Berlín espera que la ayuda del FMI a Grecia no sea necesaria aunque no la descarta

Berlín. (EFE).- El Gobierno alemán sigue sin querer descartar la implicación del FMI en las ayudas para Grecia, aunque parte de la base de que este paso no será necesario. “El Gobierno no descarta ayudas del FMI a Grecia”, dijo hoy su portavoz, Ulrich Wilhelm, quien, sin embargo, añadió que el ejecutivo no ha tomado una decisión al respecto.


Por su parte, el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, volvió a instar a los líderes europeos a aprobar el mecanismo de ayuda ya la semana próxima en Bruselas, con el objetivo de lanzar una señal a los mercados. Papandreu advirtió una vez más que el país heleno está a un paso de no conseguir créditos en los mercados internacionales para cubrir su enorme deuda, por lo que volvió a pedir a los sindicatos comprensión y apoyo ante la gravedad de la situación.

Alemania contempla como posibilidad recurrir al FMI
El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se había mostrado en el pasado repetidamente en contra de la opción de que un país de la eurozona recurra al FMI. Wilhelm buscó hoy quitar hierro al debate al subrayar que el Gobierno alemán sigue confiando en que “los esfuerzos de consolidación de Grecia tendrán éxito”.

El debate se ha vuelto a encender tras la negativa de la canciller, Angela Merkel, a dar ayudas “precipitadas” a Grecia, y mostrarse así en contra de cerrar un paquete de ayudas en el Consejo Europeo que se celebrará la próxima semana. La resistencia de Merkel, que afronta elecciones regionales en mayo y teme que el desembolso de fondos alemanes al socio en apuros le pueda costar respaldo electoral, se ha topado con las críticas de varios socios.

A la cabeza de los países que sí optan por una decisión concreta está Francia, cuya ministra de Economía, Christine Lagarde, subrayó ayer que “ha llegado el momento” de que los líderes decidan sobre los mecanismos de ayuda.

Lagarde ha sido también una de las principales voces críticas al plan de su colega alemán Schäuble de reformar los tratados de tal forma que en el futuro un país que viole severamente el Pacto de estabilidad Europeo pueda ser expulsado.

Mensaje interno a los sindicatos
Ante la dura oposición de los sindicatos a los planes de austeridad propuestos, Papandreu se vio obligado una vez más a seguir con sus llamamientos a la paciencia y el apoyo. “Nosotros, como Gobierno, hablamos con toda franqueza a los griegos sobre el estado al que hemos llegado: a un paso de no estar en condiciones de obtener créditos”, afirmó Papandreu en una reunión de la Confederación General de Trabajadores de Grecia (Gsee) en la península de Jalkidikí, a 600 kilómetros al noreste de Atenas.

En los dos próximos meses vence el plazo para refinanciar 20.000 millones de euros en deuda pública y en todo el año el Gobierno griego debe lograr más de 50.000 millones de euros para saldar sus compromisos financieros. El primer ministro agregó que tras asumir “las decisiones más difíciles hechas por cualquier otro Ejecutivo, tenemos que evitar pagar intereses usureros para las próximas décadas, condenando así al país a una profunda recesión”.

Por ello advirtió al sindicato mayoritario del sector privado, que ha convocado tres huelgas generales en las últimas seis semanas, de que “si no nos sacrificamos ahora el problema entrará en una espiral incontrolable”. El primer ministro socialista también aseguró que “es injusto para los trabajadores que hagan sacrificios mientras que otros, sentados ante las pantallas de ordenadores, se benefician especulando en unos pocos segundos”.

Por ello, declaró que Grecia está “en un estado de guerra contra los grupos de presión, tanto en casa como fuera”, y agregó que se trata de “una batalla contra los especuladores y a favor de la transparencia, para que los mercados se pongan al servicio del pueblo y no viceversa”. Hace una semana, Papandreu junto con sus homólogos de Francia y Luxemburgo, enviaron una misiva conjunta a la Comisión Europea y a la presidencia de turno española de la Unión Europea (UE) para que tomaran medidas de protección contra los especuladores.

