26 países africanos firman un acuerdo para crear una zona de libre comercio

Los 26 países africanos miembros de tres bloques económicos del continente firmaron hoy un acuerdo para establecer una zona común de libre comercio, que se extenderá desde Egipto hasta Sudáfrica.

El texto fue rubricado por los jefes de Estado de estos países en la ciudad egipcia de Sharm al Sheij, al término de una conferencia de la Comunidad de Desarrollo de frica Austral (SADC), el Mercado Común de frica Oriental y Austral (COMESA) y la Comunidad de frica Oriental (CAO).

Esta zona, cuyo funcionamiento está previsto en 2017, facilitará la liberalización del comercio, los servicios y la disminución del coste aduanero en un 85 %.

El Producto Interior Bruto (PIB) de estos países, que representan el 62 % del comercio global de frica, supera el 58 % del total continental.

El tratado tripartito pretende eliminar las barreras y restricciones al comercio entre los Estados miembros, donde viven 625 millones de personas, y que actualmente registran un volumen de intercambios de alrededor de 102.000 millones de dólares.

Antes de la firma hoy del acuerdo por los jefes de Estado, retransmitida por la televisión oficial egipcia, se celebraron el pasado día 7 en Sharm al Sheij encuentros de altos funcionarios y expertos, que fueron seguidos de reuniones a nivel ministerial.

En esta jornada ofreció un discurso el presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, quien aseguró que un acuerdo de estas características “tiene potencial para transformar el continente” africano, gracias a una mayor integración regional y en el mercado mundial.

La entrada en vigor de este pacto es el resultado de las recomendaciones de la cumbre presidencial de los miembros de las tres comunidades económicas, que se celebró en Johannesburgo en julio de 2011, sobre cooperación económica y comercial en el continente.

Fuente: El Economista

Latinoamérica crecerá un 0,4% y bordea la recesión

La proyección que hace el Banco Mundial para las economías de América Latina es preocupante. Ahora rebaja de manera drástica su previsión de crecimiento hasta ponerla a solo cuatro décimas de la línea roja este 2015, lo que significa que la actividad se estancará prácticamente antes de repuntar al 2% en 2016 y al 2,7% en 2017. Es, además, un ritmo de expansión cuatro puntos porcentuales menor de lo que se proyecta para las economías en desarrollo.

El pesimismo domina. Hace solo seis meses, el organismo que apoya a los países más retrasados proyectaba un repunte del crecimiento del 1,7% para Latinoamérica este año. Sin embargo, ahora dice que quedará a la mitad de camino del 0,9% con el que se cerró 2014, lo que significa que el repunte se aplaza y será más lento. La previsión que se dio en enero para 2016 era del 2,9%, casi un punto más alto. Lo elevaba al 2,8% para el siguiente ejercicio, medio punto menos

El problema lo resume el Banco Mundial de la siguiente manera. Los países de América del Sur están teniendo dificultades del lado de la demanda interna, por la débil confianza de los inversores, las sequías generalizadas y el abaratamiento de las materias primas. En el caso de Brasil se añade como agravante el daño que está haciendo el escándalo en Petrobras, explicó Kaushik Basu, su economista jefe.

La mayor economía de la región se contraerá un 1,3% este año, frente a la previsión de crecer un 1%, y eso arrastra al resto en la región. La moderación del crecimiento en China explica también este fuerte retroceso. La contracción será más profunda en Venezuela, del 5,1% este año, frente al 4% de 2014 y al 2% que se dijo en enero. La previsión es que la recesión se modere al 1% en 2016.

En las proyecciones para Argentina, los técnicos del organismo proyectan un crecimiento del 1,1% en el ejercicio en curso, el doble que hace un año. La previsión que se hizo hace seis meses fue de una contracción del 0,3%, por lo que se mejora en su caso. Los relatores explican que este cálculo es ahora más completo porque cuentan con datos que no tenían a manos en el último informe.

