Alemania y China muestran voluntad de mejorar la cooperación económica

Image

Fuente: La canciller alemana Merkel en su reunión con el Primer Ministro chino Li Kequiang.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro chino, Li Kequiang, mostraron hoy voluntad de mejorar la cooperación económica entre los dos países y de superar diferencias, como las relacionadas con el conflicto comercial entre Pequín y la UE sobre los módulos solares chinos.

Merkel, tras sostener una entrevista con Li en la cancillería, dijo que Alemania hará todo lo posible para superar ese conflicto a través del diálogo, así como las diferencias que existen en el sector de las comunicaciones. “Alemania hará todo lo que esté a su alcance para que las negociaciones avances”, dijo Merkel.

Li, por su parte, advirtió que un conflicto comercial entre la UE y su países no afectaría sólo a los empresarios y los consumidores en China sino también en Europa. Además, Li manifestó su esperanza de que la eurozona supere pronto sus dificultades económicas lo que, afirmó, beneficiaría a todas las economías del mundo.

La visita a Berlín de Li estuvo marcada por los temas económicos y ha sido aprovechada por los dos gobiernos y por empresarios de ambos países para firmar una serie de acuerdos de cooperación en diversos sectores. Algunos de los acuerdos, que se firmaron hoy en la cancillería alemana, están relacionados con el sector del automóvil y en ellos están involucrados los consorcios alemanes VW y BMW. Además, el consorcio Siemens firmó un convenio para prestar servicios de mantenimiento a turbinas de gas en el país asiático. Además, en presencia de Merkel y Li, se firmó un acuerdo entre el Ministerio de Economía alemán y el Ministerio de Comercio chino para la protección de inversiones. También se acordó cooperar en el tema de la eficiencia energética.

Además, hay una declaración de intenciones entre el gobierno de Pequín y la Universidad Humbolt de Berlín para la creación de una cátedra de estudios sobre ChinaTambién se plantea fortalecer la cooperación en lo relativo a la enseñanza del chino en Alemania y del alemán en China. Se trata de la primera visita de Li a Alemania en su condición de primer ministro aunque en otras funciones ya había visitado en diversas ocasiones el país. Antes de su encuentro con Merkel, Li participó en diversos actos en el estado federado de Brandeburgo, circundante a Berlín.

En la noche, Li se entrevistará con el presidente alemán Joachim Gauck y asistirá a una cena en su honor. Para mañana, están previstas reuniones con representantes de la oposición alemana.

Conclusión:

Se han acordado entre ambos países, lazos económicos que ayudaran a ambos a evolucionar su economía. Por una parte se han aprobado acuerdos como la exportación de automóviles a China de los consorcios VW y BMW, también la prestación de servicios de mantenimiento de turbinas de gas de Siemens al país asiático. También se ha aprovado un acuerdo de protección de inversiones y del tema de la eficiencia energética. Creo que éste último China hará caso omiso y no lo tendrá en cuenta debido a su sistema político comunista. También se han acordado la enseñanza de Chino en Alemania y de Alemán en China. Alemania ve a China como a un gran rival y prefiere tener buen trato con él debido a su gran potencial y poder económico. Además de que China hará crecer a Alemania en exportaciones ya que Alemania tiene un gran desarrollo tecnológico, hecho que China envidia. Creo que estos lazos bilaterales entre ambos países conllevaran a una fuerte relación.

La decisión de Merkel fue la siguiente: “Si no puedes con tu enemigo, únete a él”.

Fuente: El Economista.

Anuncios

El crecimiento económico de América Latina repuntará en 2013

Image

Fuente: Mina de cobre en Chile. El aumento de la demanda externa y las condiciones de financiamiento favorables han contribuido al crecimiento económico de la región.

Según las proyecciones, el crecimiento económico de América Latina y el Caribe repuntará de 3% en 2012 a 3½% en 2013, respaldado por una demanda externa más fuerte, condiciones de financiamiento favorables y los efectos de las políticas económicas más laxas aplicadas anteriormente en algunos países de la región, señaló el FMI.

En su informe Perspectivas económicas: Las Américas, presentado el 6 de mayo en Montevideo, Uruguay, el FMI señaló que los riesgos externos para las perspectivas a corto plazo se han atenuado. Las medidas de política económica adoptadas en la zona del euro y en Estados Unidos han alejado las amenazas inmediatas para el crecimiento y la estabilidad financiera a nivel mundial, según se señala en este informe.

