España y las renovables. El impuesto al Sol.

España tiene un potencial energético renovable elevado, y son muchos aquellos que dicen que en un futuro, España podría ser la primera potencia energética Europea. Sin embargo, como en muchos otros aspectos, el país parece que tiene una rueda pinchada y va a remolque de la UE.

LMWP_eolico_parque.jpg

Para principios de 2020 España tiene que instalar 8.000 MW renovables. Esto es debido al objetivo impuesto por la UE  para ese año, un 20% de la energía debe ser renovable. Eso a día de hoy ya se ha confirmado como casi imposible. Las subastas para construir parques eólicos y fotovoltaicos de 2016 y 2017 finalizadas cierran el cupo pero los problemas pese a que las comunidades Autonomas están acelerando los papeleos, son el tiempo y los materiales. Cada parque requiere de instalaciones de alta tensión, que requieren tiempo.

El viernes 9 de octubre de 2015, con José Manuel Soria cómo Ministro de Industria, Turismo y Comercio, el Consejo de Ministros aprobaba el Real Decreto 900/2015, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica y de producción.

Ahora, el llamado impuesto al sol está en el punto de mira Europeo y ya se ha pronunciado. Se ha decidido que a partir de 2026 no se podrán hacer recargas adicionales a las instalaciones fotovoltaicas inferiores a los 25 KW. Aun así, se prevé que el cambio se realice en 2021. Actualmente, a la regulación revisa los casos y en instalaciones inferiores a 10 Kw se pueden llegar a pagar 400 euros por el abastecimiento eléctrico cuando no se usa la energía producida por la instalación.

Las renovables serán siempre un objetivo a alcanzar, pero el avance se hace difícil con las políticas energéticas Españolas que solo ponen palos en las ruedas.

 

Redacción: Jordi Gavaldà

Fuentes: lainformacion.com , eldiario.es , sotysolar.es

Anuncios

La UE, EE UU y Japón unen fuerzas contra China.

Unknown.jpeg

La férrea defensa que China hizo del libre comercio y la globalización en la reunión ministerial de la OMC en Buenos Aires no ha convencido a las grandes economías del mundo. Tanto que logró incluso revertir la creciente endogamia de EE UU. En un inédito esfuerzo de cooperación comercial, la administración de Donald Trump ha sumado fuerzas con la Unión Europea y Japón para enfrentar lo que considera excesos comerciales de China. El texto, sucrito en el marco de la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que se celebra en Buenos Aires, apunta a temas más sensibles. El documento denuncia como anomalías que deben ser corregidas el “severo exceso de capacidad en sectores clave”, “las condiciones competitivas injustas a causa de subsidios que distorsionan el mercado” y las intervenciones distorsivas de grandes empresas estatales. El acuerdo menciona también como un problema a resolver “las transferencias tecnológicas forzadas”. Las partes se cuidaron de nombrar a China, pero el listado de reclamos describe en detalle las principales demandas que los firmantes del documento realizan a Pekín.

EE UU nunca ocultó su malestar con las políticas comerciales Chinas que considera desleales. Lighthizer lo dejó bien claro durante su discurso ante los delegados de 164 países reunidos en Argentina: es necesario rever la condición de país en desarrollo, un estatus que permite a grandes economías como China e India un trato preferencial, y analizar el impacto que tienen en el mercado mundial la competencia contra grandes empresas financiadas con dinero público. También pidió a la OMC que haga más con la sobrecapacidad crónica de algunas economías –no nombró a China- un fenómeno que plancha los precios de materias primas.

El problema ha sido que Lighthizer no sólo lanzó críticas contra China, sino también contra el corazón de la OMC, a la que acusó de impedir el crecimiento de las economías que cumplen con todas las reglas. “Se necesita una reflexión seria” sobre el funcionamiento de la organización, dijo. Las críticas fueron leídas como una retirada de EE UU del juego del comercio global, en línea con las políticas de muros comerciales que impulsa Trump. El papel de defensor del libre comercio y los acuerdos comerciales multilaterales lo asumió entonces China. De ahí la importancia política de esta nueva alianza que une bajo un mismo objetivo a EE UU, la UE y Japón, tres de las cuatro mayores economías del mundo. La idea de fondo es salvar al mundo de una ola de proteccionismo. La UE y Japón han logrado al menos que EE UU se sume a un documento conjunto, algo que parece ir a contramano del discurso de Trump.

Fuente: Elaboración Propia a partir del diario El Pais 

Los gigantes del automóvil alemanes de nuevo bajo la lupa de la UE

VW-Grupo-1132x509

La comisión Europea ha ampliado a Daimler y Volkswagen las inspecciones que realizó la semana pasada en los cuarteles generales de BMW.

