Pisos turísticos vs. pisos residenciales

El gran aumento de alquiler de pisos turísticos en las grandes ciudades está propiciando que se cree una situación de recalentamiento de este mercado. En la cual, los que peor salen parados son los inquilinos ya que la mayoría son incapaces de encontrar una vivienda digna a un precio razonable.

“El mercado del alquiler lleva unos años en los que está rompiendo todos los cánones de la lógica establecida. Se está recalentando en toda España, pero con especial incidencia en las grandes capitales y, fundamentalmente, en Barcelona y Madrid. La Ciudad Condal se ha convertido en la más cara de todo el país, ya que hablamos de precios medios de casi 19 euros por metro cuadrado, mientras que la media nacional está en 7,5 euros por metro cuadrado. En Madrid hablamos de entre 15 y 16 euros por metro cuadrado”, explica Emiliano Bermúdez, subdirector general de Donpiso.

Según Emiliano Bermúdez uno de los motivos principales de que se haya generado de esta situación, ha sido la crisis, ya que ha propiciado que mucha gente haya dejado de poder permitirse comprar un piso a tener que optar por alquilarlo.

El directivo asegura que “esto ha provocado un exceso total de la demanda del alquiler que ha llevado consigo evidentemente el incremento de los precios, dado que el volumen de oferta no ha acompañado al crecimiento de la demanda y hay un desequilibrio importante, y además, no hay expectativas de que se vaya a arreglar fácilmente”.

Otro de los factores que ha contribuido enormemente a distanciar la oferta de la demanda ha sido el auge del alquiler turístico. “El boom de este mercado está influyendo enormemente a la inflación que sufrimos ahora en el mercado residencial a largo plazo, ya que recorta todavía más la escasa oferta de pisos en alquiler que hay en el centro de la ciudad, mientras que la demanda crece día tras día”, asegura Jacobo Armero, agente de RE/MAX Distrito Clásico.

Los expertos aseguran que mientras con una vivienda en alquiler un propietario puede ingresar 1.000 euros al mes, con el alquiler turístico puede alcanzar hasta 4.000 euros. Las altas rentabilidades que se obtienen en este mercado del alquiler paralelo son muy atractivas para los propietarios, pero “detraen mucho producto del mercado residencial y lo peor de todo es que este problema se está dando cada vez en más ciudades, no solo en Madrid y Barcelona”, asegura Bermúdez.

Todos estos factores están perjudicando a la población que busca una vivienda en alquiler, y que en muchos casos pagan rentas muy superiores a lo que pagarían por una hipoteca. “El esfuerzo de un inquilino a nivel de suelo en términos medios puede estar en el entorno del 40% de sus ingresos, mientras que en Alemania es del 15%”.

Elaborado por Maria Caelles a partir de El Economista.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s