Sin embargo, en Estados Unidos el crecimiento se verá afectado hacia fines de 2013 y posteriormente si no se reemplazan los recortes automáticos del gasto fiscal (el llamado “secuestro del gasto”) antes de que comience el próximo ejercicio fiscal (en octubre) por medidas que difieran el ajuste fiscal.

Un crecimiento menor en Estados Unidos tendría un impacto negativo en la región, particularmente en México y América Central, que son los más vinculados a Estados Unidos a través del comercio y las remesas.

  • Riesgos crecientes

Según este informe, la balanza de riesgos a mediano plazo se mantiene inclinada a la baja. El riesgo clave es que cambie la dirección de los vientos a favor generados por las condiciones de financiamiento benignas y los altos precios de las materias primas que prevalecieron desde 2010.

La región se vería particularmente afectada si una desaceleración económica abrupta en China u otras economías importantes desencadenara una caída de los precios de las materias primas.

Otro riesgo es que las principales economías avanzadas no afronten los desafíos fiscales a mediano plazo y esto cause un fuerte aumento de las primas de riesgo soberano y corporativo, con un impacto negativo en el crecimiento mundial.

En el informe se indica que, a nivel interno, en algunos países se ha incrementado el riesgo de un deterioro de los balances externos y financieros.

Los saldos en cuenta corriente se han debilitado en los últimos años, y los precios de los activos están en alza. El crecimiento del crédito se ha moderado, pero sigue siendo alto en varios países.

  • Hacer frente a los riesgos

En el informe se reitera el mensaje formulado en la edición anterior de que los países de América Latina deberían aprovechar las favorables condiciones económicas actuales para construir una base sólida que permita un crecimiento sostenido en el futuro. Las prioridades de política económica incluyen afianzar los márgenes de maniobra fiscal, mejorar los marcos de política y avanzar en reformas estructurales para aumentar la productividad y el crecimiento potencial.

Se proyecta que en 2013 el crecimiento de las economías financieramente integradas se ubique en alrededor de 4¼%. Según el FMI, las prioridades de política económica para estos países consisten en fortalecer las finanzas públicas y proteger la estabilidad del sector financiero. Una mayor solidez de los balances públicos contribuiría a aliviar la presión sobre la capacidad interna y a mitigar el aumento de los déficits en cuenta corriente.

Se prevé que el crecimiento en otros países exportadores de materias primas alcance el 4,6% en 2013, frente al 3,3% registrado en 2012. Sin embargo, se proyecta que el crecimiento se moderará en el caso de los grandes países exportadores de energía (Bolivia, Ecuador y Venezuela). Según el FMI, estos países se beneficiarían con el ahorro de una proporción mucho mayor de los ingresos derivados de las materias primas.

Para 2013 se proyecta que en América Central el crecimiento se mantendrá, en promedio, cercano a su nivel potencial. De cara al futuro, según el informe, sería necesario aplicar gradualmente una política fiscal más restrictiva para reducir los desequilibrios fiscales y externos y asegurar la sostenibilidad de la deuda.

En gran parte de la región del Caribe el crecimiento sigue estando limitado por los altos niveles de deuda y por la baja competitividad. Se proyecta que estas economías registrarán una expansión de alrededor de 1¼% en 2013, a medida que se fortalezca gradualmente la demanda externa. Los desafíos clave para estas economías continúan siendo prácticamente los mismos: reducir los altos niveles de deuda pública, contener los desequilibrios externos y mitigar las vulnerabilidades en el sector financiero.

Conclusión: Las proyecciones indican que América Latina tendrá un crecimiento económico que repuntará en 2013 debido a la demanda externa de productos y a las políticas económicas que dan fuerza al intercambio y al mercado libre. Siguen soplando vientos a favor pero podría haber riesgos a medio plazo ya que hay otras regiones con más capacidad de explotación que América Latina, por ejemplo, China. Para evitar pérdidas y riesgos el sistema financiero debería reforzar las finanzas públicas y proteger la estabilidad del sector financiero con leyes o modificaciones en los agentes que contribuyen en el PIB, entre otros.

Fuente: Boletín del FMI

España busca el apoyo de Portugal mientras la UE la examina

Image

Fuente: Reunión de ambos mandos de Estado.

