Alquilar un piso en España: “Si quieres vivir solo, se te va la mitad del sueldo”

Cada vez más personas alquilan en vez de comprar, bien por elección o bien por necesidad, sobre todo en los hogares más precarios –que muchas veces coinciden con los más jóvenes–. Las restricciones de acceso al crédito dificultan la adquisición. Si en 2007 un 19,4% de la población vivía de alquiler, este porcentaje se ha elevado hasta el 22,2% en 2016, según datos de Eurostat, aunque todavía lejos del 30% de la media de la Unión Europea.

Dicen las leyes económicas que a mayor demanda, mayor precio. Así, en las grandes ciudades, donde más gente alquila, y en las zonas turísticas, donde entra en juego el alquiler turístico, las rentas se han disparado en los últimos tiempos. Una situación que complica encontrar piso y obliga a destinar mayor porción del sueldo al alquiler. Aunque no es igual buscar una casa en una ciudad o en otra: ni por precio ni por características ni por el esfuerzo económico que supone.

Anuncios

El aeropuerto ‘sin aviones’ de Castellón resucita al margen de Aena

img_jalbarran_20171103-193118_imagenes_lv_terceros_castello5-001-kWSB-U432566817230wkF-992x558@LaVanguardia-Web

Todos conocemos la expresión “el aeropuerto del abuelo” se convirtió en símbolo de un aeropuerto que tuvo un coste de 150 millones de euros, fruto de la corrupción española. Toda una imagen de derroche y de desigualdad a nivel nacional.

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, el aeropuerto maldito de Catellón se convirtió en objeto constante de bromas, chistes a nivel nacional e internacional. Este caso fue un horror, un ataque a la marca España y el punto de mira para cientos de artículos en prensa.

El “aeropuerto sin aviones” también llamado y construido por  Carlos Fabra (el abuelo), presidente de la diputación provincial y teniendo importantes cargos públicos, cosa que le facilitó el uso de dinero público para dicho proyecto.

El primer vuelo fue el de un helicóptero privado en diciembre de 2014 y el primer avión no de pruebas en aterrizar allí. En septiembre de 2015 se iniciaron los primeros vuelos regulares comerciales con un vuelo a Londres de Ryanair. Pasar de ser conocido como el aeropuerto sin aviones a tener cinco rutas internacionales a cuatro países ha sido un pequeño gran logro de Edeis, nuevo nombre de Lavalin para su negocio en Europa.

Tras un fracaso de corrupción y gasto innecesario, añs después de su construcción están intentando llevar este cementerio a algo rentable aunque mucho trabajo sea necesario. Ahora tendrá que mantener bien el rumbo, negociar con nuevas compañías y buscar nuevos mercados para seguir volando. Un aeropuerto a casi total disposición de cualquier compañía y unas tasas inferiores a las de Aena, por la flexibilidad operativa que ha diseñado la gestora de la instalación, con intención de competir claramente con sus vecinos de Reus y Valencia.

Noticia de elaboración propia extraída de La Vanguardia.

El déficit comercial aumenta el 49% hasta agosto pese al récord de exportaciones

El déficit comercial alcanzó los 16.414 millones de euros entre enero agosto deL 2017, lo que supone un incremento del 49,2% respecto al mismo periodo del año anterior, a pesar de que las exportaciones repuntaron un 9,1%, hasta los 182.302 millones, nuevo máximo histórico.

El alza de las exportaciones españolas, que registraron mejor evolución que las del conjunto de la zona euro y de la UE, no permitió compensar el importante incremento de las importaciones, que repuntaron en este mismo periodo un 11,6%, hasta alcanzar los 198.716 millones de euros.

La tasa de cobertura –exportaciones sobre importaciones– se situó en el 91,7%, el tercer mejor registro de toda la serie histórica, sólo superado el 2013 y el 2016.

Por su parte, el saldo no energético arrojó un déficit de 1.721 millones de euros hasta agosto, mayor que el déficit de 156 millones acumulado en el mismo periodo del 2016, mientras que el déficit energético se incrementó un 35,5%, hasta los 1.693 millones de euros.

El crecimiento de las exportaciones españolas entre enero y agosto superó el del conjunto de la zona euro (+7,6%) y la UE (+7,9%), así como las tasas de Francia (+3,6%), Alemania (+6,5%), Italia (+7,6%), si bien es inferior a la de Reino Unido (+18,3%). También crecieron las ventas de Estados Unidos (+6,4%), China (+5,3%) y Japón (+11%).

