“La primera persona en la que he pensado en la cima ha sido en mi hija Clara”

Su hija Clara ha sido la primera persona en la que Ferran Latorre ha pensado cuando este sábado ha coronado la cima del Everest, la montaña más alta del planeta, y se ha convertido en el primer alpinista catalán que corona los 14 ochomiles de la Tierra.

“Cuando he hecho la cima he pensado en mi nena, que tiene solo unos añitos. Así de simple. Es la única razón de existir. Espero que esté orgullosa de su padre”, ha dicho Ferran Latorre al programa de RAC-1 ‘Via Lliure’ cuando estaba a 8.000 metros de altura.

Latorre ha relatado a la emisora catalana un día que ha sido “muy duro, a la vez que muy feliz” ya que ha realizado el ascenso ”con muy mal tiempo”. Cuando ha llegado a la cima del Everest “todo era un mar de nubes inmenso, muy tenebroso”, por lo que no ha podido ver “nada” en el punto más alto de la montaña. Aún le quedaban fuerzas para bromear al alpinista de Vic: “me gustaría volver para hacer algunas fotos”.

“En la cima todo era un mar de nubes inmenso, muy tenebroso”

El alpinista ha aprovechado la gesta para reivindica el montañismo catalán. “Tenemos grandes escaladores y alpinistas en nuestro país y, lamentablemente, la gente no los conoce a pesar de que han hecho tanta historia. Para mi es un orgullo formar parte de este grupo, que no tiene nada que envidiar a deportista como Leo Messi, los Gasol o Rafa Nadal”.

Ferran Latorre ha recordado que este sábado ha culminado “una historia que comenzó hace 18 años” y que la ascensión al Everest ha sido “el primer ochomil que hago con muy mal tiempo de verdad” ya que ha hecho la ascensión final en medio de una nevada y rodeado de niebla. “En lo alto de la cima hacía un tiempo horroroso”, ha comentado.

Las condiciones meteorológicas han ido empeorando a medida que pasaba el tiempo, según ha relatado Latorre: “He salido con buen tiempo y al cabo de una hora ha empezado a nevar, con vientos de 50 kilómetros por hora. No es muy agradable ascender así”.

Latorre se ha encontrado en el ataque final con otros alpinistas que querían intentar alcanzar la cima del Everest. “Había poca gente pero todos hemos coincidido a la misma hora. He tenido que esperar una hora para iniciar el ascenso final”.Captura de pantalla 2017-05-27 a la(s) 14.15.07

Rajoy: “Ni puedo ni quiero autorizar el referéndum”

Categórico, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sostenido que ni puede ni quiere autorizar el referéndum. “Se me pide algo que no quiero hacer ni puedo hacer. No quiero que se celebre un referéndum en ningún lugar de España”. “Siendo yo presidente de Gobierno no se va a producir”, afirmó, sentenciando que “el derecho a la autodeterminación no existe”.

En el marco de la XXXIII Reunión anual del Cercle d’Economia, en una sala sin ningún representante de peso del Govern de la Generalitat y con menos gente que en años previos, Rajoy se ha escudado también en que no tiene más espacio. Rajoy ha dicho que “no se me da más margen, puedo negociar la fecha, los porcentajes”, pero que tiene que aceptar sí o sí el referéndum.

Se me pide algo que no quiero hacer ni puedo hacer. No quiero que se celebre un referéndum en ningún lugar de España”

Planteó una hipotética Catalunya independiente con peores condiciones, arriesgando proyectos como la sede de la Agencia Europea del Medicamento. “Sería un trauma, tendría consecuencias terribles para Catalunya”, dijo citando el dato del ministro de Economía, Luis de Guindos, quien planteó que el PIB se hundiría un 30%. “Se irán de Europa, digan lo que digan”, afirmó en referencia al ordenamiento dentro de Europa.

Rajoy abordó el tema catatán sólo tras pintar un panorama muy positivo de la economía española. “Estábamos al borde de la quiebra y hoy somos los que más crecemos en la zona euro”, afirmó.

Sería un trauma, tendría consecuencias terribles para Catalunya”, dijo citando el dato del ministro de Economía, Luis de Guindos, quien planteó que el PIB se hundiría un 30%

”Hoy España crece, crea empleo y tiene un modelo más asentado y sostenible”, dijo citando el peso de las exportaciones y la ganancia de competitividad. “Esto era impensable hace cuatro años”, reconoció, y recordó que este semestre se recuperará el PIB perdido durante la crisis. Rajoy ve 2020 como el año clave. Hasta entonces la economía crecerá un 2,5% anual de media, se crearán 500.000 empleos cada ejercicio y se superarán los 20 millones de ocupados. Además, se rozará el equilibrio presupuestario.

