La UE aumenta las exportaciones a EEUU y China para compensar las pérdidas por el veto ruso

Los productores europeos aumentaron entre agosto de 2014 y febrero de 2015 la exportación de productos agroalimentarios a la mayoría de sus principales destinos, en particular a Estados Unidos, China y otros mercados asiáticos, lo que ayudó a compensar las pérdidas derivadas del veto ruso.

El valor de las exportaciones a EEUU en esos siete meses aumentó en 1.000 millones de euros (es decir el 12 % con respecto al mismo periodo del año anterior), mientras que China se convirtió en el segundo destino, con un incremento de 632 millones (un 16 % más), según informaron fuentes comunitarias.

También creció la exportación de productos agroalimentarios a Hong Kong (en 575 millones de euros, un 26 % más que entre agosto de 2014 y febrero 2015) y a Corea del Sur (en 357 millones, un 33 % más).

Otro país que también registró un incremento de las exportaciones fue Turquía (en 384 millones de euros, un 24 % más).

Las exportaciones de productos agroalimentarios a Rusia en ese periodo disminuyeron un 41 % y pasaron de 6.900 millones de euros a 4.000 millones de euros.

Los productos cuyas exportaciones registraron mayores pérdidas por el embargo ruso fueron las frutas y hortalizas (por valor de 480 millones de euros, es decir, un 14 % menos que en el periodo anterior), el queso (392 millones de euros, un 17 % menos) y la mantequilla (19 millones menos, un 5 % menos).

No obstante, se produjo una ligera subida de las exportaciones a Rusia de productos no afectados por el embargo (alimentos procesados, como galletas, pasta y alimentos infantiles, chocolate, helado o comida para mascotas) y de las bebidas alcohólicas.

Pese al embargo ruso, el valor de las exportaciones europeas totales de productos agroalimentarios a terceros países aumentó un 2,3 % entre agosto de 2014 y febrero de 2015 con respecto al mismo periodo del año anterior.

Según la CE, ello significa que “las tendencias del conjunto de las exportaciones y de los productos específicos parecen haberse estabilizado”.

Comentario: Es interesante estudiar estos cambios, ya que la relación comercial entre la UE y Rusia no está pasando por su mejor momento. Para no notar decrecimiento en sus exportaciones debido al veto ruso, la UE ha destinado parte de sus productos a China y EEUU para compensar las pérdidas a la región soviética, saliendo así beneficiada los últimos meses del trimestre pasado. Es un ejemplo de habilidad por parte de la UE de anteponerse a los acontecimientos y salir favorecido.

Fuente:La UE aumenta las exportaciones a EEUU y China para compensar las pérdidas por el veto ruso

Las exportaciones petroleras de México se desploman 16%

Petróleos Mexicanos vendió al exterior 1.03 millones de barriles por día en abril; la exportación al Lejano Oriente cayó 70% y a Europa bajó 37%.

Las exportaciones de crudo de Pemex se derrumbaron un 16% en abril de 2015 con respecto al mes inmediato anterior, de acuerdo con cifras publicadas por la firma en su página de Internet.

En el cuarto mes del año las ventas al exterior de crudo sumaron 1.035 millones de barriles por día (bpd), contra los 1.228 millones de bpd de marzo, detalló.

Es el segundo mes consecutivo de caída de las exportaciones de crudo de la nación latinoamericana, que está buscando socios en el sector privado para impulsar su alicaída industria petrolera. En marzo la producción cayó un 5.9%  respecto a febrero.

La producción de petróleo se redujo en abril a un promedio de 2.201 millones de bpd (Foto: Getty Images )

Las exportaciones del décimo productor mundial de crudo mostraron severas bajas en términos de los envíos al Lejano Oriente, que cayeron en casi 70% a 82,000 bpd desde los 264,000 bpd del mes previo.

Los envíos a Europa, por su parte, bajaron un 37%  a 183,000 bpd.

La producción de petróleo también se redujo en abril a un promedio de 2.201 millones de bpd, una contracción de más de un 5%  respecto a marzo.

Pemex ajustó su meta de producción de petróleo para este año a 2.288 millones de bpd -desde 2.4 millones de bpd- debido a la reducción que tuvo que hacer a su plan de inversiones 2015 ante el recorte en el gasto público a causa del derrumbe de los precios del crudo.

La mayor producción de petróleo del país proviene de la llamada Región Marina Noreste que en abril fue de 1.144 millones de bpd; el activo Ku-Maloob-Zaap aporta la mayor parte.

La producción de crudo de México, un importante proveedor petrolero de Estados Unidos, ha mantenido un progresivo declive desde que alcanzó niveles máximos de 3.4 millones de bpd en 2004.

Comentario: Esta situación, es ligeramente grave, pero afecta a la economía mexicana y a los principales países destino de México. Sobretodo para el sector público, es por eso que el Gobierno espera que hayan inversiones privadas que ayuden a apuntalar la producción de petróleo en el país, tras una reforma energética puesta en marcha el año pasado.