Horas antes, en Atenas, Papandreu afirmó que ahora le toca a Europa apoyar a Grecia porque Atenas ya ha cumplido con sus compromisos para recortar en 2010 en cuatro puntos su abultado déficit del 12,7% del PIB. “Grecia ha cumplido con su deber y ahora le ha llegado el turno a Europa”, dijo el mandatario griego tras una reunión con el presidente greco chipriota, Dimitris Christofias, en Atenas.

“Ya que Grecia ha cumplido su parte, la otra parte del acuerdo recae sobre la determinación de parte de Europa de apoyar la zona euro, y no sólo a Grecia, porque somos todos parte de una familia económica”, indicó. El Ejecutivo socialista está a la espera del respaldo de sus socios europeos para poder obtener préstamos que cubran sus necesidades en los próximos meses a intereses inferiores al 6,3 por ciento, al que se vendió la última emisión de bonos del Estado.

Desde mi punto de vista Alemania espera que los países se mejoren por sí mismos y que la crisis se resuelva sola, pero como está claramente explicado por los miembros del Estado Griego, Grecia no conseguirá salir de la crisis sin una ayuda o un empujón por parte del FMI. Pero remarcan también que no son los únicos al estar en esta situación de crisis.

I sobre todo los griegos demuestran y dicen que ellos por hacer han hecho lo que podían, y que ahora le toca a Europa a apoyar a los países de la zona euro.

La zona euro sale de la recesión mientras España sigue cayendo “subira al tren o no”

Madrid | Bruselas.- Las ‘locomotoras’ europeas se recuperan mientras España sigue en recesión. La eurozona creció un 0,4% en el tercer trimestre del año tras cinco trimestres de caída.

En la Europa de los 27, el PIB también salió de terreno negativo y aumentó dos décimas frente al trimestre anterior, según los datos de Eurostat.

En ambos casos, la tasa interanual -que mide la variación en el último año- del PIB sigue cayendo: un 4,1% en el caso de la zona euro y un 4,3% en el de la UE27.

Pero los datos confirman que lo peor de la mayor crisis en décadas parece estar quedando atrás. Estados Unidos también adelantó a finales de octubre que su economía ha dejado atrás la recesión.

Una recuperación de la que España camina a la cola, tal y como preveían los diferentes organismos internacionales, debido a que a la crisis financiera se unió el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

España es la única de las grandes economías de la zona euro que sigue con caídas, del 0,3%, y uno de los tres países de la región que sigue en recesión, junto con Grecia (-0,3%) y Chipre (-1,4%).

Pese a todo, el descenso trimestral de la economía española es el menor desde que comenzó la crisis, hace ya más de un año. El Gobierno cree que a principios del próximo año la economía volverá a crecer aunque otras instituciones lo retrasan a más adelante.

Mientras, las dos grandes ‘locomotoras’ del Viejo Continente, Alemania y Francia, ya llevan dos trimestres consecutivos con crecimiento. El PIB alemán sumó un 0,7% en el tercer trimestre del año, con lo que la recuperación de la economía se produce más rápido de lo esperado por los analistas.

En la misma línea, el PIB de Francia ha crecido un 0,3% en el mismo periodo de este año.

Otro ‘peso pesado’ de la región, Italia, también abandona la recesión y ha vuelto a crecer, en el segundo trimestre, en un 0,6% después de registrar datos negativos en los anteriores cinco trimestres.

La única gran potencia que, junto a España, sigue en recesión es Reino Unido aunque no forma parte la eurozona. La economía británica retrocedió un 0,4% en el tercer trimestre del año.

________________________________________________________________________________________________________

En mí opinión España esta atrasado porque el problema que tuvo con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria se izo tan importante y se hablo demasiado en los medios los que dio una sensación de pánico lo que siempre es la base de una crisis, porque la gente al creer que las cosas van mal ya no invierten entonces las cosas empeoran y España habiendo invertido mucho en la parte inmobiliaria tuvo muchos problemas y le costara mucho salir de la crisis, y no saldrá con la facilidad o por lo menos tan rápido que otros países de la unión europea.