El presidente del Cercle d’Economia, Juan José Bruguera, planteó dos grandes preocupaciones del empresariado a Rajoy. La primera, el “conflicto abierto en Catalunya”, para el que pidió el “máximo esfuerzo” para entablar un diálogo que lo resuelva. La segunda, la lacra de la corrupción, que alimenta la “indignación social”. Según Brugera, procés y corrupción pueden lastrar la “incipiente recuperación”.

 

Información extraída de La vanguardia Captura de pantalla 2017-05-27 a la(s) 14.12.47

El modelo matemático que explica la teoría keynesiana

Alfonso Ávila del Palacio, doctor en filosofía, especialista en matemáticas, profesor e investigador de la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), diseñó un modelo matemático para explicar la teoría económica keynesiana, que asegura que el Estado debe intervenir en el desarrollo de actividades económicas durante periodos de crisis.

El especialista, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI ) por 15 años ininterrumpidos, afirmó que su trabajo Estructura matemática de la teoría keynesiana, se basa en la teoría del economista John Maynard Keynes y en la teoría de juegos de Von Neumann y Morgenstern.

“Mi propósito era ver qué estructura matemática está detrás de la teoría y resultó que no estaba escrita en términos matemáticos y quería saber si eso era posible, entonces lo que me pareció más adecuado para ello fue utilizar la teoría de juegos, y resultó que sí puede definirse la teoría de Keynes de manera más clara”, aseguró.

ANTECEDENTES
Explicó que Keynes, quien trabajó dentro de la teoría neoclásica de la economía, una corriente que se desarrolló en el mundo anglosajón, en Inglaterra originalmente, exponía que no existía el desempleo voluntario, ya que si alguien no encontraba trabajo era porque no aceptaba trabajos con salarios bajos, pero si alguien lo aceptaba, encontraba trabajo; pero surgió la Gran Depresión de 1929 que inició en Estados Unidos y se propagó al resto del mundo.

Según la teoría neoclásica, no era posible que eso sucediera y como no se encontraban respuestas, Keynes se encargó de explicar por qué estaba pasando eso y la forma que se podía salir de esa crisis, refirió el doctor Ávila.

“Por otro lado, la teoría clásica es partidaria de que el gobierno no intervenga, y asegura que las leyes del mercado se ajustan solas y que el gobierno no está para regular las cuestiones económicas, entonces lo que propuso Keynes es que el Estado debería intervenir —no a la manera de sistemas socialistas, que es totalitario— sino que debería crear empleos aunque fueran ficticios, la cuestión era darle dinero a la gente, para que esa gente gastara y ese gasto generara demanda y las empresas se activaran”, añadió.

Con la teoría de Keynes se salió de la crisis de 1929, por eso el economista inglés se hizo famoso, indicó.

LAS HERRAMIENTAS PARA MODELAR LA TEORÍA
El filósofo de la UJED señaló que para realizar este modelaje se basó en la teoría de Keynes y también atrajo la teoría de juegos de John von Neumann y Morgenstern, con las que simuló un modelo matemático, mediante un juego en el que intervenían productores, consumidores y el Estado.

“Usando esas teorías (la de juegos y apuestas) me pareció que podía modelar la teoría de Keynes, mediante un juego en el que hay productores que están enfrentados de alguna manera a consumidores, y el tercer jugador es el Estado; la idea es que si dejamos solos a los productores y consumidores pueden llegar a una crisis, pero si interviene el gobierno, se puede evitar esa crisis”, precisó Ávila del Palacio.

La herramienta matemática de teoría de juegos, que utilizó, deriva de la teoría de probabilidades que inventó Pascal cuando un amigo le dijo en una noche de juegos que le hiciera una fórmula para ganar en los juegos de azar, y lo que hizo Pascal fue examinar las posibilidades, refirió el investigador.

“Cuando a las probabilidades se les suma la habilidad de los jugadores y no son de azar, por ejemplo en el póker, en el que se puede hacer creer que se tiene buen juego, entra en juego la habilidad del jugador y esa habilidad fue lo que generó lo que se llama teoría de juegos, donde hay contrincantes, simula situaciones de guerra e intereses en conflicto”, ejemplificó.

