La actividad empresarial sufre un gran frenazo

Este artículo hace referencia a una noticia publicada en el periódico de El Mundo, está noticia nos explica cuál ha sido el gran frenazo empresarial en 2019. Este frenazo se produjo en los primeros nueve meses del año, en los que se vieron afectadas un gran número de actividades empresariales.

“La menor actividad se está traduciendo en una reducción del ritmo de creación de empleo. Solo un 48% de los grupos ha generado nuevos puestos de trabajo este año, dos puntos porcentuales menos que el año anterior. El ritmo de creación de puestos de trabajo también refleja la paralización económica: en 2018 la generación de empleo aumentó un 4,4%, mientras que en los tres primeros trimestres del año lo ha hecho un 0,6%”. Artículo publicado en el periódico El Mundo, redactado por Víctor Martínez el 29 de Noviembre de 2019.

Según datos del Banco de España, existen análisis que demuestran que durante los nueve primeros meses de 2019 se ha producido una gran disminución de la actividad empresarial. Las compañías no financieras en este último año han conseguido aumentar el valor añadido bruto (VAB) a un ritmo de 0,5%, seis veces menos que el 3,7% que creció el año anterior.

El hecho de que la actividad empresarial disminuya en gran medida supone una pérdida de empleos y una disminución del crecimiento de empleo. Hay muchos datos que reflejas la paralización económica: en 2018 la la creación de empleo aumentó en un 4,4%, mientras que este año sólo lo ha hecho en un 0,6%.

El sector que más ha notado la falta de crecimiento en la actividad empresarial ha sido el sector industrial, con una bajada del 9%. Por lo contrario, el sector energético ha conseguido un incremento de VAB del 6,6%. También otro de los datos a destacar es que el sector comercial, uno de los más importantes sobre los que se sujeta la economía española sólo consiguió un aumento del 1%.

En mi opinión, en los dos años anteriores se había producido un gran aumento empresarial, lo que suponía un aumento de la renta de las personas y una gran disminución del paro. Además hubo un gran incremento en la creación de empleos. Todo esto ha sido positivo para la economía del país. Aún así, actualmente hemos estado viviendo un frenazo de la actividad empresarial que supondrá una disminución del crecimiento económico y el crecimiento de empleo, lo que supondrá un aumento de paro.

https://www.elmundo.es/economia/2019/11/29/5de0fb4e21efa0f4498b4631.html

Seat se plantea un ERE para 7000 trabajadores por el paro de producción

Este artículo económico hace referencia a una noticia de El Confidencial, este afirma que la empresa de automóviles Seat se plantea realizar un ERE temporal debido al incendio registrado por Faurecia.

Fábrica de producción de Mataró

“La planta lleva parada desde el miércoles por el incendio en la fábrica de uno de sus proovedores, Faurecia. Todo parecía indicar que mantendría la producción aunque fuera manteniendo unos mínimos pero recortando turnos de mañana, pero finalmente ha optado por esta medida.” artículo de El Confidencial publicado el 26/11/2019.

Seat es la única compañía que diseña, desarrolla, fabrica y comercializa automóviles en España. Debido al incendio registrado por Faurecia, la empresa proveedora de SEAT, la producción ha bajado y Seat ha planteado al comité de empresa la intención de presentar un ERE temporal para unos 7000 trabajadores. Esto se ha producido por la bajada de producción y por los turnos que se han perdido debido a la falta de suministros por parte de Faurecia.

Después del suceso se pararon tres líneas de producción, esto provoca que los trabajadores no pueden producir coches. La empresa decidió el día 26 de noviembre retomar la producción de la línea 1 para evitar tener un. número de pérdidas muy elevado.

El conflicto está en qué debido al incendio que ha sufrido la empresa que provee de materiales a Seat no pueden producir y se han visto obligados a cerrar tres líneas. Al no tener materiales no pueden producir y se han planteado realizar un ERE.

Un ERE provoca un aumento rápido del paro ya que son más de 7000 trabajadores. Esto se produce por una mala situación económica de la empresa. Creo que es importante tener en cuenta la ética empresarial ya que uno de los grandes problemas es el despido inminente de estos trabajadores, que acaba influyendo en la economía del país.

Casi un millón de pensionistas cobran más de 2000 euros

Este artículo hace referencia a una noticia de El Economista, que explica que el 15% de los jubilados cobran más de 2000 euros al mes. Hace un a comparación de años anteriores para ver que ha habido un aumento de estos afortunados.

Miles de pensionistas reclamando una pensión más elevada para poder vivir

“Casi un millón de pensionistas (992.475, según los datos de la Seguridad Social) tienen una nómina que supera los 2.000 euros mensuales (28.000 euros anuales). Actualmente, las pensiones por encima de este importe suponen más de un 10% del total y aumentan año tras año, hasta el punto de que se han multiplicado por tres desde el año 2009.” El Economista, artículo redactado por Inés Calderón el 19 de noviembre de 2019.

Este artículo refleja que aproximadamente según la Seguridad Social unos 992.475 de jubilados disfrutan de una pensión superior a 2000 euros. También hay que decir que hace diez años las pensiones de más de 2000 euros no superaban el 3%.