Los ministros europeos de Economía analizarán el lunes y el martes los desequilibrios macroeconómicos de España y de otros doce países, mientras Mariano Rajoy convence a Portugal para hacer frente común por la unión bancaria y el empleo joven.

Los Gobiernos de España y Portugal sumarán voces mañana en Madrid para pedir a la Unión Europa que avance en la unión bancaria y fiscal y en la lucha contra el desempleo, durante la cumbre que presidirán el presidente español y el primer ministro luso Pedro Passos Coelho, acompañados por siete ministros españoles.

Se espera la repetición del llamamiento que la semana pasada hicieron Rajoy y el nuevo primer ministro italiano, Enrico Letta, a Bruselas para que acelere la unión bancaria y ponga el foco en el paro juvenil en el Consejo Europeo del próximo junio.

Mientras tanto, los titulares de Economía de la eurozona como de la Unión Europea (UE) en su conjunto, examinarán en profundidad los desequilibrios macroeconómicos que la Comisión Europea (CE) ha detectado en once países -Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, Francia, Italia, Hungría, Malta, Holanda, Finlandia, Suecia y Reino Unido- y los problemas de España y Eslovenia.

En el caso de estos dos últimos países, el análisis será en profundidad y se examinará qué medidas pretenden acometer en sus programas de reformas para reducir significativamente esos desequilibrios, aunque no habrá todavía recomendaciones, a la espera de que la CE presente su examen de los planes entregados a Bruselas.

Los ministros estudiarán cuestiones como el impacto de los desequilibrios pasados en el actual escenario de “bajo crecimiento” económico y las causas, como si el elevado déficit por cuenta corriente que tenía España se debía a los “relajados” estándares de concesión de créditos, la burbuja inmobiliaria o a una supervisión “no adecuada” del sector bancario, según fuentes de la eurozona.

El lunes el Eurogrupo revisará los recortes presentados por Portugal para compensar el fallo del Tribunal Constitucional que anuló en abril varios recortes incluidos en los Presupuestos de 2013.

Los ministros también prevén dar su acuerdo político a la última revisión del programa de ajuste de Grecia para dar vía libre al desembolso de 4.200 millones de euros este mes y 3.300 millones en junio.

Chipre recibirá mañana su primer ingreso de la ayuda del rescate de hasta 10.000 millones de euros: 3.000 millones de euros divididos en dos tramos, un primero de 2.000 millones y un segundo de 1.000 millones que será entregado en junio.

El Eurogrupo escuchará asimismo los planes de Italia para seguir con los ajustes comprometidos y para impulsar el crecimiento, mientras que el martes los ministros de la UE debatirán la propuesta para la reestructuración y liquidación bancaria, y tratarán de acordar la enmendada directiva sobre ahorros bancarios que extiende el alcance más allá del pago de intereses a todos los ingresos.

Conclusión: Las perspectivas indican que una unión bancaria de ambos estados los protegería de la crisis y podrían ayudarse entre ellos para poder alzar de nuevo la economia y así reducir el paro juvenil.

Fuente: Expansión

La exportación alemana ante la recesión europea

Image

Fuente: Zona Euro

La zona euro ya no es la principal, porque ha sido relevada por China y Estados Unidos.

Entre los grandes países de la zona euro Alemania destaca por su potencial exportador incomparable. La cuota de la exportación de bienes se sitúa en un 42 por ciento del PIB; en el año 2000 era el 29,2 por ciento. Los registros actuales de Francia, Italia y España son la mitad del alemán. La cuota alemana en el mercado mundial está en el orden del 8 por ciento, que es la tercera más alta después de China y Estados Unidos y claramente superior a la francesa, italiana y española. Por eso en Alemania el sector exportador es un soporte clave de la actividad económica. Y por eso también el ritmo de actividad viene marcado en buena medida por el comportamiento de la economía mundial, positivamente, si la coyuntura internacional es boyante, adversamente, si el entorno global se enfría.

