La CEOE cree que “ha caído el mito de un puesto de trabajo para toda la vida”

El vicepresidente de Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) Jesús Terciado ha señalado este lunes que en España se “ha caído el mito de un puesto de trabajo para toda la vida” y ha pedido que sea un “país homogéneo” en requisitos administrativos e impuestos.

Así lo ha indicado el también presidente de la patronal de pequeñas y medianas empresas Cepyme durante su intervención en una jornada sobre el Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Española 2014-2015, en la que sostuvo que el “mito” de un puesto de trabajo para toda la vida había descendido ya antes de la crisis, pero ahora “ha caído más todavía”.

Terciado ha señalado que se ha producido un “cambio estructural” en la sociedad que afecta a la internacionalización y el emprendimiento, impulsados por el “detonante coyuntural” de la crisis económica. En este sentido, Terciado ha apostado por confiar en la “faceta coyuntural” de la crisis, que ha sido de consumo, de confianza, inversión, crédito, y que ha alentado a mirar hacia otro lado para buscar oportunidades.

“La crisis es una condición del ser humano”, ha apuntado Terciado, quien ha subrayado que la globalización ha hecho que muchas empresas hayan apostado por vender sus productos en nuevos mercados, y que muchas personas hayan cambiado de actitud hacia el emprendimiento.


Opinión Personal:

Terciado se equivoca en una cosa, y es que volver al siglo XIX, puede ser durante un tiempo; pero la economía derivara para el bien común de los ciudadanos, no para el enriquecimiento cada vez a estratos más reducidos, como está pasando ya; esto sería cerrar el círculo vicioso y llegar a un capitalismo selectivo que se confundiría con el comunismo.

La economía tiene que ser la ciencia para el bien común de la humanidad, es decir del conjunto de las personas, no de una minoría privilegiada. 

Si no es así, correrá la sangre a raudales por España, Europa y el mundo.


Fuente: El economista

Anuncios

El Ibex 35 termina en máximos del año: sube el 1,22%, hasta los 10.687,5 puntos

Image

Máximos anuales para el Ibex 35, que cerró la sesión con un avance del 1,22% y se situó en los 10.687,5 puntos, tras moverse entre un máximo de 10.695,5 puntos y un mínimo de 10.576,3 en una jornada en la que los inversores movieron 1.913,5 millones en todo el parqué.  Además, con los 10.687 puntos el Ibex 35 se ha situado al cierre en niveles que no alcanzaba desde el 4 de mayo de 2011. La prima de riesgo bajó hasta los 148 puntos básicos.

Subidas generalizadas también en las bolsas europeas, en especial Francfort y Milán, tras los resultados electorales en ambos países, y en una sesión que no ha contado con las referencias de la city londinense ni de Wall Street, cerrados por festivo.

Opinión Personal:

El Ibex toca maximos de este año, podría ser el principio de la recuperación económica. Aunque ha habido un crecimiento importante de los partidos euroescépticos, los tradicionales siguen dominando, y eso tranquiliza a los mercados, que dejan atrás una incertidumbre que los tenía parados. Además, en Italia, que preocupaba, el triunfo del partido del Gobierno ha despejado algunas dudas.

Fuente: El economista

 

Bankia gana 187 millones de euros en el primer trimestre, el 152,5% más

Durante el primer trimestre de 2014, Bankia registró un beneficio neto atribuido de 187 millones de euros, lo que supone un incremento del 152,5% con respecto a los 74 millones de euros que ganó en el mismo periodo de 2013, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La cifra se ha quedado ligeramente por debajo de las previsiones de los analistas consultados por Reuters.

Opinion personal:

Una gran noticia que un banco que hace nada estaba en la quiebra haya conseguido levantarse con la ayuda del estado y que este remontando con estas cifras la caída de el año pasado. Estas cifras tan buenas son principalmente debidas a la caída de la morosidad que ha mejorado un 16,1% respecto al 2013. Pero en mi opinión los bancos son muy exigentes con la gente “pobre” y creo que de esta manera lo único que están consiguiendo es ensanchar el abismo entre ricos y pobres. Creo que tendrían que poner facilidades a la gente que le cuesta pagar la hipoteca o llegar a final de mes en vez de echarlos de sus viviendas que probablemente sea el camino mas rápido y fácil, pero moralmente el peor. Recuerden que hace poco mas de un año fueron ellos que estaban pidiendo un rescate..

