El precio del dólar hoy en Venezuela y el deterioro de los servicios públicos

Cerca del 90 % de los venezolanos declara “sufrir problemas” con la electricidad y el agua potable, dos de los servicios públicos que han presentado deterioros en el último año.

Anticipadamente me parece curiosa la manera en que el artículo seleccionado engloba dos fenómenos económico/sociales que actualmente atacan al país latinoamericano.

“El precio del dólar en Venezuela abrió a la baja el sábado 2 de noviembre, según información de Dolar Today, en un contexto en que el 90% de los venezolanos dice sufrir la crisis eléctrica.”

Redacción EC

Luego, con cifras más concretas se señala que la divisa norteamericana bajó a 21.003,72 bolívares soberanos en el mercado paralelo, con un descenso de aproximadamente 3000 bolívares soberanos con respecto al precio de cotización anteriormente realizado por la compañía venezolano-estadounidense. También se menciona cómo la compañía encuestadora de gran reconocimiento a nivel nacional, Consultores 21, afirman que casi el 90% de los venezolanos han declarado tener problemas con los servicios públicos, más específicamente con el servicio de agua y el eléctrico.

Con el paso de los años dichos servicios, tan primordiales, se han deteriorado afectando sobre todo a la región interna del país, sin embargo, durante el último año se ha agravado esta situación no solo en el interior del país sino también en la capital, en donde los ciudadanos afirman que tras el apagón nacional de más de 5 días que surgió a principios del año, los apagones y la falta de agua se han vuelto eventos mucho más concurrentes.

Para nadie es un secreto que la devaluación de la moneda nacional afecta directamente a todos y cada uno de los pilares que componen una nación, y si retomamos el tema del “sube y baja” del dólar y analizamos su comportamiento durante los últimos años, llegaremos a la misma conclusión que han llegado muchísimos economistas: la baja del dólar no es más que un impulso para su próximo ascenso.

Este desempeño cambiario a causa de que el Gobierno Nacional deslice hacia arriba el dólar oficial para así obtener más bolívares, consecuentemente inyectará de forma significativa, y por supuesto desfavorable, presión a la inflación. Por otra parte, en caso de que se concrete la decisión de aumentar nuevamente el salario mínimo, seguirá alimentándose el aumento incesante de este desequilibrio.

Ante tal situación es difícil determinar una solución completa que no deje algún cabo suelto, además de que para mejorar dicha situación se requerirán años para notar cambios realmente significativos. Sin embargo, podría comenzarse al empoderar la empresa privada, de esta forma se daría paso a una reactivación de la producción nacional ya que la banca está minimizada por el encaje legal, es decir, los bancos no tienen la capacidad de realizar préstamos de la cantidad demandada por las empresas, por lo tanto, si en paralelo hay capacidad de crédito, habrá más producción.

Realizado por Valeria Blanco a partir de “DolarToday Venezuela: mira aquí el precio del dólar, hoy domingo 3 de noviembre de 2019” escrito por Redacción EC en diario “El comercio”.

Fuente: https://elcomercio.pe/economia/mercados/dolartoday-revisa-la-cotizacion-del-dolar-en-venezuela-hoy-domingo-3-de-noviembre-del-2019-dolarmonitor-usd-a-bolivares-venezolanos-interbanex-noticia/

La inflación se queda al 1,6% en octubre, el aumento continúa

365135-1880x1254

Pese a que los precios sigan subiendo, los salarios de los españoles siguen estancados. Ya van 14 meses de subidas de precio frente a congelaciones salariales, un desajuste que podría llegar a ser preocupante.

Según el Indice de Precios de Consumo (IPC), la inflación ha sido de un 1,6% en este mes de octubre; donde destacan los precios de los carburantes presentando subidas de hasta un 0.9% de septiembre a octubre, bastante más del 0,2% que se preveía con anterioridad.

Cabe destacar que el año empezó con una subida del 3% en el precio de estos productos, pero se ha ido reduciendo paulatinamente hasta llegar a su tope en julio, con un 1,5%. Las subidas regresaron en los meses venideros, con un 1,6% en agosto y un 1,8% en septiembre.

