Españistán, de la Burbuja Inmobiliaria a la Crisis.

Alex Saló, un joven dibujante de comics, ha creado un video muy interesante sobre como hemos llegado a la Crisis actual.

Os dejo el video, ya que esta circulando por todas las redes sociales con mucho éxito, ya que en solo seis días, tiene cerca de dos millones de reproducciones.

Aquí os dejo el link: http://www.youtube.com/watch?v=N7P2ExRF3GQ&feature=mh_lolz&list=FL34uVqkB6ZLk

 

¡¿Quién dijo que a la gente no le interesa la política y la economía?!

Anuncios

¿Crisis del pepino?

Ahora los Españoles ya no somos culpables de la bacteria E.Coli

El Gobierno pedirá compensaciones para los productores después de que Hamburgo haya descartado que los pepinos españoles sean la fuente del brote de la variante de escherichia coli, una bacteria que, con “altísima probabilidad”, ya ha provocado el primer caso de infección en España, un hombre que había visitado Alemania.

Alemania ha exculpado a los pepinos españoles del brote de la citada variante letal, una semana después de que les señalara como los causantes de una infección que, según las autoridades germanas, ha matado a 15 personas y afectado a 1.400 en ese país, y que ha ocasionado pérdidas cuantiosas a los agricultores españoles.

200 millones de euros semanales

Ante esta acusación “injusta, indebida y sin pruebas”, según la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el Gobierno y el sector hortofrutícola han coincidido en reclamar compensaciones para los productores, así como acciones que permitan recuperar cuanto antes la normalidad en la comercialización. Aguilar ha recordado que las pérdidas son cuantiosas, cifradas por los productores en 200 millones de euros semanales, y que ha planteado ante los ministros europeos la necesidad de un consejo extraordinario con carácter formal de la UE para tratar el tema.

Medidas a tomar

De momento, la UE ha comenzado a analizar posibles medidas para compensar a los productores españoles. Para el director general de la patronal de productores exportadores Fepex, José María Pozancos, se trata de una situación sin precedentes en la historia del sector hortofrutícola de España, ya que “nunca unas declaraciones (institucionales) han provocado unas pérdidas tan ingentes tanto de imagen como de mercado”.

Psicosis en los mercados

La psicosis se había extendido desde el inicio de la crisis a todas las frutas y hortalizas de origen español en los mercados europeos, lo que ponía en peligro a 70.000 empleos, según han advertido desde Cooperativas Agro-alimentarias. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha pedido el levantamiento inmediato de la alerta sobre los pepinos, una vez que se ha constatado que no son la fuente de la infección.

¿Cómo va a repercutir esta crisis alimentaria en el PIB y en la economía?

EL IMPACTO DE LA CRISIS SOBRE LOS SECTORES SOCIALES MÁS DESFAVORECIDOS

Muchos inmigrantes con o sin papeles, compiten por puestos fugaces como peones y descargadores de camiones

Su lugar de trabajo son las entradas de los mercados y las grandes tiendas de construcción. Allí pasan su jornada laboral, esperando descargar un camión o la llegada de alguna furgoneta que se los lleve a una obra para trabajar unas horas o, con mucha suerte, unas semanas. Ofrecen precios baratos a sus clientes. Dentro, materiales a precios competitivos. Fuera, decenas de inmigrantes dispuestos a trabajar casi a cualquier precio.

La llegada de una furgoneta marca una estampida de trabajadores y una atropellada negociación. «Voy yo». «¿Cuántos necesitas?». «Mi amigo y yo». «Él es electricista, llévatelo a él». «Sesenta euros, bueno 40», acepta la rebaja a toda velocidad uno de ellos. Un empresario chino pide dos hombres para descargar un camión repleto de mercancía en el polígono de Gran Land. Diez euros para cada uno. En un despiste, cinco de ellos ya están metidos en su furgoneta y, como puede, logra deshacerse de los tres que no necesita. Al final, tres de los 30 han salvado el día. Y 27 permanecen a la sombra, como siempre, a la espera de una nueva furgoneta.

El fenómeno se repite al menos en otros tres lugares más del área metropolitana de la capital. «Cada semana llega al menos uno nuevo. Les decimos cómo funcionamos aquí. El primero que habla tiene la prioridad y el resto se tiene que callar. Si hay alguien que no ha trabajado en varias semanas, dejamos que hable primero él. Hay que evitar peleas porque no queremos quejas ni que venga la policía».

Muchos no tienen permiso de residencia pero cada vez son más quienes tienen papeles e incluso han acumulado varios años de experiencia.

En Mercabarna también funciona la subasta inversa. Muchas veces se coloca quien pide menos dinero por su trabajo. «Algunos se van hasta por 30 euros el día. Es una vergüenza, en el fondo me dan lástima. Se tienen que ganar la vida como sea porque no saben ni delinquir».

La carga y descarga de camiones también absorbe una buena cantidad de desempleados. En Mercabarna, esta función está prácticamente acaparada por marroquís y cada día decenas de jóvenes deambulan por los pasillos pidiendo trabajo. Unos 200 hombres suelen encontrar allí al menos un par de hora de trabajo al día.

Esta especia de Inem de los marginados está presente des de los años 80. En Barcelona, Urquinaona fue el primer zoco de mano de obra informal.

Cuando Nelson, un ecuatoriano de 45 años, perdió su trabajo como peón en la construcción, un compañero le dio una recomendación. «Vete a la oficina de empleo Manaus, en la calle de Campo Florido. No te olvides de llevar tu currículo. Ahí dan bastante trabajo», le dijo. Pero cuando Nelson llegó al lugar hace dos semanas se encontró con decenas de paisanos en la calle abalanzándose sobre las furgonetas que necesitan mano de obra barata. Manaus era una tienda de construcción y sus aceras, la oficina de empleo que él buscaba.

Un centenar de trabajadores, que entonces aseguraban sentir vergüenza por buscar trabajo en ese lugar, recibían 1.300 pesetas (nueve euros) por descargar un camión, un euro menos de lo que pagan a sus sucesores inmigrantes 27 años después. También pensaban crear una cooperativa y evitar que la llegada de más mano de obra barata desplomara sus tarifas.

De esta manera es como impacta la crisis en los sectores más desfavorecidos.