Rajoy defiende que el rescate “es un crédito a la banca que va a pagar la propia banca”

El presidente culpa al PSOE del tardío rescate de la banca española y envía una nueva carta a Barroso y Van Rompoy reclamando una mayor integración fiscal y bancaria

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido este miércoles que en este momento es “fundamental y prioritario” apoyar al sector bancario, como el resto de socios europeos ya hicieron en 2009, y ha “celebrado” que la Unión Europeo haya ayudado a España con la concesión de un “crédito” de 100.000 millones de euros para este fin.

Así se ha pronunciado durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, donde ha recordado que “todos los países de la UE han apoyado a sus bancos”, y ha precisado que sólo en 2009 los estados miembro gastaron en inyecciones de capital a las entidades financieras 1,5 billones de euros. “Y en España, esa operación la estamos haciendo ahora.

Es fundamental y prioritario”, ha afirmado, insistiendo en que se trata de un “crédito a la banca que va a pagar la propia banca”. “Y debemos celebrar que nuestros socios europeos nos hayan ayudado”, ha zanjado.

Pero el presidente no se ha ahorrado los reproches y ha señalado que si los socialistas hubieran saneado las cajas españolas en 2009 no estaríamos como estamos.

Carta a Barroso y Van Rompuy en defensa de la integración fiscal y bancaria europea

Rajoy ha asegurado que ha enviado una carta al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en defensa de laintegración fiscal y bancaria europea, una batalla que, según ha dicho, dará en la reunión del Consejo Europeo de finales de mes y que previamente entregará en la cumbre de crecimiento de Roma.

Ya en los pasillos, Rajoy ha expuesto que la carta ha sido redactada por él en solitario -la anterior fue suscrita por varios jefes de gobierno europeos- y que la defenderá en la próxima cumbre de finales de este mes. “Es la opinión que yo aportaré al Consejo para el debate”, ha añadido el presidente.

Rajoy ha preferido pasar por alto las condiciones del rescate bancario pero tanto la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Economía, Luis de Guindos, han asegurado que no habrá condicionantes a la política del Gobierno español. El PSOE, por el contrario, ha dejado sobre el aire del hemiciclo sus serias dudas de que el rescate no termine por afectar a las cuentas públicas y a un nuevo recorte del presupuesto del Estado. Lo ha hecho Pérez Rubalcaba y también la portavoz socialista, Soraya Rodríguez.

En la misma línea se ha pronunciado en su pregunta al presidente del Gobierno el diputado de ICV Joan Coscubiela, quien se ha preguntado cómo es posible que se hayan recortado 10.000 millones en sanidad y educación y ahora se consigan 100.000 para los bancos. “Europa nos va a prestar 100.000 millones y estoy uy satisfecho porque España no los tiene”, ha respondido Rajoy.

Medidas en cuatro sentidos

El presidente ha subrayado que las causas de la crisis estriban en la “enorme deuda externa” de administraciones, familias, empresas y entidades financieras, que en total supera los 982.000 millones de euros; en que “las administraciones han gastado mucho más de lo ingresado”, de los “problemas de falta de competitividad y flexibilidad de la economía” y de los “problemas muy importantes” que atraviesa la Zona Euro.

“Estamos trabajando en las cuatro direcciones para crecer y crear empleo”, ha afirmado en ese punto, subrayando las decisiones “duras y difíciles” que está tomando el Ejecutivo en materias como las reformas estructurales o el desendeudamiento de la economía. “Y trabajamos en la Zona Euro para que vuelva la liquidez y planteando un proyecto de integración europea fiscal y bancaria. Apostamos por más Europa porque es la solución a buena parte del problema”, ha zanjado.

El PP es el “partido de los poderosos”

Coscubiela ha señalado que aunque “la situación es compleja y, sin duda, las soluciones no son fáciles” la respuesta no pasa por “negar la realidad, mentir a la ciudadanía y aprovechar la crisis para debilitar el estado social y recortar derechos”, algo en lo que el actual Ejecutivo ha “batido todos los récords” a su entender.

