La marihuana, ¿ el nuevo oro ?

Hace unos meses, hablé de la reunión entre el primer ministro canadiense y Pedro Sánchez, en ella se discutió la legalización de la marihuana y sus posibles beneficios en la economía estatal. Bien, pues unos meses después de su legalización en Canadá, la legalización ha sido un éxito en ventas.

canada-legalizing-weed-oct-17-2018

43 millones de dólares en solo dos semanas.

Al parecer, las personas no podían comprar marihuana lo suficientemente rápido en Canadá después de que se legalizó a mediados de octubre de este año. De acuerdo con los datos publicados por el gobierno del país, se vendió 43 millones de dólares canadienses del producto en las dos semanas después de que se convirtiera en legal.

Otro problema es el mercado ilegal en el país, estimado en 5.300 millones de dólares canadienses. Aunque la nueva ley en Canadá legalizó la marihuana, no legalizó todo tipo de productos. Bajo la nueva ley, solo se puede vender marihuana fresca y seca en forma de semillas, plantas o aceites. Hay algunas tiendas, sin embargo, que venden productos de marihuana como dulces para perros o cremas.

Además, hay tantas tiendas ilegales en el país que actualmente es muy difícil que el gobierno las cierre todas.

Según el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el problema de escasez es el más grande que ha tenido el país desde la legalización. No obstante, Trudeau afirma que espera que el problema desaparezca a lo largo del próximo año.

El experimento de Canadá sin duda será un aprendizaje para otros países que están analizando cómo tratar el tema de marihuana en el futuro. Canadá es uno de dos países del mundo con un mercado de marihuana a nivel nacional. El primer país en legalizar un mercado para la droga fue Uruguay en 2013.

Editado: Jordi Gavaldà

Anuncios

Canadá permite la marihuana en maleta de mano

Los canadienses podrán viajar con hasta 30 gramos de marihuana en vuelos nacionales.

marijuana-stocks-canadian.jpg

A cada pasajero se le permitirá desde mediados de octubre el máximo permitido de equipaje de mano o con equipaje registrado, comenta un portavoz del ministro de Transporte, Marc Garneau. A partir del 17 de octubre, los ciudadanos canadienses podrán usar 30 gramos de cannabis para uso personal.

No obstante, el consumo de la droga a bordo sigue siendo ilegal debido a la prohibición general de fumar en los aviones.

Canadá se convierte en el primer país del grupo G7 en legalizar completamente el cannabis. Hace cinco años, Uruguay fue el primer país del mundo en lanzar hachís. En los EE. UU., esto está permitido en nueve estados, incluída California. (SDA / ZAS)

Editado por Laura Almengot a partir de Blick.ch

Donald Trump accede a no retirar “por el momento” a Estados Unidos del NAFTA

01trump_hp2-videoSixteenByNine1050-v2

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha accedido este miércoles a última hora a no retirar “por el momento” al país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA).

En un breve comunicado, la Casa Blanca ha informado de que Trump ha mantenido sendas conversaciones con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, contactos que ha calificado de “amables” y “productivos”.

“El presidente ha aceptado no poner fin al NAFTA por el momento y los líderes han acordado continuar, de forma rápida y según sus procedimientos internos, a permitir la renegociación del tratado para beneficio de los tres países”, ha indicado Washington.

El mandatario había deslizado en varias ocasiones la posibilidad de romper el acuerdo comercial con Canadá y México si no mejoran las condiciones para Estados Unidos. Sus declaraciones más rotundas han ido dirigidas contra el vecino del sur, al que ha acusado de perjudicar el empleo en Estados Unidos, aunque la semana pasada también cargó contra las “injustas” normas de la industria láctea de Canadá.

Esta noticia supone un freno para la política proteccionista de Trump, aunque es de esperar que las condiciones del tratado cambien a favor de los Estados Unidos en los próximos meses antes de que la amenaza de dejar el NAFTA vuelva a estar sobre la mesa.

Fuente: El Economista y elaboración propia