Los billetes aéreos, ¿suben o bajan?

Hemos asistido recientemente a una serie de declaraciones de distintos cargos públicos acerca de una supuesta subida de los precios de los billetes aéreos. El contexto en todos los casos ha sido mostrar el contraste de dicho comportamiento con la bajada que las tarifas aeroportuarias habían experimentado en los dos últimos años.

“el Gobierno insta a las aerolíneas a repercutir las bajadas de las tarifas aeroportuarias a los ciudadanos”.

Según el INE, el IPC de transporte aéreo de pasajeros subió un 3.4% frente al año anterior.

Pese a la rebaja de las tarifas aeroportuarias, las compañías aéreas no han bajado los precios de los billetes.

Imagen relacionada

Finalmente los precios del transporte aéreo de pasajeros cayeron en un 1.2% a finales de 2017.

Debemos comprender la dinámica competitiva de dos mercados radicalmente distintos, como son el aeroportuario y el de la aviación comercial. El primero está configurado por operadores que suelen disfrutar de una situación de monopolio de oferta, que provoca que la competencia a la que se enfrenta una compañía como AENA sea muy limitada. Por ello es necesaria la existencia de un marco regulatorio que evite el posible abuso de dicha posición dominante. En España, esta regulación es extremadamente favorable para el operador aeroportuario.

En contraste con esta dinámica de monopolio regulado, las compañías aéreas operamos en un mercado liberalizado, en el que cualquier aerolínea puede abrir una ruta nueva, o añadir capacidad en rutas existentes, casi sin restricciones. Y la consecuencia de esto es un grado de competencia como la de muy pocos mercados, para beneficio del consumidor, que hoy en día disfruta de unos precios totalmente impensables hace no demasiados años. Y, fruto de dicha competencia, es la libre interacción entre la oferta y la demanda la que fija los precios, y no las aerolíneas, por mucho que algunos se empeñen en pensar lo contrario, quizás influenciados por otros modos de transporte, como el ferroviario, en que esto no es así al operar en régimen de monopolio y, por ello, pudiendo fijar los precios a conveniencia.

Porque esta es otra característica fundamental del sector de la aviación comercial, ya que es de los pocos modos de transporte que cubre íntegramente el coste de la infraestructura que utiliza, sin necesidad de acudir a los presupuestos públicos. Es más, desde la salida a bolsa de AENA, el Estado se ha embolsado casi mil millones de euros en dividendos, convirtiendo al sector en un contribuyente neto al sistema público. La bajada de tarifas aeroportuarias de los dos últimos años ha permitido aumentar la competitividad de nuestros aeropuertos, lo que ha contribuido al incremento del tráfico aéreo sin precedentes que estamos disfrutando, así como a un aumento de la conectividad, el turismo y la actividad económica.

Elaborado por Georgina Coll a partir de Cinco días

Anuncios

Pisos turísticos vs. pisos residenciales

El gran aumento de alquiler de pisos turísticos en las grandes ciudades está propiciando que se cree una situación de recalentamiento de este mercado. En la cual, los que peor salen parados son los inquilinos ya que la mayoría son incapaces de encontrar una vivienda digna a un precio razonable.

“El mercado del alquiler lleva unos años en los que está rompiendo todos los cánones de la lógica establecida. Se está recalentando en toda España, pero con especial incidencia en las grandes capitales y, fundamentalmente, en Barcelona y Madrid. La Ciudad Condal se ha convertido en la más cara de todo el país, ya que hablamos de precios medios de casi 19 euros por metro cuadrado, mientras que la media nacional está en 7,5 euros por metro cuadrado. En Madrid hablamos de entre 15 y 16 euros por metro cuadrado”, explica Emiliano Bermúdez, subdirector general de Donpiso.

Según Emiliano Bermúdez uno de los motivos principales de que se haya generado de esta situación, ha sido la crisis, ya que ha propiciado que mucha gente haya dejado de poder permitirse comprar un piso a tener que optar por alquilarlo.

