China y su gran crecimiento en el comercio electrónico.

Una de las cosas que esta muy dé moda actualmente en el mundo del comercio y las empresas es el comercio electrónico, que durante los últimos años ha ido creciendo , sobretodo en China .

Ha crecido de esta manera en gran parte por las buenas tecnologías que tenemos y los fantásticos aparatos electrónicos que cada vez son mas y mejores, sobretodo los teléfonos móviles y los ordenadores, tienen grandes capacidades y mucha facilidad para buscar o acceder a cualquier pagina, por eso una manera muy cómoda de comprar por la rapidez y eficacia es online.

Han aprovechado y ya que tienen secciones de venta muy baratas y artículos muy bajos de precio que se fabrican en el país, han querido aprovecharlo para mejorar el comercio online .

“La población de China es de casi 1.400 millones de personas. En 1997, había 620.000 usuarios de internet, mientras que hoy son 800 millones, más que Estados Unidos e India juntos. De estos, el 69% realiza compras online, según la plataforma pública española de exportaciones e inversiones (ICEX). Además, este mercado se multiplicará en los próximos años: mientras que en países digitalmente mas avanzados tan solo carecen de acceso a internet un 10% o menos de la población, en China se trata del 43%, lo que se traduce en potenciales clientes.”

Resultado de imagen de comercio electronico de china

Esta creciendo constantemente el comercio online, un 30% anual , es muchísimo , incluso esta afectando a las empresas de comercio de reparto, los camiones porque los clientes quieren el pedido online tan inmediato que muchos de los camiones que salen a repartir se llenan solamente un 30 o 40% , como quieren tan urgentemente la entrega de los productos aveces hasta recurren a empresas como Uber para que sea mas rápido y le llegue directamente.

Comercio electrónico transfronterizo: China rompe los esquemas

Gran parte de este gran crecimiento es porque las empresas recopilan datos y información de los clientes para poder enviarles información anuncios y propaganda de aquello que creen que el consumidor acabara comprando, mirar tus gustos y hacen una especie de recopilación de datos para enviarle solo aquello de interés para él o ella.

Alibaba es una gran empresa china la cual a logrado introducirse como la qué más en el mercado Europeo y español, esta empresa está  valorada en 441,594 millones de euros y sus marcas más conocidas son Alipay, es el formato de pago estilo PayPal.

Resultado de imagen de alibaba

Fuente: Elaboración: Sofia Bertran a partir de cita “China arrasa en internet y duplica ya el negocio de EEUU en comercio electrónico” Referencia: “El economista” enlace  https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/10175165/11/19/China-arrasa-en-internet-y-dobla-a-EEUU-en-comercio-electronico.html

 

El peor crecimiento de China desde 1992.

China crecerá un 6% aproximadamente este 2019 pero es una de las peores cifras registradas desde 1992.

Distrito central de negocios de Beijing

“China crece, pero registra su peor cifra. Así, el Producto Interior Bruto (PIB) de la segunda mayor economía mundial, se desaceleró en el tercer trimestre del año al 6%, lo que supone el menor ritmo de expansión del gigante asiático desde 1992 y una décima por debajo de la previsión del 6,1% del consenso del mercado en medio de la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos, según informó la Oficina Nacional de Estadística (ONE) de China.”

China registra su peor crecimiento ya que el PIB se desaceleró en el tercer trimestre, esto supone una de las menores expansiones de una de las mayores potencias de la economía mundial.

La economía del país esta yendo a la baja debido a las complicadas condiciones económicas tanto propias como extranjeras, el bajo crecimiento económico y el aumento de inestabilidades e incertidumbres externas.

El gobierno prevé un crecimiento de el 6,5% para este año 2019, entre enero y septiembre el sector primario creció un 2,9%, la industria tuvo una expansión del 5,6% y también hubo un crecimiento anual de ventas online del 16,8%.

En conclusión: a pesar de registrar uno de los peores años desde hace tiempo; diversos sectores del país han tenido un mayor crecimiento respecto a los años anteriores.

