Industria congela ahora el ajuste de las tarifas eléctricas pactado con el PNV

Imatge relacionada

Las casi 800 empresas vascas que iban a ver reducidos sus costes eléctricos tras elacuerdo alcanzado en mayor por el Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV tendrán que esperar. El compromiso publicitado por ambas partes y celebrado especialmente por destacados miembros del Gobierno vasco como el lehendakari, Iñigo Urkullu, o la consejera Arantxa Tapia tenía como fecha de entrada en vigor el 1 de enero y suponía un cambio en la ubicación tarifaria de empresas acopladas a redes de distribución eléctrica de entre 25 kilovatios a 30 kilovatios. El Ministerio de Industria que tendría que aplicar el citado acuerdo alega ahora que para compensar el descenso de ingresos que supondrá su aplicación resulta imprescindible contar con unos nuevas cuentas para 2018 en los que se incluya una consignación presupuestaria.

El Ministerio de Industria, que dirige Álvaro Nadal, pretende llevar a la práctica la rebaja del coste de la energía eléctrica del que podrían estar ya disfrutando 5.800 empresas en el conjunto de España, pero advierten de que aún no resulta viable ponerlo en marcha porque sería necesario contar con unos Presupuestos que contemplen recursos para compensar estos cambios en los peajes al consumo de energía por las empresas. «El acuerdo con el PNV era meter esta partida para compensar la reducción de los costes en los Presupuestos Generales de 2018», sostienen fuentes del Ministerio de Industria que recuerdan las palabras de Álvaro Nadal en Barcelona dipuesto a rebajar los costes de las industrias españolas para aumentar su competitividad.

Las estimaciones de ajuste para las empresas vascas con alto consumo energético se estimaban en unos 50 millones de euros y, según Industria, es necesario contar con un presupuesto en 2018 para habilitar esta partida con la que se compensaría la leve reducción de ingresos para las compañías eléctricas que supondría esta medida. Una rebaja en el coste energético de empresas con un alto consumo que el PNV presentó como uno de los grandes logros conseguidos a cambio de apoyar los Presupuestos Generales del Estado con los votos de sus cinco diputados.

El equipo de Álvaro Nadal tiene muy presente el acuerdo cerrado en mayo de 2017, pero se remiten una y a otra vez a un presupuesto en 2018 como la única posibilidad para activar una compensación económica que dé soporte al cambio tarifario. Un ajuste en el coste final de la energía eléctrica para las empresas vascas que reclaman tanto el PNV como el Gobierno vasco, que se mantienen expectantes ante los próximos movimientos del ministro de Industria pero que consideran que el acuerdo suscrito en mayo es ajeno a la aprobación de un nuevo presupuesto del Estado en 2018. En principio, el Gobierno vasco seguirá insistiendo en la supresión de la tarifa 6.1.B en la que se hallan las empresas vascas con mayor consumo para incluirlas en la 6.2. Desde el PNV también se analiza cuál será finalmente la solución que adopte Industria para ejecutar el citado acuerdo de mayo de 2017. Entre las posibilidades que se contemplan desde Sabin Etxea es que el ajuste del coste energético para estas empresas -hasta 5.800 en el conjunto de España- pueda tener carácter retroactivo con fecha 1 de enero.

Pero el retraso ya real respecto a la fecha anunciada ha alertado a colectivos como la plataforma energética KV 25/30 que ayer advirtió hay 1.250 empresas afectadas en España por su inclusión en la tarifa 6. 1.B. pero que, además, también recordó que otras 4.500 con tarifas de 25 kilovoltios arrastran un sobrecoste en sus facturas eléctricas que se eleva hasta los 250 millones de euros en su conjunto. Un hándicap que «lastra su competitividad de manera gravísima», según denunció este grupo en el que se encuentran patronales como SEA, la asociación de empresas de Fundidores o los Metros de Bilbao y Barcelona entre otros.