En esta situación nos encontramos en la zona euro. Para el ejercicio actual todas las previsiones disponibles apuntan a una contracción de la producción en su conjunto en un 0,3 por ciento (0,6 por ciento si excluimos Alemania que tendrá un crecimiento positivo moderado). En Francia, que en la zona euro es el destino más importante de la exportación alemana (un 25 por ciento del total), se prevé un estancamiento y para Italia y España, que juntamente atraen 18 por ciento de las exportaciones alemanas dentro del área, el escenario en este año es también adverso, dadas las previsiones de caída del PIB en el orden del 1,5 por ciento para cada uno de los países.

El sector que más lo nota es el del automóvil

Que es el principal exportador (20 por ciento del total). No podía ser de otra manera. En toda la zona euro hay que constatar ya desde hace más de un año que las matriculaciones de nuevos vehículos han ido disminuyendo de forma notable. Al principio, esta debilidad de la demanda no le afectaba tanto a la industria alemana del automóvil como a la de Francia, Italia y España porque para los productos de la gama alta (Audi, BMW, Mercedes) el mercado mantenía cierta robustez. Pero esto se ha acabado. Ahora la espiral bajista no distingue entre categorías de automóviles, máxime cuando parecen estar agotados los márgenes de fabricantes y concesionarios para reducir los precios de venta y suavizar las condiciones de financiación. Las empresas alemanas han tenido que revisar a la baja sus previsiones de venta en la zona euro. Lo mismo cabe decir del sector de los bienes de equipo, el segundo más importante en la exportación alemana (17 por ciento). Si en los países periféricos no hay crecimiento tampoco hay mucha inversión en capital fijo y no puede expandir la importación de maquinaria, en este caso la procedente de Alemania por muy sofisticada y tecnológicamente avanzada que ésta sea.

Por eso a la economía alemana le vendría bien que la española se recuperara cuanto antes. Desde Alemania, poco se puede instrumentalizar al respecto. Algunos piensan que el Gobierno federal podría aceptar una flexibilización de la actual política de consolidación fiscal del Gobierno español y mejorar así las perspectivas de crecimiento. Pero una ampliación de los plazos para reducir el déficit público no garantiza en absoluto la vuelta de la confianza en los mercados con la consiguiente relajación permanente de las primas de riesgo, si no va acompañada de una política contundente de reformas estructurales que eleven el potencial de crecimiento. Como tampoco sirve de mucho que el BCE persiga, como lo está haciendo, una política monetaria laxa, si los bancos españoles prefieren utilizar la liquidez disponible para limpiar balances y recapitalizarse en vez de hacer fluir con normalidad el crédito a las empresas y los hogares. Así las cosas, la industria exportadora alemana ha reducido a la baja sus perspectivas de expansión en el mercado español (y en el de otros países en crisis).

Pero esto no significa que la exportación deje de ser un importante pilar de la economía alemana. La industria exportadora ha ampliado notablemente la estructura regional de sus destinos y se ha hecho de este modo menos vulnerable frente a caídas de la demanda en países determinados. El grado de concentración regional, medido por el índice de Herfindahl, ha ido disminuyendo paulatinamente durante los dos últimos lustros. La zona euro ya no constituye el principal mercado, ha perdido peso. Cuando se puso en marcha el euro en 1999, las empresas alemanas colocaron casi la mitad de sus exportaciones en el área monetaria común (en su constitución actual). Ahora la cuota no llega al 40 por ciento. Los grandes mercados alternativos son Estados Unidos y China, tanto para automóviles, como para maquinaria, aparatos electrónicos y de telecomunicación, y productos químicos. Estamos hablando de dos tercios de la exportación total. Como resulta que en estos mercados la demanda sí se expande, las exportaciones alemanas también aumentarán en este año, a pesar de la recesión europea. Los institutos alemanes, en su reciente informe semestral de coyuntura de abril prevén un incremento en términos reales del 2,1 por ciento , y para 2014 del 6,1 por ciento.

