SU SUELDO SUBIRÁ UN 1,9% EN 2016

14460228668871

Un 1,9% de subida de sueldo es una cifra que permite ver el vaso medio lleno o medio vacío. Ese 1,9% es lo que vaticina que subirán los sueldos el Estudio General de Compensación Total Mercer 2015, y la buena noticia es que mejora el 1,7% que la misma fuente calculaba para el año en curso. La mala noticia, el vaso medio vacío, es que es una cifra bastante modesta comparada con los países de nuestro entorno: iguala con Portugal y supera a Grecia (1,6%), pero queda por debajo de Alemania (donde los aumentos de salarios serán más altos, de un 2,9%), Reino Unido (2,8%), Italia (2,5%) y Francia (2,2%).

La consultora ha llegado a estas conclusiones tras analizar las prácticas y políticas retributivas de más de 340 compañías, con información retributiva concreta de más de 730 puestos, “en una muestra amplia y heterogénea del mercado”, según informa en un comunicado. Mercer analiza las retribuciones en un sentido amplio, teniendo en cuenta todos los beneficios que la empresa puede ofrecer para tratar de retener a sus empleados. Destaca el aumento de los planes de retribución flexible, que en 2006 eran casi una rareza (sólo los tenían el 12% de las compañías) y en 2015 forman parte del ‘pack’ retributivo del 44% de las compañías. Pero no ha sido un crecimiento lineal: “La implantación de nuevos sistemas de retribución flexible se ralentizó levemente en 2014 tras la publicación del Real Decreto 16/ 2013 sobre cotizaciones a la Seguridad Social, por la incertidumbre de que ocurriese lo mismo a nivel fiscal, lo cual finalmente no ha ocurrido”, destaca Rafael Barrilero, socio de Mercer. Los beneficios más demandados siguen siendo el seguro médico y ayuda para comida y se consolidan las ayudas para guardería y el cheque transporte. Barrilero también destaca el crecimiento de los seguros de salud, del 56% en 2006 al 71% en 2015, lo que explica por la combinación de su bajo coste para la empresa y su alto valor para los empleados.

Del informe de Mercer se concluye que la mejora de la situación económica se traduce en los salarios, pero con poca alegría: un 1,9% de subida no es para tirar cohetes. Sin embargo, sí hay otras señales que trasladan más claramente que lo peor de la crisis ha pasado: el absentismo ha crecido en sólo un año un 33%, de los seis días de 2014 a los nueve de 2015. El miedo a perder el empleo ya no ejerce de imán hacia la oficina.

por Albert Chamorro Sánchez

Noticia del blog de Actualidad Económica del periódico Expansión

El Eurogrupo evalúa la negociación ante la falta de un acuerdo con Grecia

El Eurogrupo analizará este lunes el estado de las negociaciones entre los acreedores y Grecia, en las que no se han producido aún los avances suficientes para que haya un acuerdo, pese a los problemas de liquidez de Atenas y a tan solo ocho semanas de que expire la prolongación del rescate.

Las negociaciones en el Grupo de Bruselas, formado por Grecia y la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), continúan estos días para tratar de forjar un acuerdo que debería estar sobre la mesa “como muy tarde a principios de junio”, señaló un alto cargo de la Eurozona.

Si bien la organización y la estructura de las conversaciones han mejorado, no se ha logrado cerrar ninguno de los múltiples elementos que están sobre la mesa. “Estamos bastante lejos de una situación en la que esté a la vista un acuerdo final”, señalaron las fuentes de cara a la reunión de este lunes de los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona, en la que, por tanto, no habrá “ninguna decisión final”.

Tampoco se espera, a diferencia del duro tono empleado en la reunión informal del Eurogrupo en Riga hace dos semanas, un debate largo o “contencioso” con el titular de Finanzas griego, Yanis Varoufakis.

Lo que no se descarta es la publicación de un comunicado en el que los ministros tomen nota de los progresos registrados y alienten al Grupo de Bruselas y a Grecia a seguir trabajando rápidamente hacia un acuerdo, primero a nivel técnico y después político.