Fuente: El economista

Los peajes de luz subirán en cuanto el déficit de tarifa rebase los 366 millones

Image

 

La parte regulada del recibo de la luz, conocida como peajes, será revisada al alza si el déficit de tarifa supera en 2014 los 366 millones de euros, según el nuevo mecanismo de revisión automática para garantizar la suficiencia del sistema eléctrico, incluido en la nueva Ley del Sector Eléctrico.

 

Industria sigue sin publicar la revisión de peajes de enero y remite a la CNMC una nueva versión de la memoria económica.

La subida de peajes se produciría al margen de la ya anunciada para enero, que se encuentra todavía pendiente de su publicación en el BOE. El Ministerio de Industria remitió el pasado 14 de enero una nueva versión de memoria económica de esta orden a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Al margen de la revisión de enero, el artículo 19 de la nueva ley señala en su punto segundo que el déficit de tarifa no podrá superar el 2% de los ingresos previstos para el año y que la deuda acumulada tampoco podrá superar el 5% de la previsión de ingresos. Si se rebasasen estos umbrales, se subirán los peajes para compensar.

Trasladada esta nueva norma a los números de Industria, el umbral de 2014 queda fijado en 366 millones para el caso del déficit y en 916 millones para la deuda acumulada. Tanto el agujero inferior a estos importes como los déficit provisionales que se generen durante el año serán financiados por las empresas del sistema de liquidación, renovables incluidas.

El Economista

 

Alzas para el Ibex 35, que pone rumbo a los 10.400 puntos

Image

 

 

Apertura al alza del selectivo de la bolsa española, que junto con el italiano MIB es uno de los que mejor se está comportando en este comienzo de año. Los bajistas siguen al acecho y los principales índices europeos como el Dax y el Eurostoxx tendrán que echar el resto si quieren esquivar el ajuste. La prima de riesgo baja ligeramente hasta los 195 puntos básicos.

 

La amenaza de corrección sigue creciendo, tanto por la verticalidad de la subida como por el hecho de que ni el DAX alemán ni el CAC francés hayan logrado batir los máximos que marcaron la semana pasada.

Así, el Ibex 35 empieza a las puertas de los 10.300 puntos, tras cerrar la semana anterior en los 10.290 puntos, y encara la que es su próxima resistencia clave, los 10.500 puntos. En el caso del Eurostoxx 50, el nivel a vigilar son los 3.055 puntos: su pérdida abriría la puerta a una corrección mayor.

“Si atendemos al Eurostoxx 50 podemos ver como el principal índice europeo se mantiene por debajo de una zona de resistencia creciente que viene frenando los ascensos a lo largo de los últimos meses. En este entorno volvió a desplegar una pauta de velas potencialmente bajista”, aseguran los expertos de Ecotrader.

Esta semana vendrá marcada por la temporada de resultados, destacando la publicación de las cuentas de JP Morgan. En esta ocasión la presentación de los balances empresariales a cierre de año 2013 genera todavía más expectación, dada la situación de sentimiento extremo de optimismo que amenaza al mercado de renta variable.

Para hoy, la agenda del día no trae ninguna referencia destacable.

El Economista

Cumplir el objetivo de déficit este año exigirá un ajuste de al menos 7.000 millones

Image

 

Cumplir el 5,8% de déficit público en 2014 exigirá al Gobierno realizar un ajuste -por la vía de los ingresos, de los gastos o ambos- de entre 7.000 y 12.000 millones de euros, según resulte la cifra definitiva de cierre del déficit en 2013, que el Ejecutivo insiste en que será del 6,5%, tal y como se pactó con Bruselas.

 

En ese caso, es decir, si se cumplen las previsiones oficiales, bajar hasta el 5,8% en 2014 requerirá apretarse el cinturón en 7.000 millones, habida cuenta de que cada punto de PIB equivale a unos 10.000 millones de euros. Ahora bien, si el desfase en las cuentas de 2013 se aproximara al 7% -el FMI y analistas de HSBC así lo creen-, el ajuste podría llegar a unos 12.000 millones.

Con los datos disponibles, cumplir el objetivo de déficit en 2014 representa limar siete décimas de PIB -desde el previsto 6,5 al 5,8%-, mientras que en 2013 la exigencia fue de sólo 3 décimas -del 6,8 al 6,5%-, lo que implica que este año habrá que hacer el doble de esfuerzo que en 2013.

