El Tesoro prestará 15.000 millones a la Seguridad Social para pagar las pensiones

El Tesoro prestará 15.000 millones a la Seguridad Social para pagar las pensiones

El tesoro concederá un préstamo en 2018 de 15.000 millones de euros para el pago de pensiones. En 2017 ya hubo un préstamo para el pago de las mismas de 10.192 millones de euros.

Según consta en la “Estrategia de Financiación del Tesoro 2018”, el crédito de 2017 por valor de 10.192 millones provocó un aumento de la emisión neta del Tesoro de 10.000 millones, pero que no se tradujo en un incremento ni del déficit fiscal ni del nivel de deuda pública medido sobre el PIB.

La situación actual de la seguridad social, obligará nuevamente a utilizar financiación ajena.

Desde que en 2012 se utilizó por primera vez la denominada hucha de las pensiones, el Gobierno ya ha utilizado 70.851 millones, lo que supone casi el 90% del total.

¿Hasta cuando será viable este tipo de pensiones? ¿Habrá que cambiar el sistema? ¿ Qué pasará con la gente que todavía tiene que cobrar su jubilación? ¿Y los futuros ”jubilados”?

Elaboración propia a partir de :LaVanguardia

Anuncios

El Gobierno admite ante la UE que el déficit de la Seguridad Social será 2.500 millones mayor

Fátima Báñez y Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados

La Seguridad Social fue la única Administración que arrancó la crisis en superávit y será la única que la termine con déficit. Un agujero que seguirá engordando este año, pese al fuerte ritmo de creación de empleo debido al mayor gasto en pensiones. El Gobierno ha comunicado a la Comisión Europea que espera que el déficit de la Seguridad Social este año acabe en los 18.609 millones de euros, 513 más que en 2016, en lo que significaría el mayor agujero de su historia. Así lo detalla el Ejecutivo en la notificación de déficit y deuda enviada hace unas semanas a Bruselas recogida por ABC.

Cuando el Ejecutivo presentó el Programa de Estabilidad, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aclaró al comentar los objetivos de déficit de las administraciones que «esto no son previsiones del Gobierno, son compromisos ante Bruselas». Una situación que cambia con la notificación a la UE, que incluye las previsiones de déficit del Ejecutivo por administraciones, más allá de desiderátums. El Gobierno está obligado a remitir a la Comisión Europea dos veces al año sus estimaciones de déficit y deuda para el ejercicio en curso.

Un agujero «estructural»

El agujero de la Seguridad Social amenaza con ser «estructural», como ha alertado el presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá, quien cifra este desvío anual permanente en el 1,5% del PIB hasta 2022 si no se adoptan reformas. Pese a la intensa creación de empleo, las nóminas actuales no son suficientes para cubrir el desembolso en pensiones. Un gasto que en 2017 alcanzará la mareante cifra de 139.647 millones, un 3,1% más que en 2016 según los presupuestos, y un 42% más que en 2008.

Comentario:

El déficit de este año en la seguridad social aumentará siendo una amenaza muy importante para España. Esto no se puede solucionar con las nominas actuales que existen en el país. Debido a esto, se tiene que adoptar reformas para poder salir de dicho problema.

Las nominas que tiene el país no soportan el gasto en pensiones. Este gasto llega en 2017 a 139.647 millones de euros. Siendo el 3,1% más que en 2016, y un 42% respecto a 2008.

Fuente: abc.es

Nadie quiere subir las cotizaciones para pagar las pensiones

1461687657_124185_1461691632_noticia_normal

 

La seguridad social se encuentra con un problema financiero en el medio plazo debido a la configuración del sistema de ingresos y gastos del sistema de pensiones. Esto provocará un déficit anual entorno a los 15.000 millones de euros que irá empeorando progresivamente y afectará a la población nacida en el Baby boom para los años 2035 y 2045.

El problema es que el gasto destinado a las pensiones crece aproximadamente a un 3%, en cambio, los ingresos para pagar estas crece a la mitad, además de una merma de ingresos acumulados en la crisis. El incremento del gasto será inevitable por dos factores: el número de pensiones por la demografía y el encarecimiento de las pensiones que son un 30% más caras, por mejores y más largas cotizaciones. A este hecho debemos sumarle además las revalorizaciones y subidas anuales de las pensiones, de una media de 646€ mensuales hace 0 años a por primera vez en la historia a 900€-1000€.

Este hecho está creando debates políticos ya que nadie quiere subir las cotizaciones para pagar las pensiones, por un lado, PSOE y Podemos quieren financiarlas con impuestos y e PP quiere realizarlo con más empleo.

 

Elaborado por Chantal Choni,

A partir de las fuentes: Cinco Días

#EntornoEconomico: Italia estudia anticipar la jubilación con una hipoteca avalada por el Estado

Los sistemas de pensiones responden exclusivamente a la capitalización producida por ahorro y rendimiento que se haya obtenido en la fecha de percepción de la correspondiente prestación.