Todo por un presunto caso de cártel empresarial en el que los principales fabricantes de automóviles alemanes habrían estando pactando tecnologías, costes y proveedores desde los años 90.

El Ejecutivo comunitario confirmó ayer que sus inspectores, en colaboración con os de la autoridad alemana de Competencia, habían acudido a la sede de varias empresas del sector.

Der Spiegel publicó en julio que los fabricantes BMW, Daimeler, VW, Porsche y Audi han mantenido reuniones secretas desde 1990 para fijar costes y proveedores de tecnología. Según la revista alemana, habían grupos de trabajo por área.

Daimler, BMW y VW ya han sido sancionados por la Comisión por cártel en el mercado de fabricación de camiones con otros tres fabricantes europeos. Entre los seis pagaron 3.800 millones de euros de multa.

Elaboración propia a partir de Expansión.com

El fin del ‘roaming’ dispara el uso de datos en la UE

1497635615073.jpg

Ahora los usuarios de telefonía móvil en la UE ya pueden llamar y navegar por internet sin tener que pagar un coste adicional. Esto es debido a un cambio en la reglamentación europea, que se han ido ya notando las consecuencias.

Algunas de las operadoras de telefonía afirman que el tráfico de datos se han multiplicado tres y seis veces este verano (respecto a los datos del pasado 2016), debido al fin del roaming.

Los viajeros utilizan más datos cuando se desplazan, “una parte importante es imputable a las nuevas reglas de la itinerancia”, dice la Comisión. Las llamadas también han aumentado, pero no al mismo nivel que los datos de navegación.

“Hemos constatado que cuando se desplazan en la UE los ciudadanos están contentos de poder utilizar su teléfono como en su país sin temor a recibir una factura astronómica y los operadores de telefonía móvil invierten en las redes para poder responder a la creciente demanda”, sostiene el vicepresidente y responsable de agenda digital, Andrus Ansip.

Las operadoras de móviles están respetando las reglas y cooperan con las autoridades, aunque la Comisión sigue vigilando la evolución de la telefonía móvil en el mercado. Las empresas de telecomunicaciones más importantes en las regiones turísticas harán más inversiones para poder soportar la demanda de los usuarios que viajan.

Fuente: Elaboración propia a partir de: El Periódico.

 

España, segundo país de la UE con más subempleo

asd

Las señales de que en el mercado laboral español hay más precariedad que en los de su entorno más próximo se multiplican. Es habitual que destaque por el gran peso de los contratos temporales y también empieza a ser costumbre que lo haga por el subempleo, un concepto que engloba a aquellos trabajadores a tiempo parcial que quieren trabajar más horas. En España este colectivo suma cerca de 1,4 millones de trabajadores y el 7,7% de la población ocupada, según los datos de Eurostat.

Solo Chipre supera este porcentaje. En la isla mediterránea los subempleados suponen un 9,1% de toda la población ocupada. Sucede lo mismo en el caso de la temporalidad, donde solo Polonia supera a España. En este punto, el porcentaje polaco era del 26,7% a finales de 2016 (último periodo disponible) frente a un 26,5% español.

En números absolutos, Alemania supera por unos miles (1,443 millones de personas) la cifra de España. También lo hace, con más diferencia, Francia (1,652 millones). Aunque ambas cifras se dan en un mercado de trabajo más grande y con más empleo, lo que hace que su protagonismo sea menor, 3,5% y 6,2%, respectivamente.

El subempleo ha remitido algo en los últimos años. Llegó al 9,1%. Ese máximo se dio 2013 y en 2014 se tocó el techo, casi uno de cada 10 empleados quería trabajar más horas de lo que lo hacía.

Más trabajo por horas

El empleo a tiempo parcial ha sido, durante casi toda la crisis, la única modalidad de ocupación que ha crecido. Tradicionalmente este tipo de trabajo nunca ha sido muy atractivo en España. Sin embargo, coincidiendo con la crisis, la reforma laboral y cambios normativos específicos para impulsarlo este tipo de contratos han ido ganando protagonismo.

No obstante, conforme ha ido mejorando el mercado de trabajo en España su empuje ha ido menguando. Esto no quiere decir que en términos absolutos haya bajado su número, pero sí que ha caído ligeramente el porcentaje hasta situarse en el 15,6% del primer trimestre de este año, según el INE.