Finalmente, señaló que es necesario que las autoridades utilicen los resultados de investigaciones científicas y tecnológicas para respaldar las políticas públicas de México como una inversión a largo plazo para el desarrollo.

“Las gentes que manejan las finanzas públicas rara vez se acercan a estos estudios, en países más desarrollados sí lo hacen; así que cuando las autoridades como las de México tengan conciencia de que la investigación es muy redituable, que es una inversión a largo plazo, verán que es muy fructífera”, sostuvo.

¿Llegó la hora de resucitar la economía keynesiana?

John Maynard Keynes escribió su Teoría General en 1936. Si lo hubieran congelado para despertarlo hoy, ¿qué diría sobre este convulso 2016?

Imaginemos este escenario: a finales de 1936, poco después de la publicación de la Teoría General, su clásico,  John Maynard Keynes es congelado criogénicamente para ser devuelto a la vida 80 años después.

El panorama en ese momento era desalentador. Empezaba la Guerra Civil en España, las purgas de Stalin estaban a toda marcha y Hitler había desobedecido el Tratado de Versalles remilitarizando la región de Renania. La recuperación de la Gran Depresión aún era frágil, era el año de la marcha de Jarrow en Reino Unido y Franklin D. Roosevelt ganaba por segunda vez las elecciones presidenciales en EEUU.

Cuando se despierta en 2016, Keynes quiere saber qué ha ocurrido en las últimas ocho décadas. Le dicen que el desempleo masivo de los años treinta se resolvió por fin pero solo porque las grandes potencias redoblaron la producción militar mientras se lanzaban a la guerra por segunda vez en 25 años.

La buena noticia, se entera Keynes, es que las lecciones de los años treinta fueron aprendidas. Los gobiernos se comprometieron a mantener la demanda en un nivel alto para lograr el pleno empleo. Además, reciclaron los impuestos acumulados durante los años de crecimiento sólido y los convirtieron en mayor inversión en infraestructuras públicas. También tomaron medidas para asegurarse de que la brecha entre ricos y pobres fuera cada vez menor.

El período entre la reelección de Roosevelt y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca se puede dividir en dos partes: los 40 años hasta 1976 y los 40 siguientes.

Keynes descubre que los gobiernos se han apartado de sus ideas. En lugar de registrar superávit presupuestarios cuando tienen viento a favor y déficits en las épocas de vacas flacas, funcionan con déficit todo el tiempo. Los gobiernos no saben distinguir entre inversión y gastos corrientes.

En el Reino Unido, diciembre de 1976 marca un punto de inflexión. A principios de ese mes se produjo un momento crítico cuando el Consejo de Ministros, dividido y sumido en el caos, acordó adoptar la austeridad a cambio de devolver un préstamo del Fondo Monetario Internacional, necesario para apoyar a una libra en caída libre.

Los miembros del Partido Laborista habían sido monetaristas a su pesar; los fieles de Thatcher que llegaron después eran fieles creyentes. Levantaron los controles al movimiento de capitales, abandonaron el pleno empleo como objetivo principal de las políticas económicas, redujeron el poder de los sindicatos, recortaron los impuestos para los que más tenían, y permitieron que se profundizara la desigualdad y que las finanzas crecieran a medida que bajaba la producción.

La embestida contra las organizaciones de trabajadores y los recortes en el gasto público achicaron la demanda efectiva, disimulada por la baja en las tasas de interés. El dinero barato causó un pequeño aumento de inversiones productivas aunque menor comparado con la especulación en la bolsa de valores y el mercado de propiedades. Finalmente, la burbuja explotó y, igual que en 1929, se desencadenó una terrible crisis económica.

Eso explica por qué los titulares de los periódicos que Keynes lee en el año 2016 se parecen tanto a los de 1936 con las altas tasas de desempleo y la falta de crecimiento. Eso explica también los resultados de los  referendos en el Reino Unido y en Italia, los de las elecciones presidenciales en EEUU y el creciente apoyo a los partidos de la extrema derecha en Francia y Alemania.

Aun así, Keynes se sorprende al descubrir que la crisis no ocurrió ni en 2016 ni en 2015, sino ocho años antes. ¿Qué ha pasado durante todo ese tiempo?, se pregunta el economista británico.