CONCLUSIÓN

Teniendo en cuenta que tanto pensionistas, como asalariados y funcionarios no ven subir sus ingresos mensuales, no es aventurado decir que las subidas de precios de productos básicos afecta a un gran porcentaje de la población. Por lo que a los pensionistas se refiere, sólo han visto un aumento del 0,25% en sus ingresos este año, y todo apunta a que siga igual este 2018. El caso de los funcionarios es similar, ya que han visto como sus emolumentos han sido congelados fruto de la prórroga de los presupuestos para el próximo año. Veremos como evoluciona este asunto.

 

Fuente: Elaboración propia a partir de El País

La inflación alcanza el 2,7% en Estados Unidos, su mayor nivel desde marzo de 2012

14895825546119

 

La tasa de inflación interanual de Estados Unidos se situó el pasado mes de febrero en el 2,7%, lo que representa un incremento de dos décimas respecto a la lectura del mes anterior y supone su nivel más elevado desde el mes de marzo de 2012, según ha informado el Departamento de Trabajo, cuyo dato allana todavía más el camino para que la Reserva Federal (Fed) decida incrementar los tipos de interés hasta un rango estimado entre el 0,75% y el 1% en su reunión de este miércoles.

El dato del mes de febrero se explica por una subida del 15,2% en los precios de la energía, el mayor desde septiembre de 2011, con un encarecimiento del 30,7% de la gasolina en el país estadounidense. Por su parte, el precio de los alimentos se mantuvo estable en el segundo mes de 2017.

Podemos ver como ha subido la inflación en Estado Unidos, cosa que preocupa porque no se sabe hasta donde puede llegar la inflación. Muchos acusan la llegada de Trump al poder como el factor detonante de esta inflación

Fuente: Elaboración propia a partir de expansión.com

 

#EntornoEconómico: La inflación en EEUU sube tres décimas en Abril, al 0.4% mensual

La inflación al consumidor en China se acelera en febrero

 

inflacion

La inflación al consumidor de China superó los pronósticos en febrero, acelerándose en su mayor ritmo desde julio del 2014, mientras que los precios a la producción ralentizaron su caída por segundo mes consecutivo, lo que reduce algo de la presión sobre las autoridades.

Si bien el aumento en los precios al consumidor, impulsado por los alimentos, será recibido con beneplácito por los reguladores preocupados de que China pueda caer en una trampa deflacionaria, algunos economistas creen que las presiones alcistas sobre los valores serán modestas en los próximos meses.

La inflación anual al consumidor se aceleró a un 2,3 por ciento en febrero, dijo el jueves la Oficina Nacional de Estadísticas, a partir del 1,8 por ciento de enero y por encima del 1,9 por ciento pronosticado por los analistas.

Ese fue el mayor incremento interanual desde julio del 2014.

Un incremento de un 7,3 por ciento en los precios de los alimentos se debió principalmente al clima frío y el efecto la estacional del Año Nuevo chino, dijo Yu Qiumei, un funcionario de la Oficina Nacional de Estadísticas, en un comunicado que acompaña los datos. La inflación que no considera los alimentos fue de un 1,0 por ciento.

“La inflación fue mucho mayor que las expectativas”, dijo Guo Lei, economista jefe de Founder Securities, en Shanghái.

“Creemos que la inflación no superará el objetivo del Gobierno de un 3 por ciento este año, pero su aceleración, obviamente, restringirá el espacio para una mayor relajación de la política monetaria”, agregó.

China tiene como objetivo mantener la inflación al consumidor en torno a un 3 por ciento en el 2016 para reflejar factores como el aumento en los costos laborales, las fluctuaciones de valores en los productos agrícolas y el impacto de una reforma adicional de los precios.

Fuente: Expansion.com

Maria Isabel Muñoz

Los precios de los productos alimenticios superan 7 veces la inflación

14501963207866La inflación repuntó cuatro décimas en noviembre en tasa anual respecto al mes anterior por el encarecimiento del recibo de la luz y el efecto escalón (descenso inferior de los precios a los registrados hace un año) de los combustibles. Aún así,el IPC general sigue por cuarto mes consecutivo en tasas negativas (-0,3%).