Es precisamente este comunicado de Bruselas, en el que se confirmen los avances positivos que ha hecho Atenas, lo que esperan este lunes las autoridades griegas. “Queremos una confirmación clara del progreso que hemos hecho en el último periodo”, ha señalado el primer ministro griego, Alexis Tsipras, a su Gabinete, según la BBC.

“Ha habido un importante acercamiento en una serie de áreas, pero no ha habido ningún acuerdo final sobre ningún dossier abierto, porque si no ya hubiera habido fumata blanca”, dijeron las fuentes.

De hecho, ni siquiera todos los capítulos han sido discutidos aún en profundidad, agregaron.

Así, las diferencias entre los acreedores y Atenas persisten, sobre todo en los principales elementos sobre la mesa, que son además las líneas rojas del Gobierno de Alexis Tsipras.

Fuente: Elaboración propia a partir de artículo de El País

CaixaBank firma un acuerdo con CEOE para ofrecer 11.000 millones de financiación a las empresas

Los fondos se canalizarán a través de productos y servicios asociados a la financiación de circulante y a las inversiones a medio y largo plazo de las compañías.

14321398414124

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, y el de la patronal CEOE, Juan Rosell, han firmado un acuerdo para impulsar la financiación de las empresas con la apertura de una línea de crédito por un importe de 11.000 millones de euros.

Este dinero será destinado al crecimiento de las empresas españolas y se canalizará a través de productos y servicios asociados a la financiación de circulante y a las inversiones a medio y largo plazo, ha explicado CaixaBank en un comunicado.

El objetivo del acuerdo es el desarrollo y la modernización de las empresas afiliadas a la CEOE a través de soluciones que impulsen el desarrollo del emprendimiento, la internacionalización de las actividades empresariales y la innovación.

Durante la firma del acuerdo, Fainé ha destacado que con esta línea de financiación “se incrementará la competitividad de la economía española, se impulsará la creación de nuevas empresas, que comportará nuevos puestos de trabajo, y se favorecerá, también, el necesario incremento de la dimensión de las empresas”.

Rosell ha subrayado “la importancia del convenio por su contribución al impulso de la innovación y la internacionalización de las empresas españolas. Dos aspectos fundamentales para aumentar la mejora de la actividad y competitividad de las empresas”

Fuente: Expansión

Varufakis asegura que España apoyará a Grecia en la reunión del Eurogrupo

Autor: Albert Chamorro

En una expectación sin precedentes el ministro de Economía griego, Yanis Varufakis, ha asegurado que ha logrado el apoyo de España para la decisiva reunión del Eurogrupo del próximo lunes en Bruselas. Varufakis ha hecho estas declaraciones tras mantener una comida de trabajo en Madrid con su homólogo español, Luis de Guindos, tras la que ha explicado que “España y Grecia, así como el resto de países de la Eurozona, tienen un interés común en que se resuelva el problema de Grecia”.

La reunión, que se desarrolló en un ambiente de “armonía”, según el ministro griego, se enmarca en una mini gira de urgencia del titular heleno por varios países en aras de recabar apoyos para la reunión del lunes, en la que se podría desatascar la entrega de un nuevo tramo del segundo rescate a Grecia, de 7.200 millones de euros, sin el cuál el país podría declararse en quiebra.

imagen164244g

La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional llevan retrasando la entrega de este tramo de dinero desde septiembre de 2014 para obligar a Atenas a hacer una serie de reformas que garanticen el futuro económico del país, cosa que está aún en el aire y, sobre todo, desde que esta semana el Gobierno heleno anunciara la contratación de 3.500 funcionarios despedidos hace unos años fruto de las exigencias de la troika (BCE, UE y FMI).

Desde el Ministerio de Economía se aseguró que la reunión había sido “útil y fluída” y que el Gobierno trabajará en el Eurogrupo del lunes para que Grecia siga en el euro “siempre que cumpla con las reglas establecida”.

