La desaceleración de la economía española revive a las empresas zombies.

“El Banco de España informa sobre un repunte de empresas que no son capaces de generar beneficios suficientes para afrontar los gastos financieros. Este tipo de compañías son un lastre para la economía y pueden agravar aún más la coyuntura económica. El supervisor alerta de una caída generalizada de los beneficios y de la rentabilidad corporativa de las empresas españolas.

Por primera vez desde la salida de última recesión experimentada por la economía española crece el número de empresas que registran unas ratios negativas en rentabilidad. Es decir, no son capaces de generar ganancias. Para el Banco de España, que ha informado hoy sobre la información de la Central de Balances Integrada de empresas no financieras y en el que destaca que las sociedades con registros negativos en su rentabilidad aumentó en 2019, hasta el 25,3% en la del activo y hasta el 27,9% en la de los recursos propios, es una fuente de preocupación porque son empresas que van camino de la desaparición o, en el peor de los casos, de elevar su endeudamiento para seguir agonizando.” (Jiménez, 19)

Auguran una caída generalizada de los beneficios y rentabilidad de muchas empresas españolas, a demás del cierre de una mayoría de estas mismas, esto debido a que las empresas no están pudiendo recuperar las inversiones, y los ingresos no logran superar en muchos casos los costes y, cuando lo hacen, los beneficios obtenidos son muy pocos; por lo que se cree que muchas empresas tendrán que parar la actividad por un tiempo, o en el caso de otras, cerrar definitivamente.

Dicen que las empresas van en camino a desaparecer, o incluso peor, elevar su endeudamiento para seguir “agonizando”. La porción de empresas que están “muertas en vida” se ha triplicado desde 2007, suponiendo el 10% de las empresas españolas.

Debido a las crisis se ve una caída en la demanda, por lo que muchas personas entran en una fase de negativismo y dejan de consumir, debido a esto las empresas no reciben los ingresos suficientes y algunas para no cerrar deciden endeudarse, pero realmente en este tiempo, si no se reforman o reinventan, no servirá de mucho en el futuro. Muchas ya han cerrado, haciendo así que muchas personas del personal pierdan sus empleos, afectando la economía en general.

Elaborado por María Fernanda Daza Guerra a partir de “El Banco de España informa sobre un repunte de empresas que no son capaces de generar beneficios suficientes para afrontar los gastos financieros. Este tipo de compañías son un lastre para la economía y pueden agravar aún más la coyuntura económica. El supervisor alerta de una caída generalizada de los beneficios y de la rentabilidad corporativa de las empresas españolas.”.  (Jiménez, 19)

Bibliografía

Jiménez, F. S. (29 de 11 de 19). eleconomista.es. Obtenido de https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10229202/11/19/La-desaceleracion-de-la-economia-espanola-revive-a-las-empresas-zombies.html

Marypaz vuelve a solicitar el concurso de acreedores

Resultat d'imatges de marypaz

La multinacional sevillana Marypaz, la cual cuenta con mas de 47 años de experiencia en la venta de zapatos y complementos femeninos se ha visto forzada a solicitar el concurso de acreedores debido a la elevada cantidad de pasivo que ya acumula en sus arcas.

“Black Toro Capital ha declarado el concurso de acreedores en la cadena de zapaterías Marypaz tras no llegar a un acuerdo para reestructurar la deuda de la compañía ni lograr financiación para desarrollar su plan de crecimiento (…)  

El fondo llevaba desde enero hablando con inversores para obtener 15 millones de financiación que les permitiera seguir adelante con el negocio. Sin embargo, las conversaciones no han llegado a buen puerto y la cadena ha tenido que solicitar el concurso de acreedores.” (El Economista) 

La empresa cuenta con una plantilla que supera los 1000 trabajadores, la situación ha llegado a un extremo tan alarmante que este dato empieza a presentarse como un gran quebradero de cabeza, no solamente desde el punto de vista empresarial sino desde el punto de vista del propio trabajador ya que éste se verá sin su principal fuente de ingresos y como se dice popularmente “solo ante el peligro”.

Además, la multinacional española cuenta con más de 200 puntos de venta habilitados solo en España, presentando así otra situación muy delicada pero esta vez desde el punto de vista inmobiliario debido a que también supondrá una pérdida de ingresos para sus arrendatarios y las compañías de suministros tales como agua, electricidad y gas. 

“La multinacional sevillana Marypaz cerró el pasado ejercicio fiscal (desde el 1 de marzo de 2018 al 28 de febrero de 2019) con unas ventas de 98,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 16% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. La facturación a través del canal ‘online’, por su parte, aumentó un 26%.” (El Economista)

Marypaz ya tiene antecedentes en esto de solicitar el concurso de acreedores, este mismo fue solicitado por la empresa en 2016 y con el apoyo financiero de Black Toro Capital logró revertir dicha situación en un tiempo récord. Los datos apuntan a que según su actividad económica del pasado ejercicio podría volver a repetirse esta admirable hazaña por parte de la empresa, sólo necesita encontrar unos inversores sólidos y seguros.

La quiebra de esta empresa supondría por tanto una gran oportunidad para todos y cada uno de sus competidores del sector y a la par una situación muy comprometida para sus inversores, colaboradores y trabajadores.

El superávit comercial de marzo reduce un 62% el saldo negativo

El comercio exterior tuvo en marzo un superávit, el primero en su historia, de 634,9 millones de euros, lo que permitió que el déficit acumulado del primer trimestre bajara un 62 % y sumara 4.047,9 millones de euros, informó hoy el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz.

En rueda de prensa, García Legaz ha indicado que las exportaciones aumentaron el 3,9 % hasta marzo, respecto al mismo trimestre de 2012, y sumaron 56.584,6 millones, mientras que las importaciones disminuyeron el 6,9 % hasta 60.632,4 millones de euros.

Asimismo, que el superávit de marzo, “un dato sin precedentes”, supone un ganancia de competitividad de la economía.

La tasa de cobertura (porcentaje de las importaciones que pueden pagarse con las exportaciones) se situó en los tres primeros meses del año en el 93,3 %, casi diez puntos por encima del registro en el mismo período de 2012.

FUNETE: La vanguardia

COMENTARIOS: Cada día se acentúa mas que las empresas Españolas para sobrevivir necesitan impersonalizarse y tanto es asi que ademas generan superávit.