El directivo asegura que “esto ha provocado un exceso total de la demanda del alquiler que ha llevado consigo evidentemente el incremento de los precios, dado que el volumen de oferta no ha acompañado al crecimiento de la demanda y hay un desequilibrio importante, y además, no hay expectativas de que se vaya a arreglar fácilmente”.

Otro de los factores que ha contribuido enormemente a distanciar la oferta de la demanda ha sido el auge del alquiler turístico. “El boom de este mercado está influyendo enormemente a la inflación que sufrimos ahora en el mercado residencial a largo plazo, ya que recorta todavía más la escasa oferta de pisos en alquiler que hay en el centro de la ciudad, mientras que la demanda crece día tras día”, asegura Jacobo Armero, agente de RE/MAX Distrito Clásico.

Los expertos aseguran que mientras con una vivienda en alquiler un propietario puede ingresar 1.000 euros al mes, con el alquiler turístico puede alcanzar hasta 4.000 euros. Las altas rentabilidades que se obtienen en este mercado del alquiler paralelo son muy atractivas para los propietarios, pero “detraen mucho producto del mercado residencial y lo peor de todo es que este problema se está dando cada vez en más ciudades, no solo en Madrid y Barcelona”, asegura Bermúdez.

Todos estos factores están perjudicando a la población que busca una vivienda en alquiler, y que en muchos casos pagan rentas muy superiores a lo que pagarían por una hipoteca. “El esfuerzo de un inquilino a nivel de suelo en términos medios puede estar en el entorno del 40% de sus ingresos, mientras que en Alemania es del 15%”.

Elaborado por Maria Caelles a partir de El Economista.

La demanda de vivienda de lujo se hunde en Barcelona y se dispara en Madrid

casas-de-lujo-en-barcelona-piscina

El cesesionismo está hundiendo el mercado inmobiliario catalán a golpes de incertidumbre. “ la demanda de vivienda de lujo se ha desplomado un 50% en Barcelona entre el 1 de octubre y el 15 de noviembre”, explica Emanuel Virgoulay, socio fundador de Barnes International en España. Mientras Barcelona cae, el interés del comprador de este tipo de activos en Madrid se dispara un 40%, apunta la inmobiliaria especializada en el segmento premium. “ Cada piso en venta en Madrid, hay cuatro compradores”. Barcelona, en cambio, ha pasado de ser un sailor market (mercado de compra) a uno de venta.
“ El daño está hecho”, explica Virgolay,  en referencia al referéndum unilateral. El procés ha marcado un antes y un después en la economía catalana. La incertidumbre ha hecho cundir el pánico en los mercados, provocando la huida de más de 2600 empresas, desplomando la confianza de empresarios y consumidores y paralizando las inversiones. La vivienda, como el turismo, ha sido uno de los sectores más afectados.
Antes del 1-O, Barcelona vivía su mejor momento desde la crisis. El precio de los inmuebles de alto standing crecía a un ritmo del 15%. Desde el 1 de octubre, la caída de precios alcanza el 20%. En el mismo mes, el coste de este tipo de activos en Madrid también se mueve en dos dígitos, pero hacia arriba, con crecimientos del 10%, igual que en Baleares. En Andalucía es algo menor, entre el 10% y el 5%.
En Barcelona, la escala de precios había generado una burbuja. “ algunos propietarios alineaban el precio de sus inmuebles con los de las zonas más exclusivas de otras zonas de Europa”,  explica Virgolay. Hace varios meses que los inversores tienen el freno de mano echado. En octubre, buna caída del 50% en la firma de escrituras de compra y venta de viviendas y de hipotecas, con compradores que se echan atrás y preferían perder la entrada, que supone hasta el 10% del precio, a consumar la compra.
“ Los inversores van a venir a Madrid, porque el mercado es más seguro”, explica Virgolay. Actualmente, el 57% las adquisiciones inmobiliarias de lujo que se hacen en España se realizan en Madrid. La capital española es la ciudad con mayor atractivo para el inversor nacional e internacional. “ El peso del mercado inversor es equiparable al mercado de primera vivienda”, explica.
con vistas al cierre del año,  Virgolay considera que, desde la actuación del gobierno, con la aplicación del 155, la perspectiva es estable y la demanda empieza recuperarse desde el 15 de noviembre. Pero el 21 de diciembre emerge como una nueva puerta a la incertidumbre.