Cuando hablamos de jubilados y pensiones podemos observar que hay una gran desigualdad, esto se debe a que muchos no pueden vivir con su pensión ya que muchas no llegan a las 600 euros. Esto genera un nivel de vida muy bajo para los jubilados, además de que tienen la sensación de haber estado toda una vida trabajando para ahora sentirse desamparados por el estado.

En mi opinión, las pensiones de los jubilados deberían de estar compensadas ya que todas han trabajo durante toda su vida. Creo que si en un periodo corto de tiempo conseguimos este cambio y que todo sea más equitativo nos encontraremos en una situación de pobreza por parte de la población más adulta, lo que genera un sentimiento de tristeza a todos aquellos jubilados que no pueden vivir en una condiciones óptimas.

Un gran número de empresas y locales se han visto obligados a cerrar debido a la crisis del comercio minorista

Este artículo hace referencia a una noticia publicada en el periódico El Mundo, que explica que entre el 2010 y 2018 el sector comercial perdió 11.8% de su tejido empresarial en la comunidad valenciana. El único tipo de comercio que se salva es el electrónico, que aumenta en un 5%.

Vecinos y turistas paseando por una céntrica calle comercial de Valencia

“En 2018, la cifra de negocio del comercio minorista en la Comunidad Valenciana se estimó en 24.344 millones de euros, en un contexto de estancamiento de las ventas que ya comienzan a reflejar la pérdida de confianza del consumidor por la desaceleración económica y el aumento de la incertidumbre.” Periódico EL MUNDO, artículo redactado por Noa de la Torre el 20 de octubre de 2019.

El Informe Anual de la Distribución Comercial Minorista en la Comunidad Valenciana 2018, que ha salido elaborada por el Consejo de Cámaras Oficiales y presentado recientemente en el Observatorio del Comercio. Los datos del INE, en el 2018 la Comunidad Valenciana registró un total de 49.116 empresas minoristas lo que supone un 13,8% del merco empresarial.

El comercio ha sufrido una pérdida neta 6.590 empresas, esto implica una disminución del tejido empresarial. La parte positiva es que algunos sectores empresariales como la industria o el sector tecnológico han aumentado en tejido empresarial, lo que supone un crecimiento económico.

En mi opinión, este dinamismo de las empresas forma parte de la globalización y de la revolución tecnológica que se está produciendo. Las empresas están empezando a adaptarse a los nuevos métodos y tendencias. Esto conlleva la desaparición de muchos comercios minoristas en los que los beneficios eran nulos, y a su vez el crecimiento de otros comercios.

Elasticidad de los productos en base a tu renta

Esta noticia hace referencia a un artículo del banco ING Direct, explica cómo las personas según su economía cambian sus hábitos de consumo y alimenticios en la época de Navidad. Según la elasticidad de la demanda de las personas varia el consumo de productos y servicios.

“En todo caso, la demanda de ciertos productos en Navidad se vuelve elástica en función de nuestra renta. La tradicional cena de Nochebuena cada vez se desarrolla más fuera de casa, en los restaurantes de nuestra ciudad. Pese a la crisis, ha aumentado el número de personas que comen y cenan fuera los días de Nochebuena y Navidad, no solo contagiados por el espíritu navideño, sino porque su economía familiar se lo permite.” artículo en la página de ING Direct.

Según un articulo de economía de ING la demanda de según que productos o servicios en Navidad varían según la renta de los individuos. Es decir, hemos de tener en cuenta cuál es la elasticidad de la demanda.

Cuando nuestra renta disminuye no podemos dejar de consumir ciertos productos que están considerados de primera necesidad, como la leche, las patatas, la carne o el papel higiénico. En cambio, existen los productos que no son de primera necesidad. Estos segundos, cuando nuestra renta disminuye los dejamos de consumir de manera inmediata; productor como el jamón, las bebidas, un smartphone, entre otros.

La Navidad en este artículo es una gran ejemplo de bienes y servicios con demanda inelástica; pero, que a la vez se convierten en elásticos que varían en función de la renta de las personas. Según ING, pese a la crisis hay mucha gente que come o cena fuera ya que su economía familiar se lo permite.

En mi opinión, la renta ha aumentado pero aún hay una gran desigualdad entre clases sociales. Es muy importante observar que según el tipo de elasticidad de los productos se consumen más o menos. Es decir, aprendemos a diferenciar los productos esenciales de los caprichos innecesarios. Al fin y al cabo, todas las familias siempre hacen un esfuerzo para que sus Navidades sean especiales y creo que independientemente de la renta de las personas, todos están al alcance de los productos básicos en estas fiestas.

La elasticidad de la Navidad: ¿cómo cambiamos nuestra cena ante un cambio de nuestra renta?

Fast Fashion: la segunda industria más contaminante del mundo

Este artículo hace referencia a una noticia de El Economista, que explica cuales son los efectos medioambientales, sociales y económicos de la tendencia del fast fashion. Además, nos explica como la industria de la moda esta perdiendo mucho dinero, ya que en los últimos años se ha impulsado la industria de la moda “low cost”.

