Un mes de gran consumo

Ofertas de Black Friday

El próximo viernes arranca el período del año donde las compras se disparan. Una costumbre importada de Estados Unidos, el Black Friday, adelanta algunas de las tradicionales compras de Navidad y Reyes. Este fenómeno, unido al auge del comercio electrónico y a la progresiva desregulación de las rebajas, ha provocado una mutación en los hábitos de consumo que han acelerado determinadas tendencias y  han favorecido unos modelos comerciales concretos. A menudo, los cambios intensos y acelerados nos inquietan en la medida de que generan sensaciones que no siempre se corresponden con la realidad. ¿El hecho de que las ventas de esta campaña se prolonguen durante más de un mes provoca realmente que compremos más productos o que gastemos más? ¿La lluvia de ofertas, tanto en los comercios presenciales como virtuales, ayuda realmente a practicar un consumo más responsable? ¿Somos conscientes en el momento de decidir dónde compramos de que nuestro desplazamiento al entorno digital provoca en algunos de nuestros conciudadanos consecuencias desastrosas como las que sufrimos en nuestros empleos y profesiones?

No hay duda de que estas nuevas formas de compra están cambiando el panorama de la oferta. Los pequeños comercios locales son las grandes damnificados a pesar del buen nombre que tienen por la calidad del servicio que dan y por su contribución a la cohesión social. Y su desaparición nos es ineludible. Algunos han sabido adaptarse, pero necesitan una regulación equitativa del comercio que se haga en beneficio del consumidor, pero que evite también asimetrías o zonas de fiscalidad opaca. En algunos casos, podemos hablar sin ambages de estraperlo digital, es decir, de prácticas comerciales que construyen su competitividad gracias a las diferencias en los impuestos o en las regulaciones, y no por la eficiencia en la distribución o en la producción. Garantizar la competencia significa eliminar trabas innecesarias pero también velar por la equidad y por la igualdad de oportunidades. A ello contribuyen decisivamente Gobiernos y Parlamentos garantizando reguladores independientes, pero los consumidores también podemos contribuir en el momento de nuestra elección.

En este artículo nos hablan de los efectos de la costumbre importada de Estados Unidos del Black Friday, del auge del comercio electrónico y la desregularización de las rebajas. Todo ello está provocando cambios en los hábitos de consumo y se plantean dudas sobre hasta qué punto los consumidores son conscientes de cómo esos cambios están afectando al pequeño comercio local. También se plantea si el hecho que las promociones se alarguen más de un mes provoca que se compre más productos, que se gaste más y si esas compras son compras responsables o no.

Algunos pequeños comercios han sabido reinventarse para sobrevivir, pero los gobiernos tienen un papel importante en ello, en el sentido que tienen que trabajar para aplicar medidas impositivas justas y equitativas entre el comercio electrónico y el físico ya que actualmente en el comercio electrónico goza de ventajas en ese sentido.

Realmente el crecimiento del comercio electrónico y la gran cantidad de promociones que se ofrecen durante periodos largos de tiempo están provocando un cambio importante en la forma de comprar. En términos económicos, el Black Friday y las campañas que lo acompañan son un incentivo al consumo que además se ve incrementado por la cercanía de las fiestas de Navidad, fechas en las que ya es habitual aumentar las compras.  Este aumento de las compras por un lado es positivo, puesto que aumentaran los ingresos de los que producen o venden los productos, pero el incremento de las ventas digitales provoca también un menor crecimiento de las ventas físicas sobretodo de los pequeños comercios que no pueden permitirse campañas promocionales tan agresivas.

Por otro lado, pienso que si las ventas electrónicas siguen creciendo también tendrá un efecto en el tipo de contratos de trabajo, seguramente se necesitarán menos vendedores porque habrá menos tiendas y se requerirán otro tipo de trabajos, como especialistas en campañas de marketing digital, expertos en redes sociales…

Además de todo ello el consumo desmesurado sin tener en cuenta dónde y cómo se produce también tiene costes medioambientales y humanitarios importantes.

Creo que el cambio del modelo de compra es inevitable aunque seguro que aparecerán medidas que lo regulen y impuestos más elevados que implicará más costes también a los que se dedican al comercio electrónico.

Fuente: Elaboración realizada por Clàudia Pujol Riera a partir de: https://www.elperiodico.com/es/opinion/20191123/editorial-un-mes-de-gran-consumo-7747533

China y su gran crecimiento en el comercio electrónico.

Una de las cosas que esta muy dé moda actualmente en el mundo del comercio y las empresas es el comercio electrónico, que durante los últimos años ha ido creciendo , sobretodo en China .