La fortaleza de la exportación alemana es que la estructura de productos junto con los contenidos tecnológicos y medioambientales confieren a la economía los beneficios del dinamismo exterior. Esta es una de las causas de la persistencia con la que el país registra superávits por cuenta corriente: en 2012, era el 7 por ciento del PIB, para 2013 y 2014 prevemos una reducción casi inapreciable (una décima). Con ello Alemania se expone a ser sometida a examen por la Comisión Europea por superávit excesivo. En el Pacto de Gobernanza Macroeconómica o Six Pack (de 2011) se ha establecido para los desequilibrios exteriores un umbral del 6 por ciento sobre el PIB para el superávit. En caso de ponerse en marcha un procedimiento de examen será interesante conocer las vías que propone la Comisión Europea para reducir el superávit. No es suficiente con presionar al Gobierno federal a que estimule más la demanda interna. Pues ya ahora las importaciones alemanas aumentan más o menos al mismo ritmo que las exportaciones y para 2013 y 2014 la aportación del sector exterior al crecimiento económico previsto será moderadamente negativa. Además, un estudio empírico reciente del Instituto para la Economía Alemana (IW), de Colonia, revela que hay una correlación positiva entre el peso de la industria de bienes de equipo y transporte en el PIB y la tendencia a superávits exteriores. Aparte de Alemania, tenemos los casos de Japón, Corea del Sur y Suecia, entre otros. Por consiguiente, dada la estructura productiva de la economía alemana el potencial de exportación del país continuará siendo elevado.

Conclusión: Los países que suponían una importante fuente económica global han intercambiado los papeles y ahora los países en progreso de crecimiento son los principales magnates de la economía, también se contrasta la diferencia de economías dentro de la Eurozona y estas en diferencia con Estados Unidos.

Fuente: El Economista

Créditos a pymes y reducciones de jornada, medidas socialistas de estímulo al crecimiento

Image

Fuente: Secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunirá esta tarde en la sede del partido en Ferraz con su equipo económico para ultimar el denominado Plan de Reactivación Económica.

 Al encuentro asistirán entre otros el portavoz de economía del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, Valeriano Gómez; la secretaria de economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, y el secretario de la Unión Europea del partido, Juan Moscoso del Prado.

También participarán el portavoz del grupo socialista en la Comisión de Hacienda del Congreso, Pedro Saura, así como el coordinador de la Conferencia Política del PSOE, Pedro Sánchez.

Estímulo del crecimiento

El PSOE prepara un plan de estímulo del crecimiento que incluirá una moratoria frente al desempleo” que favorezca que las empresas no despidan, según adelantó este viernes Valeriano Gómez.

El portavoz económico apuntó la posibilidad de que el coste laboral de las empresas que renuncien al despido se reparta entre el Estado, la empresa y el propio trabajador -a través de reducciones de jornada-, una fórmula que, según dijo, se aplica en Alemania a 1,5 millones de trabajadores.

Otra de las medidas que plantea pasa por crear una agencia pública que canalice 20.000 millones de euros de crédito directamente a las pymes, ya que pese a la “enorme” reestructuración bancaria realizada, el crédito a las pymes sigue cayendo.

Conclusión: Rubalcaba intenta aplicar un tipo de reforma laboral que no es posible aplicarla en España debido a que se tendría que reformar la estructura general en sí para meterlo en el sistema. Rubalcaba con esta iniciativa intenta dar un visto bueno a las otras elecciones pero debido al estado en que se encuentra el país no conllevaría a nada positivo ya que estamos en una época de recesión y hay que aceptar las consecuencias y aguantar para que se mantenga alzada la economía pase lo que pase.

Fuente de información: El Economista

Japón lanza su revolución monetaria

Image

Fuente: El nuevo gobernador del Banco de Japón (BOJ), Haruhiko Kuroda.

Pocas veces un estreno en un cargo de una institución económica había resultado tan apabullante y drástico. Apenas dos semanas después de tomar las riendas del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda anunció el pasado jueves una de las mayores inyecciones monetarias que se recuerdan en la historia de los bancos centrales y que supone insuflar a la economía el equivalente al 30% del PIB en solo dos años. Con esta estrategia, el banco central de la tercera economía del mundo espera poner fin a más de 15 años de deflación y depresión económica, aunque para ello haya tenido que abrir la caja de pandora, con los riesgos —algunos desconocidos— que conlleva.

Arranca, así, la historia del nuevo Banco de Japón, como lo definen los analistas. El comité del banco central japonés ha apostado por una nueva fase de relajación monetaria, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. El objetivo es situar la inflación en el 2% cuanto antes, a más tardar en un plazo de dos años. Sólo como referencia, los precios cayeron en enero, en tasa interanual un 0,2% y excluidos los precios más volátiles de la energía y los alimentos, el descenso fue del 0,7%.