Fuente: Elaboración personal a partir de artículo de El País y Cinco Dias

El fracking ha llegado para quedarse

El economista Daniel Lacalle ha afirmado que estamos “en medio de la mayor revolución energética” de la historia, que ha cambiado la percepción del sector por completo, y que el ‘fracking’ “ha venido para quedarse”.

En su ponencia ‘Oportunidades globales de la revolución energética‘ en la reunión anual de Sedigas, Lacalle destacó que está revolución energética ha cambiado “tanto la percepción de las reservas disponibles como la del riesgo político y de suministro, así como la percepción de los suministradores de impactar en el precio”.

Asimismo, el economista aseguró que la flexibilidad, adaptarse y manejar los costes es lo que va a llevar a “tener éxito”. “Las estimaciones por el lado del precio y de la demanda siempre se equivocan”, añadió al respecto.

Lacalle señaló que el mercado de gas natural licuado (GNL) se ha expandido de “una manera espectacular” y se ha asistido a como la prima se ha reducido de “manera dramática”. “Hoy el precio al que se compra el GNL es exactamente el mismo al que se vende el gas por gasoducto en Reino Unido”, apuntó.

Además, el gestor de fondos advirtió que “cuando hay un cambio tan dramático como el fracking el proceso de aprendizaje es brutal”, destacando que está tecnología permite que el 89% de sus proyectos sean rentables con el Brent a 60 dólares.

Fuente: El Economista

Tsakalotos, el economista que hará de ‘poli bueno’ en la negociación helena

A menudo se le veía llegar al Palacio Presidencial como pasajero en la moto de Yanis Varufakis, pero pasa ahora al asiento del conductor en la negociación del Gobierno griego con los acreedores. Se trata de Euclides Tsakalotos, 55 años, secretario del Estado de Relaciones Económicas Internacionales, economista con estudios superiores en Oxford, quien fue nombrado coordinador principal entre Atenas y los acreedores internacionales. Sus ideas sobre la negociación coinciden con las de Varufakis, pero tiene un discurso más suave y prudente.

Siempre en la sombra, Tsakalotos pasa ahora a la primera línea como el poli bueno, tras la relegación del polémico ministro de Finanzas, cuyo discurso más indolente le ha granjeado numerosos enemigos dentro y fuera de Grecia.

Tsakalotos también lleva camisas abiertas y evita las corbatas, como la mayoría de sus compañeros en el consejo de ministros del Gobierno de Syriza, pero su perfil recuerda más al “señor profesor”, como le siguen llamando muchos de sus colegas ocasionales. Su currículum no es para nada inferior al de Varufakis, ni su conocimiento del inglés; de hecho, su acento puramente británico es una de las características más emblemáticas.

Aunque Varufakis es el número uno en la negociación con los socios y los acreedores, Tsakalotos siempre estuvo presente en todas las negociaciones clave, siendo corresponsable de la estrategia griega, circulando tranquila y firmemente al lado de Varufakis. O mejor dicho, detrás de él, ya que Varufakis muchas veces incluso se olvidaba de presentar a Tsakalotos a sus interlocutores, un detalle que repetidamente fue comentado desfavorablemente. No obstante, antes del nombramiento del nuevo Gobierno en Grecia, Tsakalotos fue uno de los candidatos para el cargo del ministerio de Finanzas, ya que había sido un probado y experimentado miembro del partido.

Finalmente asumió el cargo de secretario del Estado en el Ministerio de Exterior, con responsabilidades sobre la economía internacional, algo directamente relacionado con su ciencia. Tsakalotos nació en 1960 en Rotterdam (Holanda), hijo de una prominente familia griega. Sólo cinco años más tarde se trasladó con su familia a Inglaterra. El joven Euclides, con el nombre de pila que costaba tanto a los ingleses pronunciar, creció como miembro de una familia de clase alta y tuvo la oportunidad de ir a los mejores colegios y universidades de Gran Bretaña.