CONCLUSIÓN

Está claro que los trabajos a tiempo parcial son los que predominan a día de hoy en el abanico de ofertantes de empleo, lo cual implica en muchos casos, me incluyo, tener que buscar ingresos extra aparte del trabajo principal. Esto genera que el subempleo crezca ya que un gran número de trabajadores a tiempo parcial o bien necesita más ingresos o bien requiere más horas para trabajar. Esperemos que poco a poco esta situación vaya mejorando. Veremos.

FuenteEl País y elaboración propia

Solo uno de cada tres directivos en la UE es mujer.

salario-mujeres-directivas-ue1

La UE esta formada por 3,7 millones de trabajadores que ocupan un cargo en la alta dirección de sus empresas, superiores a 10 trabajadores. Pero el problema es que solo 1 de cada 3 de estos puestos de trabajo  son ocupados por mujeres, que cobran de media un cuarto menos comparándolo con el salario de los hombres.

Estas cifras son elaboradas por la agencia Eurostart, ya que el próximo 8 de marzo es el Día internacional de la mujer.

Aunque figuran la mitad de los empleados dentro la UE, en los cargos directivos aun no son representadas como se debería.

Un 65% de los 7,3 millones de trabajadores de la Unión Europea son hombres, mientras que el 35% (2,6 millones) son mujeres.

En Letonia, la figura de las mujeres en un cargo directivo es del 53%. Los estados que le siguen son: Bulgaria y Polonia (44%) Irlanda (43%), Estonia (42%), Lituania, Hungría y Rumanía (41%) y Francia y Suecia con un 40%.

En España el porcentaje es del 37%, sutilmente más alto que el de la media de los otros estados miembro.

Los países en la cola de la lista de mujeres al cargo de una empresa son: Alemania, Italia y Chipre con un 22%, Bélgica y Austria con 23%, y Luxemburgo con un 24% (el porcentaje más bajo de mujeres directivas)

También se han publicado datos preocupantes. De media, una mujer en Europa gana 23,4% menos que un hombre. La mujeres directivas ingresan 77 céntimos por cada euro que gana un hombre por hora trabajada en el mismo cargo de la empresa.

Los salarios varían según cada país, pero en ninguno se observa que la mujer gane más que un hombre en estos puestos de trabajo.

Los países con menos brecha salarial son: Rumanía, Eslovenia, Bélgica y Bulgaria, sin superar el 15%. Por otro lado, los que más brecha presentan son: Hungría (33,7%), Italia (33,5%), República checa (29,7%) y Eslovaquia (28’3%)

Si observamos la brecha en España, observamos que es de 16’2%, el séptimo País miembro con menos brecha salarial entre directivos mujeres y hombres.

En el 2014, España tenia 207.669 jefes en empresas (más de 10 empleados) y dentro de estas, 131843 era hombres (24,62 euros la hora trabajada) y 76.026 mujeres (20,63 euros la hora trabajada)

La desigualdad salarial no solo la observamos en cargos de la directiva, si no en cualquier puesto de trabajo de la empresa.

Fuente: Elaboración propia a partir de: El Periódico

#EntornoEconomico : El FMI alerta de que el Brexit puede tener un efecto “grave” para la economía británica

El organismo plantea un panorama de incertidumbre, con un descenso de transacciones comerciales y marcado por la volatilidad en los mercados.

252289642_0-5_20160217171528-kxvC-U401766163014B2H-992x558@LaVanguardia-Web

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido este viernes de que un voto a favor del Brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) en el referéndum del 23 de junio pude tener un impacto “negativo” y “considerable” en la economía británica e incluso “podría ser grave”.

Desde hace un tiempo, la UE se está planteando si el Reino Unido debería salir o no de ella puesto que lleva un periodo con de incertidumbre y descenso económico que no se sabe cuánto va a durar.

Se denomina Brexit el asunto de la posible futura salida del Reino Unido de la UE. Será el 23 de junio de este año que los votantes decidan su permanencia en la CEE (Comunidad Económica Europea).

Es un debate que mantiene nerviosos a todo el mundo porqué su salida, puede tener impactos negativos en la economía e inversión mundial. Asimismo, el Reino Unido es uno de los centros financieros globales más importantes y con mayores sedes de empresa en su país.

No obstante, los mercados están ansiosos por descubrir el impacto que pueda tener sobre ellos, ya que podría disminuir los precios de las viviendas, aumentar el endeudamiento de las familias… 

Actualmente, sólo falta esperar hasta el 23 de junio para que se decida el futuro del país británico dentro de la UE y ver cómo responderán los demás mercados internacionales tras la decisión.

Comentario realizado por Judith F. a partir del artículo de La Vanguardia.