La situación en México la califica de “frágil” al referirse al clima de negocio. Estados Unidos hace, sin embargo, de sustento y eso le permitirá crecer un 2,6% este año, una proyección que está en línea con lo que anticipó en enero. La esperanza es que la contracción vivida en la economía estadounidense a comienzos de año sea transitoria y eso tire del crecimiento también en el vecino del sur hasta el 3,2% en 2016.

La economía mexicana es de las que hace de motor de la región, en su caso por ser también de las tres más grandes. En términos relativos, los países que más crecen son Panamá, donde espera se mantenga a un ritmo del 6,2% este 2015, y Perú, con el 3,9% antes de retomar el 5% en 2016. En el grupo de las economías que más rinden están también Bolivia, con el 4,8%, y Guatemala, con el 4%.

Colombia crecerá un 3,5% este año, según la nueva estimación del Banco Mundial, aunque en este caso es casi un punto inferior a la que se anticipó en enero y eso explica también que, junto a Brasil, se haya tenido que rebajar el conjunto de la proyección para América Latina. Es el país, de hecho, que se pone como ejemplo para reflejar esta “compleja transición” que afronta todo el subcontinente.

Expansión decepcionante

El Banco Mundial señala que esta adaptación a la nueva era de bajos precios en el petróleo y las materias primas plantea una dificultad importante para el conjunto de las economías en desarrollo, combinado con el alza en los costes de la financiación. “Este 2015 será el cuatro año consecutivo de crecimiento decepcionante”, afirman los relatores del organismo, que proyectan una expansión del 4,4%.

“Abróchense el cinturón porque habrá baches por delante”, advierte el economista jefe, aunque vea una mejoría gradual en el horizonte. Para el año próximo la actividad económica de los emergentes repuntaría al 5,2%. De ahí subiría dos décimas porcentuales en 2017. El temor del organismo es que el alza de tipos en EE UU dañe a los países que están mostrando más vulnerabilidades.

Para el conjunto de la economía global, la proyección se rebaja al 2,8%, dos décimas menos de la que anticipó en enero. De ahí repuntaría medio punto en 2016 gracias al impulso del bajo coste de la energía. Esto se explica también por un análisis más optimista de Europa, gracias a los estímulos, junto a una expansión del 2,7% en EE UU. Las economías avanzadas crecerán un 2% este año y un 2,4% en 2016.

Aplazar el alza de tipos

Pero el Banco Mundial advierte que una “apreciación excesiva” del dólar por un “alza prematura” de los tipos de interés en EE UU podría trastocar estas proyecciones si acaba afectando a la recuperación de la mayor economía del mundo. “Los efectos serán adversos para sus socios comerciales”, anticipa. Es uno de los argumentos del Fondo Monetario Internacional para pedir que se aplace el alza de tipos.

Como dijo la semana pasada Christine Lagarde desde el FMI, el economista Kaushik Basu aconseja a la Reserva Federal que se “espere mejor” a comienzos de 2016 para marcar el inicio del proceso de normalización de la política monetaria en EE UU. “Las señalas que llegan de la economía son mixtas”, precisó. Aún así, admite que la Fed empezará a elevar el precio del dinero este año.

Las dos instituciones coinciden al insistir por todo esto en que el crecimiento de las economías en desarrollo no puede depender solo de EE UU como motor y tampoco pueden ser tan vulnerables ante ella. La recuperación en la zona euro es aún insuficiente. La proyección que hace el Banco Mundial es del 1,5%, más optimista que el 1,1% que anticipó hace seis meses. De ahí repuntará al 1,8% en 2016.

Fuente: El País

Endesa prevé elevar sus ganancias hasta los 1.000 millones en 2015

Borja Prado, presidente de Endesa.

La eléctrica ha confirmado a la CNMV que espera obtener un resultado bruto de explotación (ebitda) de hasta 3.000 millones este año.

La firma capitaneada por Borja Prado considera que puede ganar un 5% más que en el ejercicio anterior y aumentar su resultado neto hasta los 1.000 millones de euros, según la información remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con motivo del día del inversor.

