Presentación sobre China

Dentro del marco de la asignatura de Economía para Directivos del MBA Full Time de la Escuela de Negocios EADA de Barcelona, el Equipo Mendelssohn quiere ofreceros el estudio realizado sobre la situación económica, política y social de CHINA.

Nuestro Equipo está formado por:

Jimena Horteales, Yina González, Patricia Yep, Dante Zúñiga y Miquel Pedrós.

Anuncios

¿Salvar el sistema financiero mediante la nacionalización de la banca?

El suplemento “Dinero” de La Vanguardia trata hoy como tema principal una cuestión de la que se lleva hablando hace ya algún tiempo, la “nacionalización” de la banca.

A pesar de las multimillonarias ayudas de los principales gobiernos mundiales a la banca privada para inyectar liquidez dentro del sistema financiero, parece que algunas entidades estan literalmente heridas de muerte debido a los enormes problemas de impagos que tienen y sobretodo a las bajadas en bolsa por la falta de confianza de los inversores. Citigroup y Bank of America perdieron más del 60% de su valor en una semana en Wall Street, y Barclays se desplomó un 70% en sólo cinco días.

¿Y que pasa si la solución de inyectar dinero no funciona para salvar a los bancos? ¿que nos queda?  

Algunos bancos y entidades financieras han intentado comprar a los que estaban en peor situación, como es el caso de la compra de Merrill Lynch por el Bank of America, tratando de aprovechar las ayudas del gobierno estadounidense. Ahora es el propio Bank of America el que está hundido y Wall Street se tambalea y espera a ver qué pasará finalmente con estos casos y qué medidas tomará el nuevo Presidente Obama ante la situación.

Parece que una de las posibles medidas que puede tomar Obama sea nacionalizar los bancos con mayores necesidades. En Wall Street se habla ya del término N para referirse a esa nacionalización que tanto asusta a los inversores del sector bancario, como si se tratase de una palabra prohibida.

Han aparecido tanto personas a favor como detractores de la nacionalización de la banca americana. Las preguntas que ellos se hacen , y que seguramente nosotros nos deberíamos hacer, son: ¿es esa la solución para el sistema financiero? ¿No sería mejor que el Estado interviniera mediante participaciones para recapitalizar la banca? ¿Cómo se fija un precio para esos activos tóxicos de los actuales bancos?

Sea cual sea la solución que se adopte, lo que parece claro es que a partir de ahora el Gobierno tendría que tomar medidas de control más estrictas y no permitir la cantidad de actividades riesgosas, especulativas y decontroladas que se han dado hasta ahora. Quizá sí que sería buena idea la del señor Sarkozy cuando hablaba hace poco de una refundación del capitalismo.

Emisión de Deuda Pública para planes Anti-Crisis

Que nos encontramos en una situación de grave crisis financiera a nivel mundial es un hecho constatado y del que se está hablando a diario desde hace ya varios meses. A pesar de eso el “huracán” de la crisis todavía no ha finalizado y está afectando cada vez a más estamentos a medida que avanza y logra frenarse. Si en un principio fueron los bancos y las grandes empresas los principales afectados, continuaron las medianas empresas, los trabajadores, las familias, hasta golpear a las arcas de los gobiernos. Todo ello se debe a un efectó dominó ya que de forma inequívoca todos los elementos están relacionados y se crea un círculo vicioso. Las empresas tienen problemas financieros, trabajadores pierden sus empleos, se pagan menos impuestos al estado tanto por parte de empresas como de trabajadores, además el gobierno tiene que aumentar las prestaciones al paro, y ya de paso ayudar a inyectar liquidez al sistema financiero para intentar parar el ciclo y que se recupere la economía.

Hoy ha salido una noticia en El País que decía que el Tesoro Público emitirá un 68% más de Deuda Pública este año para poder financiar los planes anti-crisis del Gobierno. Esta noticia tiene una doble lectura que me parece muy interesante y por eso me he fijado en ella. Por una parte se dice que el objetivo del Tesoro es aprovechar el bajo nivel de deuda pública para cubrir sus mayores necesidades de financiación, a raíz de los planes de apoyo del Gobierno para estimular la economía española y el empleo. A pesar de eso, hay que tener en cuenta que de esta manera la deuda pública representaría el 47,3% del PIB en España, frente al 39,5% del año anterior. Esta noticia me pareció personalmente algo alarmante y en todo caso se tendría que ver si a mediano y largo plazo estas acciones anti-crisis sirven para inyectar liquidez, fomentar el consumo y aumentar la inversión, de cara a volver a una situación de más normalidad.

Por otro lado la noticia incluye otros datos negativos como que las previsiones anteriores del Gobierno para el 2009 no contemplaban una bajada del PIB del 1,6% para este año, añadiendo la problemática generada por la bajada de España en la Calificación de Riesgo de la Deuda según la agencia de calificación Standard & Poor’s, que representará un coste para las arcas del estado de más de 170 millones de euros en 2010.   

Como decía al principio, todavía nos quedan muchos meses para seguir hablando de crisis a nivel mundial. Sólo cabe esperar que las medidas tomadas se apliquen correctamente según las necesidades reales y que no lleven a peores situaciones.