Elaborado por Paula González a partir del artículo ” China crece un 6% en el tercer trimestre, su peor cifra desde 1992″ con fecha del 18 de octubre de 2019 y con referencia de ” El Mundo”.

https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2019/10/18/5da9830a21efa0c2488b4603.html

En China 2019 el ciudadano medio pagará un 75% menos

Pekín busca impulsar el crecimiento económico y corregir el ciclo negativo

Se ha anunciado la reforma de la ley que regula el impuesto a la renta individual y seis deducciones fiscales para el próximo año, 2019.

Los medios oficiales han detallado las áreas que llevaran instauradas las nuevas deduccionesfiscales: educación de los hijos, formación continua, tratamientos para enfermedades graves, intereses hipotecarios, alquileres y cuidado de ancianos.

Un trabajador con un sueldo medio en Pekín que cuente con unos ingresos mensuales brutos de 20.000 yuanes (2.900 dólares, 2.550 euros) y que sea hijo único, tenga un hijo en edad escolar y padres de más de 60 años, alquile una casa y estudie un máster mientras trabaja, pagaría unos impuestos a la renta de 800 yuanes (116 dólares, 102 euros), un 75% menos.

En el mes de octubre se aprobó subir la media de ingresos mínimos (para pagar el impuesto a la renta individual) desde los 3.500 yuanes (507 dólares, 446 euros) al mes hasta los 5.000 yuanes (724 dólares, 636 euros)

En el año pasado, los impuestos a la renta individual supusieron un 8,3% de la recaudación fiscal total, con un importe de unos 1,2 billones de yuanes (173.748 millones de dólares, 152.635 millones de euros).

Lo que se prevé China para el año que viene a nivel económico pasa por una continuación de las rebajas fiscales, que este año han alcanzado los 1,3 billones de yuanes (188.227 millones de dólares, 165.354 millones de euros).

Con estas medidas, Pekín busca impulsar el crecimiento económico y reforzar las políticas de ajuste para la corrección del ciclo negativo, con el fin de acomodar la demanda doméstica y amortiguar los efectos de la desaceleración y de la guerra comercial con Estados Unidos.

Elaborada por Clara Pujadas basada en eleconomista.es

¿Recorte de aranceles para coches en EEUU?

El Gobierno de China está analizando la propuesta de reducir los aranceles del actual 40% al 15% sobre los automóviles estadounidenses que se venden en el país, según avanza Bloomberg. El movimiento ya fue anunciado por Donald Trump la pasada semana cuando concluyó la cumbre del G20.

La detención de la directora financiera Huawei y la falta de detalles habían sepultado las expectativas de avances en las relaciones comerciales entre China y EEUU. Tras terminar la cumbre del G20, de hace de dos fines de semana en Argentina, Trump anunció vía Twitter que China estaba de acuerdo en rebajar las tasas arancelarias a los coches procedentes de EEUU.

Pasó más de una semana y no hubo ninguna aclaración, ni por parte de EEUU ni de China, sobre este extremo hasta hoy. Según informa la agencia de noticias, Pekín estaría estudiando recortar los aranceles desde el 40% actual al 15%.

Las acciones de las compañías estadounidenses como General Motors  y Ford suben más de un 2%, en el mercado fuera de hora. También extienden sus ganancias las compañías europeas. Fiat Chrysler se anota un alza del 3%. Volkswagen se apunta avances de casi el 4%, BMW  y Daimler  del 2%, al igual que Peugeot.

La decisión no está tomada por parte de Pekín, pero las autoridades comerciales de China y EEUU han estado hablando esta mañana superándose el bloqueo que había provocado el arresto de Meng Wanzhou.

El presidente de EEUU ha confirmado este extremo con un tuit, en el que ha afirmado que “las conversaciones con China están siendo muy productivas. Atención a anuncios importantes”.

Editado por Sofía Julià a partir de El Mundo

¿Tregua en la guerra comercial China-EEUU?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó a su equipo económico que le preparase un borrador de acuerdo comercial con China después de mantener el jueves una conversación telefónica con el presidente chino, Xi Jinping.