Y no se acaba en 2014 la empinada cuesta de la consolidación presupuestaria, ya que en 2015 y 2016 habrá que rebajar aún más el desfase, hasta reducirlo al 2,8% del PIB y, en todo caso, por debajo del 3%que exige Bruselas para esa fecha. Así pues, siguiendo la senda del déficit trazada por el Gobierno -y que recoge el Tesoro en su informe del pasado diciembre-, en 2015 el ajuste supondrá 16.000 millones, mientras en 2016 será de 14.000 millones.

El desfase de las cifras

En septiembre pasado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba a una televisión extranjera que la cifra final de déficit en 2012 fue del 6,8% del PIB, enmendando así una comunicación previa de la Comisión Europea, que situaba el desfase en el 6,98%, sin ayudas a la banca, y el 10,6% con ellas.

No obstante, pese a que la meta para 2012 era del 6,3%, el desvío no pasó factura. Esta benevolencia hacia España se debió al enorme esfuerzo realizado en 2012, cuando el déficit bajó del 8,96% -sin la banca- heredado de 2011 al 6,8%, unos 21.000 millones.

En el ejercicio 2013, en cambio, el ajuste del déficit previsto significaba sólo tres décimas de PIB, unos 3.000 millones, aunque habrá que esperar a la cifra de cierre de año. Hasta octubre, el desvío se situaba en el 4,8 por ciento del PIB.

Hacen falta más reformas

Hay un cierto consenso en que acabar 2014 con un 5,8% de déficit es posible, gracias sobre todo a la mejoría de la economía, que este año se da por segura. Una de las grandes dudas de los expertos es cómo funcionarán los ingresos tributarios.

Se mantiene, por el momento, la subida de IRPF y el Gobierno se ha negado a elevar el IVA, pese a la petición de la Comisión Europea. En ese escenario, mucho dependerá de la reforma fiscal y, sobre todo, del ajuste del gasto público, particularmente de la reforma de las Administraciones, que aún debe profundizarse.

Los expertos reclaman un sistema que haga compatible la reducción de los tipos marginales con aumentos de los tipos medios, así como también la eliminación de deducciones y desgravaciones.

Más escéptica, la Comisión Europea advirtió en noviembre en su Dictamen sobre el proyecto de Presupuestos Generales para 2014 del riesgo de desvío del 5,8% e invitó al Gobierno español a profundizar en las reformas.

Igualmente, el Instituto de Estudios Económicos (IEE), en su informe de coyuntura del pasado diciembre, alertaba asimismo de que, pese a que España ha realizado un número considerable de reformas, éstas no bastan para contener el déficit público definitivamente.

La meta de déficit este año, en opinión de Joaquín Trigo, director general del IEE, es una tarea difícil pero no imposible. Para reducir el déficit del 6,5 por ciento previsto en 2013 al 5,8 exigido este año sería necesario reducir de verdad el tamaño de las tres Administraciones y continuar con la privatización de servicios públicos. Trigo pone como ejemplo el proceso vivido por Alemania cuando, tras la reunificación, tuvo que asumir todo el entramado institucional del Este.

Al tiempo, incide en que no puede tolerarse que las comunidades autónomas sigan incrementando el número de empleados, y hace hincapié en que “el sector público tiene que dar una imagen impoluta y no puede hacer lo contrario de lo que está exigiendo a los demás”.

El Economista

La ampliación del Canal podría acabarla Zurich Internacional de no haber acuerdo con GUPC

Image

 

La ampliación del Canal de Panamá la terminará la aseguradora Zurich Internacional, con apoyo de la Autoridad de la vía (ACP) o la asumirá esta última y subcontratará a una constructora para que acabe, contra reloj, el tercer juego de esclusas para junio de 2015.

 

Este puede ser el escenario más probable para la obra de ingeniería, de retirarse Grupo Unidos por el Canal (GUPC) el 20 de enero próximo al no lograr un acuerdo que le otorgue “flujo de caja” y de paso le reconozca más de 1.600 millones de dólares en “sobrecostes”.

El diario local Panamá América reprodujo hoy una información de su colega El País en el que se indica que Sacyr, la empresa española que lidera GUPC, pidió a la ACP un plazo hasta 2016 para terminar las nuevas esclusas.

Una fuente de la ACP consultada por Efe explicó que esa petición “no se ha recibido” en la administración del canal.

“Lo último reportado por GUPC” es que la esclusa del Pacífico estará lista el 30 de junio de 2015 y la del Atlántico el 31 de marzo del mismo año, precisó.