Le explican que, en un primer momento, los bancos centrales rebajaron las tasas de interés a niveles nunca vistos. En el Reino Unido, los costes de endeudamiento se redujeron hasta 0,5%, un porcentaje aún más bajo que el mínimo de 2% con el que la libra salió del patrón oro en 1931. No fue todo. Los bancos centrales también compraron bonos del sector privado con el objetivo de aumentar el suministro de dinero y reducir así el tipo de interés del mercado (también llamados tipo de interés a largo plazo).

Las dos iniciativas merecen la aprobación de Keynes. En su trabajo aconsejaba políticas monetarias agresivas para que las tasas de interés más bajas estimulasen las inversiones del sector privado: en la mayoría de los casos, es lo que saca a las economías de la recesión.

¿Qué han hecho los gobiernos?

Pero, dice Keynes, la política monetaria tal vez no sea suficiente si la caída es grave. Hay ocasiones en que no importa lo bajas que estén las tasas de interés, las empresas privadas no invierten porque ven el futuro como demasiado incierto. La gente ahorra el dinero en lugar de gastarlo. Las políticas monetarias se vuelven como el soma, la droga del libro Un mundo feliz, de Aldous Huxley: calma los ánimos y oculta el hecho de que algo raro está sucediendo.

A Keynes le cuentan que se necesitaron dosis cada vez más grandes de soma para que la economía global siguiera funcionando, con bajas inversiones que derivaron en una pobre productividad y con tasas de crecimiento muy por debajo de las registradas en los años previos a la crisis. Keynes hace la pregunta obvia: si las políticas monetarias dejaron de ser efectivas, ¿qué han hecho los gobiernos para ayudar?

Es obvio poner el tema sobre el tapete. La Teoría General de Keynes puntualiza que el deseo de invertir del sector privado se ve afectado por “espíritus animales”. Cuando están bajos, los gobiernos deberían interceder con inversión pública, incluso a costa de crear un déficit presupuestario más elevado: gracias al mayor crecimiento que resultará de esta medida, la inversión se pagará a sí misma con creces.

Keynes se horroriza cuando le dicen que, salvo un breve estímulo colectivo en el año 2009, no se siguió este enfoque. Los gobiernos empezaron a preocuparse enseguida por el tamaño de los déficits  y recortaron la inversión pública.

Pero un bajo crecimiento significa que la reducción del déficit llevará más tiempo del esperado y las tasas de interés ultra bajas durante gran parte de la década han vuelto a derivar en burbujas en el precio de los activos. Los niveles de endeudamiento del sector privado están subiendo. Para Keynes, todo es predecible de una forma deprimente. Hora de volver a 1936.

Pero antes de que regrese a su tiempo, le piden a Keynes un consejo para los legisladores de 2016. El economista dibuja tres alternativas al estado actual de las cosas. Los planes de recortar los impuestos y gastar en infraestructura de Trump producirán a corto plazo un gran crecimiento, pero Keynes no está muy entusiasmado. Teme que la inversión en el tipo de infraestructura pública que EEUU necesita verdaderamente no sea mucha y que el estímulo esté mal enfocado.

La segunda opción sería abusar de las tasas de interés, en mínimos, y lanzarse a pedir préstamos para proyectos de inversión a largo plazo. Según Keynes, los gobiernos podrían hacerlo sin alarmar a los mercados mientras sigan sus enseñanzas y los préstamos sean solamente para invertir.

La tercera opción requiere más creatividad con la expansión cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), dice Keynes. En lugar de usar el dinero sólo para el juego de la especulación, ¿por qué los gobiernos no lo aprovechan para financiar la infraestructura? Construir viviendas con la QE tiene sentido; inflar el valor de las viviendas, no.

Mark Zuckerberg se gradúa en Harvard 12 años más tarde

14957364067664

El multimillonario estadounidense fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció hace ya algunos días su regreso a la Universidad de Harvard para obtener finalmente su título universitario después de haber abandonado la carrera en el año 2005, cuando estaba en segundo curso, para mudarse a California a trabajar en su plataforma social.

Y es que, fue en Harvard donde comenzó a gestarse la que hoy en día es una de las mayores empresas del planeta, valorada en unos 400.000 millones de dólares y con casi 2.000 millones de usuarios activos.

El empresario no sólo participó en la ceremonia de graduación sino que además tuvo el honor de pronunciar el discurso de apertura de este año antes de recibir su título honorífico.

Una vez terminado el acto de graduación el propio Zuckerberg subió a su cuenta personal de Facebook una foto, con sus padres y su recién estrenado título, a la que acompañaba la frase: “Mamá, siempre te dije que volvería para obtener mi título”.