De salir adelante, Trump tendría previsto anunciar una tregua en la guerra comercial que mantiene con el país asiático, con el sector del aluminio y el acero como grandes damnificados, en la Cumbre en Argentina del G-20 que se celebrará del 30 de noviembre al 1 de diciembre, según filtraciones del equipo de la Casa Blanca, a los que el presidente habría encargado el proyecto.

De esta forma, el republicano les habría requerido que empezasen a trazar las líneas maestras de un plan que frene la escalada de la guerra comercial con China, que empezó el propio presidente de Estados Unidos. De momento, se desconoce la reacción de Pekín. Sus equipos de negociadores se han quejado en diferentes ocasiones de la falta de confianza en sus homólogos estadounidenses ante los repetidos cambios de opinión del presidente.

En cualquier caso, Estados Unidos ya ha advertido de que en caso de que no se alcance ningún acuerdo, Trump pedirá cuentas a China sobre los casos de robo de propiedad intelectual, ataques en internet y aranceles más mercancías.

A esta incertidumbre, se añade otra no menos importante. El jueves Estados Unidos presentó cargos contra una compañía estatal de China por conspirar para robar secretos comerciales en Micron Technology Inc., dentro del marco de una operación del departamento de Justicia contra casos de espionaje industrial en este país.

De momento, el presidente de Estados Unidos, , sólo se ha pronunciado sobre este asunto con un mensaje en Twitter: «Acabo de tener una conversación larga y muy buena con el presidente Xi Jinping de China. Hemos tratado muchos asuntos, con gran énfasis en el comercial. Estas conversaciones seguirán adelante con reuniones en el G-20 en Argentina», añadió Trump en la red social donde tiene más de 55,6 millones de seguidores. Este comentario no hizo más que apuntalar la filtración anteriormente citada.

Para el analista David Wyss, «está claro que China no quiere una guerra comercial, y en el fondo Trump tampoco quiere nada de esto. Parte de sus quejas son reales. Es cierto que Trump tiene razón cuando critica el déficit comercial con China y les acusa de manipular la moneda, pero creo que está más pendiente estos días de las elecciones del martes», afirma en declaraciones para este periódico.

«Cualquier cosa que haga Trump tiene que presentarla como una gran victoria. De momento, todo va bien a corto plazo», concluye Wyss, en referencia a una posible tregua en esta guerra comercial en la que hasta ahora Washington ha impuesto aranceles adicionales a productos chinos valorados en más de 250.000 millones de dólares. Además, amenaza con seguir hasta castigar todas las importaciones restantes, que el año pasado ascendieron a 505.000 millones.

Editado por Sofía Julià a partir de El Mundo

Primera visita de un presidente chino a España en 13 años

Xi Jinping se compromete en España a abrir más las puertas de China “al mundo exterior”

El presidente chino ha asegurado en Madrid que su país hará mayores esfuerzos por abrir más sus puertas al mundo exterior mediante instrumentos calve como la innovación y la cooperación. A día de hoy, los dos países han formalizado una veintena de acuerdos en el ámbito económico, comercial y cultural que se anunciaron antes del encuentro.

China quiere constituir un nuevo sistema económico modernizado y va a realizar esfuerzos por crear un acceso al mercado más ágil y por mejorar también el entorno de inversión garantizando la protección de la protección intelectual. Esto se debe principalmente al que el país quiere expandir su comercio interno a la vez que se encuentra con la necesidad de importar más productos de mayor calidad. España también está haciendo enormes transformaciones y reformas con tal de promover el desarrollo y brindar nuevas oportunidades para mejorar la relación bilateral con China.

Los dos países quieren potenciar su relación frente al turismo puesto a que supone un sector económico muy importante para ambos. Xi Jinping afirma que de 130 millones de ciudadanos chinos que salen de viaje anualmente, 500.000 de ellos viajan a España. Esta es una cifra que el mandatario chino cree de forma optimista que se podría aumentar.