 

Creación propia a partir de: EL MUNDO

Hacienda endurece el control del gasto ministerial y lo limita al 50% mientras no haya nuevos Presupuestos

Resultat d'imatges de presupuestos montoro 2018

El Ministerio de Hacienda ha aprobado una serie de límites en el gasto para reforzar el control sobre el gasto del resto de ministerios durante el plazo en el que permanecen prorrogados los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

La principal medida consiste en una limitación del gasto del 50% en el gasto corriente de los ministerios con respecto al crédito inicial concedido para el inicio del pasado año.

En el caso de sobrepasar ese límite, los Ministerios deberán pedir permiso al ministro Cristóbal Montoro para llevar a cabo el resto de actuaciones presupuestarias. Fuentes de Hacienda explican que la medida no supone ningún recorte con respecto al año pasado, sino un mecanismo de control que ya se aplicó el pasado año y que permite evitar que se desmadre el gasto público cuando el país no ha salido todavía del control de Bruselas.

El cambio se incluye en el acuerdo por el que se establecen los criterios de aplicación de la prórroga para 2018 de los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que restringe la tramitación de nuevos expedientes de gasto imputables a los capítulos 4, 6, 7 y 8.

Se trata de los gastos destinados a transferencias corrientes, inversiones reales, transferencias de capital y activos financieros, sobre los que los departamentos ministeriales no podrán tampoco aprobar ni comprometer nuevas partidas de expedientes ya iniciados una vez superado el 50 % del crédito inicial presupuestado.

El acuerdo, aprobado en el Consejo de Ministros del pasado 29 de diciembre, exceptúa las transferencias corrientes destinadas a financiar las pensiones, las clases pasivas y las prestaciones de desempleo.

Asimismo, establece que “solo por causas excepcionales debidamente justificadas”, el Ministerio de Hacienda podrá autorizar la tramitación de expedientes una vez superado el límite fijado, siempre que no supere el nivel de ejecución del gasto de 2017.

El documento, al que ha tenido acceso Efe, señala que esta norma entra en vigor el 1 de enero de 2018 y se extenderá hasta la aprobación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado y afectará a los departamentos ministeriales, organismos autónomos, entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social.

Elaboración propia a partir de: EL MUNDO

La inestabilidad política en Cataluña ha restado 320 millones al récord turístico de España

Resultat d'imatges de turismo españa

Ochenta y dos millones de turistas extranjeros gastaron 87.000 millones de euros en España. Dos cifras rotundas que vuelven a batir los récords ya habituales en el turismo y que han permitido sobrepasar al gigante Estados Unidos y alcanzar el segundo puesto a nivel mundial.

El Producto Interior Bruto turístico lleva ocho años con un crecimiento superior al del conjunto de la economía española. Su participación en el PIB ha subido hasta el 11,5%, gracias a los 134.000 millones de actividad, lo que, según la Alianza para la Excelencia Turística, Exceltur, ha erigido al sector en el principal impulsor del crecimiento económico y la generación de empleo en España.

Los datos son incontestables, pese a que no todos los 87.000 millones supongan ingresos para España y a que el sector reclama que se deje de lado la cantidad en llegadas y se prime la calidad de cara a un modelo turístico sostenible. España está viviendo un momento que probablemente no se repetirá.

«Seguiremos creciendo pero no al mismo ritmo, sino en niveles inferiores a 2017», ha adelantado el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda. De hecho, las estimaciones del organismo prevén que el PIB turístico crezca un 3,3% en 2018.

Y aunque no se prevea reeditar datos iguales, España se queda con una espina clavada:¿podría haber alcanzado al número uno mundial en el sector, Francia, y producirse el sorpasso? Casi todas las quinielas auguraban que iba a ser así ya mediado el verano.

Pero 2017 no nos trajo sólo 82 millones de visitantes internacionales. El despertar de la ‘turismofobia’, el exponencial crecimiento de los pisos turísticos y las regulaciones para controlar la parte ilegal en esa oferta, además del descenso de visitantes en Cataluña a raíz del proceso independentista hicieron sombra en el año más soleado para el turismo.