Fuente: Las exportaciones petroleras de México se desploman 16%

España encuentra su sitio en china: crecen un 48% las exportaciones

El reto de la industria nacional agroalimentaria es exportar en 2020 el 40 por ciento de su producción para que España sea el cuarto país que más alimentos vende fuera de la UE y adelantar así a Italia y Bélgica.

El impulso de las clases medias en las economías emergentes de China y el sudeste asiático, el aumento de la población hispana y la buena imagen de la gastronomía española en Estados Unidos, el gusto por los productos ibéricos en Japón y la demanda de nuestros productos en su país de origen de los turistas británicos que cada año visitan nuestro país han sido las claves para que todos estos mercados se hayan convertido en los prioritarios para la industria de alimentación y bebidas de España.

Una industria que quiere hacer más grande su hueco fuera de nuestras fronteras y más allá de los límites de la Unión Europea, donde según apuntan varios estrategas economistas internacionales, se producirá el 90 por ciento del crecimiento global sólo en algunos años.

Con la vista puesta en ese horizonte, el objetivo del sector alimentario español es exportar dentro de cinco años el 40 por ciento de su producción para que nuestro país sea el cuarto mayor exportador del Viejo continente, superando a Italia y a Bélgica.

Para conseguirlo, además de fijar como prioridades los mercados de China (donde las exportaciones españolas crecen a un ritmo del 48 por ciento) y Hong Kong, los del sudeste asiático, Estados Unidos, Reino Unido y Japón, los Ministerios de Economía y Agricultura, junto a la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas apuestan por reforzar las exportaciones de esta industria a Francia, Alemania, Rusia (pese al batacazo por el veto del Krenlim a las importaciones comunitarias), Canadá, México, Perú, Colombia, Brasil, Países del Golfo, India, Corea del Sur (donde más crecen las importaciones a la industria alimentaria española), el Magreb, los países de África Central, Sudáfrica y Australia.

Eso sí, no en todos por las mismas razones. Según el análisis de los mercados prioritarios para la exportación -ejecutado por dichos ministerios y por la patronal del sector- existen diferentes criterios que hay que tener en cuenta a la hora de elegir qué productos llevar a cada mercado.

Criterios entre los que figuran la población de cada país, su crecimiento económico y su PIB per cápita; la evolución de las exportaciones de nuestra industria alimentaria en los últimos cinco, diez y quince años en su territorio; la relación entre el precio y la cantidad de nuestras exportaciones en cada mercado y la cuota de mercado que tienen nuestras exportaciones en relación con las de otros vecinos de la Unión Europea; la imagen y reputación que en cada lugar se tiene acerca de nuestros productos; la estructura de la distribución del mercado al que se quiera llegar y sus barreras comerciales.

La consideración de esos criterios hace que la industria alimentaria española tenga más posibilidades de aumentar sus exportaciones en Rusia, Alemania, Reino Unido, sudeste asiático y Australia porque las importaciones que nos hacen estos países son mayores que las que hacen, de media, a otros socios comunitarios.

La coincidencia de todas estas razones también ha hecho que a escala global sean cinco los principales mercados a los que a día de hoy ha de dirigir sus pasos la industria de alimentación y bebidas de España.

En el caso de China, las exportaciones de esta industria se aproximan a los 500 millones de euros y tienen unas de las tasas más elevadas de crecimiento en el medio y largo plazo (últimos cinco, diez y quince años). Por su parte, las ventas en Hong Kong alcanzan los 170 millones de euros, con unas tasas positivas a lo largo de todo ese periodo, especialmente en los últimos diez y quince años, cuando creció a una media anual del 12 y 13 por ciento, respectivamente.

En ambos territorios, la categoría de productos que más triunfa es la cárnica (principalmente carne porcina) que, con unas exportaciones de 141 millones de euros, ya supone el 35 por ciento de esas ventas.

En Estados Unidos lo que más tira es el aceite de oliva, seguido del vino, las aceitunas, los quesos y nuestros productos de confitería. Todos esos productos contribuyen a que éste sea el principal destino de exportación para la industria de alimentación y bebidas españolas fuera de la Unión Europea, con unas exportaciones que alcanzan los 1.184 millones de euros.

Dentro de la Unión, son precisamente esos mismos productos los que han disparado nuestras exportaciones alimentarias al Reino Unido, donde nuestras ventas supusieron el último año 1.630 millones de euros. De hecho, Reino Unido es ya el cuarto mercado a nivel mundial para las exportaciones de la industria alimentaria nacional. En los últimos cinco años el crecimiento fue del 9 por ciento, y en los últimos 10 y 15 años, de un 7 por ciento.

Por su parte, Japón se ha convertido en un gran importador de nuestra industria por su interés por nuestras carnes y aceites de oliva. En 2014 las ventas a este mercado, el tercero fuera de la UE, alcanzaron un valor de 540 millones de euros, lo que supuso un crecimiento de más del 23 por ciento.