La relación bilateral trae beneficios para ambos países

España por un lado quiere aprovechar la presencia del presidente XI Jinping ganar atractivo como destino de la inversión del gigante asiático y consolidarse como socio estratégico. China por otro, busca cultivar sus lazos con otros bloques económicos. La Unión Europease presenta como una alternativa clave, mientras que España, un país con el que tradicionalmente ha mantenido una relación amistosa (y que está llamado a ganar peso en la UE tras el Brexit), se muestra como una vía atractiva para lograr ese acercamiento.

Xi ha invitado a los parlamentarios y a los presidentes de ambas Cámaras a visitar su país y ha recalcado que la relación bilateral entre ambos países ha sido beneficiosa. Ahora de lo único que se trata es de mejorarla adoptando una visión más estratégica y de largo plazo. En resumen, determinamos que es posible lograr una mayor cooperación económica entre los países en beneficio de ambos.

Elaborado por Clara Pujadas basado en eleconomista.es

Europa, ¿con EEUU o China?

La guerra comercial que libran Estados Unidos y China puede saldarse con más vencidos que vencedores. Por descontado, estar en el medio de la contienda no augura un prometedor futuro. De un lado, está la obsesión de la administración americana por poner freno a la expansión de China, afianzar la intención de voto conservadora y sobre todo no perder, en un plazo de cinco a diez años, liderazgo e influencia en el terreno de la tecnología, innovación, inteligencia artificial, logística, armamento y transporte. De otro, está la necesidad de Beijing de conquistar mercados extranjeros para poder continuar con su modelo de sociedad, supeditado por completo al crecimiento y al cumplimiento del contrato social que intercambia poder para el Partido Comunista y sus elites a cambio de desarrollo para su población.

Por ello, hay que preguntarse, ¿debe Europa mirar hacia EE. UU. o China? 
La UE debe saber leer la situación y comprender que un posicionamiento radical e incondicional a China o bien a EE.UU no es sostenible a largo plazo, ni para nosotros, ni ellos, ni el planeta. 
Por otra parte, la neutralidad e inacción puede terminar llevando a Europa a la irrelevancia. Por tanto, ¿qué debemos hacer? La solución pasa únicamente no por decantarse por uno de los polos sino por unificarlos. Para ello y dada la situación actual es importante tender puentes de entendimiento y progreso entre ambas superpotencias.
España, tradicional aliado militar y económico de Washington, y el “gran amigo” de Beijing entre los países grandes dentro de Europa puede jugar un papel fundamental en ello, y sin duda beneficiarse al igual que el mundo del fin de la escalada de tensión entre ambos titanes.

La visita de Estado del presidente Xi a España a finales de noviembre supone una oportunidad para empezar a construir las bases del nuevo posicionamiento de Europa, y en concreto de España, como un sólido puente de entendimiento entre Washington y Beijing.
Para funcionar de puente España podría albergar una serie de encuentros a máximo nivel político y empresarial donde se buscasen de manera concreta alianzas entre empresas líderes en materia de automoción, infraestructura, energía, telecomunicaciones, y finanzas y otros proyectos de gran nivel, primero entre la UE y China, y a posteriori entre EE.UU. y la UE.

En Europa, el libre comercio de bienes y servicios ha supuesto un verdadero avance para todos; la creación de lazos cada vez más estrechos, profundos y complejos entre países de la UE ha logrado dejar atrás viejos fantasmas de confrontación. Las relaciones no son perfectas, pero el entramado institucional que ha asegurado paz y estabilidad por más de medio siglo se ha labrado sobre infinidad de negociaciones y concesiones. Por ello, el viraje de UE hacia uno de los polos, China o EE. UU., puede ser un devastador golpe de efecto para el otro, y a la vez sentencia de muerte para las economías de la eurozona en el medio plazo.
Entender que ambos actores pueden y deben continuar jugando un papel protagonista y que el moderador puede ser Europa es la clave.
Aun no siendo tarea sencilla, las fórmulas comerciales y de gobierno china y estadounidense pueden encontrar en la UE un punto de entendimiento y confianza. .

Editado por Sofía Julià  a partir de El Mundo