Asistió a la famosa Universidad de Eton y continuó sus estudios en las Universidades de Sussex y Oxford, donde estudió Ciencias Económicas y Políticas. Fue durante los años de Oxford cuando se incorporó a un círculo que incluía a otros estudiantes griegos llamados a protagonizar la vida política y económica del país en los siguientes años, como el exministro de Finanzas Yiannis Sturnaras. Permaneció en Inglaterra hasta después de acabar sus estudios, prosiguiendo con continuas investigaciones, encuestas y publicaciones. Durante cuatro años fue profesor de Economía en la Universidad de Kent.

Hasta 1994, Tsakalotos no había permanecido nunca en Grecia más allá de un período de vacaciones. Fue a los 34 años cuando regresó a su país de origen. El primer gran problema al que se enfrentó fue el del acento: su griego fue una fuente continua de comentarios negativos, pero Tsakalotos se esforzó bastante para deshacerse de su acento británico y poderse expresar con comodidad en griego. En 2010 fue nombrado profesor de Economía en la Universidad de Atenas.

Su ideología más bien izquierdista, formada durante sus estudios en Inglaterra, le llevó pronto al partido de Synaspismos, y luego a Syriza, con el que fue diputado candidato en la prefectura de Préveza, en el norte de Grecia, de donde venía su familia. De hecho, el hermano de su abuelo, Thrasívulos Tsakalotos, fue general del Ejército griego que combatió contra los nazis durante la Segunda Guerra Mundial y uno de los pioneros de la reconciliación nacional después de la guerra civil.

Tsakalotos no pertenecía al círculo íntimo del primer ministro heleno, Alexis Tsipras, pero sí tiene un punto en común con el líder de Syriza. Los dos están casados con su amor de los años de estudiante. La esposa de Tsakalotos es la escocesa Heather Denise Gibson, también economista, y directora actual del departamento de Investigación del Banco de Grecia, y tienen tres hijos.

Aparte de eso, muy poco se sabe de la vida privada de Euclides Tsakalotos, algo que confirma su carácter como persona de perfil bajo y tranquilo. Nunca se ha publicado algo sobre la vida de su familia, ni fotos de sus hijos, ni algo sobre su estilo de vida. No obstante, sí se dio a conocer su declaración de la renta, dando paso a críticas contra él y contra Syriza, ya que se le atribuyó el título de aristócrata de izquierdas. El tema surgió en 2013, cuando por su declaración de la renta se hicieron públicas sus altas inversiones en empresas como BlackRock o JP Morgan, y Tsakalotos respondió que se trataba de patrimonio familiar, inversiones de su padre Stéfanos, en las que él era cotitular. Más allá de eso, sus ingresos son los de un académico griego habitual y, algo llamativo, suponen menos de la mitad de los ingresos de su esposa.

Fuente: El Economista

Rato, el ingeniero del ‘sistema España’

Autor: Albert Chamorro

El día 5 de mayo de 1994, hace ahora veintiún años, fueron detenidos en Madrid, Mariano Rubio, ex gobernador del Banco de España y Manuel de la Concha, ex síndico de la Bolsa de Madrid y ex presidente del banco de inversiones Ibercorp, pequeña entidad financiera en apuros, en la que algunas personas relevantes vinculadas al Gobierno socialista, tenían sus fondos. Fue un suceso muy relevante.