LOS CAMBIOS EN LA CESTA DE LA COMPRA

La marca blanca pierde fuelle tras el fin de la psicosis provocada por la crisis

  1. • Los expertos prevén que los artículos de fabricantes sigan recuperando terreno en los próximos meses
  2. • Las promociones de las grandes firmas reducen la cuota de los productos de la distribución

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=658021&idseccio_PK=1009

Estudio de mercado para comprobar la aceptación de marcas blancas en un establecimiento de Barcelona. Foto: JOAN PUIG

JOSEP M. BERENGUERAS
BARCELONA

El 2009 está siendo un año de muchos cambios. Desde que comenzó la crisis, el consumidor optó por revisar su comportamiento a la hora de realizar la compra, y escogió comprar más productos de marca blanca por su atractivo precio, lo que hizo que la cuota de mercado de estos se disparara. Sin embargo, el fin de la psicosis colectiva provocada por la crisis hizo que la compra de productos del distribuidor se estabilizara y, en los últimos meses, que haya ido perdiendo cuota. Pese el repunte de septiembre –efecto de la vuelta al cole –, la previsión es que, poco a poco, las marcas del fabricante continúen recuperando terreno.
En diciembre del 2008, la marca blanca contaba con una cuota de mercado (en valor) del 34,7% en España, según datos de la consultora Information Resources (IRI). En enero del 2009 se elevó al 36%, y el febrero alcanzó el 38%, casi tres puntos y medio porcentuales más en solo dos meses. El consumidor cambió de hábitos rápidamente debido a las perspectivas económicas y a la práctica de algunas cadenas como Mercadona, que apostaron claramente por sus marcas propias eliminando referencias de primeros fabricantes. En los meses siguientes, la cuota se mantuvo más o menos estable, hasta que en mayo se alcanzó el máximo del 38,2%.

LA PRUEBA / Sin embargo, a partir de junio, la tendencia se invirtió. Dicho mes bajó una décima, hasta el 38,1%. En julio, al 37,8

%. Y en agosto, al 37,2%. «Los meses han ido pasando y la gente se ha hartado un poco de todos los mensajes pesimistas. Había habido un boom derivado por la política de Mercadona, y hasta entonces la psicosis general decía que se tenía que ir a por el producto más barato», explica el profesor del IESE Jaume Llopis. «Los consumidores probaban marcas blancas, pero ello no significa que luego las sigan comprando. La prueban, y luego deciden qué hacen», señala el profesor de Esade Gerard Costa.
Para Llopis, son tres los factores que han hecho recular el avance de los productos de la distribución. «Mercadona, el líder del mercado, ha dado un poco de marcha atrás. Ha reconocido que su operación de eliminar 900 referencias fue demasiado rápida. Al reintroducir referencias, la marca blanca habrá perdido un poquito de peso», señala. La segunda razón son los citados motivos psicológicos: «Seguimos en crisis, pero la psicosis ya ha pasado y la gente vuelve a buscar sus marcas de toda la vida». Por último está la diferencia de precios entre marcas líderes y del distribuidor, que se han ajustado mucho (los artículos de primeras firmas se han abaratado más que los de marca blanca). «Cuando no hay tanta diferencia de precio, el consumidor se decanta por su marca de toda la vida», asegura Costa.
Las cadenas de súper e hipermercados también reconocen el freno de la marca blanca. «Es cierto. Parece que en los últimos meses el cliente está optando muy levemente más por las marcas de toda la vida», aseguran en una de las cadenas de súper más importantes. «El consumidor ya conoce la oferta y ha probado los distintos tipos de productos. Las marcas líderes están haciendo una gran campaña de precios bajos para ser los elegidos», aseguran fuentes de otra empresa.

EXCEPCIÓN / Esta tendencia a la baja ha vivido su particular excepción que confirma la regla en septiembre, cuando la marca blanca ha repuntado en cuota (hasta el 38,2%). El motivo: con la vuelta al cole y el fin de las vacaciones de verano, la gente busca ahorrar y se refugia en la marca blanca. «Es un hecho puntual. En los próximos meses, como pasó en julio y agosto, la marca del fabricante continuará recortando distancias», asegura Costa.

Sigue leyendo