Ha crecido de esta manera en gran parte por las buenas tecnologías que tenemos y los fantásticos aparatos electrónicos que cada vez son mas y mejores, sobretodo los teléfonos móviles y los ordenadores, tienen grandes capacidades y mucha facilidad para buscar o acceder a cualquier pagina, por eso una manera muy cómoda de comprar por la rapidez y eficacia es online.

Han aprovechado y ya que tienen secciones de venta muy baratas y artículos muy bajos de precio que se fabrican en el país, han querido aprovecharlo para mejorar el comercio online .

“La población de China es de casi 1.400 millones de personas. En 1997, había 620.000 usuarios de internet, mientras que hoy son 800 millones, más que Estados Unidos e India juntos. De estos, el 69% realiza compras online, según la plataforma pública española de exportaciones e inversiones (ICEX). Además, este mercado se multiplicará en los próximos años: mientras que en países digitalmente mas avanzados tan solo carecen de acceso a internet un 10% o menos de la población, en China se trata del 43%, lo que se traduce en potenciales clientes.”

Resultado de imagen de comercio electronico de china

Esta creciendo constantemente el comercio online, un 30% anual , es muchísimo , incluso esta afectando a las empresas de comercio de reparto, los camiones porque los clientes quieren el pedido online tan inmediato que muchos de los camiones que salen a repartir se llenan solamente un 30 o 40% , como quieren tan urgentemente la entrega de los productos aveces hasta recurren a empresas como Uber para que sea mas rápido y le llegue directamente.

Comercio electrónico transfronterizo: China rompe los esquemas

Gran parte de este gran crecimiento es porque las empresas recopilan datos y información de los clientes para poder enviarles información anuncios y propaganda de aquello que creen que el consumidor acabara comprando, mirar tus gustos y hacen una especie de recopilación de datos para enviarle solo aquello de interés para él o ella.

Alibaba es una gran empresa china la cual a logrado introducirse como la qué más en el mercado Europeo y español, esta empresa está  valorada en 441,594 millones de euros y sus marcas más conocidas son Alipay, es el formato de pago estilo PayPal.

Resultado de imagen de alibaba

Fuente: Elaboración: Sofia Bertran a partir de cita “China arrasa en internet y duplica ya el negocio de EEUU en comercio electrónico” Referencia: “El economista” enlace  https://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/10175165/11/19/China-arrasa-en-internet-y-dobla-a-EEUU-en-comercio-electronico.html

 

Inditex gana 1.400 millones de euros, el 9% más, y acelera en el comercio digital

Inditex decide centrarse en el comercio digital ya que el uso de las tecnologías dedicadas al comercio se considera el futuro de las generaciones. Dar este paso es muy importante para la empresa ya que sus beneficios se ven aumentados considerablemente, no obstante esta mejora debe seguir invirtiendo en el comercio digital.

inditex-sede

El grupo Inditex ganó 1.366 millones de euros en su primer semestre fiscal, hasta el 31 de julio, lo que supone aumentar un 9% el resultado, con unas ventas que crecen a un ritmo del 11,5%, con lo que llegan a 11.671 millones de euros.

En estos seis meses, por cadenas, Zara facturó 7.737 millones, el 11% más; Bershka 1.016 millones, el 14% más; Massimo Dutti 791 millones, el 10% más; y Pull & Bear el 12% más, a 765 millones. Los crecimientos también son a doble dígito en todo el resto de cadenas, con la salvedad de Stradivarius, que crece el 9%, hasta los 664 millones.

Por áreas geográficas, Europa (sin España) concentró el 43% de las ventas, mientras que Asia acaparó el 25%, los mismos porcentajes que hace un año. Por su parte, España aglutinó el 16% de la facturación, frente al 17% de hace un año, y América el 16% frente al 15% del mismo periodo de 2016.

“El desempeño del primer semestre se debió principalmente al efecto de la fuerte apreciación del euro frente”, explica en la nota en la que presenta las cuentas. La firma totaliza unas 7.400 tiendas en 93 países, la mayoría operando en otras divisas, tras sumar aperturas en 35 mercados en estos seis meses. La buena marcha se extiende al primer tramo del tercer trimestre, donde las ventas crecen al 12%.

Ayuda del Gobierno para que el pequeño comercio sea más competitivo

Image“Vamos a actuar para que haya más pequeños comercios que tengan su página web y vendan por Internet”, ha afirmado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz

El Gobierno apoyará al pequeño comercio para que tenga su página ‘web’ y vendan sus productos a través de Internet, una alternativa que se sumará a las tiendas físicas, en un entorno en el que el comercio electrónico está en auge, con un crecimiento del 17% en 2012.

