Hoy se decide si Guindos será el nuevo vicepresidente del BCE

Hoy al futuro vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), puesto al que optan el ministro de Economía español, Luis de Guindos, y el gobernador del banco central irlandés, Philip Lane.

El Eurogrupo decidirá a partir de las 15 horas de hoy (hora española), quien va a sustituir al vicepresidente actual, el portugués Vítor Constancio en el segundo sillón más importante del emisor europeo a partir del 31 de mayo.

Para hacerse con el puesto, De Guindos o Lane necesitan una mayoría cualificada, es decir, el apoyo de 14 países que representen al 65% de la población de la eurozona, algo que el Gobierno español afirma que tiene garantizado. Por el momento, los gobiernos de Portugal, Malta y Eslovaquia han confirmado su respaldo al candidato español.

El nombramiento se produce después de que la comisión de Economía de la Eurocámara se reuniese la semana pasada con ambos candidatos y señalase que consideraba al irlandés “más convincente” y que algunos grupos parlamentarios tenían “reservas” sobre el español.

Ya que seguramente, al ser España uno de los países de Europa con mas deuda pública y sus políticas económicas, hacen que muchos de estos eurodiputados, consideren que Guindos no esté capacitado para llevar a cabo un trabajo así.

Aunque hoy se vote al vicepresidente, no se hará “público” hasta mañana, ya que se hará una rueda de prensa delante de los medios de comunicación.

Editada por: Bernat Asensio

Fuente: La Vanguardia

Anuncios

Movistar, la operadora que más sube precios

Para muchos clientes la factura del móvil e internet este mes será más cara que la anterior, y eso ya no sorprende. En los últimos años, una vez ha comenzado a repuntar el consumo, las empresas de telecomunicaciones como Movistar, Orange y Vodafone han lanzado al que los consumidores han denunciado como subidas “unilaterales” del precio, notificadas a menudo sólo con un SMS. Pero en el mar de cambios de tarifas, nuevos paquetes convergentes, promociones y variaciones en los contratos de permanencia de las operadoras, se hace difícil saber realmente cómo evolucionan los precios.

Por ello, en 2017 fue el primero en que el Instituto Nacional de Estadística decidió desglosar en el índice de precios del consumo (IPC) el coste de la telefonía fija, móvil y por paquetes. Hasta ahora, sólo había disponible el índice de precios del consumo que hace referencia a las comunicaciones, pero de una manera global, sin incluir el audiovisual, por ejemplo. Mientras tanto, son comparadores de precios los que van recogiendo toda esta información. Según los datos de una de estas plataformas, HelpMyCash, desde julio del 2016 Movistar es la operadora que más se ha encarecido, un 4% de media. Vodafone ha bajado un 9% y Orange ha subido un 1%.

¿Por qué parece que los datos no reflejen las subidas unilaterales de casi cinco euros más mensuales que han aplicado estas compañías recientemente? Para que los acaban compensando con rebajas de otras tarifas, como se ve en el mismo caso de Movistar, o porque como que ofrecen más servicios a cambio se pondera el incremento.

Movistar siempre da el primer paso. Pese haber triple oligopolio, como explicaba el presidente de la Autoridad Catalana de la Competencia, Marcel Coderch, cuando se produjeron otras subidas de precio hace un año, “primero el líder toma la iniciativa y se suman la resto “. Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Movistar concentró el 41,6% de los ingresos del negocio de telefonía minorista el segundo trimestre de 2017. La siguieron, de lejos, Vodafone (18,9 %), Orange (17,9%) y MásMóvil (4,4%).

Aunque consiguen mas ingresos con tarifas en las televisiones, el problema de fondo de todo esto, es que el propio consumidor acepta que le suban los precios a cambio de otras rebajas, aunque a la larga siempre paguen mas por las tarifas de los móviles. Eso demuestra que el propio consumidor, no conoce sus propios derechos y que acepta muchas veces las empresas puedan hacer con ellos lo que quieran.

Escrito por: Bernat Asensio, diari Ara

 

Tener hijos o tener una carrera profesional

Aunque en los últimos años des del gobiernos se intentan crear leyes en protección de la mujer en el ámbito laboral. “Muchas mujeres sienten que deben escoger entre tener hijos y tener una carrera… ¿Es una decisión que todavía tiene que tomar o que ya ha tomado?” Esta pregunta la formuló el presentador del programa neozelandés The Project, Jesse Mulligan, a la entonces candidata a la presidencia de Nueva Zelanda Jacinda Ardern.

Des de los periódicos y redes sociales anglosajones critican que en su primera entrevista en televisión como presidenciable se le preguntara sobre su voluntad de tener hijos.“La decisión concierne a la mujer y no debería predeterminar sus oportunidades laborales”, defendió Ardern. Al cabo de dos meses, anunció que estaba embarazada y que cogería las seis semanas de baja tras el nacimiento de su bebé.

La baja maternal es un derecho de las mujeres que en España garantiza el Estatuto de los Trabajadores. Uno de los claros ejemplos en nuestras representantes públicas, han sido Ada Colau y Carme Chacón. Que después de su baja por maternidad se incorporaron con normalidad al trabajo.

Resultat d'imatges de Jacinda Ardern y su hijo
Jacinda Ardern contando a los medios de comunicación su embarazo

El 45% de las mujeres no vuelven a su horario laboral tras tener un hijo

Un claro ejemplo es de mujeres que han sido despedidas después de 9 meses y un día del nacimiento de la criatúra. Día en el cual el artículo 55.5 del Estatuto de los Trabajadores que prohíbe despedir a las madres trabajadoras hasta los nueve meses después de la fecha de nacimiento, dejaba de protegerla.

Las mujeres que deciden ser madres se enfrentan a la amenaza de quedar en el paro, a las jornadas parciales y al techo de cristal, un obstáculo invisible e impenetrable que pone tope a sus carreras profesionales. Según los últimos datos de 2017, la tasa de paro de las mujeres entre 25 y 54 años es significativamente mayor a la de los hombres de la misma edad.

Además a largo plazo, esto no solo afecta a la sociedad, si no que provoca que las empresas tengan indemnizar a todas estas mujeres y al contratar un nuevo trabajador, perderán un tiempo de aprendizaje y puede provocar el enfado de la sociedad provocando una bajada de las ventas.

Fuente: Elaboración Bernat Asensio fuente La Vanguardia