Para alcanzar ese objetivo, el banco abandona la referencia de los tipos de interés —que ya están próximos a cero— como principal instrumento de su política y apuesta por duplicar la base monetaria, es decir, la suma del dinero en circulación en la economía y las reservas que las instituciones mantienen en el banco central. De esta forma espera que su volumen pasará de los 138 billones de yenes (1,08 billones de euros) de 2012 a 270 billones (2,13 billones de euros) a finales de 2014, lo que supondrá en torno al 55% del PIB de Japón.

De esta forma, Kuroda ha hecho suya la estrategia que puso en marcha Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal estadounidense tras la caída de Lehman Brothers, en septiembre de 2008. Aunque quizás sería más apropiado decir que, en todo caso, se trata de un viaje de ida y vuelta puesto que Bernanke presume de haber estudiado en profundidad el papel de Koreikiyo Takahashi al frente del Ministerio de Finanzas de Japón entre 1931 y 1936, los años de la Gran Depresión, y cuyas medidas “salvaron brillantemente a Japón de la depresión mundial”, según el banquero estadounidense. La receta aplicada entonces sería, traducida a la actualidad, una combinación de estímulos fiscales, relajación cuantitativa y depreciación del tipo de cambio. Pero Bernanke, además, ha reconocido en varias intervenciones que su objetivo es evitar las consecuencias que una falta de decisión en la adopción de medidas o la retirada anticipada de los estímulos pueden tener sobre la economía, lo que le ha sucedido a Japón desde la década de los años 90 y que explican en buena medida la situación actual.

Porque si algo ha puesto de manifiesto la actual crisis financiera es la limitación de los tipos de interés —que en la mayoría de los países desarrollados rondan el 0%— como instrumento de política monetaria y que ha forzado a los bancos centrales a optar por otras medidas de relajación para sacar a flote sus economías. Japón llevaba muchos años en esa situación y el nuevo plan va mucho más allá. Basta compararlo con lo que han hecho otros bancos centrales en este tiempo. Según los cálculos de Estefanía Ponte, de Cortal Consors, la Reserva Federal de EE UU ha aumentado su balance un 233% desde 2007, lo que situaba a finales de febrero la base monetaria de la Reserva en el equivalente a 2,11 billones de euros. Una cifra muy parecida a la meta que ahora se ha fijado Japón, sólo que EE UU tiene una economía tres veces mayor que la nipona y lo ha llevado a cabo en un plazo de cinco años frente a los dos que se ha marcado Tokio. Hablamos de una avalancha de liquidez de proporciones históricas.

“Kuroda lo ha hecho”, titulaban su informe los analistas del banco de inversión japonés Nomura, como reflejo de su propia sorpresa. “Nadie creía que Kuroda tendría el coraje de hacer lo que ha hecho”, admitía el multimillonario George Soros en una entrevista con la CNBC “Hay que dar un voto de confianza al Banco de Japón por su full monty de expansión monetaria”, señalaba Steen Jacobsen, economista jefe de Saxo Bank, en una nota a clientes.

El banco que dirigía hasta el pasado 19 de marzo Masaaki Shirakawa estaba más centrado en el correcto funcionamiento del mercado y en la disciplina fiscal, como explica Kiichi Murashima de Citi Research, temeroso de un rápido repunte de precios si la economía volvía a crecer de forma sostenida o de financiar los déficit del gobierno. Kuroda ha decidido dejar de lado los paños calientes y tomar de golpe, y en su primera reunión, todas las medidas necesarias para alcanzar su objetivo. Aunque para ello haya tenido que suspender la regla de los billetes, “inevitablemente”, según Yujiro Goto, de Nomura. Esa regla, implantada en 2001 por la entidad, obligaba a la autoridad monetaria a situar el total de las compras de bonos por debajo del volumen de billetes en circulación. Con la nueva oleada de compras agresivas de bonos esa regla deja de estar en vigor, temporalmente, según la entidad.

“Con la introducción de estas medidas, el Banco de Japón está siendo muy contundente para impulsar el crecimiento y lograr que la inflación se sitúe en el 2% lo antes posible”, asegura José Ramón Díez Guijarro, profesor de Entorno Económico de IE Business School. “No obstante, el Banco y en particular Kuroda se han plegado de lleno a la presión del Gobierno de [Shinzo] Abe en la primera oportunidad que han tenido para ello, menoscabando la independencia del banco central”, advierte.

