La electricidad mas cara que nunca.

No ha sido un buen año para el bolsillo de los consumidores. El año eléctrico que está a punto de acabar cerrará como el más caro de la década – el segundo más caro desde 1998- y bajo sospecha. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) investiga desde mayo el comportamiento anómalo de los precios, que subieron pese a la abundancia de lluvias en primavera. La escalada de los precios obligó a intervenir al Gobierno con un decreto de medidas urgentes que, entre otros objetivos, trata calmar la inquietud de la gran industria y evitar cierres como los de la multinacional Alcoa.

Año récord en los precios eléctricos.

La intervención del Gobierno, con la suspensión durante seis meses del impuesto del 7% a la generación eléctrica y la eliminación del “céntimo verde”, entre otras medidas, ha contenido los precios en el último trimestre, según admite la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE).

Pero esa contención no evitará que 2018 acabe con precios en el mercado mayorista en torno a los 60-61 euros Mwh (57 euros Mwh de media anual),  convirtiendo al ejercicio en el más caro desde 2008,según el director de la asociación, Fernando Soto. El precio de la electricidad en el mercado diario cerró noviembre con un precio medio de 61,97 eurosMwh, un 4,79% menos que en octubre, pero un 4,70% más caro que hace un año.

¿La revolución del agua?

Muchos expertos pronostican las guerras del agua, con la creciente sobrepoblación y los problemas a los que se enfrenta la humanidad, la escasez de agua potable es posible que nos conduzca directamente a las mas crueles y despiadadas guerras. Sin embargo, un equipo de ingenieros del Departamento de Energía del Politecnico di Torino ha ideado un nuevo prototipo para desalinizar el agua de mar de manera sostenible y de bajo coste, utilizando la energía solar de manera más eficiente. Una inversión suficiente en este proyecto podría evitar estas futuras guerras.

Resultat d'imatges de water wars

En comparación con las soluciones anteriores, esta tecnología puede, de hecho, duplicar la cantidad de agua producida con una energía solar determinada, y en el futuro cercano puede estar sujeta a una mayor mejora de la eficiencia.

El grupo de jóvenes investigadores, que recientemente publicaron estos resultados en la prestigiosa revista Nature Sustainability, está compuesto por Eliodoro Chiavazzo, Matteo Morciano, Francesca Viglino, Matteo Fasano y Pietro Asinari del Laboratorio de Modelado de Escalas Múltiples.

El principio de funcionamiento de la tecnología propuesta es muy simple: “Inspirado por las plantas, que transportan el agua de las raíces a las hojas por capilaridad y transpiración, nuestro dispositivo flotante puede recolectar agua de mar utilizando un material poroso de bajo coste, evitando así el uso de caros materiales y engorrosas bombas. El agua de mar recogida se calienta mediante energía solar, que sostiene la separación de la sal del agua que se evapora. Este proceso se puede facilitar mediante la inserción de membranas entre el agua contaminada y el agua potable para evitar que se mezclen, al igual que algunas plantas capaces de sobrevivir en ambientes marinos, por ejemplo, los manglares”, explican Matteo Fasano y Matteo Morciano.

Si bien las tecnologías convencionales de desalinización “activa” requieren costosos componentes mecánicos o eléctricos (como bombas y/o sistemas de control) y técnicos especializados para la instalación y el mantenimiento, el enfoque de desalinización propuesto por el equipo del Politecnico di Torino se basa en procesos espontáneos que ocurren sin la ayuda de una maquinaria auxiliar y, por lo tanto, puede denominarse tecnología “pasiva”.

Todo esto hace que el dispositivo sea intrínsecamente barato y fácil de instalar y reparar. Las últimas características son particularmente atractivas en las regiones costeras que sufren de una escasez crónica de agua potable y todavía no cuentan con el servicio de infraestructuras e inversiones centralizadas.

La marihuana, ¿ el nuevo oro ?

Hace unos meses, hablé de la reunión entre el primer ministro canadiense y Pedro Sánchez, en ella se discutió la legalización de la marihuana y sus posibles beneficios en la economía estatal. Bien, pues unos meses después de su legalización en Canadá, la legalización ha sido un éxito en ventas.

canada-legalizing-weed-oct-17-2018

43 millones de dólares en solo dos semanas.

Al parecer, las personas no podían comprar marihuana lo suficientemente rápido en Canadá después de que se legalizó a mediados de octubre de este año. De acuerdo con los datos publicados por el gobierno del país, se vendió 43 millones de dólares canadienses del producto en las dos semanas después de que se convirtiera en legal.

Otro problema es el mercado ilegal en el país, estimado en 5.300 millones de dólares canadienses. Aunque la nueva ley en Canadá legalizó la marihuana, no legalizó todo tipo de productos. Bajo la nueva ley, solo se puede vender marihuana fresca y seca en forma de semillas, plantas o aceites. Hay algunas tiendas, sin embargo, que venden productos de marihuana como dulces para perros o cremas.

