comisión Europea en un comunicado.

En total, el acuerdo protege a 100 denominaciones de origen europeas en China y a otras 100 denominaciones de origen del gigante asiático en el bloque comunitario. Bruselas espera que este pacto “histórico” constituya “un ejemplo concreto de cooperación” que “refleja la apertura y la adhesión de ambas partes a las normas internacionales” como base para sus relaciones comerciales.

Este acuerdo muestra nuestro compromiso de trabajar estrechamente con nuestros socios comerciales mundiales, como China. Supone un triunfo para las dos partes, ya que fortalece nuestra relación comercial y beneficia a los sectores agrícola y alimentario, y a los consumidores de ambas partes”, ha destacado el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan.”

Análisis elaborado por Miquel Montaner, extraído del artículo ” 6/11/2019 – 12:09 Actualizado: 12:36 – 6/11/19 elEconomista

A modo de conclusión propia, podemos apreciar que este acuerdo favorecerá mucho a las exportaciones tanto europeas cómo españolas al gigante chino, ya que es gran comprador de este tipo de productos.

Protegiendo la denominación de origen, “obligará” a aumentar la demanada de productos 100% españoles, ayudando a la economía agrícola y vinicola.

La televisión de pago por Internet supera la facturación de la televisión tradicional

A causa de la gran apuesta de grupos de medios cómo Mediaset y Atresmedia de monetizar la televisión vía internet, provoca que la televisión de pago por internet supere en facturación a la televisión tradicional, que va dejando de ganar progresivamente.

“La apuesta de los grandes medios televisivos en España, Mediaset y Atresmedia, por monetizar sus plataformas online de vídeo por streaming no es casual. La televisión en abierto pierde ingresos paulatinamente, mientras los gana la televisión de pago, en especial la que llega por fibra a través de las operadoras de telefonía, cuyos abonados siguen al alza. Así, en el primer trimestre de este año, las televisiones en abierto ingresaron 422,7 millones de euros, un 1,13% menos que un año antes, mientras que los formatos de pago, en conjunto, sumaron 563,6 millones, un 2,6% más. Dentro de esta categoría destaca la televisión por IP —la que llega al hogar gracias a los operadores con la conexión de fibra o banda ancha—, que recaudó más de 400 millones por primera vez.

Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los ingresos de la televisión de pago por IP fueron de 402,7 millones entre enero y marzo de este año, un 16,6% más que un año antes. El ritmo de crecimiento de este formato televisivo es algo más relajado que en 2017, cuando alcanzó cotas superiores al 30%, pero los ingresos derivados de este formato se han más que duplicado desde finales de 2015. En cambio, las modalidades de televisión de pago por satélite o por cable disminuyeron un 14% y un 37%, respectivamente.

Explica la CNMC que son ya 6,84 millones los abonados a los distintos formatos de televisón de pago, tras sumar 59.000 en el primer trimestre. De ellos, 4,6 millones son los abonados a la televisión por IP. Casi el 92% de los que pagaron por ver televisión lo hicieron como parte de una oferta empaquetada por las operadoras de telefonía que incluye otros servicios, como el móvil o la conexión a internet en el hogar. Por tanto, aclara el organismo supervisor de competencia, “el crecimiento de abonados se relaciona en parte con dichas ofertas empaquetadas, así como con las promociones que permiten suscribirse de forma gratuita durante los primeros meses”.

A modo de resumen y conclusión personal, teniendo en cuenta los datos que ha proporcionado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se ve una clara evolución hacia la digitalización del medio tradicional que es la televisión.

Esto nos indica que los ofertantes del medio tradicional, tendrán que destinar más recursos y tiempo al nuevo medio “online” para abastecer la gran demanda que existe en el sector online y así mantener o incluso aumentar su facturación.

Elaborado por Miquel Montaner a partir del artículo de “Javier Salvatierra” en Madrid a día de 17 de Octubre del 2019 – 13.55H para el períodico “el País”.

https://elpais.com/economia/2019/10/17/actualidad/1571303202_131156.html

La OCDE apunto de ganar la “guerra fiscal” a Google y Amazon

La OCDE, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico está a punto de ganar la guerra fiscal ante grandes empresas cómo Google y Amazon, en la cual quieren que grandes empresas paguen impuestos aún que no tengan sede física en el país  y que las más rentables abonen tasas a diferentes países.

“La idea principal es que los gobiernos tengan más competencias a la hora gravar los beneficios de las empresas que operan en muchos países a la vez pero que sólo pagan impuestos en la jurisdicción donde tienen establecida la sede. La OCDE cree que “el sistema actual está bajo presión y no sobrevivirá si no se eliminan las tensiones”, por lo que la organización internacional proponer revolucionar el Impuesto Sociedades (impuesto sobre los beneficios de las empresas) cambiando alguno de sus fundamentos y estableciendo un mínimo a nivel internacional.

De este modo, la OCDE propone que las grandes empresas digitales, así como las que ofrecen servicios finales, paguen una parte de sus impuestos en los países donde estén sus usuarios, aunque no tengan presencia física en ellos. Este es uno de los elementos más novedosos de la iniciativa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentada este miércoles para establecer unas reglas fiscales internacionales más justas y respetuosas de la competencia.”

A modo de conclusión, lo que pretende la OCDE, es “igualar” a nivel internacional el pagamiento de impuestos para aquellas grandes empresas que obtienen una gran rentabilidad en muchos países de forma online, y que sólo tributan en su sede fiscal. La aplicación que quiere imponer la OCDE, se realizará mediante la revisión del Impuesto de Sociedades y estableciendo nuevas bases y leyes a seguir.

Artículo elaborado por Miquel Montaner, elaborado a partir de la notícia de elEconomista, 9/10/2019 – 13:09 elEconomista.es https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10129727/10/19/La-OCDE-pretende-revolucionar-el-Impuesto-Sociedades-para-que-las-multinacionales-paguen-alli-donde-esten-presentes.html