Elaboración propia con El periodico 

Renta básica universal

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) juzga positivo que los países prueben la eficacia de la renta básica universal, como Finlandia u Holanda, pues el sistema de protección social actual está quedando obsoleto.

Durante la presentación del informe de la OCDE ‘¿Qué cambiaría una renta universal?’, Stefano Scarpetta, director de Empleo y Trabajo del organismo, juzgó que la asignación mensual para todos los ciudadanos es “un debate importante, necesario y útil”.

Por ello, experiencias como la que está llevando Finlandia, donde unos 2.000 desempleados reciben 560 euros mensuales, son necesarias para saber qué funciona.

“Se trata de una manera de comprenderlo antes de aplicarlo a nivel nacional, que es muy complicado”, señaló Scarpetta en la sede de la OCDE en París.

Para el director, estas pruebas son pertinentes, pues el actual sistema de protección social ha de adaptarse a un nuevo modelo económico que produce menos asalariados y un aumento de trabajadores independientes, que tienen menos derechos sociales.

Comentario: La OCDE recomienda instaurar un nuevo sistema el cual con una renta universal, es decir que todo el mundo tenga un salario. Y es que la OCDE valora en positivo y en algunos países ya se esta aplicando como en Finlandia 2000 desempleados reciben 560 euros al mes. Los próximos países que se podría aplicar esto serían Italia, Francia y el Reino Unido.

Fuente: El Economista

Facebook, Apple, Microsoft…. Las multas de la UE en su ofensiva contra los gigantes tecnológicos

IMG_2573

Un nuevo capítulo se abrió el pasado jueves en la ofensiva de la Comisión Europea (CE) contra las grandes multinacionales de tecnología. Un “nuevo aviso”, según la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, y una nueva multa. Esta vez la sanción millonaria, cifrada en 110 millones de euros, ha recaído en Facebook.

La razón de la multa: proporcionar información “incorrecta o engañosa” durante la investigación que abrió en 2014 cuando adquirió la aplicación de mensajería WhatsApp.

Desde la compañía de Mark Zuckerberg argumentan que actuaron de buena fe y de manera no intencionada. La multa representa un 0,4% de los ingresos globales de la red social en 2016. Esta sanción, la mayor impuesta en casos de fusiones, viene a sumarse a una larga lista de multas que la CE ha impuesto a gigantes tecnológicos estadounidenses en los últimos años.

Rafael Roca, letrado y economista del despacho Roca & Asociados Abogados, considera que este “caballo de batalla” entre las empresas tecnológicas y la UE se libra en tres áreas: “Protección de datos, competencia y fiscal“.

Unos campos que, según Roca, están carentes de un marco legal. “Ahora mismo se está estableciendo las reglas de juego a nivel mundial y europeo” respecto a estas industrias tecnológicas que llevan no más de 15 años en el mercado y que por ahora “tienen un control absoluto del mercado” por falta de consenso para redactar una normativa entre los 28 estados miembros.

Además de Facebook, estas son algunas de las empresas más vigiladas (y también multadas) por la Europa de los 28:

COMENTARIO: Esta claro que aplicaciones como Facebook o compañías como Microsoft o Apple son las más lideres del mercado. A la gente le han creado una gran dependencia de las redes sociales y, eso, ha causado que estas empresas se hagan billoniarias. Lo que implica, que una multa de 110 millones de euros, solo significa un 0,4 % de sus ingresos, como seria una multa de unos 10€ en alguien que cobre un salario más estandar.

Fuente: 20minutos.es

El FMI insta a Alemania a subir salarios, bajar impuestos e invertir más

Alemania-Merkel-Eurozona-Bruselas-Belgica_823127961_3783337_667x375Las autoridades alemanas deberían hacer hincapié en la importancia que subidas salariales “robustas” tendrían en la coyuntura actual con vistas a impulsar al alza la inflación, lo que permitiría una normalización de la política monetaria de la zona euro, según apunta el FMI, que insiste en que Alemania invierta en infraestructuras y baje impuestos.

“Un alza sostenida de los salarios y la inflación en Alemania es necesario para elevar la inflación en la eurozona y facilitar la normalización de la política monetaria”, sostienen los técnicos del FMI que han visitado el país para elaborar el informe anual conocido como ‘Artículo IV’.

En este sentido, la institución advierte de que un periodo de moderación salarial demasiado prolongado se traduzca en una baja inflación en Alemania durante demasiado tiempo y una normalización más lenta de la inflación y las condiciones monetarias en el conjunto de la eurozona, incrementando así los riesgos para la estabilidad financiera.