Mientras, en los países del sudeste asiático (Singapur, Vietnam, Filipinas, Indonesia y Malasia) el mayor impulso para nuestras ventas lo representa el auge de las clases medias.

Comentario: Es cierto que han incrementado las exportaciones en China, des de el sector agro-alimentario al sector industrial. En el sector agro-alimentario es notable la cantidad de productos que se destinan a China, ya sea el jamón o otros derivados de embutidos. En el sector industrial, sabemos que muchas empresas tienen sus centros de producción o compran sus materias primas en China, por lo tanto importan sus productos desde China y las relación comercial entre España y China es cada vez más creciente. Mientras, México, Colombia, Perú y Estados Unidos se guían más de la buena imagen y reputación que nuestros productos tienen en sus mercados para comprarlos, frente a Japón donde las exportaciones españolas encuentran su principal interés en el precio que este mercado paga por nuestros productos.

Fuente: España encuentra su sitio en china: crecen un 48% las exportaciones

La depreciación del euro empuja las exportaciones a un mes récord

La masiva intervención del BCE mandó al euro en marzo al nivel más bajo en 12 años, cerca de la paridad con el dólar. La debilidad de la divisa, que abarata las ventas fuera de la zona euro, se alió con la recuperación de algunos países europeos y la fortaleza exhibida por el sector exterior en la crisis para empujar a las exportaciones españolas a un nuevo récord. Según detalló este miércoles  el Ministerio de Economía, las ventas mensuales de mercancías superaron en marzo los 23.000 millones por primera vez.

El récord exportador (23.218 millones) llega tras un significativo repunte, del 12,5% respecto al mismo mes de 2014, y coincide con un aumento más moderado de las importaciones (6,3% anual, hasta los 24.108 millones). El resultado es una drástica reducción del déficit comercial, que se limita a 890 millones. El saldo comercial español sólo rozó el superávit en 2013, y diferencias mensuales por debajo de 1.000 millones han sido infrecuentes en los últimos años.

El sector exterior quiebra así la tendencia apuntalada en 2014, año en el que el déficit comercial volvió a ampliarse después de cuatro años a la baja. En el ejercicio pasado, las exportaciones, que habían crecido a buen ritmo tras la Gran Recesión de 2009, apenas aumentaron un 2,5%. Por el contrario, las importaciones avanzaron un 5,7% al calor de la recuperación de la demanda interna española. Y eso pese a la rebaja de la factura energética por el abaratamiento del petróleo. Aun así, el valor de las importaciones de mercancías está todavía lejos de los niveles alcanzados (26.500 millones en abril de 2008) en la antesala de la crisis.

La depreciación del euro se hace notar en el aumento de las ventas a los países de la UE que no participan en la unión monetaria (un 17,6% anual), superior al de la zona euro (un 9,8%). También en que las exportaciones a varios países de América Latina (37% más), como Chile, México y República Dominicana, se recuperan. Algo que también ocurre con Asia (un 33% más a China) u Oriente Medio (51%), donde pesa el impacto puntual de un pedido de aviones para Arabia Saudí.

La concentración de ventas de aeronaves a varios países (también a Libia, Malasia y Francia para rondar los 800 millones, el triple que un año atrás) hace que este sea el subsector que más aporte al crecimiento de exportaciones en marzo, seguido por otros más tradicionales: el automóvil, el que más pesa en las ventas al exterior (un 17% del total), sigue creciendo a muy buen ritmo (3.912 millones, un 21% más).

Comentario: Otros países que también tienen el euro exportan bastante menos que España, como es el caso de Francia o Italia, eso indica que algo más está pasando en el sector exterior español. La depreciación del euro ayuda a la economía española, de manera positiva, también sumado a la calidad de los productos que se exportan.

Fuente: La depreciación del euro empuja las exportaciones a un mes récord

Las exportaciones registran la mayor subida en un primer trimestre desde 1971

El déficit comercial cae un 14,9% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2014, mientras que las ventas al exterior aumentan un 4,4%

Las ventas al exterior registraron un incremento del 4,4%, el mayor contabilizado en un primer trimestre de toda la serie histórica (que comenzó en 1971), mientras que las importaciones aumentaron aunque en menor medida, marcando un crecimiento del 2,5 %.

Las exportaciones registran la mayor subida en un primer trimestre desde 1971

Por su parte, el déficit comercial disminuyó el 14,9% en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2014, al registrar un saldo de 5.524 millones de euros, según los datos publicados este miécoles por el Ministerio de Economía y Competitividad.

En concreto, las exportaciones de bienes sumaron 60.972,8 millones de euros, mientras que las importaciones alcanzaron los 66.496,8 millones.

Comentario: El incremento de las ventas ha sido considerable en el último trimestre de 2015, ya que ha incrementado un 4,4%, por ahora el incremento más contabilizado desde 1971. Es un hecho interesante por la economía española y beneficioso para las empresas exportadoras.

Fuente: Las exportaciones registran la mayor subida desde el primer trimestre de 1971