Abe ganó las elecciones del pasado mes de diciembre con una decidida apuesta porla recuperación de la economía, con un plan basado tres pilares: estímulos fiscales, una política monetaria agresiva para lograr que la inflación se sitúe en el 2% y un plan de reformas estructurales. Es la Abeconomía, como lo denominan los analistas. Su plan le llevó incluso, a plantear acabar con la independencia del banco central, uno de los paradigmas económicos de las últimos décadas y por la que mantuvo un agrio enfrentamiento con el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, el pasado mes de enero. “Intencionadamente o no, con la intereferencia del gobierno en la política del banco central Japón puede desatar una guerra de divisas”, advertía entonces Weidmann.

Desde su llegada al gobierno Abe no ha ocultado su intención de propiciar una devaluación del yen con el objetivo de impulsar sus exportaciones, en directa competencia con sus vecinos de Corea del Sur y China. Entre enero de 2008 y el pasado mes de enero, las exportaciones japonesas han caído un 16,4%, según datos de Capital Economics. Eso puede cambiar radicalmente en los próximos meses ya que en lo que va de año el yen ha perdido un 11% de su valor y solo desde que se conoció el plan del Banco de Japón, la divisa ha retrocedido un 2,5%, hasta las 97,57 unidades por dólar y los 126,79 yenes por euro del cierre del pasado viernes.

Jeremy Hale, de Citi Research, calcula que el yen puede situarse en las 115 unidades por dólar a finales de 2014. Pero Hale advierte: “Claramente, esto dependerá en buena medida de lo que hagan otros bancos centrales, en concreto, la Reserva Federal, y de la evolución de los bonos a 10 años”. De lo que no cabe duda es que, dados los niveles actuales, para conseguir el objetivo del 2% de inflación, el yen debe depreciarse mucho más de lo que lo ha hecho hasta el momento. Y no está nada claro que el resto de las grandes potencias mundiales vayan a permitir a Japón semejante ventaja en un momento en el que el desapalancamiento interno de las economías industrializadas hace de las exportaciones el motor soñado de la recuperación.

“En esta semana en la que ha habido reuniones de varios bancos centrales, la principal conclusión es la inexistencia de cualquier tipo de coordinación en sus decisiones”, señala Díez Guijarro, del IE Business School. “Estas divergencias en la filosofía de los grandes bancos centrales van a tener, sin duda, efectos muy importantes en el comportamiento de los mercados financieros de los próximos años, tras décadas en las que existió una visión muy homogénea sobre el papel que deben jugar. Y ya veremos quién tiene razón”.

No falta quienes dudan de que, pese a la magnitud de las decisiones adoptadas, el Banco de Japón vaya a lograr su propósito inflacionista e incluso quienes advierten que incluso en el caso de tener éxito en su empeño “la inflación importada por la debilidad del yen puede dar al traste con la incipiente recuperación de la economía”, como advierten los analistas de Capital Economics.

En esa línea, Raymond Van Der Putten, de BNP Paribas, sostiene que la compra masiva de bonos “puede provocar burbujas especulativas en el mercado”, con las consecuencias de todos conocidas. Lo cierto es que hay pocos precedentes de una política monetaria tan agresiva y aplicada en tan poco tiempo y lo que temen los expertos es que “una vez que el genio salga de la lámpara veremos lo que pasa”, como sostiene Díez Guijarro.

En conclusión, el nuevo programa bancario japones tendrá estas características:

– La base monetaria se incrementará a un ritmo de entre 473.000 y 552.000 millones de euros anuales. De esta forma, el volumen de la base monetaria pasará de 1,08 billones de euros a finales de 2012 a 2,13 billones a finales de 2014, según los cálculos de la entidad.

– Aumentará la compra de bonos a un ritmo de unos 394.000 millones de euros al año (frente a los 55.200 millones fijados en el programa actual) y se podrán adquirir títulos con vencimiento de hasta 40 años. Así, la vida media de los bonos adquiridos por la autoridad monetaria se alargará de tres a siete años.

– Se efectuará un incremento anual de 79.000 millones de euros en las compras de fondos cotizados (ETF) y de 236 millones en las de fondos inmobiliarios japoneses (J-REIT).

– Se mantendrá la compra de deuda corporativa privada y se relajarán las condiciones de acceso a las entidades financieras en próximas reuniones para impulsar el crédito.

