Adiós a la “Ley Beckham”

presentacion_beckham

La “Ley Beckham” fué una reforma fiscal aprobada en 2004 por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero con la intención de atraer a España a profesionales cualificados (entiéndase científicos y directivos de multinacionales). Esta ley les permitía a aquellos cuyos sueldos superaban los 600.000 € cotizar a un tipo impositivo del 24% en lugar del 43% que establece la normativa del IRPF como tipo máximo impositivo.

Esa era la teoría. Fué curioso ver cómo nadie alzó la voz ante una Ley que atentaba directamente contra uno de los principios de nuestra “tan querida y respetada” Constitución Española, que dice claramente que los impuestos han de ser progresivos. Quizá la mayoría se creyó la teoría de los científicos y directivos y por eso a nadie le pareció mal…

La práctica demostró que los “profesionales cualificados” más beneficiados por esta Ley fueron nada más y nada menos que los jugadores de fútbol. Empezando por David Beckham, que fué el primero en acogerse a esta Ley (de ahí que reciba este nombre) y acabando por los Cristiano Ronaldo o Zlatan Ibrahimovic que han aterrizado este verano en nuestra Liga de fútbol, pasando por un sin fin de nombres de futbolistas que con sueldos estratosféricos acababan pagándole al fisco español el mismo porcentaje que un trabajador de clase media con un sueldo que supere los 24.000€.

Pues bien, el pasado 3 de Noviembre, el Gobierno decidió suprimir el artículo 93 de la Ley 35/2006 de 28 de Noviembre del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, puesto que considera que “no se ha cumplido el objetivo principal de la reforma y no parece justo ni equitativo que las multimillonarias retribuciones de numerosos deportistas de élite y de los escasos científicos y directivos impatriados con sueldos superiores a 600.000€ tributen al 24%, tipo marginal que se aplica a cualquier ciudadano residente en territorio español cuyas rentas superen los 24.000 €”

La situación ha generado multitud de críticas, la gran mayoría de ellas procedentes del sector futbolístico, que amenazan incluso con una posible “huelga”. Los científicos no han expresado todavía reacción alguna…

Pero que no se preocupen los Cristiano Ronaldo, Kaká o Zlatan Ibrahimovic, la enmienda no tiene efecto retroactivo, y sólo afectará a los contratos firmados a partir del 1 de Enero del 2010. A los ya firmados el Estado les ha dado un margen de 5 años para la aplicación de este tipo impositivo del 43%.

Con la que nos está cayendo encima, era de preveer que en la magnífica subida de impuestos que está cocinando el Gobierno Socialista (sí, sí, los socialistas también suben los impuestos) tenían que “justificar” su injustificable argumento de que esta subida está destinada a gravar más a las rentas altas atacando directamente al bolsillo de algún estrato de la “high-class”. La moneda estaba entre los futbolistas  (no nos olvidemos de los científicos y directivos de multinacionales) de la “Ley Beckham” y las SICAV, y está claro que en esas “Sociedades anti-impuestos” existe gente con muchísimo más poder que los astros del balompié.

**Este es un artículo de opinión. Las opiniones mostradas pertenecen única y exclusivamente a su autor y no reflejan la posición u opinión del blog https://watchinginternationaleconomy.wordpress.com

Anuncios