Se hunde el precio del opio y Birmania tiene que cambiar la adormidera por el gusano de seda.

El cultivo de la adormidera en Birmania es tan ancestral que algunas familias ni siquiera recuerdan en qué momento comenzaron a practicarlo. Sin embargo, el futuro de la planta de la que se obtiene el opio en el país está en entredicho: las estrictas leyes del país y el hundimiento de los precios ha hecho que muchos de ellos se pasen a otro negocio: los gusanos de seda. De fondo, el impulso de la demanda de China.

La industria de la adormidera, planta de la que se extrae el opio que en su mayor parte acaba llegando a las calles en forma de heroína, es clave en el país también conocido como Myanmar. El boom de los últimos años ha hecho que el país asiático se haya convertido en el segundo productor mundial, solo por detrás de Afganistán.

Una adormidera.

Pero esto está cambiando. El precio del opio ha caído, influido por el ‘gusto’ por otras drogas como la metanfetamina, y el gobierno de Birmania ha multiplicado sus esfuerzos para erradicar el cultivo. De momento, según los datos de la ONU, la superficie total dedicada al cultivo de amapolas se ha reducido un 25% desde 2015.

La propia organización internacional ha ayudado a más de 1.000 granjeros a reutilizar sus tierras para otros cultivos, como el café. Sin embargo, en algunas partes del país, especialmente en aquellas en conflicto, se siguen realizando nuevas plantaciones. El control de las autoridades es menor, por lo que los traficantes de drogas encuentran refugio en estos lugares, aumentando su inversión.

Gusanos de seda.

En el futuro de estos campesinos el papel de China se antoja clave. Empresas del gigante asiático están invirtiendo en el país, trayendo expertos en sericicultura para desarrollar la industria del gusano de seda y, de paso, reducir el cultivo de adormidera. Para ello, se están plantando moreras para alimentar a los gusanos y exportar los capullos a China.

Muchos birmanos han decidido unirse, movidos no solo por la tranquilidad de un cultivo que no está perseguido por el gobierno, sino por una mayor seguridad, ya que el opio se recoge solo una vez al año y puede ser fácilmente arruinado por las lluvias.

Con todo, los hábitos son muy difíciles de cambiar, y algunos campesinos simplemente se están dedicando a la adormidera y al gusano de seda al mismo tiempo. Por eso no es raro ver a niños jugar con herramientas para cultivar adormidera, pequeñas cantidades de esta planta junto a las moreras o tropezarse con pequeños lotes de ella, a veces dedicadas simplemente al autoconsumo de los adictos al opio.

Escrito por Maria Caelles a partir de El Economista.

Anuncios

El impresionante impacto de los autobuses eléctricos chinos en el consumo de petróleo mundial.

chinese-electric-buses-640x335

La producción de CO2 global es muy elevada, en gran parte esta producción deriva de todo tipo de vehiculos, entre ellos los autobuses urbanos. China ha tenido siempre un gran problema con este tema, la contaminación en algunas ciudades ha llegado a ser la mas alta de todo el mundo, sin embargo, también es el país que mas medidas esta tomando.  Los datos a continuación corresponden a Bloomberg, una empresa estadounidense de datos y estadística.

Se calcula que en estos momentos los autobuses eléctricos en China están ahorrando a las ciudades hasta 279.000 barriles diarios. Y, de paso, una buena cantidad de emisiones en las urbes.

El cálculo se realiza de la siguiente manera. Bloomberg señala que por cada 1.000 autobuses con batería se ahorrarían 500 barriles al día de combustible. A partir de ahí se aplican las multiplicaciones, con los datos que tenga la firma analista.

Lo que sí es público son las previsiones de las autoridades chinas en esta materia. Prevén que para 2025 haya 1,2 millones de autobuses eléctricos en el país. Teniendo en cuenta que en 2016 se consumieron 97 millones de barriles de petróleo al día, los autobuses de China ya representan un descenso en el consumo mundial de combustible diariamente. Pero las cifras mejoran si se proyectan.

Tomando como referencia 2016, al año se consumían 35.244 millones de barriles. Según cálculos procedentes del experimento en Shenzhen, los 1,2 millones de autobuses eléctricos de 2025 ahorrarán 194 millones de barriles al año. Comparando ambas cifras se llega a la conclusión de que estos vehículos reducirán el consumo de petróleo en un 0,5%. Evidentemente, se trata de una estimación que no tiene en cuenta posibles aumentos en el consumo global. Hay muchas otras variantes que también quedan fuera de la ecuación pero la estimación sirve como punto de referencia.

Fuente: blogthinkbig.com

Editado: Jordi Gavaldà

No a las zapatillas, ropa y juguetes baratos

El Plan “Made in China 2025”

_101130444_google.jpg

China le mostró al mundo hace poco su primer avión de pasajeros fabricado en casa. También fabricó el primer tren de muy alta velocidad que viaja hasta a 400 km/h. Por otro lado, sus carreteras inteligentes no se quedan cortas ya que está pensado que puedan ser capaces de recargar las baterías de los coches eléctricos aún en movimiento. Estos inventos se suman a las fábricas y a los centros de investigación que tiene Apple en su territorio y de automotoras como GM, Volkswagen y Toyota.