Además, ha reclamado a Rajoy que “deje de engañar a la ciudadanía” con afirmaciones como que “el rescate a los bancos no tendrá contrapartidas”, y ha pedido explicaciones sobre los recortes anunciados para el año próximo y la posibilidad de subir el IVA, retrasar la edad de jubilación o reducir las prestaciones por desempleo. “Los trabajadores quieren saber si se va a plegar a las exigencias (de la UE)”, ha reclamado el diputado de ICV.

“Salgan de la concha en que se han encerrado para protegerse de la realidad, dialoguen con la sociedad y busquen alternativas. Aunque para eso tendrán que enfrentarse a los poderosos, y eso es pedirle demasiado, porque sería pedirles que no fueran el PP, el partido de los poderosos”, ha concluido.

Rosa Díez a Rajoy: “Dígalo conmigo, rescate”

Por su parte, la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, le ha pedido a Rajoy que diga las cosas por su nombre y “llame al rescate, rescate. Dígalo conmigo, rescate”, a lo que el presidente del Gobierno no ha contestado y ha replicado que España no tiene ni problemas “de legitimidad ni de gobernabilidad.

Rajoy ha recriminado a la líder de UPyD, una vez más, que su oposición se limite a “arremeter contra todo” y que descalifique “con palabras impropias” cualquier decisión que adopta el Gobierno. El jefe del Ejecutivo ha recordado a Díez cuando ésta le ha reclamado un pacto de Estado contra la crisis que ella ha votado en contra de todas las iniciativas que ha adoptado el Ejecutivo.

El Gobierno propone informar del rescate en la subcomisión del FROB 

La vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este martes Gobierno informará “puntualmente” al Parlamento sobre el rescate bancario y ha propuesto hacerlo en la subcomisión del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), pero “reforzándola para que sus debates sean transparentes y exhaustivos, no como en ediciones anteriores”.

El PSOE quiere crear una comisión que investigue por qué se ha deteriorado el sector y que controle cómo se aplica el rescate. La vicepresidenta le ha asegurado que el Gobierno informará al Parlamento cuando se “concreten” los detalles de la línea de crédito. Lasubcomisión del FROB se celebra a puerta cerrada, de modo que ha propuesto a la Cámara que la refuerce para que sea “transparente”.

LaVanguardia

Anuncios

La Generalitat propone a Rajoy cobrar cinco euros por día en el hospital

El conseller Andreu Mas-Colell ve tímidos los recortes del Gobierno para alcanzar los objetivos de déficit

Redacción (Barcelona).- Los recortes de Rajoy son insuficientes, y los 10.000 millones que el Gobierno central prevé ahorrar con las nuevas medidas ensanidad y educación “son un paso en la dirección correcta pero excesivamente tímido”. Es el diagnóstico que el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, hace en un artículo publicado por el diario El País, en el que además critica al Ejecutivo popular por no aprobar más medidas de ajuste que permitan a las autonomías generar ahorro y cumplir con el objetivo del déficit comprometido para este año del 1,5%, sobre todo a aquelas como Catalunya que ya soportan recortes y políticas de austeridad. 

Pero lejos de mantenerse sólo en la crítica, el conseller indica las vías de solución por las que el Gobierno podía haber tomado cartas más duras en el asunto, en lugar de traspasar el peso mayor de los ajustes a las comunidades autónomas. Así, Mas-Colell propone soluciones que el Gobierno no ha querido atender como un tarifas de 5 euros por hospitalización, quelos trabajadores activos con una renta superior a 100.000 euros paguen la totalidad de la receta farmacéutica y no sólo el 60%, o la introducción de laeuroviñeta, una iniciativa europea que grava con una tasa la utilización de infraestructuras viarias por parte de vehículos de gran tonelaje.

En cualquier caso, el dirigente catalán asegura que al menos la del pago por hospitalización es una sugerencia que “tarde o temprano, abandonadas inhibiciones y eufemismos, se acabarán imponiendo” y “en las circunstancias actuales, nos parece poco valiente no haberlo hecho ya”, remata.

