¿Comer mata? #entornoeconomico

1445973973_336425_1445974519_noticia_normal

Primero fue el azúcar. Y el mundo abrazó la sacarina. Pero luego la sacarina se reveló dañina y apareció la estevia.El aceite de oliva, saludable por el tipo de grasas que posee, fue una vez demonizado hasta que el de girasol le sustituyó como enemigo mortal.  El pasado lunes, después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicara las conclusiones de su último metanálisis —un estudio sobre otros 800 estudios elaborado por 22 expertos—, les tocó el turno a la carne roja y a la carne procesada; alimentos cuyo consumo excesivo ha sido asociado con una mayor incidencia de varios tipos de cáncer, como el de colon o el rectal.

“No se pueden demonizar alimentos”, advierte Fernando Rivera, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). “La dieta no se puede valorar ingrediente por ingrediente ya que depende mucho de la manera en la que se agrupan los alimentos”, añade Rivera. “Podríamos hacernos una pregunta: ¿La comida produce cáncer? Y la respuesta es sí, pero depende de lo que comas y de cómo lo comas”. En los años sesenta, las hortalizas, las patatas y los cereales formaban el grueso de la dieta de los españoles (un 57% de lo que se ingería). La carne y el pescado, juntos, solo representaban el 6,3% de la alimentación, según la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura). Actualmente, el consumo de carne y pescado roza el 16%. Y el codillo, las salchichas o el bacón dominan sobre el lenguado (comemos 140 gramos diarios de carne frente a 72 de pescado, según el Ministerio de Agricultura). “El problema es que nos hemos apartado mucho del patrón de la dieta mediterránea”, dice María Ballesteros, nutricionista y vocal de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), “y no hemos hecho el cambio del todo bien”.

Todos los expertos consultados consideran que la OMS actúa de buena fe: “Su objetivo no es amargarnos la vida”, bromea Jesús Contreras, catedrático de Antropología Social de la Universidad de Barcelona y director del Observatorio de la Alimentación. “Si leemos tranquilamente el informe no dice nada muy grave: solo concluye que existen estudios suficientes para asociar la carne procesada con el cáncer. Y eso es lo que hay que comunicar a la población. Como en el resto de alimentos, es tan importante el tipo de carne como el proceso [los aditivos y estabilizantes usados, por ejemplo]. No es igual comer tres salchichas que cuestan menos de un euro que comprarlas en la carnicería”, aclara.

“En el mundo actual, acelerado y sin tiempo, no se habla de un tema si no existe una sensación de urgencia”, opina Lluís Serra-Majem, profesor de Medicina preventiva y salud pública de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria. Serra-Majem impulsó el reconocimiento de la dieta mediterránea como Patrimonio Mundial de la Humanidady reconoce no ser partidario de este tipo de alarmas, “pero se debe avisar de que el consumo de carne en España ha crecido muchísimo”. “Estos anuncios nos pueden hacer tomar conciencia sobre un problema del que casi no se habla”, concluye.


COMENTARIO

La noticia trata sobre lo que realmente trata el análisis y alerta de la OMS. No se dice que no consumamos más carne procesada , sino que tengamos un control sobre la cantidad de lo que consumimos ya que puedes tener más posibilidades de contraer cáncer. Muchos ciudadanos se han asustado al saber la noticia ya que el informe da la impresión que la OMS da por hecho que comer carne ya tienes todas las papeletas para tener cancer. Y no es así, tan solo es una advertencia a comer carne con control y bien echa, no crudo por ejemplo. Sin duda, la bajada de consumo de carne significaría una bajada muy importante en el mercado de alimentos pero puedo permitir la apertura de nuevas oportunidades y formación de nuevos mercados. Tal vez con un final con más volumen de ventas a la larga.

Fuente : ELPAIS.com

Anuncios

Las ventas de Seat crecen un 5% pese a la crisis de los motores #entornoeconomico

La crisis de los motores modificados del grupo Volkswagen no está influyendo por el momento en las ventas de Seat que aumentaron un 4,9% en los nueve primeros meses del año. La crisis estalló a mediados del mes de septiembre, por lo que apenas tuvo impacto en las cifras publicadas hoy.
La incógnita en todas las marcas del grupo es saber el impacto que tendrá el fraude de los motores en la evolución de las ventas, teniendo en cuenta además que en el caso de Seat la compañía llevaba dos años creciendo. En relación con el 2012, las ventas de Seat este año han sido un 29,5% superiores. En un comunicado el todavía presidente de Seat, Jürgen Stackmann, recordó precisamente que “crecemos de manera ininterrumpida desde 2013 gracias a la evolución positiva de todos nuestros modelos y a la ampliación de la gama”.
En relación con la ampliación de la gama, uno de los elementos de incertidumbre que abre la crisis de los motores en Seat es qué impacto tendrá el recorte anual de 1.000 millones de euros en las inversiones de Volkswagen. Seat por el momento sólo tiene comprometido el lanzamiento a principios del 2016 del primer SUV (todo terreno urbano) de la compañía. La empresa en los últimos meses especulaba con hasta dos modelos más, si bien ahora será el nuevo presidente de Seat, Luca de Meo, quien deberá lidiar con el futuro.
Por mercados, Alemania fue el país donde se concentraron más ventas (66.700) seguido de España con 61.500 e Italia con 11.900. Respecto a modelos, el León lidera el incremento en las entregas de la marca: el compacto crece un 5,8% y alcanza los 122.400 vehículos vendidos, 6.800 más que en los nueve primeros meses de 2014, mientras que la versión familiar crece un 34,6%. El Ibiza avanza un 3,3% y las entregas llegan a 119.100 unidades hasta septiembre. El Alhambra es el modelo que más crece en porcentaje, un 13,7%, y es el tercero más vendido.
Además de las ventas, Seat consiguió aumentar también las producción de vehículos en su planta de Martorell. En los nueve meses del año, la empresa produjo 360.300 vehículos, un 10% más. Con estas cifras, la fábrica de Martorell alcanza el mayor volumen de producción de los últimos 13 años.

