La “opción nuclear” cobra fuerza: abandonar el euro para evitar el crack

 

Por primera vez desde la creación de la moneda única existe el riesgo de una ruptura de la zona euro. Los inversores ya no descartan un rescate de países por parte de Bruselas e, incluso, el abandono o la expulsión del euro. Por el momento, las dudas acechan a Grecia e Irlanda.

M. Llamas

La crisis de la deuda pública puede desembocar en la ruptura de la Unión Monetaria. En la actualidad, éste es uno de los debates que cobra fuerza entre los inversores. Es la denominada “opción nuclear”: expulsión o abandono del euro de países al borde de la quiebra, con todo lo que ello implicaría (devaluación monetaria, impagos masivos de la deuda contraída en euros, ruptura de la zona euro…).

Grecia ocupa el centro de atención, ya que se trata del primer país de la zona euro que se enfrenta al riesgo real de quiebra. Pero no es el único. Grecia e Irlanda presentan una situación económica “insostenible”, que puede llegar a desembocar en operaciones de rescate por parte de Bruselas o el Fondo Monetario internacional (FMI) e, incluso, una salida de la zona del euro a finales del próximo año, según el banco británico Standard Bank.

null

 

La ausencia de un mecanismo que permita transferencias fiscales entre países miembros de la zona euro podría socavar la sistema cambiario, alerta Steve Barrow, jefe de estrategia de divisas en el banco en Londres.

La creciente desconfianza de los inversores sobre la solvencia de las cuentas públicas griegas podría disparar el diferencial (spread) de los bonos griegos a 10 años con respecto a la deuda alemana desde los 200 puntos básicos de hoy hasta los 400 en 2010 para poder colocarlos en el mercado, según dicha entidad. El diferencial de los bonos irlandeses también puede saltar por los aires. En concreto, desde los 170 puntos actuales hasta un nivel próximo a los 300 puntos respecto al bono alemán.

Tales aumentos implicarían un encarecimiento muy significativo del servicio de la deuda en ambos países. Es decir, estos gobiernos tendrían que dedicar cada año casi el doble de recursos públicos al pago de intereses. Pese a ello, tanto Irlanda como Grecia insisten en descartar de forma categórica el abandono del euro, así como un posible default (suspensión de pagos).

Sin embargo, este debate, impensable hace apenas dos años, constituye hoy en día uno de los centros de atención más importantes de los analistas e inversores. De este modo, el dilema de la UE sigue su curso, esto es, rescates o expulsión de países del área común.

Así, la compañía de análisis global Stratford señala que, finalmente, se impondrá el rescate de Grecia con el fin de evitar un efecto dominó que podría arrastrar hacia el crack a otros países miembros. Y es que, el analista de la compañía Peter Zeihan alerta de que si cae Grecia, Italia, España y Portugal irán detrás -el denominado grupo de los PIGS-, al igual que Irlanda.

Fuente: libertaddigital.com

 

¿UE U ONG?

La Unión europea se plantea por primera vez la posibilidad de “expulsar a un miembro”. Esta frase que un principio puede sonar algo descabellada tiene un profundo trasfondo, la UE es la madre de todos los países que no están sabiendo gestionar su política económica de una manera, ya no eficaz, si no simplemente coherente. Llegado este punto se me ocurren varios nombres por una parte España, Grecia y por otra parte Irlanda.

El primer caso se caracteriza por decisiones económicas erróneas y sobretodo por el protagonismo de la economía sumergida y corrupción  que créanme es “una vergüenza”.

¿La gente quiere trabajar?

Frente a esta pregunta se me ocurren una sola respuesta SI. La pregunta es si los mecanismos que tenemos actualmente son eficaces para generar y controlar las diferentes formas de trabajo de la sociedad. No se puede subvencionar ni ofrecer ayudas sin ton ni son a gente que trabaja de manera clandestina.

El segundo caso es Irlanda que supo aprovechar su pertencia a la UE para generar y montar un sistema basado en apoyos económicos de terceros que actualmente no se puede mantener. ¿La culpa entonces es de Irlanda?

Creo que no se debería juzgar a  estos dos casos de manera similar puesto que España y Grecia son culpables de parte de sus problemas económicos mientras que Irlanda es una consecuencia de un sistema que se empieza a desquebrajar.

                                                       null

La Unión Europea debe ayudar a los países y porque no replantearse la posibilidad de expulsar a un miembro por que sino se adoptara ,vuelvo otra vez a los famosos Planes de Zapatero, la idea de  inyectar e inyectar  dinero hasta quedarnos con una deuda enorme. Ej. Plan E, Plan Ñ…..

Cada país es responsable de su situación económica y debe asumir sus decisiones sin esperar que nadie les salve la papeleta aunque la UE sea un posible apoyo no se debe tirar de la manta por que la manta se puede romper. No se debe poner en peligro otras economías para hacer de hermanos mayores de países que no están sabiendo salir de la crisis porque nos arrastraran.

La UE no es una ONG.

The Caesarus. New Blogger.

 Image from: The caesarus.

 

Anuncios