Difícil contabilizar el número de visitantes potenciales a los que, por ejemplo, la ‘turismofobia’ ha podido espantar. Diversos organismos del sector han constatado ya que los atentados terroristas en Cataluña no lograron apenas frenar las llegadas.La inmediatez en la actuación fue, tal y como manifestó hace meses el organismo internaxcional World Travel & Tourism Council (WTTC), crucial para la escasa repercusión.

Sin embargo, sólo la situación de inestabilidad política en Cataluña generó el pasado año una pérdida de 319 millones de euros de actividad turística en España, «detrayendo 0,3 puntos porcentuales del crecimiento del sector turístico previsto para el conjunto del año del 4,7% al 4,4%», según desveló este jueves el ‘lobby’ turístico Exceltur.

Zoreda aseguró ayer que el impacto del ‘procés’ ha provocado una caída del 9,6% de media en los ingresos turísticos, concentrada en Barcelona en los meses de octubre y noviembre, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y un descenso del 15% en diciembre.

Explicó que las mayores caídas de ingresos se produjeron en el mes de octubre (- 11,2%) tras el referéndum y en diciembre (-15,2%) por la incertidumbre del proceso electoral. Mientras en noviembre la caída se relajó hasta el -8,1%, tras la aplicación del 155 y el anuncio de elecciones.

Exceltur recordó ayer que ya había augurado que habría un efecto muy negativo sobre el empleo en Cataluña los primeros meses del año. A primeros de diciembre su Barómetro de la Rentabilidad y el Empleo de los Destinos Turísticos Españoles marcaba que los hoteleros catalanes preveían tener que prescindir de un 8,2% más de personal a comienzos de 2018.

El organismo avisaba ayer de que la situación «compromete las decisiones de inversión y nuevas contrataciones» y de que habría dichos ajustes de plantilla en el primer trimestre del año, «que podrán verse suavizados durante el segundo». A ello añadía la incidencia que puede tener la situación política catalana sobre otros sectores afectados por el arrastre de la principal actividad económica de Cataluña como primer destino hasta el momento de los turistas extranjeros que llega a España.

Esta relevancia de Cataluña para el conjunto del sector, y especialmente de Barcelona (9.000 millones de euros anuales), habría permitido que el turismo español hubiese creciese un 4,7% en 2017 el conjunto del año, y un 3,6% en el último trimestre. Serían 0,7 décimas por encima del 2,9% estimado con datos oficiales hasta noviembre. Pero esa podría haber sido la realidad si el turismo no hubiese sufrido el impacto negativo derivado de la consulta independentista del 1 de octubre.

Las aerolíneas se apuntan a las rebajas con lanzamientos de vuelos a partir de 25 euros

Resultat d'imatges de REBAJAS EN AEROPUERTOS

El turismo está atrayendo las compras cada vez con más fuerza incluso en época de rebajas. La apuesta de las aerolíneas por las ofertas y la intención de compra de los españoles lo constatan, ya que el 18,9% de la población tiene el objetivo de adquirir productos relacionados con el turismo durante los próximos meses, según el Observatorio Cetelem.

Iberia ha lanzado este lunes su primera campaña de descuentos del año. Durante los próximos 15 días, la aerolínea española oferta vuelos a partir de 25 euros a destinos nacionales, por 29 euros a Europa y larga distancia desde 199 euros por trayecto a Asia, 274 a Estados Unidos y desde 299 euros a los que opera en América Latina.

Los viajes a larga distancia podrán disfrutarse entre el 15 de enero y el 1 de diciembre, mientras que para España y Europa el plazo comprenderá del 1 de febrero al 17 de junio y excluirá el periodo de la Semana Santa, el puente del primero mayo y el de la festividad de San Isidro a mediados de mes.

El precio para los vuelos operados por Iberia (excluida la marca Level), Iberia Express y Air Nostrum incluye tasas, cargos y gastos de gestión. Pero requerirá de una estancia mínima en destino de tres días o de la noche entre el sábado y el domingo, en los casos de los vuelos de corta y media distancia.