Elaboración propia a partir de ElMundo.es

Qué precios subirán y bajarán en 2018?

cc050614y002f22.jpg_1328648940

España se despide del 2017 con un crecimiento del 3,1% y las previsiones apuntan a que las subidas seguirán en los años venideros.

Por lo que a los precios se refiere, subirán los peajes en las autopistas, el gas natural y el franqueo de postales y cartas. Destacar que, por otro lado, también subirá el Salario Mínimo Interprofesional y las pensiones (un 4 y un 0,25% respectivamente).

La gasolina sufrirá recortes por parte de la OPEP hasta finales de este 2018, produciendo 1,8 millones de barriles menos al día. El pacto, que comenzó en enero de 2017, podría encarecer los costes del crudo el próximo año. Esta decisión ha llevado al Gobierno a contemplar un escenario con el Brent a 54,8 dólares en los Presupuestos Generales de 2018 remitidos a Bruselas en octubre, una cifra superior a la manejada en mayo,

En cuanto al Gas Natural y la luz, se prevé que los consumidores paguen entre un 5 y un 6,6% más este año en gas y un 2,5% en electricidad. Recordar que 2017 se ha cerrado con una subida de un 10% respecto a 2016, es decir, que el recibo de la luz ha sido 76 euros más caro que el año anterior. La bombona de butano subió un 2,1% el pasado mes de noviembre, con un precio máximo de 14,45 euros, y no se revisará hasta el tercer martes de enero.

Los precios de trenes se mantendrán y las tarifas aeropuertarias bajarán hasta un 2,2%, pero se prevé que de aquí al 2020 bajen hasta un 5%.

 

Fuente: El Mundo

El año empieza con la subida de precios regulados

1514550326548.jpgEl 2018 comienza con la subida del gas natural, de los peajes de las autopistas y también del franqueo de cartas y postales. A parte también con la revalorización de las pensiones y el alza del salario mínimo. Las pensiones han subido el 0,25%, y el salario mínimo, el 4%, hasta 735,9 euros mensuales en 14 pagas (10.302,6 euros anuales).

En el agua, la red Ter-Llobregat a sufrido una subida del 11,88%. Este aumento causará un impacto sobre un recibo mensual medio de un euro más. Por otro lado, el gas natural sube una media del 6,2%.

Los peajes de las autopistas dependientes de la Administración General del Estado subirán el 1,91%.

El franqueo de las cartas y las tarjetas postales ordinarias con destinos nacionales pasarán a costar 55 céntimos, y las  cartas con destino a países europeos pasarán de 1,25 euros a 1,35 euros y las internacionales costarán 1,45, euros frente a los 1,35 euros de ahora.

Los peajes de las autopistas y túneles de la Generalitat de Catalunya subirán un 1,6%.

Fuente elaboración propia a partir de: El Periódico.

La gasolina ha subido un 0,25% y el gasóleo cae 0,18% en la semana previa a Semana Santa

Gasolina-precios

El precio de la gasolina de 95 octanos ha subido el 0,25% y el del gasóleo de automoción ha caído el 0,18% en la última semana, a las puertas de que comiencen las vacaciones de Semana Santa, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). La gasolina de 95 octanos costaba 1,216 euros por litro el 3 de abril, última fecha disponible, mientras que el gasóleo de automoción se vendía a 1,094 euros por litro.

El precio de la gasolina se ha abaratado un 2,64% en el plazo de un mes, mientras que el del gasóleo ha bajado un 3,36%. Desde principios de año, el descenso ha sido del 1,7%, en el caso de la gasolina, y del 2,93%, en el del gasóleo.