Sin embargo, las variaciones de los productos básicos, que afectan a las rentas más bajas y pensionistas o parados, siguen muy por encima de la inflación. Sucede sobre todo en la alimentación, cuya tasa se situó en este mes en el 1,7%, es decir, seis veces por encima del índice general. El alza de los alimentos sin elaborar crece al 2,6%.

De las 38 subclases de alimentos cuyos precios compara el INE, sólo cinco registran un crecimiento inferior o similar al IPC en el último año. Todos los demás, es decir, 33 en total, acumulan precios superiores.

Por ejemplo, comprar aceite cuesta un 28,3% que hace un año. Cocinar con patatas supone un 13% más y un 5,4% vale más la pasta. A la espera aún del subidón navideño, el pescado congelado subió en noviembre un 4,6% mientras el fresco aumentó un 1,4%. Por su parte, consumir legumbres y hortalizas frescas supone un 4,4% más, y comer frutas o crustáceos cuesta un 4% . La carne de ovino ya supone un 1% más y los preparados de carne un 1,9%. Incluso los productos de casquería han subido al 1,5%. Y el pollo ya se encuentra por encima del IPC general (0%), así como los huevos (0,6%), el arroz (0,1%), chocolates (1,8%), café (0,9%), agua mineral (1%) e incluso la cerveza (1% más). Sólo la leche cuesta menos (-4,5%) o la carne de porcino (-2,1%), el azúcar (-3,5%) o la mantequilla y margarina (-2,2%).

Vestir es también más caro. Todas las subclases que mide el INE están en tasa positiva. El calzado de mujer cuesta un 1,5% más y la ropa interior de hombre un 1,3%. Incluso la reparación y limpieza del textil ha aumentado un 0,9%. Mientras,echar medias suelas a los zapatos crece un 1,5%.

Además, la tasa de alcantarillado es superior en un 0,7%, y la electricidad un 0,4%.Reparar un electrodoméstico cuesta un 1,2% más y un 1,5% añadido supone adquirir una vajilla o comprar medicamentos (1% más). Los coches han subido un 3,9% pese a la subvención del Plan Pive mientras que organizarse un viaje supone un 4%. Mandar una carta es un 10,2% más caro que hace un año. Lo mismo ocurre con los libros de texto (2,1% más) , así como la educación infantil (1,6%), o la enseñanza obligatoria (0,9%) en manos públicas o el bachillerato (1,2%). Por su parte, los bares y restaurantes han subido los precios un 0,9% y los hoteles un 2,5%. A todo esto se añaden las alzas de todo tipo de seguros: médicos 4,6%) más; vivienda (2,7%) o del automóvil (2,2%).

Es evidente que España necesita muchas reformas estructurales para liberalizar sectores para que los precios sean por fin competitivos. Nada de esto figura en los programas electorales de los partidos. Mientras, los sueldos hasta noviembre han repuntado un 0,75% de media, un cuarto de punto por debajo del pacto de moderación salarial suscrito por la patronal y los sindicatos. Las pensiones subieron un 0,25%.

En todo caso, los pensionistas son los más perjudicados ya que apenas pueden beneficiarse del descenso de los precios que posibilitan que la inflación media se sitúe en el -0,3%. Por ejemplo, la caída de los carburantes (-13%) no les afecta porque no conducen en la mayoría de los casos. Tampoco tienen acceso a la competencia de precios que existe en los equipos informáticos, con un descenso del 7,1%, porque tampoco usan estos servicios. Lo mismo sucede con los servicios de móviles (-5,7%) y no compran equipos de imagen y sonido o fotográficos(-4,3%).

COMENTARIO

La tasa de inflación en noviembre en tasa anual repuntó cuatro décimas en tasa anual respecto al mes pasado, por el encarecimiento del recibo de la luz y los combustibles, y aun así el IPC sigue en niveles negativos por cuarto mes consecutivo (0.3%).