Y es que el Gobierno catalán tiene que recortar más de 1.500 millones adicionales de su presupuesto para cumplir el objetivo de déficit, una tarea que se advierte imposible sin perjudicar el bolsillo de los ciudadanos, de los funcionarios y sin tocar el hueso de los servicios públicos como la sanidad o la educación. De esta forma, los catalanes acabarán por ver aumentada su carga impositiva y el número de servicios de pago o más caros que los recibidos por el resto de españoles. 

Además, el propio Govern calculó que las medidas aprobadas por el Ejecutivo españolsuponían un escaso ahorro del 10%, es decir, de unos 150 millones de euros, una cifra que dista mucho de los más de 1.500 que se pretenden.

Las nuevas medidas que deberán permitir ahorrar estos más de 1.500 millones de euros serán aprobadas en el próximo Consell Executiu, por lo que el Govern ya las tiene listas. Sin embargo, el titular económico catalán ha querido dejar claro que estos recortes son por obligación del Gobierno central, por que el gabinete de Rajoy así obliga. De hecho, el conseller señala que en su reunión con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le pidió que las medidas incluyeran otras adicionales como las que expone en su artículo, sin embargo, el ministro se negó en rotundo. 

El conseller defiende que desde Catalunya, autonomía que lleva dos años implantando políticas de austeridad, las medidas del Ejecutivo central se quedan muy cortas. “¿Con qué autoridad moral se pretenderá después exigir a las autonomías?”, se ha preguntado Mas-Colell, y ha sostenido que el Gobierno central no puede aspirar a impulsar la reducción del déficit de las autonomías y, a la vez, mantener un marco regulatorio que condiciona enormemente sus presupuestos.

Fuente: La VanguardiaImage

La bolsa española marca otro mínimo anual con una caída del 2,55%

El Ibex ha perdido 179,10 puntos, hasta 6.831,90 puntos, con lo que sigue a niveles similares a los registrados en marzo de 2009

Madrid. (EFECOM).- La bolsa española ha bajado hoy el 2,55 por ciento y ha registrado un nuevo mínimo anual (6.831,9 puntos) perjudicada por la caída de la actividad industrial en Europa, la débil creación de empleo en los Estados Unidos y el retroceso de la banca.

Con la prima de riesgo en 422 puntos básicos, el índice de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, ha perdido 179,10 puntos, el 2,55 por ciento, hasta 6.831,90 puntos, con lo que continúa en niveles similares a los registrados en marzo de 2009. La caída anual crece hasta el 20,25 por ciento.

Todos los grandes valores bajaron: Repsol, el 4,15 por ciento; BBVA, el 3,33 por ciento; Banco Santander, el 3,31 por ciento; Telefónica, el 3,13 por ciento, e Iberdrola, el 2,96 por ciento.

Fuente: La VanguardiaImage

El déficit de Grecia aumenta a pesar de la draconiana austeridad

 

El déficit es inferior a los 21.712 millones estimados en el presupuesto de 2012

Atenas (EFE).- El déficit de Grecia aumentó en 2011 respecto al del año anterior, a pesar de las draconianas medidas de austeridad y la imposición de impuestos adicionales que adoptó el Gobierno heleno con el fin de reducirlo, según datos preliminares publicados hoy por el ministerio griego de Finanzas.

El déficit del presupuesto del gobierno central -que no incluye todos los ingresos y gastos del Estado- se incrementó un 0,8 %, al totalizar el año pasado los 21.638 millones de euros, frente a los 21.457 millones de euros de 2010.

No obstante, el déficit es inferior a los 21.712 millones estimados en el presupuesto de 2012.

En 2011, el Gobierno griego logró bajar los gastos en un 1,3 %, pero los ingresos del Estado más aún, en un 1,7 %, un hecho que el ministerio de Finanzas atribuye a una menor recaudación fiscal debido a los recortes de los ingresos de las familias y a la drástica caída del consumo.

Grecia está en recesión por cuarto año consecutivo, y en 2011 la contracción fue del 5,5 %.

Fuente: La Vanguardia