Por el contrario, en el año móvil (respecto a la misma fecha del pasado ejercicio), los carburantes han subido: el 7,04%, la gasolina, y un 12,09%, el gasóleo. Desde los máximos alcanzados en septiembre del 2012, la gasolina se ha abaratado un 20,11% y el gasóleo, un 24,29%.

CONCLUSIÓN

Los consumidores que opten por viajar tendrán que abonar cerca de 60 euros a los precios actuales, siempre y cuando se llene el depósito en la gasolinera más barata. En la más cara, donde el precio ronda los 1,4 euros, costará de media unos 70 euros, para un depósito de unos 50 litros.

 

Fuente: El Periódico

#EntornoEconómico El barril de petróleo, lejos de los 80 dólares hasta 2020

Londres. (Agencias).- La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha indicado que es poco probable que el barril de petróleo vuelva a los 80 dólares antes del final de la próxima década. “Nuestra expectativa es ver que los precios suban gradualmente a cerca de 80 dólares en torno al 2020”, ha explicado a la agencia Reuters Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE

“Estimamos que este año las inversiones en petróleo se reducirán más de un 20%. Sin embargo, tal vez aún más importante, esta disminución también continuará el próximo año”, sostiene. “En los últimos 25 años nunca hemos visto dos años consecutivos donde las inversiones hayan disminuido y esto puede tener implicaciones para el mercado del petróleo en los años venideros”, ha agregado.

“Nuestra expectativa es ver que los precios gradualmente suban a cerca de 80 dólares en torno al 2020”, ha explicado a la agencia Reuters Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE.

La AIE ha dicho que el crecimiento de la demanda bajo su escenario central se elevará anualmente en unos 900.000 barriles por día (bpd) para el 2020, llegando gradualmente a una demanda de 103,5 millones de bpd para el 2040.

La caída este año del precio del crudo a alrededor de 50 dólares por barril ha provocado recortes abruptos en la producción del petróleo de esquisto en Estados Unidos, uno de los principales contribuyentes a la sobreoferta que ha generado una caída del 50 por ciento en el valor del crudo en los últimos doce meses.

Precios bajos, dependencia de Oriente Medio

Un periodo extendido de precios bajos del petróleo podría hacer aumentar la dependencia de países exportadores de Oriente Medio, cuyos costes de producción son más reducidos, plantea la Agencia Internacional de la Energía. La caída de los precios, que se sitúan actualmente en torno a los 50 dólares por barril, ha llevado a un reequilibrio natural del mercado, que deja fuera a los agentes con mayores costes de producción.

Por otra parte, una falta generalizada de inversión debida a la poca rentabilidad del crudo, junto a un aumento de la demanda, podría hacer que los precios subieran mucho de repente. Birol advirtió de que el actual bajo valor del petróleo no debe llevar “a la autocomplacencia”, sino que “se debe aprovechar para reforzar la capacidad de afrontar futuros desafíos a la seguridad energética”, por ejemplo manteniendo una inversión adecuada en infraestructuras.

En otro escenario hipotético en que los precios se recuperan, debido al ascenso de la demanda frente al descenso del suministro, la AIE calcula que el precio del barril puede situarse en 80 dólares en 2020. El organismo, que analiza el mercado energético para sus 29 países miembros, avisa también de que la seguridad energética puede verse amenazada en los próximos 25 años por el aumento de la demanda no de China, donde se ralentiza, sino en India, con cada vez mayores necesidades de energía.
Fuente:LA VANGUARDIA 

Opinión:

Mientras el precio de petroleo continua sin subir de manera estable todos los países que basan su economía en el petroleo (Venezuela te miro a ti ) peligran gravemente , de hecho el bolívar fuerte a jugado peligrosamente con la economía venezolana y Maduro esta mirando la manera de blindar la moneda.

Aunque es obvio que el precio del petroleo subirá (demanda china incrementada,aumento de población) la cuestión es cuando  .