El año pasado, el beneficio neto en España y Portugal, únicos mercados en los que ahora opera la firma tras traspasar a mediados de 2014 todos sus activos de Latinoamérica a Enel, alcanzó los 950 millones de euros, lo que supuso una caída del 19,2% respecto a 2013.

Endesa también espera que al finalizar el presente ejercicio su ebitda se sitúe en los 3.000 millones de euros y que sus inversiones en capital (Capex) alcancen los 800 millones.

La eléctrica también tienen en mente cambiar la composición actual de su deuda y pasar de un 85% de tipo fijo a un 62% y aumentar el porcentaje del tipo variable del 15% al 38%.

Asimismo, como ya anunció la empresa, la política de dividendo para este ejercicio y el año que viene contempla un crecimiento anual del 5% respecto al del año anterior, con un ‘pay out’ máximo del 100%.

Optimismo

El optimismo de la firma no sólo radica en la recuperación de la economía española, sino también en un mayor esfuerzo de la compañía por la reducción de costes y en su apuesta por el mercado portugués para sus negocios de gas y electricidad y en la expansión en gas en Francia.

La eléctrica ha querido destacar que, a su juicio, “la estabilidad política” es un aspecto clave para continuar con la trayectoria actual de crecimiento. El presidente, Borja Prado, ha mostrado hoy su “esperanza” en que “todos los partidos contribuyan a que esta situación estable se mantenga, una cuestión “clave” para que la recuperación económica “tenga éxito”.

Durante su intervención en una conferencia con analistas, Prado se ha mostrado tranquilo a la espera de que se configure el nuevo “mapa” político municipal y regional tras las elecciones de mayo.

El directivo ha descartado “cambios importantes en el marco regulador” a medio plazo, lo que proporcionará “visibilidad” de negocio.

La compañía también considera que la electrificación de la demanda en España aumentará desde el 25% de 2014 hasta el 30% en 2030 y está convencida de convertirse en líder de este escenario. La firma prevé que se alcanzarán entre 273 y 278 teravatios/hora (TWh) en 2020, un 1,9% más.

Plan Industrial

Endesa ha remitido a la CNMV su propuesta de Plan Industrial 2015-2019 que basa en 4 pilares: el aprovechamiento de todo el potencial de la regulación, el crecimiento orgánico del negocio liberalizado (haciendo especial hincapié en el fortalecimiento de su posición en el mercado del gas), la eficiencia y la orientación hacia las inversiones rentables.

Las inversiones del plan de negocio 2015-2019 se mantendrán en 4.400 millones, de los que un 47% irá destinado a distribución, un 33% a generación, un 10% a comercialización y un 10% a actividades extrapeninsulares, señala Endesa con motivo de su día del inversor.

Ejercicios de 2016 y 2017

De acuerdo a estos documentos, la compañía espera seguir mejorando sus resultados en los dos ejercicios siguientes.

Así, confía en aumentar su beneficio neto hasta los 1.200 millones en los ejercicios de 2016 y 2017, destinar a inversiones de capital (Capex) 900 millones cada uno de esos dos años y que su ebitda alcance los 3.100 millones de euros en ambos ejercicios.

Fuente: Expansión

Aena y Acerinox anticipan su próxima incorporación al Ibex

Imagen de la salida a Bolsa de Aena y de un edificio de Acerinox

Las dos compañías aprovechan el estímulo de su próxima inclusión al Ibex, todo lo contrario que BME y Acciona, que serán excluidas y que destacan hoy en las caídas.

Las quinielas, esta vez, se cumplieron, y los dos más claros favoritos a formar parte del Ibex (Aena y Acerinox) se incorporarán al índice selectivo español a partir del próximo 22 de junio. Los dos valores excluidos, BME y Acciona, figuraban también entre las más firmes apuestas de los analistas y las firmas de inversión para abandonar el Ibex.

