Pensamiento Neoclassico

 

la-economa-neoclsica-8-638.jpg

La doctrina neoclásica es, de forma implícita, conservadora. Los defensores de esta doctrina prefieren que operen los mercados competitivos a que haya una intervención pública.

Al menos hasta la Gran Depresión de la década de 1930, se defendía que la mejor política era la que reflejaba el pensamiento de Adam Smith: bajos impuestos, ahorro en el gasto público y presupuestos equilibrados.

A los neoclásicos no les preocupa la causa de la riqueza, explican que la desigual distribución de ésta y de los ingresos se debe en gran medida a los distintos grados de inteligencia, talento, energía y ambición de las personas.

Por lo tanto, el éxito de cada individuo depende de sus características individuales, y no de que se beneficien de ventajas excepcionales o sean víctimas de una incapacidad especial. En las sociedades capitalistas, la economía clásica es la doctrina predominante a la hora de explicar la formación de los precios y el origen de los ingresos.

Fuente: PensamientoNeoclassico

Anuncios

Economia Empirica

 

economia-mundial

La polémica en torno al realismo de los supuestos ha sido importante en el campo de las discusiones metodológicas que se han dado en la profesión.

Se considera que el ensayo de Milton Friedman sobre “La Metodología de la Economía Positiva”, junto con la obra clásica de Lionel Robbins, son los escritos sobre el método que más difusión han tenido hasta ahora entre los economistas y que en cierta forma desencadenaron la polémica.

En el escrito de Friedman se relaciona la aceptabilidad de una teoría con la adecuación de sus predicciones a la realidad, señalando que ese acuerdo entre predicciones y hechos se limita a no desacreditar una teoría, sin que permitan darla por válida, lo que pone de relieve las evidentes resonancias del primer Popper en Milton Friedman.

Fuente: Economia empirica

Paradigma Neoclassico

 

descarga (4)

Siguiendo a Gary Becker,  podemos considerar que las notas diferenciales del concepto de lo económico para la ortodoxia neoclásica son las siguientes:

Primero, una asunción explícita y extensa del planteamiento maximizador, ya se trate de unidades de producción, consumidores, familias o entidades públicas

En segundo lugar, y muy relacionado con el punto anterior, se parte de considerar que el comportamiento humano es racional, entendiendo por racionalidad la combinación de una serie de elementos.

En tercer lugar, la existencia de mercados que, con grados de eficacia desiguales, coordinan las acciones de los diversos partícipes.

Y en cuarto lugar, la suposición de que las preferencias y valoraciones no presentan cambios sustanciales a lo largo del tiempo.

Fuente: Economia Neoclassica

Historia del pensamiento neoclassico

 

fomin1934-comisariato-de-industrias-pesadas-plaza-sverdlov-thumb.jpg

La teoria neoclasica es un enfoque economico basado en analisis marginalista y del equilibrio de la oferta y la demanad, algunas de sus conjeturas se complementan de la teoria clasica, entre las supociciones de la teoria neoclasica esta que el comportamiento economico surge de la practica de cualquier individuo de practica racional , o cualquier agente economico que trate de maximizar la utilidad, tales como la asignación de los recursos escasos y su utilización bajo formas alternativas, el cual investiga la economía pura y analiza los procesos de la asignación de los recursos, pero no la distribución de esos recursos.

A través de el método de resolución de los problemas que es el de la optimización. Los neoclásicos explicaban la formación de los precios, no en función de la cantidad de trabajo necesaria para producir los bienes, como en las teorías de Ricardo y de Marx, sino en función de la intensidad de la preferencia de los consumidores en obtener una unidad adicional de un determinado producto.

 

Fuente:Escuelaneoclassica

Economia Neoclassica

 

 

descarga (3).jpeg

La economía clásica partía del principio de escasez, como lo muestra la ley de rendimientos decrecientes y la doctrina malthusiana sobre la población. A partir de la década de 1870, los economistas neoclásicos como William Stanley Jevons en Gran Bretaña, Léon Walras en Suiza, y Karl Menger en Austria, imprimieron un giro a la economía, abandonaron las limitaciones de la oferta para centrarse en la interpretación de las preferencias de los consumidores en términos psicológicos.

Al fijarse en el estudio de la utilidad o satisfacción obtenida con la última unidad, o unidad marginal, consumida, los neoclásicos explicaban la formación de los precios, no en función de la cantidad de trabajo necesaria para producir los bienes, como en las teorías de Ricardo y de Marx, sino en función de la intensidad de la preferencia de los consumidores en obtener una unidad adicional de un determinado producto.

Fuente: Economia neoclasica

Del delirio de la burbuja inmobiliaria a la cruda realidad: una radiografía del sector en España

En 2016 y en lo que va de año estamos viendo incrementos significativos en el precio de la vivienda y fuertes crecimientos en ventas, hipotecas y visados de obra nueva.

Regresar a las cifras del esplendor de la burbuja inmobiliaria no sería sano, pero aun así el sector quedará lejos de esos niveles cuando la recuperación regrese por completo.

 En 2016 se edificó un 19% más que en el ejercicio precedente, hasta las 55.268 unidades, según las cifras publicadas por el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos. Pero comparando las cifras con los datos de 2006, en pleno de boom inmobiliario, se observa lo insignificante que es el dato. Aquel año se construyeron casi un millón de viviendas.

El ritmo de construcción de vivienda residencial llevó a que el sector se convirtiera en el motor de la economía. Hasta el pinchazo de la burbuja inmobiliaria aportaba más del 10% del PIB, con tasas de crecimiento del 4%.

 Fuente: Lavanguardia

casa-lupa-rojo

El 73% de los jóvenes trabajadores son empleados temporales, la segunda tasa más elevada de la UE

becario-aprendiz-formacion-joven-770-dreamstime (1)

Más de siete de cada diez trabajadores menores de 25 años tienen un contrato de carácter temporal, según la agencia estadística europea Eurostat. Nuestro país se sitúa sólo por detrás de Eslovenia, donde el 74% de los jóvenes desempeñan un empleo con fecha de caducidad predeterminada, y muy alejado de la media europea del 43,8%.

Las desafortunadas cifras del empleo juvenil español, cuya tasa de temporalidad ha escalado hasta el 73% desde el 62,7% del año 2007.

Si bien también ostentamos el segundo puesto, ahora sí, en términos positivos, en lo que se refiere a reducción del paro en el último año. En concreto, la tasa de desempleo se ha reducido en 2,1 puntos porcentuales respecto a marzo de 2016, lo que supone el segundo mayor descenso anual entre los países de la zona euro.

Fuente: LaVanguardia