El colapso del dólar

No son pocos los gurús de la Economía internacional que predicen un colapso del dólar y el fin del mismo como moneda de referencia internacional. Algunos prestigiosos analistas hablan ya sin tapujos de esta posibilidad, en referencia a la quiebra del actual sistema financiero y monetario.

Adjunto enlace a un vídeo interesante sobre el posible colapso del dólar.

http://www.youtube.com/watch?v=_VTD0kQlieo&feature=related

De hecho, el secretario general del cártel petrolífero (OPEP), Abdullah al-Badri, anunció que la OPEP se está planteando seriamente el abandono del dólar como divisa para fijar el precio del petróleo. La razón: la fuerte depreciación que sufre esta moneda. Tal y como ha afirmado su propio secretario general, dicho planteamiento se debe a la fuerte “depreciación” que viene sufriendo el dólar en los últimos años. Sobre todo, con respecto al bien refugio por excelencia: el oro. En concreto, “desde que el presidente norteamericano Nixon decidiera romper con Bretton-Woods, hace casi 40 años, la moneda de EEUU ya ha perdido el 97% de su valor con respecto al metal amarillo”. Desde entonces, gracias al monopolio monetario, la Administración de Estados Unidos ha podido embarcarse en una política de gasto público desenfrenado gracias a la capacidad de imprimir billetes y, con ello, generar inflación.

La agencia de calificación Moody’s estudia seriamente rebajar la calidad crediticia (rating) de la deuda pública estadounidense. China, y ahora también Japón, principales acreedores del Gobierno de Estados Unidos, ya han manifestado claramente que no están dispuestos a financiar tal despropósito de forma indefinida. De hecho, el propio Obama reconoce que el déficit es insostenible a largo plazo y que Estados Unidos ya no puede depender del crédito chino para financiar su abultada deuda pública.

La depreciación del dólar como divisa de referencia en el mercado monetario internacional, conllevaría dos efectos ciertamente preocupantes para el conjunto de la economía estadounidense: en primer lugar, “generaría una enorme inflación monetaria, debido a la gran cantidad de dólares en circulación”. Y en segundo lugar los tipos de interés se dispararían, puesto que los ahorros de los países productores de petróleo (hasta ahora en dólares) dejarían de ser reinvertidos en bonos del Gobierno norteamericano, con lo que su precio caería (el efecto es la subida de tipos). Ambos factores, serían “enormemente negativos para la ya maltrecha economía de EEUU, cuyo sistema financiero entraría en un serio riesgo de colapso total”

La recomendación de algunos expertos para salir de la depresión de la mejor manera posible, es reemplazar a la mayor brevedad el actual sistema de dinero fiduciario e inconvertible, por uno en el que el oro juegue un papel fundamental como bastión de la liquidez de todo el sistema.

Anuncios