Pero Iberia no ha sido la única aerolínea española en sumarse a los descuentos. Air Europa ha confirmado que su tarifa de precio más barato por viajar sin maleta a larga distancia será un opción permanente y ha lanzado vuelos desde 29 euros si se compra ida y vuelta en península y Baleares y algunos destinos de Europa.

Para las Islas Canarias la oferta parte de los 39 euros y existe opción de vuelos transoceánicos, a Nueva York o Miami, desde los 199 euros por trayecto o a partir de los 299 euros a lugares como Sao Paulo, Lima o Montevideo.

En este caso todas las ofertas son sin maleta. Y el plazo para la compra de billetes concluye el 13 de enero y los viajes se podrán disfrutar hasta el 20 de junio en destinos americanos, europeos y nacionales que saldrán desde diversos puntos de España.

Las low cost Ryanair e easyJet también se han incorporado a las rebajas con ofertas de 500.000 asientos con descuentos del 20% en el caso de la primera, y con hasta un 25% para 80.000 viajes a capitales europeas en la segunda.

 

Creación propia a partir de: EL MUNDO

El Gobierno dispara un 50% el crédito a la Seguridad Social para no agotar la ‘hucha’ de las pensiones

El Gobierno de Mariano Rajoy no quiere ser el responsable de agotar de manera íntegra el Fondo de Reserva de las pensiones. Y por ello, ha decidido que el Tesoro Público le otorgue un nuevo crédito de 15.000 millones de euros a la Seguridad Social con el que abonar las prestaciones sin tener que recurrir a la hucha de las pensiones.

Esta es la razón por la que a pesar de que el déficit del sistema será este año inferior, el crédito solicitado será un 50% superior al del ejercicio anterior. En concreto, en 2017 la Seguridad Social recibió un préstamo de 10.192 millones de euros y en ese ejercicio la desviación presupuestaria, según las previsiones del Ejecutivo, fue del 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB); este año, en cambio, el déficit previsto es del 1,1% pero el crédito, tal y como adelantó ayer la secretaria general del Tesoro, Emma Navarro, será un 50% superior al del año pasado.

La propia Navarro señaló que el aumento del crédito se debe a que el Fondo de Reserva apenas cuenta ya con liquidez. El año pasado se retiraron algo más de 7.000 millones y la hucha ya sólo cuenta con 8.095 millones. Con esta cifra se podría abonar la totalidad de una paga extraordinaria, que es cuando se producen los momentos de tensión en la Seguridad Social. En diciembre, por ejemplo, el sistema requirió 7.800 millones de euros.

Pero en esta misma observación también se constata que los 15.000 millones del crédito cubrirían casi de manera íntegra las necesidades que se producen en verano y Navidad. De hecho, si se tiene en cuenta que la mejora de la Seguridad Social ha reducido levemente las necesidades adicionales en cada paga extra, se puede llegar a concluir que no será necesaria ninguna aportación del Fondo de Reserva.

Si finalmente el Gobierno decide tocar o no la hucha de las pensiones se sabrá cuando se presenten los Presupuestos Generales del Estado de 2018 ya que aquí, tal y como recordó Navarro durante la presentación de la estrategia de emisión del Tesoro Público, será donde se establezca el montante final y exacto. El ayer ofrecido, apuntó la responsable del organismo, es una previsión «prudente».

Pero en todo caso, el hecho de que el Tesoro articule préstamos para que la Seguridad Social pueda abonar las pensiones va a ser una práctica habitual en los próximos años. El Gobierno reconoce que, incluso con el fuerte crecimiento en la afiliación, el sistema seguirá siendo deficitario hasta, al menos, 2020. Y es que el aunque el número de afiliados crece con fuerza también lo hace el de pensionistas, y 2017 se cerró con sólo 2,23 afiliados por pensionistas, lo que supone el peor dato desde 1999.

Elaboración propia a partir de: EL MUNDO