– Suspensión temporal de la regla de los billetes, lo que supone que el total de compras de deuda pueden superar el nivel de los billetes en circulación de la economía.

– Se da por finalizado el actual programa de compra de activos que estaba dotado con unos 800.000 millones de euros.

Fuente: El País

El Gobierno cree que Bruselas debe dar más tiempo a España para reducir déficit

Image

Fuente: Íñigo Méndez de Vigo, secretario de Estado para la Unión Europea.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, ha dicho este lunes que la Comisión Europea “tendrá que hacer una nueva propuesta” teniendo en cuenta las “nuevas circunstancias” de España, de manera que se amplíe el plazo para que cumpla el objetivo de reducción del déficit público.

“Creo que la Comisión Europea lo que va a hacer (…) el 22 de febrero” es un análisis de cuál es “la situación”, ha indicado Méndez de Vigo, que ha destacado que “las previsiones de reducción del déficit se hicieron en unas circunstancias determinadas” pero desde entonces “han cambiado”.

“La Comisión Europea tendrá que hacer una nueva propuesta y tendrá que tener en cuenta las nuevas circunstancias”, ha declarado el secretario de Estado en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

A su juicio, “lo importante es el objetivo”, es decir, que España “va a continuar con el programa de reformas y reduciendo el déficit”. Dicho esto, si finalmente Bruselas opta por dar “más tiempo” a España para cumplir el objetivo fijado, “probablemente sea una buena decisión para todos”, ha opinado.

Por otro lado, ha destacado la importancia de que, en la negociación sobre los presupuestos de la UE para el periodo 2014-2020 –pendientes de ratificación en la Eurocámara–, España lograra “revertir la tendencia” y situarse como beneficiario neto, puesto que se impuso la tesis de que “aquellos países que están haciendo un gran sacrificio nacional no podían ser países que pagaran al final el presupuesto comunitario”.

“Algunos hubiéramos querido que el presupuesto fuera más elevado, que hubiera más dinero en Europa para hacer más políticas”, pero aun “habiendo menos dinero, vamos a seguir percibiendo más”, lo cual “demuestra que Europa es solidaria”, ha señalado.

LA CORRUPCIÓN NO DEBE DISTRAER DE LA LUCHA CONTRA LA CRISIS

Méndez de Vigo también se ha referido a las informaciones sobre casos de corrupción y espionaje político y a su repercusión en la imagen de España. “Todos tenemos que hacer un esfuerzo de contención y no arrojar piedras sobre nuestro propio tejado. Debemos dejar que la justicia trabaje y que caiga el peso de la ley sobre aquellos que cometan esos actos”, ha manifestado.

A su entender, no hay que “distraer” la atención de “lo principal”, que es “salir de una profunda crisis económica y transmitir a Europa que España es un país serio que hace esfuerzos por salir de una mala situación”.

En este contexto, ha resaltado que las reformas emprendidas por el Gobierno y los “sacrificios” que están haciendo los españoles “empiezan a dar resultados”. “Hasta hace unos meses, la pregunta era: ¿Cuándo van a pedir el rescate?. Nadie lo dice ya”, ha afirmado.

Según el secretario de Estado para la UE, eso se debe a las “buenas noticias macroeconómicas”, que hacen que “los medios de comunicación europeos y, por ende, los inversores vuelvan a confiar en España”. Ahora, “lo que es necesario” es que eso se traduzca en que la economía española empiece a crecer y a crear empleo y, de esa manera, “mejore la vida de los ciudadanos”, ha añadido.

CONCLUSIONES:

España debe atender a su causa y no malmeter su imagen a nivel europeo debido a los casos de corrupción política dados últimamente. Si malmete esa imagen se verá ceñida a un reducción de soporte monetario europeo, y no sería de buen cauce no acordar el pacto de 2014 – 2020 para inyecciones monetarias. España se verá saldada por la crisis económica pero deberá devolver el dinero invertido por parte de Alemania para así neutralizar las deudas.Los resultados positivos por parte de la bolsa española hace que los inversores vuelvan a invertir de nuevo, la prima de riesgo decae y los bonos de deuda española van consolidándose con los inversores más atrevidos. Tan solo queda ver si la economía española acaba alterada por culpa de estas recientes corrupciones.

Fuente: LaBolsa