El sistema de pensiones en Italia ha cambiado muchas veces, hasta llegar a los 66 años y 7 meses. Esta fue su ultima modificación, que provocaba que se alargaran los puestos de trabajo y no se pudieran crear de más a empleados más jóvenes y a lo mejor más cualificados y que trajeran ideas nuevas.

Matteo Renzi quiere adelantarla unos 3 años y está estudiando los efectos que tendría esta nueva reforma, ya que ha de hacer esta reforma con un coste cero por la cerca supervisión que tienen de Bruselas. Una de estas propuestas es la de volver el trabajo a tiempo completo en uno a tiempo parcial, para esto también necesitan saber la opinión de las empresas, para todos esos empleados que se vayan a jubilar. Pero parece que van a anticipar las jubilaciones mediante un préstamo de la Seguridad Social, es decir mediante una hipoteca avalada por el INPS (Instituto Nacional de Previsión Social. Pero parece que esta alternativa podría causar pérdidas de un mes de jubilación cada año a los pensionistas.

Comentario elaborado por Maria Sabaté, a partir de la fuente ElEconomista

El Fondo de Reserva de pensiones se habrá agotado en 2019 sin reformas

tesoreria

 

Si la nueva reforma de las pensiones no entra en vigor antes de 2019, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social se habrá agotado. Para evitarlo y que esta reforma impacte lo menos posible en los ciudadanos, el grupo de expertos creado por el Gobierno es partidario de adelantar al año que viene la entrada en vigor del factor de sostenibilidad. Este mecanismo trata de garantizar la viabilidad futura del Sistema de la Seguridad Social, adecuándolo a la esperanza de vida y desligando la subida de las pensiones del IPC.

 

La reforma que aprobó en 2011 el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero fue la primera que introdujo esta variable y estimó que debía entrar en vigor en 2027. Sin embargo, el comité de sabios, al que ha acudido Empleo, alerta de que la situación presupuestaria del Sistema requiere actuar de inmediato.

Fuentes próximas a ese grupo explican a elEconomistaque, ante la necesidad de lograr el equilibrio presupuestario en el Sistema y de adecuarlo a la esperanza de vida, los expertos han establecido esas dos fechas, 2014 y 2019, como los límites posibles para conseguirlo.

Sostenibilidad

Con la primera se buscaría que ese equilibrio llegase antes, desde ese año. Al empezar a aplicar el factor de sostenibilidad el ejercicio que viene, el ajuste sería muy suave, primero, porque el Sistema se equilibraría antes y en segundo lugar, porque ese ajuste podría compensarse con el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Esto permitiría parar algo el golpe y que los pensionistas no padeciesen de forma tan brusca el impacto que supone adelantar esas medidas.

En el segundo escenario, el equilibrio trataría de alcanzarse más tarde, en 2019. Al retrasar hasta entonces la incorporación del factor de sostenibilidad, los pensionistas tendrían algo más de tiempo para digerirlo, sin embargo, el ajuste sería más fuerte. El motivo es que, para entonces, ya se habría agotado la hucha de las pensiones y no habría colchón alguno con el que amortiguar el golpe.

A fecha de 31 de diciembre de 2012, la hucha de las pensiones acumulaba 63.008 millones de euros. En el último año, el Gobierno tuvo que acudir a ella en dos ocasiones, por lo que se redujo en 3.807 millones.

Línea roja

Las mismas fuentes explican que todos los miembros de ese comité están de acuerdo en una línea roja que, en su opinión, no hay que traspasar: la reforma no puede implicar, en ningún caso, una caída del valor nominal de las pensiones. Es decir, no se recortará su cuantía, aunque los pensionistas sí pueden perder poder adquisitivo a causa de la inflación, que ya no se tomaría como referencia para revalorizarlas. Con todo, esa rebaja no sería posible desde el punto de vista constitucional, al estar hablando de derechos adquiridos, reconocidos individualmente y que se integran en el patrimonio propio. Así, las pensiones futuras no serían inferiores a las actuales, pero tampoco se revalorizarían tanto.

Los expertos han retrasado una semana la presentación del informe final al ministerio. Aún quedan flecos abiertos y en su última reunión, varios integrantes del grupo expresaron su disconformidad con el documento que les presentó el presidente, Víctor Pérez-Díaz. Los trabajos irán concluyendo a lo largo de esta semana y la próxima remitirán el texto al Gobierno.

Fuentes cercanas a Empleo restan importancia a ese retraso y apuestan por dejar trabajar al grupo con tranquilidad. Insisten en que el tema es delicado, por lo que en ningún caso se cerró una fecha límite en la que debiera estar listo el informe y sí una orientativa.

Comentarios: Vuelve a ser una noticia negativa, ya que está en riesgo las pensiones de miles de ciudadanos que se han pasado toda la vida trabajando, yo puedo entender que con el tiempo las pensiones desaparezcan, ya que es un coste inasumible para España en estos momentos, pero creo, que todas aquellas personas que llevan trabajando tantos años para poder tener una pensión digna, debería ser impensable el hecho de que sólo se plantee quitárselas.

