La subida del salario mínimo (SMI) y sus repercusiones

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la firma del acuerdo.

Imagen extraída de El Español

En los últimos meses el Gobierno de Pedro Sánchez ha subido el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 900 euros mensuales.  Esta fue una de las condiciones que le puso Podemos para apoyar a su gobierno.

Esta subida del 22,3% es una decisión que puede comportar graves riesgos y puede generar varios problemas para el país:

En primer lugar, aumentará la desigualdad y la pobreza. Según el periódico Libertad digital, esto destruirá 125.000 empleos.

En segundo lugar, provocará un daño en el mercado laboral y perjudicará especialmente a la gente joven que busca trabajo ya que las empresas tenderán a reducir su número de trabajadores para poder soportar los nuevos costes laborales. Asimismo, las empresas que contraten optarán por trabajadores con más experiencia, lo que un joven en busca de su primer empleo no tiene.

Con el Gobierno de Mariano Rajoy  ya ocurrieron estos hechos al subir un 8% el SMI (707,6 euros) en 2017  lo que provocó “la destrucción de 12,000 empleos”.

Elaboración propia a partir de Libertad Digital, ABC y El Español.

Anuncios

El impacto de Amazon en Barberà del Vallès

Amazon está empezando a construir su séptimo centro logístico en Cataluña, concretamente en Barberà del Vallès (Barcelona). Esta plataforma logística tiene más de 51.000 metros cuadrados y constará de dos edificios.

Imagen extraída de Crónica Global

El futuro establecimiento de esta multinacional de comercio electrónico tendrá diversos impactos en la ciudad vallesana:

En primer lugar, Amazon requerirá de una nueva plantilla y deberá realizar una selección de personal por lo que se dará empleo tanto directo como indirecto a muchas personas.

Además, este futuro enclave de la empresa, le permitirá distribuir sus productos de manera más rápida y eficaz “en la comarca del Vallès Occidental, una de las zonas del ámbito metropolitano de la capital catalana en la que viven unas 900.000 personas”.

Sin embargo, esto puede suponer una gran desventaja sobretodo para los pequeños comercios de la zona, quienes les resultará difícil competir con esta gran multinacional y a consecuencia se empobrecerá la diversificación de las tiendas tradicionales.

En segundo lugar, el hecho de instalar una multinacional en el municipio de Barberà del Vallès podrá comportar graves problemas de tráfico. Maties Serracant, el alcalde de Sabadell, se ha mostrado gravemente preocupado dado que el espacio donde se encontrará la nueva sede compartirá enlace con el área industrial de Can Roqueta y con la autopista AP-7, lo que provocará una saturación de la vía.

Elaboración propia a partir de La Vanguardia; Crónica Global La Vanguardia

La guerra del taxi

Vista general del epicentro de la protesta en Barcelona (Gran Vía con Paseo de Gracia), este lunes.

Fotografía extraída de El País y realizada por Albert Garcia

“Vamos a ganar”, “el taxi unido, jamás será vencido” son algunas de las palabras que gritan los taxistas en las recientes manifestaciones ante la amenaza de los servicios de VTC

La incesante queja de los taxistas en España y la falta de resolución del problema ha llegado a tal extremo que estos se han sublevado contra el gobierno y exigen una nueva regulación de las VTC justo cuatro meses antes de las elecciones municipales y autonómicas.

Los taxistas se han manifestado (inspirados en los chalecos amarillos de Francia) en Madrid y Barcelona y amenazan con bloquear las ciudades durante un periodo indefinido.

El gobierno se siente presionado por el hecho que en dichas ciudades se celebrarán próximamente la feria de turismo Fitur (en Madrid) y el Mobile World Congress (en Barcelona), los dos mayores acontecimientos de negocios.  

El MWC de Barcelona siempre ha tenido un gran impacto en la economía del país y ha generado cerca de 115.000 trabajos a tiempo parcial, por lo que la huelga del taxi podría tener un impacto negativo sobre la economía y la reputación mundial del país. Sin embargo, tal y como se dice en el diario El País, los taxistas madrileños que apoyan la huelga consideran que sacrificar los ingresos de una de las semanas con más actividad del año (Fitur) valdrá la pena para ganar y conseguir la victoria.

El paro de los taxistas no solo perjudica a la imagen de ambas ciudades sino que también la suya propia y la de España. Además supone un riesgo para el éxito de Fitur y el MWC y, a consecuencia una bajada de ingresos para ambas ciudades.

¿Acaso no es buena la libre competencia si esta ayuda a mejorar el servicio y ofrecer más valor a los clientes? Sin libre mercado los usuarios no tenemos opción a elegir.

En un futuro cercano, quizás la batalla se librará ante la amenaza de los vehículos inteligentes que no disponen de conductor.

Fuente: elaboración propia a partir de El País

L