Estas y muchas otras operaciones forman parte del plan “Made in China 2025”. Este plan se inició para que corrieran miles de millones dólares con el objetivo de que el país se convierta en una potencia no solo a nivel industrial pero también tecnológica. En otras palabras, lo que Pekin pretende es conquistar el mundo actual. A ello, el mismo Donald Trump considera un “robo de tecnología” que atenta contra la seguridad nacional y la libre competencia y que ahora está en el centro de una potencial guerra arancelaria entre los dos países.

Pekín ha anunciado que desea pasar de ser un país reconocido por tener mano de obra de bajo costo a un país de ingenieros. Es por eso por lo que quiere dejar atrás su fama como proveedor de zapatillas, ropa y juguetes baratos. 

“Quien gana se lo lleva todo”

La estrategia que está llevando a cabo ahora Pekín ya fue anunciada en 2015 pero muchos analistas prevén que esta estrategia se ha tomado en consideración mucho antes. La estrategia lleva presente mucho tiempo, lo que cambia es que ahora hay grandes cantidades de dinero destinadas a estos programas, a la vez que se realizan cambios más agresivos para ejercer presión en las empresas extranjeras para que transfieran su tecnología tanto de forma directa comoindirectamente.

China por otro lado también ha realizado compras de empresas extranjeras basadas en sectores estratégicos. Y por último, también hay una serie de regulaciones que condicionan la permanencia de las empresas gigantes a nivel tecnológico. Por ejemplo, Apple abriría su primer centro de almacenamiento de datos en China simplemente para cumplir con nuevas normas impuestas por el gobierno. Una nube de datos con información clave que estará controlada por Pekín.

 

Elaborado por Clara Pujadas basado en bbc.com

La economía China crece un 6,8% en el primer trimestre del año.

china-economic-growth

China junto a Estados Unidos están en el foco económico del mundo, la guerra comercial en proceso ha llamado la atención de todos los economistas. Pese a ello, china asegura que en el primer trimestre del año, su economía ha crecido un 6,8%.  Los analistas consultados por Reuters esperaban un crecimiento del PIB para el primer trimestre de 2018 del 6,7 %, lo que habría sido ligeramente inferior al 6,8 por ciento en el cuarto trimestre de 2017. Esto hace que la potencia haya experimentado un crecimiento similar durante tres trimestres seguidos.

Aunque la cifra principal indica un fuerte comienzo de año para China, habrá un “descenso en el crecimiento en el futuro”, según David Fernández, economista jefe para Asia-Pacific de Barclays. Es así como se espera que la inversión inmobiliaria se modere a medida que el gobierno apunta a frenar la especulación excesiva en el sector, dijo Fernández a CNBC.

Beijing también está tomando medidas enérgicas contra la contaminación ambiental de la industria. Las últimas cifras pueden confirmar que está ocurriendo, con el crecimiento de la producción industrial de marzo desacelerándose a 6 por ciento respecto al año anterior, en comparación con el 7.2 por ciento para el período de enero a febrero.

En otros datos, el crecimiento de la inversión en activos fijos de enero a marzo se desaceleró a un 7,5 por ciento con respecto al año anterior, frente al 7,9 por ciento en los primeros dos meses del año. Los economistas esperaban que la inversión en activos fijos llegara al 7.6 por ciento durante los primeros tres meses de 2018.

Sin embargo, las ventas minoristas superaron las expectativas en marzo, un 10,1 por ciento más que hace un año, superando el pronóstico de consenso del 9,9 por ciento.

China está apostando por la bajada de emisiones reduciendo la producción y aumentando las ventas minoritarias, y de momento está dando resultado. El futuro, realmente es incierto, ya que si la guerra comercial con Estados Unidos se agrava, la economía del gigante asiático podría recibir un mazazo importante.

 

Fuente: www.cnbc.com

Editado: Jordi Gavaldà

La tensión comercial EEUU-China se enciende y llega a la soja y los coches

Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China crecieron este miércoles después que Pekín decidió gravar productos centrales en el intercambio bilateral, como la soja, los automóviles y el sector aeronáutico

las dos mayores potencias económicas mundiales anunciaron planes para imponerse la una a la otra tasas de importación por 50.000 millones de dólares, un paso firme en dirección a una guerra comercial.

En respuesta simétrica a una iniciativa iniciada por Washington el martes, Pekín también ha puesto en marcha un  proceso en la Organización Mundial del Comercio (OMC), paso que deja en evidencia la posibilidad de un enfrentamiento generalizado.

El portavoz del ministerio chino de Exteriores, Geng Shuang, ha dejado claro que cualquier intento de los estadounidenses de intimidar a China no tendrá éxito. Y quién inicia una guerra comercial solo hace daño a sí mismo y a los demás.

USA ha tarifado productos de los que no son dependientes de China, y para los cuales podrían encontrar otras fuentes de abastecimiento. Productos químicos y ,medicamentos, además de electrónicos y piezas de aviones y satélites.

China y EE.UU. elevan la guerra comercial con amenazas de aranceles por 100.000 millones.