Fuente LA VANGUARDIA

Linea-de-produccion-del-actual_54435166654_51351706917_600_226

Comentario

Aun con la crisis económica que atravesamos, sumado a la crisis automovilística que también atravesamos toca ahora sumarle la crisis de Volswagen y el impacto que tendrá el recorte anual de 1.000 millones de euros en sus inversiones. Pero todo esto no ha hecho que Seat (perteneciente a la marca Volswagen) disminuya su volumen de ventas, sino que se amplíen según la Vanguardia, lo que es algo paradójico y pocos se lo hubieran imaginado. Cualquiera podría pensar que con todas las crisis que atravesamos, el bajo consumo en compra de vehículos y la crisis de Volswagen, las ventas hubieran descendido en picado y seguramente ya se debería pensar en cerrar la marca pero ni así. Y con un presidente nuevo y un nuevo plan de empresa, lo que van a hacer es reenfocar la empresa y de nuevo encarar un futuro que se espera que sea prometedor y que se recuperen del ”palo” de la crisis de motores y el fraude de la antigua directiva, lo que no será nada fácil. Aunque las cifras de ventas tanto en Alemania, como en España y en Italia, son verdaderamente buenas y en aumento, veremos lo que va a pasar en los próximos meses y como responden los consumidores. Esto no quita la incógnita en todas las marcas del grupo en saber el impacto que tendrá el fraude de los motores en la evolución de sus ventas a corto, medio y largo plazo ya que esta noticia se ha publicado este mes y es muy reciente el fraude de Volswagen. Así que solo queda por ver como se desarrolla y evoluciona la marca Seat, que al menos pronosticaban datos crecientes en volumen de ventas a corto plazo, y de ver también como acoge el público el nuevo lanzamiento del nuevo modelo de Seat. No se ve un buen futuro no obstante…

Fuente: LA VANGUARDIA

La bajada del euríbor abaratará las hipotecas unos 13 euros mensuales #entornoeconomico

La-promocion-de-pisos-de-VPO-u_54434731673_51351706917_600_226

El euríbor a doce meses, el indicador más utilizado para el cálculo de las hipotecas, cerrará previsiblemente septiembre de nuevo a la baja, con lo que abaratará estos préstamos en unos 13 euros al mes o unos 159 euros al año.

Aunque aún faltan dos sesiones para que finalice el mes, y hasta la primera semana de octubre no se divulgará el dato definitivo, la tasa media del euríbor de septiembre se sitúa en el 0,155 %. De confirmarse ese dato, el euríbor cerraría por debajo del 0,161 % que marcó en agosto.

La tasa de septiembre permitirá a las familias con hipotecas contratadas hace un año, que se revisen en base a este mes, rebajar de media unos 13 euros mensuales o unos 159,12 euros al año, para un préstamo de 100.000 euros con un plazo de amortización de 25 años. Y es que en septiembre de 2014, el euríbor cerró en el 0,362 %, superior al que previsiblemente se registrará ahora, próximo al 0,155 %.

El euríbor a doce meses, calculado por la Federación Bancaria Europea con los datos de las principales entidades de la zona del euro, muestra en realidad el precio del dinero a un año en el mercado interbancario europeo, pero es la principal referencia hipotecaria a tipo variable en España.

Su evolución depende de las subidas o bajadas de tipos que aprueba el Banco Central Europeo (BCE), que en su reunión de septiembre de 2014, redujo los tipos de interés al mínimo histórico del 0,05 %, algo que no se ha modificado desde entonces.

Comentario: 

Esta noticia nos habla sobre la evolución del euríbor en el último año y de la forma en que cerrará este mes de septiembre. Nos da un enfoque positivo debido a que favorece a la economía en general, al ahorro y a los consumidores. Recordemos que el euríbor es un indicador para calcular las tasas de las hipotecas y que su evolución está condicionada por las subidas y bajadas de los tipos de interés.

El documento trata sobre el resultado a la baja del euríbor en el mes de septiembre, lo que significa una disminución del préstamo de hipotecas y un ahorro de unos 13 euros al mes o 159 euros al año. Ha habido una bajada del euríbor de un mes a otro y lo que es más importante, en el año 2014 el euríbor cerró en el 0362% y al año siguiente en 2015, se registrará probablemente en 0155%, lo que supone una elevada bajada. Estos datos son una muy buena señal hacia el camino de una economía estable.

Concluyo que, mediante la regulación del Banco Central Europeo, si el tipo de interés varía y disminuye, el euríbor bajará, lo que supondrá un aumento del ahorro. De momento,e el BCE, no ha vuelto a variar el tipo de interés pero veo que esa disminución, ha servido para que a largo plazo, el euríbor baje para que todos aquellos consumidores que hayan pedido un préstamo en hipotecas ahorren más y tengan más posibilidades de llegar a fin de mes.

Fuente: La Vanguardia