Además el cambio en los productos básicos que afectan a las rentas más bajas y pensionistas o parados están muy por encima de la inflación. Los más perjudicados son los pensionistas ya que los únicos productos que podrían beneficiarse de una disminución de precios son los que menos utilizan: carburantes, informática, telefonía y equipos de imagen y sonido. Sobre todo los productos alimenticios son los que más han sufrido un encarecimiento, cuya tasa esta seis veces por encima del índice general (1,7%). De los 38 productos que analiza el INE, 33 han aumentado el precio.

Ejemplos de productos alimenticios superiores al año anterior durante este mes de noviembre:

  • Aceite 28,3%
  • Patatas 13%
  • Pasta 5,4%
  • Pescado congelado 4,6% y pescado fresco 1,4%
  • Legumbres y hortalizas frescas 4,4%
  • Frutas y crustáceos 4%
  • Carne de ovino 1% y los preparados cárnicos 1,9%

A todo esto falta el incremento de precio navideño en cuanto a carne, pescados, crustáceos…

Otros productos también han registrado un aumento como:

  • Calzado femenino 1,5%
  • Ropa interior masculina 1,3%
  • Electricidad 0,4%
  • Medicamentos 1%
  • Envíos de cartas 10,2%

Es impensable que los productos aumenten un siete veces su inflación antes de vísperas navideñas cuando se sabe que aumentaran mucho más a mediados del mes de diciembre. Quienes más sufren esta subida es la clase baja, parados y pensionistas que les costara más cubrir sus necesidades básicas. España necesita una reforma estructural para regular los precios y liberalizar los sectores.

 

Elaborado por Chantal,

A partir de la fuente: EL MUNDO

#EntornoEconómico : La inflación de la zona euro cae por debajo de cero, ya que los precios caen en 0.1%

La Inflación negativa provocada por los precios energéticos más baratos ejerce presión sobre el Banco Central Europeo para impulsar el programa de estímulo.

BCE

Una caída en los precios del petróleo impulsó la inflación de la zona euro por debajo de cero de este mes, según cifras de Eurostat, la oficina estadística de la UE.

Los precios cayeron a través del bloque de la moneda en un 0,1% año con año en septiembre, ejerciendo presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para reforzar el programa de 60 mil millones de € al mes estímulo comenzado a principios de este año.

Los precios energéticos actuaron como el mayor lastre sobre los precios después de una caída de 8,9% año con año en septiembre.

Mario Draghi, presidente del BCE, dio a entender recientemente que podrían ser necesarias más medidas de estímulo para impulsar la confianza y el crecimiento en la zona euro, si se produce un descenso de los precios. Él dijo que la economía mundial inestable, que está perdiendo impulso a medida que el crecimiento de China se desacelera, podría llevar a una caída más sostenida de la inflación.

Pero Eurostat dijo que la inflación subyacente se mantuvo positiva después de los precios en el sector servicios aumentaron y también lo hizo el costo de los alimentos. La inflación septiembre excluida la energía se mantuvo sin cambios en el 1,0%.

Bill Adams, economista internacional senior de PNC Financial Services Group, dijo que la inflación negativa de un mes no fue suficiente para estimular el Banco Central Europeo para impulsar su expansión cuantitativa (QE) esquema.

Él dijo: “A pesar del descenso del año pasado en la inflación general, este informe no se ajusta a la definición de deflación que Draghi ha citado en varias ocasiones este año – una disminución perpetúa a sí misma en los precios que se produce a través de una amplia gama de bienes y servicios.”

Un informe de la agencia de calificación crediticia Standard & Poor argumentó que el crecimiento de la zona euro probablemente se mantenga estable a pesar de las perspectivas de disminución de las exportaciones, humedecidas por el aumento del valor del euro y una desaceleración en China que se ha extendido a los mercados emergentes.

Jean-Michel Six, economista jefe de Standard & Poor ‘s de Europa, dijo: “A medida que las monedas emergentes han disminuido, el euro ha comenzado a apreciar de nuevo, lo que complica programa QE del BCE, destinado a impulsar el crecimiento de la zona euro y levantar las expectativas de inflación.

“Estas dos debilidades apuntan a una continuación de QE más allá de septiembre de 2016, pues para entonces la inflación seguirá siendo muy por debajo del objetivo del BCE ‘cerca’ del 2%.”

Vía:The Guardian