Asimismo, el FMI recomienda a Berlín que haga uso del actual espacio fiscal a su disposición para alimentar el crecimiento potencial de Alemania mediante inversiones en infraestructuras, así como reduciendo los impuestos al trabajo e impulsando la productividad.

“El espacio fiscal disponible debería usarse en iniciativas que mejoren el crecimiento potencial tales como la inversión en infraestructuras físicas y digitales, cuidado de los hijos, integración de los refugiados y alivio de la presión fiscal sobre el empleo”, apuntan los representantes del FMI.

Por otra parte, la misión del Fondo apunta la importancia de acometer una reforma de las pensiones que contribuya a alentar la prolongación de la vida laboral y promueva su sostenibilidad a largo plazo, incluyendo medidas que reduzcan la necesidad de los hogares de ahorrar para su jubilación, algo que contribuiría a la reducción de desequilibrios externos de Alemania.

Atención al mercado inmobiliario

Por otro lado, los técnicos del FMI apuntan en su informe preliminar que los precios de la vivienda en Alemania se mantienen en línea con los fundamentales en términos agregados, aunque advierten de la existencia de “puntos calientes” donde los precios se están acelerando, por lo que recomiendan una estrecha vigilancia de la evolución del mercado hipotecario.

“A medida que los precios de la vivienda se aceleran, la evolución del mercado hipotecario justifica una estrecha vigilancia, que requerirá abordar las importantes lagunas de datos”, advierte el FMI, destacando que la introducción de nuevos instrumentos legales macroprudenciales en el sector inmobiliario “es un paso en la buena dirección”, aunque considera que la nueva batería de medidas es incompleta.

En cuanto al sector financiero, los técnicos del FMI recomiendan acelerar la reestructuración bancaria y del sector de seguros de vida para incrementar su rentabilidad y resiliencia.

Extraidos del diario La expansión

Refundación eurozona: España reclama un presupuesto del euro, un seguro de paro común y eurobonos 

España propone refundar el euro. El Gobierno ha presentado en Bruselas una propuesta sobre el futuro de la eurozona en la que reclama un presupuesto anticrisis, un seguro de desempleo común, eurobonos y completar la unión bancaria con mutualización de riesgos. A rebufo de las propuestas del francés Emmanuel Macron, España exige “un verdadero gobierno económico”, según un documento al que ha tenido acceso EL PAÍS, ante la constatación de que el euro es “un proyecto inacabado”. Para acceder a esa segunda fase del euro —una unión fiscal en toda regla—, Madrid pretende que sea imprescindible cumplir a rajatabla varios “criterios de convergencia”, tanto fiscales como de comercio exterior.

El presidente Mariano Rajoy saluda a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en diciembre de 2016.
El presidente Mariano Rajoy saluda a Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en diciembre de 2016. ULY MARTIN EL PAÍS

La Gran Recesión “reveló errores críticos en el diseño del euro”, y Europa puso parches “para las necesidades a corto plazo” en lugar de reaccionar “con un plan bien estructurado”. Ese es el diagnóstico de lo sucedido en los 10 últimos años por parte de España, uno de los países más castigados por la crisis. El Gobierno acaba de enviar a Bruselas una propuesta que persigue una especie de refundación del euro, al hilo de las propuestas de Macron. España tiene un aliado en París, y viceversa. Pero Alemania y otros países rechazan esas ideas. Berlín, que disfruta de una situación de privilegio con el euro —pleno empleo, crecimiento, cuentas saneadas, tipos de interés negativos de su deuda y un superávit comercial mastodóntico que infringe las reglas europeas—, es reticente a todo lo que le obligue a rascarse el bolsillo. “No veo por qué hay que cambiar de políticas”, ha dicho la canciller Angela Merkel al hilo de las demandas de Macron

“Las lagunas en la arquitectura del euro explican el impacto diferencial de la última crisis”, se queja España. “El euro no solo necesita bomberos sino también arquitectos”, critica. “El proyecto europeo solo perdurará si sus ciudadanos ven que proporciona niveles de prosperidad sostenibles e inclusivos”, subraya. Eso no sucede ahora: la eurozona actual ha abierto una brecha enorme Norte-Sur; “obliga a corregir los desequilibrios de manera especialmente costosa, sobre todo en términos de paro”, zanja España.