Zurich Internacional, con la que el administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, ya se ha reunido varias veces en previsión de una ruptura del contrato, tiene unos 600 millones de dólares de la fianza que tuvo que depositar GUPC para iniciar la obra en 2009.

La ACP también ha adelantado que está en condiciones de asumir ella misma el 35 % pendiente de la construcción de las esclusas, se supone que contratando a la actual fuerza laboral desempleada que dejará GUPC, liderada por la española Sacyr y la italiana Impregilo.

Con cualquiera de las opciones, la obra se continuará con el diseño aprobado, propiedad de la ACP según el contrato por 3.118 millones de dólares que se suscribió en 2009, porque GUPC no puede reclamar ni un céntimo en propiedad intelectual o derechos de autor, de acuerdo con otras fuentes de la administración de la vía.

Luego que el consorcio lanzara su preaviso de suspensión de obras a partir del 20 de enero por falta de fondos, la situación ha quedado en un limbo porque el reclamo de más de 1.600 millones de dólares lo tendrá que resolver en el transcurso del año la Junta de Resolución de Conflictos (DAB, siglas en inglés), o la Cámara de Comercio Internacional, con sede en Miami (EE.UU.).

Ello es así porque la primera instancia, la ACP, lo ha rechazado, al menos de momento, alegando que “falta mucha información”.

Para evitar el colapso del día 20, la ACP ofreció adelantar otros 100 millones de dólares (ya lo hizo con otros casi 800 millones antes) y diferir el reembolso de 83 millones por parte de GUPC, pero condicionado a que el consorcio ponga otros 100 millones de dólares y se olvide de su carta de preaviso de suspensión de la obra.

GUPC, o sus socios mayoritarios, mostraron división al salir el 7 de enero una propuesta de Sacyr, de poner los 100 millones, pero que la ACP le de otros 400 y se congele los reembolsos de los adelantos hasta que se termine el reclamo de los 1.600 millones.

Un día después, desde Roma, Impregilo propuso que sea el Canal el que aporte 1.000 millones de dólares adicionales al monto del contrato para poner fin a la controversia, o 500 millones y no reclame los adelantos, tras desestimar la propuesta de la ACP en tono destemplado, de lo contrario “Panamá no tendrá su canal”.

El 9 de enero, Impregilo dijo que todas las propuestas del grupo están consensuadas, mientras los minoritarios Jan de Nul (belga), con el 3 % y la panameña Constructora Urbana (CUSA) con el restante 1 % de las acciones de GUPC no han dicho esta boca es mía.

Pero el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, dijo un día después a Efe en la capital panameña que la propuesta de su socio italiano era “antigua” y estaba desfasada.

Manrique aseguró este viernes que el consorcio finalizará la ampliación, y pidió “confianza” en las conversaciones “constantes” que mantiene con la ACP para evitar la paralización de las obras por falta de “flujo de caja” del contratista el próximo día 20.

También el viernes pasado el presidente de la Junta del Canal de Panamá, Roberto Roy, calificó de “error” pensar que la ACP “quiere sacar al contratista”.

“El Canal de Panamá lo que quiere es que se cumpla con el contrato (…) yo espero, todavía quedan unos varios días, que los contratistas recapaciten, que lo que más le conviene también a ellos, no solamente al Canal, es poder cumplir con su contrato”, declaró Roy a los periodistas.

Pero el Canal también ha señalado que tiene personal capacitado y un amplio banco de datos de profesionales en todas las ramas de la ingeniería, por lo que es probable que incluso Zurich apoye que sea la ACP la que tome control, en el peor de los escenarios, que es la salida del GUPC.

Quijano explicó días atrás que finalizar la obra no solo es una responsabilidad ante el pueblo panameño sino ante los cinco organismos financieros internacionales que en 2008 le dieron 2.300 millones de dólares y que, como todo préstamo, tiene sus fechas de vencimiento (20 años mas 10 de gracia) y su tasa de interés establecida (4,67%).

“Son cinco multilaterales que están afectadas, que avalan esta obra, no podemos salirnos de nuestro contrato”, advirtió el administrador.

Quijano también fue explícito respecto a las garantías que custodia Zurich, que en las actuales horas se ha convertido en un socio crucial para el futuro de la ampliación, que debía terminarse el 14 de agosto de 2014, cuando se cumple cien años de inicio de operaciones de la vía, deseo frustrado por GUPC.

Falta ver si se cumple el vaticinio de GUPC, que si los sacan de la jugada, la obra se encarecerá en 2.000 millones de dólares.

El Economista