Dos años atrás, había trascendido que Rubio figuraba entre los vendedores de acciones de la empresa Sistemas Financieros,SA –perteneciente al grupo Ibercorp-, junto con el ex ministro socialista Miguel Boyer y su esposa, Isabel Preysler. Los nombres de Rubio, Boyer y Preysler habían sido omitidos en una primera lista de vendedores de acciones, remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El órgano de control trataba de investigar si algunos accionistas de Ibercorp y sus filiales habían recibido trato de favor mediante generosas operaciones de autocartera. En pocas palabras, destacados representantes de la denominada “beatiful people’ madrileña, entre los que figuraban el más relevante ministro de Economía y Hacienda de la era socialista y el propio gobernador del Banco de España, habrían conseguido salvar e incluso mejorar el valor de sus ahorros, mientras otros clientes sufrían quebranto. El escándalo fue mayúsculo. Con todo, el Gobierno no forzó la dimisión de Rubio y dejó que expirase su mandato, pocos meses después de estallar el escándalo. Transcurridos dos años de la primera andanada, se descubría que Rubio había tenido una cuenta secreta en Ibercorp con 130 millones de antiguas pesetas (780.000 euros), por la que no había pagado impuestos a Hacienda. Un gobernador del Banco de España, cuya firma figuraba en buena parte de los billetes en circulación, cliente de un chiringuito financiero, presunto beneficiario de una operación de favor cuando el tinglado entró en apuros y defraudador a Hacienda. Un hombre ilustrado y elegante, que de joven había pertenecido a la Alianza Socialista Universitaria.

Las detenciones de Mariano Rubio y Manuel de la Concha se produjeron entre las 20,30h. y las 21h. y fueron llevadas a cabo por funcionarios de la Brigada Regional de la Policía Judicial de Madrid, que seguían órdenes de la Fiscalía. El primero en ser detenido fue el ex sindico de la Bolsa de Madrid en su despacho profesional, mientras que Rubio fue detenido en su domicilio, próximo al Congreso de los Diputados. Ambos fueron trasladados a los juzgados de la plaza de Castilla y posteriormente, sobre las 21,30h. la juez Ana María Ferrer ordenó su ingresó en los calabozos del juzgado de guardia.

La noticia circuló por Madrid como un reguero de pólvora. A eso de las nueve de la noche, había centenares de personas congregadas ante los juzgados de plaza Castilla. “¡Crico gratis, circo gratis!”, gritaban algunos de los concentrados, según referiría al día siguiente el diario ‘ABC’. Algunas de las personas reunidas en la plaza Castilla pensaban que se había logrado detener al ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, entonces prófugo de la justicia. El empresario jerezano José María Ruiz Mateos, antiguo propietario de Rumasa –grupo expropiado en 1982 por el gobierno socialista ante la amenaza de una quiebra colosal-, se sumó al tumulto al grito de “Felipe ríndete”.

La conmoción fue enorme. Un ex gobernador del Banco de España entre rejas. En paralelo, el primer civil que había ocupado el puesto de director general de la Benemérita, en paradero desconocido, tras descubrirse que cobraba comisiones por las obras en los cuarteles, entre otras tropelías. El Banco de España y la Guardia Civil habían estado en manos de sendos delincuentes. El escritor Josep Pla se removía en su tumba. Conservador en el sentido más antiguo de la palabra, Pla daba una importancia primordial a la solidez de la moneda y a sus vigilantes. Llamado a comparecer en el Parlamento poco antes de su detención, Mariano Rubio había sido objeto de un duro interrogatorio por parte del diputado socialista Juan Pedro Hernández Moltó en la comisión de Economía del Congreso. Un espectáculo bochornoso. El PSOE pretendía dejar claro que nada tenía que ver con Mariano Rubio. “Míreme de frente, míreme a los ojos”, le gritaba Hernández Moltó al antiguo amigo de Francisco Fernández Ordoñez y Miguel Boyer, ante las cámaras de televisión, que ofrecían la sesión en directo. Fecha del interrogatorio: 15 de abril de 1994, hace exactamente veintiún años.

(Juan Pedro Hernández Moltó fue nombrado en 1999 presidente de Caja Castilla-La Mancha. Esta entidad inauguró la cadena de escándalos en las cajas de ahorro españolas. Intervenida por el Banco de España en 2009, su presidente fue obligado a dimitir y fue sometido posteriormente a investigación judicial. Nadie le pidió entonces que mirase a los ojos de nadie).