 

0AE

Ni EUA ni China cederán en la guerra comercial que están ambos calentando. Los norteamericanos lanzaban este pasado martes un listado de más de 1.000 productos chinos a los que planea imponer aranceles a modo de amenaza contra las desleales prácticas comerciales chinas. Los asiáticos no se han quedado quietos y han replicado a esta amenaza con otro listado de un centenar de exportaciones estadounidenses.

Cada uno apunta a 50.000 millones de dólares de intercambios. En las listas hay exportaciones de todo tipo: automóviles, aviones, bebidas alcohólicas, soja, algodón, etc. Un negocio de más de 100.000 millones amenazado por nuevos y más aranceles. Los mercados internacionales temen las consecuencias de este enfrentamiento y registran fuertes pérdidas tanto en Estados Unidos como en Europa.

¿Guerra Comercial?

Donald Trump ha descartado que se esté en una guerra comercial: “No hay guerra comercial con China porque esa batalla se perdió hace muchos años por la gente estúpida o incompetente que representaba a EE.UU.” afirmó desde un twitter.

Según los cálculos del Presidente, EE.UU tiene un déficit comercial de medio billón de dólares con China. A ello le sumó 300.000 millones de dólares por robo de propiedad intelectual. Dijo que esta situación no puede continuar así.

Un mes para decidir.

En la lista lanzada por EE.UU este martes hay productos de tecnología industrial, transporte y médicos procedentes de China. Sobre estos productos caerá una tasa del 25%, pero de momento está en un periodo de comentarios públicos de un mes antes de que las tarifas entren oficialmente en vigor.

Trump anunció el pasado mes de abril que impondría aranceles hasta de 60.000 millones de dólares en importaciones procedentes de china, aunque según lo informado ahora el volumen afectado será de 50.000 millones. Según denuncia, las políticas de Pekín obligan a las empresas de Estados Unidos a transferir tecnología y propiedad intelectual a empresas chinas.

China responde con más madera y ataca la base de votos de Trump.

China anunció este pasado miércoles que está estudiando en imponer tarifas adicionales del 25% sobre más de 100 productos de origen norteamericano. Estas medidas pasaran a la acción si EE.UU sigue adelante con su amenaza.

“Prepararemos medidas de la misma magnitud para los productos estadounidenses. Estas medidas se anunciarán pronto. Confiamos y somos capaces de responder ante cualquier medida proteccionista de EE.UU.” advirtió en un comunicado el Ministerio de Comercio chino.

China apunta con los aranceles a los productos agrícolas, al medio rural americano, que son la base de votantes de Trump.

El gigante asiático, que es el segundo socio comercial de EE.UU., ya anunció este lunes la imposición de gravámenes a un conjunto de 128 productos estadounidenses, en respuesta a las tarifas que Washington anunció el mes pasado sobre las importaciones de acero y aluminio chinos.

Europa busca calmar las aguas

“La Unión Europea no apoya medidas que vayan en contra de las normas de la OMC” ha dicho el portavoz de Comercio de la Comisión Europea.

 

Elaborado por Aida Pallejà a partir de La Vanguardia

China crackdown

Una tasa de crecimiento económico menor

_99644769_china.bicycle.factory.workers.g.jpg

China ha establecido su tasa de crecimiento económico para este año 2018 en 6,5%, una cifra menor que la del 2017 (6,9%). También ha anunciado que se mantendrán más al margen de las actividades económicas que sean arriesgadas puesto a que eso a supuesto el colapso de muchas de sus grandes firmas.

Actualmente, China es el segundo país más grande e influyente del mundo, pero está  teniendo serios problemas con los créditos prestados ya que son demasiados. Los políticos están preocupados por que exista un riesgo para la economía.
“Li Keqiang” ha dicho que lo importante es que este año se trabaje en este riesgo para reducirlo mediante campañas que eliminen toda actividad que viole la ley.

_99644673_chinagrowth-nc.png

“Desarrollo de alta calidad”

China es un motor imparable de crecimiento global y siempre se había centrado en inversiones de deudas y exportaciones para manejar su crecimiento en las pasadas cuatro décadas. Ahora, Beijing se quiere centrar en un crecimiento más lento pero con un consumo más sostenible basado en crecer.

Por lo que, la economía China está en una transición de una fase de rápido crecimiento a una etapa de desarrollo de alta calidad y eso le permitirá alcanzar relativamente la tasa de empleabilidad completa.

Otros de sus muchos objetivos para este nuevo año serían el de conseguir que la tasa de inflación sea de un 3%, Reducir la polución a la vez que la pobreza y eliminar la sobreproducción.

El hecho es que la deuda ha aumentado mucho en el país en los últimos años alcanzando números preocupantes. Las deudas del gobierno local aumentaron un 7,5% el año pasado llegando a los $2,6 trillones en Enero. Fuentes aseguran que la deuda ahora sería equivalente a el 234% del total de salidas del país. Beijing necesitaba concentrarse menos en el crecimiento masivo y más en mejorar las finanzas de los bancos entre muchas otras cosas.

 

 

Elaborado por Clara Pujadas basado en bbc.com