Millones de quilos de ropa se queman cada año

“”Vivimos en una sociedad meramente consumista y todo este consumo excesivo provoca altos niveles de contaminación”, afirma Judit Barrullas, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. A partir del año 2000, gracias a la globalización, muchas empresas deslocalizaron sus fábricas y lograron mano de obra muy económica. “El fast fashion o moda rápida se impuso gracias a productos low cost, de usar y tirar”, explica Neus Soler, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC y experta en marketing. “Se dio en una época de crisis económica en que estos productos baratos encajaron gracias a la pérdida de poder adquisitivo de la sociedad, y en época postcrisis se ha mantenido porque permite cambiar de ropa con más frecuencia”, detalla Soler.” ElEconomista, artículo redactado por diferentes periodistas y expertos que consideran que el fast fashion produce muchos daños medioambientales.

La ONU (Organización de las Naciones Unidas) clasifica el movimiento Fast Fashion, es decir el consumo masivo de ropa como una emergencia medioambiental. Según datos de la ONU es la segunda industria que más gasta agua y además genera el 20% de las aguas residuales a escala global. En los últimos años la industria de la moda ha pasado de producir dos temporadas por año a más de seis temporadas.

En el año 2000 debido a la globalización muchas empresas trasladaron sus fábricas de producción a países donde la legislación aún no está regulada, los costes son mucho más bajos y los derechos laborales prácticamente inexistentes. Esto provoco que los productos textiles fueran mucho más baratos a la hora de comercializarlos ya que el coste de su producción era mínimo. Apareció lo que hoy denominamos industria lowcost.

A partir de la industria del fast fashion y del alto consumo, las grandes marcas que eran responsables con el medio ambiente, con una producción ética y que no perjudicaba a sus trabajadores empezaron a notar en sus ventas el impacto del fast fashion; esto se debe a que los individuos preferían consumir productos de bajo coste y baja calidad.

Actualmente, tanto las industrias de fast fashion como las de moda sostenible están cambiando sus colecciones y están empezando a producir colecciones sostenibles e incluso con telas recicladas.

En mi opinión, las empresas de fast fashion están haciendo un gran cambio en su producto para que sea sostenible. Aún así, siguen produciendo muchas colecciones que provocan grandes daños medioambientales y económicos para la industria de la moda. Creo sinceramente que el verdadero cambio está en la sociedad y en el consumismo. Están empezando a cambiar de mentalidad los individuos y ya optan por consumir menos, y si consumen lo hacen en tiendas de ropa vintage o sostenible.

Disminuyen los ingresos en Catalunya debido a los altercados políticos

Este artículo hace referencia a uno de los artículos de economía de El Mundo más destacados. Esta publicación explica cómo se está viendo afectada Catalunya a nivel económico en el sector turístico debido a los altercados posteriores al uno de octubre y a los altercados que se están produciendo actualmente en toda Catalunya. También explica cómo el sector turístico se está viendo afectado y la cantidad de millones de ingresos que ha perdido y seguirá perdiendo Catalunya.

Altercados en el Aeropuerto del Prat de Barcelona 14/10/19

“El vicepresidente ejecutivo de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) , José Luis Zoreda, expresó en una rueda de prensa en la que presentó el balance del verano que, todavía es pronto para saber si los nuevos disturbios producidos en Cataluña tras la sentencia del Tribunal Supremo van a tener un impacto significativo en el turismo, pero mostró su preocupación ya que, según recordó, los altercados posteriores al 1-O supusieron la pérdida de 319 millones de euros de ingresos turísticos en cinco meses.” Periódico El Mundo, artículo redactado por Elena Ramón el 15 de octubre de 2019.

Los altercados que se están viviendo actualmente en Catalunya son el tema principal de todos los medios de comunicación y de todos los ciudadanos. Estos están afectando en gran parte al sector turístico de Catalunya, en ningún caso es favorable el bloqueo del Aeropuerto del Prat y de otros medios como el AVE. A todo esto, el Tribunal Supremo puso su preocupación y recordó que después del referéndum ilegal hubo una perdida de 319 millones de euros en ingresos turísticos y además dejaron de llegar unos 185.000 turistas.

No es ninguna tontería lo que está pasando en Catalunya, ya que está afectando tanto a nivel social como a nivel económico. Esto puede ser un gran bajón para la economía de Catalunya ya que la llegada de turistas disminuirá en gran medida y el nivel de ingresos será mínimo en comparación con otros años.

En conclusión, creo que es realmente vergonzoso lo que está sucediendo. Independientemente de la ideología política de cada uno no podemos llegar a estas situaciones, la seguridad de tu país no puede actuar contra el ciudadano y muchos menos utilizando la violencia en pleno siglo XXI. Esto demuestra que nos tendríamos que sentir avergonzados de ver estas imágenes e intentar conseguir un cambio o mejora a nivel general para que estas cosas no sucedan.

En mi opinión, esta caída de los ingresos y de la llegada de turistas va a suponer un gran problema a corto y largo plazo. Aún así es una muestra de que nadie quiere ir a un país inestable y poco seguro para sus propios ciudadanos.