Rebajas fiscales en China: el ciudadano medio pagará un 75% menos en 2019


El Consejo de Estado, el Ejecutivo chino, ha anunciado la reforma de la ley que regula el impuesto a la renta individual y seis deducciones fiscales especiales para 2019, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

El primer ministro de China, Li Keqiang, ha firmado un decreto en el que se contemplan “deducciones a gastos especiales” y mayores “incentivos fiscales para el talento extranjero cualificado”, según la información oficial publicada anoche.

Los medios oficiales no se han hecho eco de los incentivos fiscales a los citados “talentos” foráneos, pero sí detallaron las áreas cubiertas por las nuevas deducciones fiscales: educación de los hijos, formación continua, tratamientos para enfermedades graves, intereses hipotecarios, alquileres y cuidado de ancianos.

Según el ejemplo citado por Xinhua, un contribuyente medio de Pekín con unos ingresos mensuales brutos de 20.000 yuanes (2.900 dólares, 2.550 euros) que sea hijo único, tenga un hijo en edad escolar y padres de más de 60 años, alquile una casa y estudie un máster mientras trabaja, pagaría unos impuestos a la renta de 800 yuanes (116 dólares, 102 euros), un 75% menos. “El rango de deducciones es tan amplio que la mayoría de los contribuyentes pueden optar a una o a varias”, apunta el órgano de información oficial.

En octubre, Pekín aprobó subir el umbral de ingresos mínimos para pagar el impuesto a la renta individual desde los 3.500 yuanes (507 dólares, 446 euros) al mes hasta los 5.000 yuanes (724 dólares, 636 euros). Estos impuestos son los terceros en orden de importancia en el escalafón tributario, por detrás del impuesto al valor añadido (IVA) y del impuesto sobre sociedades.

En 2017, los impuestos a la renta individual supusieron un 8,3% de la recaudación fiscal total, con un importe de unos 1,2 billones de yuanes (173.748 millones de dólares, 152.635 millones de euros).

Un 2019 de rebajas fiscales

Los planes económicos de China con vistas a 2019 pasan por una continuación de las rebajas fiscales, que este año han alcanzado los 1,3 billones de yuanes (188.227 millones de dólares, 165.354 millones de euros).

Con estas medidas, Pekín busca “impulsar el crecimiento económico” y “reforzar las políticas de ajuste para la corrección del ciclo negativo”, con el objetivo de acomodar el peso de su progreso económico sobre la demanda doméstica y de amortiguar los efectos de la desaceleración y de la guerra comercial con Estados Unidos.

Elaborado por Aida Pallejà a partir de El Economista.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s