El Economista

La ‘hucha’ de las pensiones equivale casi al valor en Bolsa de Inditex o Santander

El Gobierno ha aprobado hoy el informe trimestral sobre la utilización del Fondo de Reserva de la Seguridad Social en 2012, según el cual al cierre de ese año la hucha de las pensiones alcanzó los 63.008 millones de euros. Esta cantidad se acerca al valor bursátil de Inditex o Banco Santander y supera la inversión extranjera en Brasil de todo el ejercicio.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social terminó 2012 con un importe de 63.008 millones de euros, el 5,93% del PIB, según el informe elaborado por el Ministerio de Empleo que ha presentado hoy su titular, Fátima Báñez.

Durante el pasado año, la Seguridad Social dispuso de un total de 7.003 millones de euros para hacer frente a la insuficiencia de liquidez en momentos puntuales, a fin de garantizar el abono ordinario y extraordinario a los perceptores de nueve millones de pensiones.

En la actualidad, la Seguridad Social ha obtenido unos altos rendimiento de las inversiones del Fondo de Reserva. Desde el primer momento optó por deuda pública, en su mayor parte española y, en menor medida, de otros países de la zona euro (Alemania, Reino Unido y Holanda. La alta rentabilidad acumulada desde el año 2000 se traduce en unos ingresos para el Fondo de 17.003 millones de euros hasta 2012, con una rentabilidad media anual, en este año, del 4,2%.

Los 63.008 millones de euros que acumula el Fondo de Reserva garantizan la viabilidad del sistema de pensiones español. Un análisis comparativo revela que la cifra se asemeja al valor bursátil de Inditex y Banco Santander (alrededor de los 66.000 millones de euros en ambos casos); multiplica por diez el mayor contrato para España en el extranjero, con la construcción del AVE a La Meca, que asciende a 6.700 millones de euros; y supera la cifra de inversión extranjera en Brasil en 2012 que alcanzó un importe cercano a 45.000 millones de euros.

En la actualidad, tras cinco años de crisis económica, este Fondo acumula 17.292 millones de euros más que al cierre de 2007 cuando disponía de 45.716 millones de euros.

Disposiciones del Fondo de Reserva

En el informe presentado hoy al Consejo de Ministros se detallan las disposiciones que se han hecho a lo largo de 2012, y cuyo desglose es: 1.700 millones de euros en septiembre, 1.363 en el mes de octubre, y 3.940 millones en diciembre (esta última en dos operaciones de 3.530 y 410 millones de euros).

La normativa establece que las disposiciones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social se realizarán “a medida que surjan las necesidades, hasta un importe máximo equivalente al importe del déficit por operaciones no financieras”, asimismo, la ley indica que se destinarán al pago de las obligaciones relativas a las pensiones de carácter contributivo y demás gastos necesarios para su gestión.

En conclusión, aunque el coste de las pensiones a nivel nacional requiera el desembolso de una cantidad tan elevada, la gestión de la Seguridad Social es positiva y el hecho de disponer del fondo de reserva ha aumentado la eficiencia y rentabilidad financiera.

Fuente: Cinco Días

El déficit de las pensiones superó los 11.000 millones en 2012

El déficit de la Seguridad Social superó los 11.818 millones de euros en noviembre. Esta cifra, elaborada con el cálculo provisional de la Intervención General de la Seguridad Social a 21 de noviembre de 2012, aunque después tiene que sufrir ajustes en Contabilidad Nacional, desborda en más de mil millones el objetivo total del déficit estimado por el Gobierno para el conjunto del año y muestra la gravedad financiera de las pensiones públicas.

Hacienda había estimado que el año de carencia en la puesta en marcha de la reforma de las pensiones se saldaría con un déficit de 10.000 millones, lo que supone un 1% del PIB.

No obstante, el impacto del paro que según Eurostat alcanzó en noviembre el 26,6% de la población activa (lo que supondría cerca de 6,1 millones de parados) ha reducido drásticamente los ingresos y ha disparado el déficit por encima de lo inicialmente calculado.

A1-20249883.jpg

Ante esta situación el Gobierno se vió obligado a incrementar las aportaciones a la Seguridad Social -aumentó hasta 3.000 millones las aportaciones por complementos de mínimos-. Como no fue suficiente, en julio gastó el fondo de los excedentes de las mutuas (4.500 millones) para pagar la extra de julio.

Como necesitaba más dinero liberó el acceso al fondo de reserva. Desde entonces se ha gastado 7.003 millones, para pagar la extra de Navidad. Gastó 1.700 millones en septiembre, 1.363 en octubre, y 3.940 millones en diciembre (en dos operaciones de 3.530 y 410 millones).

Según el Ministerio de Empleo, el fondo de reserva acabó el año con 63.008 millones, casi el 6% del PIB.

La decisión adoptada en 2010 de invertir este dinero en deuda pública española le ha permitido beneficiarse de los elevados intereses que paga España. Así tuvo una rentabilidad media del 4,2% y unos beneficios de 17.000 millones.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/economia/20130118/54362052343/deficit-pensiones.html#ixzz2IQEXhLfC