Economía circular + Respeto por el trabajador.

 

Resultado de imagen de consecuencias sistema capitalista

La economía circular: Es una estrategia que tiene como objetivo reducir la entrada de materiales necesarios para la producción y reducir los desechos que genera cualquier producto, cerrando los bucles o flujos económicos y ecológicos de los recursos.

Respeto por el trabajador: El respeto por el trabajador lo debería aportar la empresa, demostrando con hechos que la empresa valora el trabajo que realiza cada persona. Lo demostraría eliminando la brecha salarial entre Mujeres y Hombres, respetando el entorno del trabajador, garantizando una seguridad, pero sobre todo siendo conscientes de que son personas las que trabajan y merecen un sueldo digno y justo. 

Empecemos:

Es evidente y casi imposible no ver la cantidad de residuos que hay, actualmente, en cualquier lugar del planeta, en nuestras calles, en las montañas, en ríos e incluso la basura llega a lugares de la tierra en los que jamás ha estado nadie ( Océanos de plástico ). No podemos seguir con este ritmo autodestructivo que casi nos impone el sistema capitalista y el sistema de producción lineal.

La economía circular propone una solución a estos sistemas cada vez más anticuados. Si los bienes producidos son diseñados previamente para facilitar el total o casi el total de su reciclado, será posible reducir el residuo que conllevaba fabricar ese producto. Además de un residuo 0, la economía circular permite no solo reducir el consumo de energía, si no que como consecuencia de la reutilización, permite emplear de forma más eficiente los recursos, reduciendo así la cantidad de materia prima necesaria para la fabricación de los bienes. Y si no se pueden reutilizar en la misma cadena de producción, pueden reutilizarse en otra cadena, para otro producto, para otro sector. Solo hace falta echar un vistazo a nuestro alrededor para ver que la contaminación y la basura están alcanzando niveles extremos, y este no puede ser el camino a seguir en un futuro. Si una empresa consigue fabricar buenos productos sin generar residuos y a un coste asequible para el cliente, ese producto será favorito para el cliente respecto a otros productos competidores.

Por otro lado, muchas de las grandes y no tan grandes empresas, reducen costes gracias a la mano de obra barata y explotando a sus  trabajadores con sueldos y condiciones que no alcanzan los mínimos. Sin ir más lejos, en España las mujeres cobran un 23% menos que los hombres por el mismo trabajo, empresas multinacionales pagan a sus trabajadores injustamente y no reciben un trato respetuoso. Si los empleados cobrasen un sueldo justo y digno en proporción a su labor realizada, no solo mejoraría su estado de ánimo y su productividad en el trabajo, el aumento en su riqueza provocaría un mayor nivel de vida para los trabajadores y sus familias, que tendrán más oportunidades y generarán más riqueza a largo plazo para todos, gracias a los impuestos que pagarán y a que sus gastos serán los ingresos de otras personas. Y como Henry Ford ya dedujo, si tus trabajadores cobran bien, ellos mismos también serán clientes de tuyos.

En definitiva:

Con un sistema de producción circular bien diseñado, se podrían reducir a 0 los residuos generados por los humanos y salvar literalmente el planeta. Pero qué sentido tiene respetar el planeta si no somos capaces de respetarnos entre nosotros. Si una empresa consiguiese producir bienes 100% sostenibles en un sistema económico circular, y además cumpliese con el respeto por el trabajador, se posicionaría como preferida por los clientes. 

¡Un momento! Sí estás pensando que el reciclado de productos supone un aumento en el coste de fabricación de los mismos productos, y que eso encarecería el precio de venta al público final, por lo que la empresa perdería parte potencial de sus clientes que ya no se pueden permitir comprar ese producto a un precio más elevado. Puede ser que nos equivoquemos:

Sobre el papel es lo que parece. Si producir una camiseta y hacerla llegar al punto de venta nos cuesta 9€, vendemos 10 camisetas al día y la camiseta la vendemos a 15€, obtenemos un beneficio de 6 por camiseta, 60€ en total.

Pero si producir la misma camiseta de forma en un sistema circular nos cuesta 11€ en vez de 9€, debemos recordar que si nuestra empresa es sostenible y respeta a sus trabajadores, va a posicionarse como una empresa preferida entre sus clientes y por lo tanto atraerá mayor número de clientes. Sí esta teoría se confirma, la misma empresa podría permitirse seguir vendiendo las camisetas a un precio de 15€ y con un volumen de beneficios aparentemente menor. si una empresa vende en un día 20 camisetas y obtiene un beneficio de 4€ por cada una de ellas, 80€ en total.  A largo plazo la empresa sostenible, obtendrá mayores ingresos que antes y además tanto los trabajadores como los clientes y los propietarios de esa empresa, estarán satisfechos con el trabajo que desempeñan en la sociedad.

La era del petróleo, del capitalismo y de la producción lineal que genera grandes residuos y contaminación debe llegar a su fin si no queremos seguir respirando humo de coche ni nadar en océanos de plástico.

Elaboración propia por Guillermo Calleja González. 19 años.

guillecalleja29@gmail.com

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s