La decisión fue anunciada al cierre de ayer por el Comité Asesor Técnico (CAT) del Ibex 35, si bien los cambios no se materializarán hasta dentro de dos semanas, el próximo 22 de junio.

Pero los inversores no aguardan hasta esta fecha para realizar sus propios ajustes de carteras. En un intento de anticiparse a los fondos de inversión, tienen el camino despejado para tomar posiciones en Aena y en Acerinox. El gestor de los aeropuertos españoles se afianza por encima de los 95 euros por acción, mientras que el grupo industrial acelera sus subidas por encima de los 14 euros.

Los inversores tratan de descontar en Aena y en Acerinox una próxima oleada de compras de los fondos de inversión que replican la composición del Ibex. Todo lo contrario sucede con BME y con Acciona.

La sociedad gestora de la Bolsa española destaca desde la apertura entre los valores más rezagados del Ibex 35, con mínimos intradía por debajo de los 35 euros, mientras que Acciona se repliega hacia los 67 euros y se cuela también entre los valores más penalizados del índice selectivo.

Fuente: Expansión

Los analistas privados elevan la previsión de crecimiento al 2,9%

Los analistas de los 18 servicios de estudios que integran el Panel de Funcas sitúan el crecimiento de la economía española en 2015 en el 2,9% de media, 3 décimas porcentuales más que en su anterior previsión. Para 2016 se espera un crecimiento del PIB del 2,7%, una décima más que en el panel anterior. Los economistas privados respaldan así la previsión de crecimiento del Gobierno para este año,aunque son ligeramente más pesimistas para 2016.

Las previsiones más optimistas son las de los servicios de estudios de Repsol y banco Santander, que prevén un crecimiento del PIB del 3,1%. Ceprede y Esade son los más pesimistas con un 2,6%. En cuanto a 2016, el Santander repite como el más optimista, con un 2,9% de crecimiento previsto y Ceprede es el más pesimista, con un 2,4%.

Los analistas creen que el crecimiento ha alcanzado su mayor ritmo trimestral a comienzos de este año, con un alza del 0,9%. Prevén que ese crecimiento se desacelere gradualmente y pase a ser del 0,8% este trimestre y el próximo, del 0,7% en el último trimestre de este año y del 0,6% trimestral durante todo el año próximo.

La mejora de la actividad económica este ejercicio provendrá en su totalidad de la demanda interna, que aportará 3 puntos porcentuales al crecimiento del PIB, mientras que la demanda externa detraerá una décima porcentual, según las previsiones de los economistas.

Destaca la mejora del consumo privado, que subirá un 3,3%, y la inversión un 5,4%. Particularmente llama la atención la revisión al alza de las estimaciones relativas a la inversión en construcción que aumentará este año un 3,5%, 7 décimas porcentuales más que lo previsto en el Panel anterior, y un 4,4% el próximo ejercicio, 6 décimas porcentuales más.

Por lo que se refiere al mercado laboral, mejoran las previsiones de creación de empleo, que se incrementará un 2,6% en 2015 y un 2,4% en 2016, y se revisan a la baja las de paro, que terminará este ejercicio con una tasa media del 22,2% y el próximo año con el 20,5%, por encima de las previsiones del Gobierno en ambos casos.

La inflación será superior a lo esperado anteriormente y alcanzará en 2015 una tasa media del -0,3%, mientras que se mantiene la previsión de 2016 en el 1,2%.

Conclusión: Aunque estemos acostumbrados a ello no deja de sorprender que sigamos dando por supuesto que el PIB debe crecer y crecer, y que eso es bueno para todos. Lo que es indiscutible es que hay que redistribuir mucho mejor la riqueza y disminuir las desigualdades, pero ¿qué necesidades nos quedan por resolver para que tengamos que seguir siendo cada vez más ricos? ¿Por qué nos debe preocupar que siga aumentando el PIB? Este artículo dice cosas interesantes al respecto: http://cort.as/3Ftu

Fuente: El País