Tasas de interés y devaluación

Que tal, les comparto un artículo que salió publicado en el periódico Reforma, uno de los de mayor circulación en México DF, ya que me llamó la atención la aplicación tan clara que está sucediendo actualmente sobre lo que hemos comentado en clase con respecto a bajar los tipos de interés para promover la inversión de cara a lograr la activación /crecimiento económico, en este artículo también se exponen los efectos que tuvieron estos movimientos sobre otras variables económicas.  El artículo nos permite analizar la relación y los efectos de conceptos que van desde los tipos de interés hasta el tipo de cambio pasando por política económica y expectativas de los inversores.

El link para dicho periódico es el siguiente: http://www.reforma.com/, sin embargo a continuación cito parte del texto ya que a veces no se pueden ver los artículos completos a menos que se cuente con un usuario.

Saludos

“El peso mexicano sufrió ayer una nueva devaluación. El tipo de cambio al menudeo, que abrió operaciones a 13.97 por dólar, llegó a cotizarse a 14.35, una pérdida de 2.7 por ciento……. Una subasta de 400 millones de dólares del Banco de México lo fortaleció, pero aun así cerró a 14.20. Durante meses el gobierno del presidente Calderón ha presionado al Banco de México para bajar tasas de interés. Ayer tuvimos una probadita de lo que esto puede significar en un mercado nervioso como el actual. El pesimismo que se ha apoderado nuevamente de los mercados financieros, y que ha producido pérdidas muy importantes en las bolsas de valores, fue un factor de esta nueva devaluación del peso. Pero otro ha sido la expectativa de que el Banco de México baje las tasas de interés a partir del próximo viernes, 16 de enero. Por lo menos hasta ayer se preveía que el Banco de México podría reducir su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual: de 8.25 a 8 por ciento. El que la simple expectativa de una baja mínima en las tasas de interés pueda ocasionar esta devaluación debería hacer reflexionar a los funcionarios de Hacienda y del Banco de México…… No olvidemos que, en términos técnicos, una devaluación equivale a una pérdida del poder adquisitivo de un país. El gobierno de Felipe Calderón ha tratado de no prestar demasiada atención al tipo de cambio. Su posición es que una tasa de interés más baja permitirá mayor inversión y, por lo tanto, mayor crecimiento. Pero no nos hagamos tontos. En este momento de inestabilidad financiera, una disminución de un cuarto de punto porcentual en los intereses no convencerá a las empresas de contratar deuda para aumentar sus inversiones. Los inversores quieren mercados estables y no necesariamente una tasa de interés más baja.”   

Fuente: Periódico Reforma, pág. 12. 16 enero.

Anuncios