Además, hay tantas tiendas ilegales en el país que actualmente es muy difícil que el gobierno las cierre todas.

Según el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el problema de escasez es el más grande que ha tenido el país desde la legalización. No obstante, Trudeau afirma que espera que el problema desaparezca a lo largo del próximo año.

El experimento de Canadá sin duda será un aprendizaje para otros países que están analizando cómo tratar el tema de marihuana en el futuro. Canadá es uno de dos países del mundo con un mercado de marihuana a nivel nacional. El primer país en legalizar un mercado para la droga fue Uruguay en 2013.

Editado: Jordi Gavaldà

Un paso más hacia el futuro.

Cada día se habla más del coche eléctrico, de las nuevas tecnologías, pero en general los ciudadanos no saben muy bien a qué se enfrentan con la llegada de esta nueva movilidad. Sobre todo hay dos cuestiones importantes, si habrá suficientes puntos de recarga para todos los coches y si habrá energía suficiente para abastecer el sistema eléctrico español. El plan firmado para dentro de 5 años situaría a España a la altura de la apuesta de Europa, con 90.000 puntos de recarga.

Resultat d'imatges de coche electrico

Pero lo que falla es la confianza del usuario. Son muchos los que aún no se deciden por adquirir un coche eléctrico, no solo por su coste, sino por la falta de confianza en que la red sea capaz de aguantar esta nueva demanda, y también por la ausencia de puntos de recarga públicos. Para tratar de impulsar también en este sentido la llegada de este nuevo concepto de movilidad, REE ha firmado un importante convenio de colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias, FEMP.

Lo que se busca con este convenio es ayudar a los ayuntamientos grandes y pequeños a desarrollar una nueva infraestructura que debe crecer exponencialmente en los próximos años. La red pública de recarga para el coche eléctrico cuenta con unos 4.800 puntos, lo que nos sitúa en una posición bastante mala en Europa. El objetivo es conseguir unos 90.000 puntos en un plazo de cinco años, de los que 3.000 corresponderían a los corredores de las principales carreteras españolas, y el resto en los núcleos urbanos. Por ello es importante este acuerdo con la federación de municipios.

Hay diferentes tipos de recarga para un vehículo, en función de su potencia y por ello también del tiempo de recarga. El básico, entre 2,3 y 7,3 kW, supone una noche para una recarga de unos 100 kilómetros. Por encima está la semi-rápida, de 22 kW, que necesita una media hora para hacer 100 kilómetros, la rápida con unos 50 kW que supone unos 45 minutos para hacer unos 300 kilómetros, mientras que la super-rápida, de entre 100 y 150 kW, requiere unos 10 o 15 minutos para poder hacer esos 300 km. Son datos aproximados para poderse hacer una idea de los diferentes tipos de enchufe.

Y lo más importante, el coste para instalar estos puntos de recarga oscila entre los 500 o 1.000 euros para el más sencillo, el que se instala en nuestra plaza de garaje, pasando por los 2.500 hasta 15.000 euros del semi-rápido, entre 40.000 y 80.000 euros del rápido y entre 100.000 y 200.000 euros uno súper-rápido.

Alemania busca cubrir 1.24 millones de vacantes

Mientras en España el paro cerró septiembre en un 14,9%, Alemania está buscando trabajadores en distintos sectores.

los-alemanes-viven-igual-de-mal-que-tu-espanol-hay-una-gran-fractura

Se calcula que Alemania cerrará el año con un paro cercano al 3.5%, eso pese a ser un gran noticia tiene su parte negativa. la pujanza de su mercado laboral, que ha animado el consumo privado y contribuido a la buena situación de las cuentas públicas, amenaza con convertirse ahora en su punto débil, algo que puede tener graves consecuencias a largo plazo mordiendo del crecimiento a las pensiones.

El país dirigido por Angela Merkel cerró el tercer trimestre de este año con 1,24 millones de puestos de trabajo vacantes en Alemania, un máximo histórico. Según el IAB, el mayor número de empleos sin cubrir se encuentra en el sector servicios (658.000), pero las vacantes se extienden a lo largo y ancho de la economía, del sector agrícola (10.000) a la construcción (123.000), la distribución (87.000), la comunicación (49.000) y las finanzas (12.000).

El problema es la falta de personal cualificado para esos empleos, Merkel ha propuesto entre otras, una ley de migración económica para facilitar la llegada de trabajadores de fuera de la Unión Europea. No obstante, los extranjeros están accediendo de manera cada vez más evidente al empleo en Alemania, donde la cuota de población extranjera está próxima al 12%. 

Fuentes: lainformacion.com , datosmacro.expansion.com