Tanto Madrid como París han entregado ya sus aportaciones a la Comisión Europea, que publicará su esperado informe sobre el futuro del euro este mes. Tras el lío del Brexit y el reguero de elecciones en varios países, el triunfo de Macron ha funcionado como un despertador en Bruselas: Francia ha dejado claro que quiere recomponer el eje París-Berlín y avanzar en asuntos económicos y de seguridad. Y la UE sospecha que puede haber opciones para eso. Una vez pasen los comicios alemanes de septiembre. Y siempre que Francia haga reformas. España, desaparecida en medio de una crisis oceánica durante los últimos años, pretende ganar protagonismo, aun a costa de distanciarse de su principal aliado, la Alemania de Merkel y el poderoso ministro Wolfgang Schäuble.

Esa ambición federalista queda plasmada en solo siete páginas. El euro, según ese texto, necesita un presupuesto común: una capacidad fiscal contra los “shocks asimétricos”. Ese presupuesto del euro tendría al comienzo un tamaño limitado, pero podría endeudarse en el mercado y se convertiría así en una suerte de caballo de Troya de la unión fiscal. La propuesta (elaborada por Moncloa y los ministerios de Exteriores, Economía y Energía) incluye “un régimen de seguro de desempleo que sustituya parcialmente los subsidios nacionales” en una fase posterior, una vez haya avanzado la armonización de los mercados laborales.

A la larga, subraya España, será imprescindible cierto grado de mutualización de deuda; eurobonos “para reforzar la confianza en el euro y acabar de forma creíble con los riesgos de ruptura”, incluso con un Tesoro común. Todo eso es anatema en Berlín. Ese Tesoro, la guinda de la unión fiscal, exige condiciones, una especie de Maastricht II. Para acceder a la segunda fase del euro los países deberán demostrar “un grado significativo de convergencia real”. España propone examinar las variables fiscales, además de promover “posiciones externas equilibradas”. Y esta vez prefiere no meterse en las procelosas aguas de la reforma del BCE.

Guiños a Berlín

Hay varias cargas de profundidad contra posiciones alemanas, pero también numerosos guiños a Berlín. España cree que todas las reformas requieren “un equilibrio adecuado entre las medidas para compartir riesgos y las de reducción de riesgos”, en una clara alusión a la idea alemana de limitar, a la larga, la deuda pública en los balances de la banca. Madrid aboga también por la “aplicación estricta del Pacto de Estabilidad”, aunque lleva años incumpliendo. Eso sí: el Gobierno insta a “mejorar” el pacto, porque es procíclico: obliga a recortar en las crisis y agrava así los problemas. La negativa alemana está cantada: España, por ejemplo, apuesta por completar la unión bancaria con un fondo de garantía de depósitos común (que proteja a los depositantes en caso de quiebra) y un cortafuegos mutualizado creíble para el fondo destinado a cerrar bancos. Berlín se niega: teme pagar el agujero de la banca italiana.

Pero España va incluso más allá de los fundamentos económicos: pide “progresos en el gobierno económico”. Reclama un mayor “control democrático” de instituciones como el Eurogrupo, que toma decisiones clave desde un limbo en el que no da explicaciones a nadie. “No podemos transferir la responsabilidad de decisiones que son muy importantes para los ciudadanos sin legitimidad democrática”, dice el documento. Rajoy sabe de lo que habla: “No podemos gobernar”, reconocía en la fase más aguda de la crisis, bajo la presión del mercado y bajo tutela de Bruselas, Fráncfort y Berlín.

LAS PRINCIPALES PROPUESTAS

Presupuesto común. España quiere una capacidad fiscal anticrisis. Y con margen de endeudamiento. A corto plazo, sería un fondo para inversiones y para mejorar la productividad. Y, en una fase posterior, un seguro de desempleo europeo.

Eurobonos. El Gobierno defiende “la gestión común de la deuda” para reforzar la confianza y eliminar los riesgos de ruptura del euro.

Tesoro europeo. La culminación de ese proceso sería “la introducción de un Tesoro”, responsable de la capacidad fiscal común, la supervisión de la ejecución de los rescates y la posibilidad de emitir deuda común. El texto sugiere que el Mecanismo de ayuda (Mede) podría convertirse en el Fondo Monetario Europeo.

Unión Bancaria. España quiere un fondo común mutualizado para el mecanismo de cierre de bancos, y un fondo de garantía de depósitos común.

Pacto de Estabilidad. El Gobierno aboga por un estricto cumplimiento, pero pide una reforma del pacto para evitar que sea procíclico.

A rebufo de las propuestas del francés Emmanuel Macron, España exige “un verdadero gobierno económico” con un presupuesto común, un seguro de paro y eurobonos

Origen: Refundación eurozona: España reclama un presupuesto del euro, un seguro de paro común y eurobonos | Economía | EL PAÍS