“Vamos a actuar para que haya más pequeños comercios que tengan su página web y vendan por Internet”, ha afirmado el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, en declaraciones a ‘Los Desayunos de TVE’ recogidas por Europa Press.

García-Legaz ha subrayado que los hábitos de compra están cambiando, fundamentalmente en los jóvenes, y el comercio electrónico “crece y crece mucho”, pese al retroceso de las ventas en los establecimientos físicos. “El pequeño comercio si no está ahí, está perdiendo oportunidades”, ha afirmado.

El secretario de Estado de Comercio ha señalado que esta medida está incluida en el plan de competitividad de apoyo al pequeño comercio. “Es un plan de choque porque el pequeño comercio lo está pasando muy mal”, ha señalado.

“Es uno de los segmentos de la sociedad española que peor está sufriendo la crisis económica, hay muchísimos pequeños comercios que han cerrado y tenemos que ayudarles y lo vamos a hacer por varias vías”, ha indicado.

Otra de las medidas de apoyo, según García-Legaz, será actuar para facilitar el crédito, a la que se suma además facilitar la incorporación de gente joven al comercio dos o tres años antes de que el propietario del comercio se jubile para evitar el cierre del establecimiento.

Conclusión:

Me parece una buena medida siempre que acaben cumpliendo con sus promesas. Uno de los problemas principales de la crisis económica es que el pequeño comercio esta desapareciendo frente a la gran subida de centros comerciales, hipermercados, supermercados, etc. Por tanto creo conveniente iniciativas como esta que miran por los más débiles y que puedan ayudar a muchas familias con problemas para llegar a fin de mes.

Fuente: La Vanguardia

El comercio eléctronico en España vuelve a batir récords pero frena su expansión

– El sector ingresa 2.640 millones entre abril y junio, un 13% más que en el mismo periodo de 2011.

– El número de operaciones se mantiene estancado y los viajes siguen acaparando la mayoría.

El comercio electrónico en España sigue batiendo récords pese al deterioro generalizado de la actividad y la entrada de la economía en recesión, aunque tampoco es inmune a la crisis. Según ha informado este martes la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones(CMT).

 

 

 

La facturación del sector entre abril y junio ascendió a 2.640,8 millones de euros, con lo que alcanza un nuevo máximo gracias a que cada el acceso a Internet está cada vez más generalizado y se superan los recelos a realizar compras online.

No obstante, la debilidad del consumo, que cayó un 1% en este periodo, según los datos del INE, también ha pasado factura al sector. Por su culpa, las compras realizadas a través de la red moderaron su ritmo de expansión con respecto al inicio del año. Así, frente al avance del 19%en tasa interanual con el que arrancó el ejercicio, el crecimiento se frena al 13,7%. Esta cifra representa la menor subida desde el tercer trimestre de 2009, cuando España también estaba en recesión.

Asimismo, el informe de la CMT revela que durante el segundo trimestre de 2012 se realizaron 36,7 millones de transacciones, idéntica cifra que en el trimestre anterior, lo que supone un crecimiento interanual del 17%. Siguiendo con los datos menos positivos de la estadística, la balanza comercial sigue siendo negativa y en este trimestre el déficit alcanzó los 743,4 millones de euros.

El montante económico generado se distribuyó principalmente entre agencias de viajes y operadores turísticos (13,8%) y el transporte aéreo (13,8%). Les siguieron en la clasificación de ramas de actividad con mayor volumen de negocio el marketing directo (6,5%), el transporte terrestre de viajeros (4,8%), los juegos de azar y apuestas (3,5%), los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (3,4%), la publicidad (3%) y las prendas de vestir (2,5%).

Las operaciones realizadas desde el exterior con España ya suponen casi un 15% del total, con una facturación de 394,5 millones de euros. El sector turístico (agencias de viajes, operadores turísticos, transporte aéreo, hoteles, etc.) supuso el 58,4% de los ingresos en las transacciones desde el exterior con España.

Por otra parte, la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet desde España al extranjero facturó 1.137,9 millones de euros y supuso un 43,1% del total. Mientras, el comercio online dentro de España también creció y representó un 42%, alcanzando la cifra de 1.108,4 millones de euros.

La CMT toma para contabilizar las transacciones realizadas mediante tarjeta de crédito. Por el contrario, quedan excluidos las compras realizadas por transferencia bancaria, contra reembolso, u otra vía de pago que no sea tarjeta bancaria. Por ejemplo, para medios de pago como PayPal sólo se computan solo las operaciones vinculadas a tarjeta de crédito y no las relacionadas con una cuenta bancaria.

 

 

Fuente: EL PAIS

http://elpais.com/