Zuckerberg se ha convertido así en el segundo CEO de una empresa tecnológica en recibir un título honorario de Harvard después del que se le concedió hace una década al fundador de Microsoft, Bill Gates.

FUENTE: EL MUNDO

COMENTARIO:

La carrera de Mark Zuckemberg esta llena de éxitos desde que dejo la universidad para dedicarse a tiempo completo a la red social mas famosa del mundo, Facebook. Pero el multimillonario nunca dejo de pensar durante estos 12 años la importacia que tenía el sacarse el titulo de una de las univesidades mas prestigiosas de EEUU y del mundo.

Al parecer esta acción ha sido movida por la promesa que hizo Zuckemberg a su madre, y una vez obtenido este titulo, se iguala a Bill Gates como segundo CEO de una empresa tecnologica en conseguir un titulo honorario en Harvard.

 

BBVA ve una composición “virtuosa” y “aceleración” en el crecimiento de la economía

billetes_falsos_euro

 

BBVA ve una composición “virtuosa” y “aceleración” en el crecimiento de la economía

En una nota, el servicio de estudios destaca que la actividad encontró soporte tanto en la demanda doméstica, con 0,6 puntos porcentuales, como en la contribución “modesta” de la demanda externa, con 0,2 puntos porcentuales, que no obstante explica la aceleración del crecimiento en el primer trimestre. En lo que respecta a la demanda doméstica privada, BBVA Research subraya que el avance “superior al esperado” tanto de la inversión en maquinaria y equipo (+3,1%) como en la construcción…

Además, el empleo en el sector privado avanzó “con fuerza” (101.400 puestos de trabajo), mientras que en el sector público acreció marginalmente (13.000 de puestos de trabajo). Con este aumento de la actividad y del empleo, la productividad aparente del factor trabajo se desaceleró 0,2 puntos porcentuales, hasta el 0,1%. La remuneración nominal por asalariado avanzó el 0,4% interanual, seis décimas menos que el deflactor implícito del PIB, lo que dio lugar a una caída de la remuneración…

 

 


COMENTARIO: BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad, señala que alza del PIB del 0,8% reflejado por la Contabilidad Nacional del primer trimestre corrobora la “aceleración” del crecimiento, y la evolución de las exportaciones y la inversión muestran una “composición virtuosa” del mismo.
FUENTE: EUROPAPRESS

El Consejo Social pide incentivar el trabajo entre mujeres y jóvenes

logo

El presidente del Comité Económico y Social (CES) de la Comunidad Valenciana, Rafael Cerdá, ha destacado este viernes que la mejoría macroeconómica en el territorio valenciano “no tiene reflejo en la economía familiar” y ha abogado por medidas para incentivar el empleo entre las mujeres y los jóvenes.

Cerdá ha hecho estas declaraciones después de que el pleno de la entidad haya aprobado por unanimidad la ‘Memoria socioeconómica y laboral de la Comunitat Valenciana’ de 2016, que elabora cada año la entidad.

Un problema especialmente grave es la alta tasa de desempleo femenino, por lo que Cerdá ha abogado por medidas y políticas para “revertir esta tendencia y la mujer pueda tener trabajo digno bien remunerado”.También ha mostrado su preocupación por el desempleo juvenil, pese a que el mismo ha disminuido respecto a 2015.

Por sectores de actividad Cerdá ha puesto el acento en la producción agropecuaria, que ha experimentado un retroceso del 0,2 % en 2016. Por contra el sector de la construcción fue en 2016, junto a la industria manufacturera, el que más creció en la Comunidad Valenciana, con un avance del 3,5 %., frente al 2,5 % registrado en España. También se ha referido al turismo, que creció un 4 % en la Comunitat, que en 2016 recibió 75,6 millones de turistas, un 10,3 % más que en 2015.

La memoria analiza también el mercado de trabajo y las políticas de empleo en la Comunidad Valenciana, marcadas, según Cerdá, por la reforma laboral, ya que desde su aprobación se han aprobado más convenios de empresa que colectivos.

El secretario general de CCOO en Castellón y miembro del CES, Manel Nieto, ha indicado que en esta fórmula de negociación colectiva “el trabajador no está en igualdad de condiciones con la empresa”. Nieto ha indicado también que la cobertura social en la Comunitat “dista mucho de la media estatal, ya que aquí la pobreza está más feminizada” y además “el tejido productivo es débil” al estar basado en la pequeña y mediana empresa.

FUENTE: EL MUNDO