A causa de la crisis desaparecen 18.000 sucursales y 10.900 cajeros automáticos en España

Sucursal de una entidad bancaria en un municipio de la Comunidad de Madrid

La motivación de la concentración del sector bancario y sus ajustes en las bases de negocio vinieron dadas por el proceso de reconversión bancaria debido la crisis financiera Española. Las consecuencias que se han producido son casi 90.000 despidos junto con el cierre de casi 18.000 sucursales y 10.900 cajeros automáticos. Esto provoca el riesgo de exclusión financiera de gran parte de la población.

Pese a ello, la cifra está aún lejos de otros países europeos y de las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional. El organismo mundial cree que el sector bancario español es el segundo menos productivo de Europa y que, para llegar al punto de sus homólogos regionales, las entidades “podrían prescindir de 20.000 sucursales más, quedándose con menos de 10.000 en total”.

La mayor parte negativa ha sido repercutida en aquellos municipios que han perdido la única sucursal bancaria ubicada en la zona, en 2017 han sido 4.109. Esto provoca que más de 1,2 millones de ciudadanos se queden sin la posibilidad de acceder a los servicios de las oficinas bancarias en sus municipios de residencia. Sin embargo, en cuanto a los cajeros automáticos, siendo reducidos 10.875 cajeros, el Banco de España considera que su falta ha sido beneficiada por la instalación de los cajeros desplazados.

El riesgo previsto de exclusión financiera viene negado por parte del Banco de España ya que dice: “si se considera la densidad de población, la gran mayoría de la población española se concentra en municipios donde hay más de cinco oficinas bancarias”. Además, actualmente se cuentan con oficinas móviles (“ofibuses“) para sustituir a las sucursales eliminadas en determinados municipios.

Datos extraídos de: ElMundo

Sofia Valencia

Anuncios

Bélgica: cierre espacio aéreo temporal

Torre de control del aeropuerto belga de Steenokkerzeel

Debido a la falta de personal en el aeropuerto y el cierre del espacio aéreo central de Bélgica como consecuencia de la huelga general afectará a más de 400 vuelos y 50.000 pasajeros. El espacio aéreo permanecerá cerrado desde las 22 horas del martes 12 de Febrero hasta las 22 horas del miércoles.

El Europeo airlines for Europe (A4E) para conseguir que los perjuicios sean menores ofrece una propuesta en la que los empleados del sector aéreo deben avisar con una antelación de 72 horas a la hora de hacer huelga. Además, incluye la propuesta de inversión en tecnología, procesos y recursos humanos para conseguir una mayor efectividad en el tráfico cada vez mayor de vuelos.

Así, A4E ha señalado que las huelgas de controladores tienen “un costoso impacto en el turismo, las economías europeas y el medio ambiente”, ya que perjudica a los destinos, a las aerolíneas y agencias de viajes, así como a los propios viajeros. Según un estudio realizado en 2016 por Price Waterhouse Cooper para A4E, las huelgas del tráfico aéreo habían costado a Europa 13.400 millones de euros desde 2010.

Información extraída de: El Mundo

Sofia Valencia

Hacienda dispara un 50% la recaudación por vehículo matriculado tras el boicot de diésel

Fuente: Agente Tributaria. El Confidencial.

A finales del 2018 se experimentó una subida en la recaudación vinculada al automóvil. Los ingresos destinados a las arcas del estado están incrementando debido al aumento de ventas de vehículos de gasolina en comparación al registro de diésel, los cuales se hundieron al nivel de hace dos décadas. Se ve reflejado en las estadísticas de la Agencia Tributaria donde muestra el incremento inter-anual de más del 50%; en diciembre, la cuota media a ingresar por el impuesto de matriculación en cada vehículo adquirido ha aumentado hasta los 488 euros, en el 2017 fue de 324 euros.

El impuesto de matriculaciones se paga con la venta de cada vehículo, consta desde un 4,75% del valor absoluto del coche para aquellos que emiten más de 12 gramos por kilómetro de dióxido de carbono. En 2018 se han recaudado 513 millones de euros. En comparación, en el año anterior la Agencia Tributaria obtuvo 360 millones de euros.

De hecho, la tendencia ha cambiado durante el pasado ejercicio. El impuesto de matriculaciones se vinculó al CO2 en 2008 y desde entonces el número de coches exentos de este gravamen por estar por debajo del mínimo se ha ido reduciendo hasta alcanzar cotas en 2017 del casi un 80%. Pero el fuerte declive del diésel, que cada vez cuenta con más detractores y mensajes en su contra desde las instituciones públicas, ha venido acompañado de un efecto recaudatorio positivo para Hacienda.

Podemos observar por lo tanto, como debido al incremento de ventas y el hecho que las nuevas matriculaciones no han quedado exentas de estos impuestos, la recaudación de Hacienda se ha elevado más de un 30%.

Fuente: Elaborado por Sofia Valencia a partir de “El Confidencial“.