Volvemos a la primavera de 1994. El mandato de Felipe González se aproximaba a su fin en medio de un clima político y social muy enrarecido por la crisis económica que afectaba a buena parte de los países europeos, como consecuencia de los altos costes de la reunificación alemana. Muchos españoles se resistían a entregar el poder al Partido Popular, primera fuerza de la oposición, pero la sucesión de escándalos estaba creando una atmósfera muy asfixiante. Los electores socialistas no eran propicios a dar su voto a José María Aznar. Tampoco había una marea socialista en favor de Julio Anguita, el dirigente comunista que había dado por concluido el largo viaje de Santiago Carrillo hacia el  pragmatismo. Finalmente, González perdió las elecciones generales del 3 de marzo de 1996 por un estrecho margen de votos y escaños. (9,7 millones de votos y 156 escaños el PP; 9,4 millones de papeletas y 141 diputados el PSOE). Artista de la palabra, González definió así la situación: “Ha sido un dulce derrota”.

Ayer, 15 de abril del 2015, aniversario de la dramática comparecencia de Mariano Rubio ante el Congreso, la policía detuvo durante unas horas a Rodrigo Rato Figueredo después de un registro exhaustivo de su domicilio en el distrito de Salamanca de Madrid, llevado a cabo por agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera, por los presuntos delitos de fraude fiscal, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales. Después de los registros, Rato quedó en libertad y disposición de lo que decida el juez en los próximos días.

Rato no llegó a firmar moneda, honor y responsabilidad ahora reservada al presidente del Banco Central Europeo, pero ha desempeñado un papel central en la vida política y social española en los últimos veinte años. Ministro de Economía en los dos mandatos de José María Aznar, con rango de vicepresidente primero entre 2003 y 2004. Gran reorganizador de la nomenclatura económica española tras las privatizaciones de las empresas públicas llevadas a cabo a partir de 1996. Artífice de la liberalización del suelo impulsada por el PP y destacado promotor, en consecuencia, del gigantesco festín inmobiliario que caracterizó el despegue económico español a finales del siglo XX. Verdadero héroe de las clases medias madrileñas beneficiadas por la turbo-economía de esa época, un Madrid acomodado que hasta hace muy poco se refería a él con el apelativo de Rodrigo. Simplemente, Rodrigo. Símbolo de la eficiencia económica que se atribuía el PP en la dulce fase del “España va bien”. Manifiestamente contrario –por razones de pragmatismo- a la implicación española en la guerra de Irak, llegó a enfrentarse a Aznar por este motivo. Fallido aspirante a la presidencia del Gobierno hasta que Aznar se inclinó por Rajoy en 2003. Presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la derrota electoral del PP en 2004, cargo que abandonó tres años más tarde, por razones de orden familiar que coincidieron con el estallido de la más fenomenal crisis financiera jamás vista en el mundo desde el ‘crash’ de 1929. De regreso a España, ocupó la presidencia de Bankia en diciembre del 2010 para convertirse en destacado protagonista de uno de los mayores quebrantos financieros españoles durante la actual crisis. La entidad fue intervenida el 9 de mayo del 2012 (hace ahora tres años) y su reflote ha exigido cuantiosos recursos públicos.

Rato está siendo investigado por las posibles prácticas fraudulentas en la salida a bolsa de Bankia y por la emisión de unas tarjetas opacas de la entidad, que ofrecían un suculento privilegio a sus consejeros, al margen de sus estipendios oficiales. La publicación de los gastos de las citadas tarjetas provocó el pasado mes de octubre enero uno de los escándalos de mayor impacto popular que se recuerdan en España.

Caído definitvamente en desgracia el hombre que decidía los organigramas de la España privatizada, el PP intenta desentenderse ahora de la figura de Rato, pese al papel central desempeñado por el personaje –simplemente, Rodrigo- en la forja del moderno centro derecha y en las conexiones del actual partido gobernante con la nomenclatura económica del país. Rato ha sido una de los grandes ingenieros del actual ‘sistema España’.

Dentro de 40 días se van celebrar elecciones municipales en toda España y elecciones regionales en 13 comunidades autónomas.

Fuente: Opinión La Vanguardia