Los sindicatos exigen un salario mínimo de 1.200 euros para todos los funcionarios.

Las centrales sindicales consideran que los funcionarios han pagado los platos rotos de la crisis económica, al haber sufrido recortes salariales y falta de reposición de trabajadores. CSIF pide la equiparación salarial de los empleados públicos estatales con el resto de administraciones públicas.

Empleados públicos

 

Lo que exigen los sindicatos es establecer un salario mínimo de 1.200 euros para todos los empleados públicos de la AGE y homologar las condiciones retributivas del personal laboral y el personal funcionario. Y, para lograrlo, proponen un incremento lineal de 200 euros y una dotación presupuestaria de 100 euros por efectivo para el establecimiento de la carrera profesional.

Y es que los sueldos de los empleados públicos de la AGE son de media un 25% inferiores a los de las administraciones autonómicas. Así, cobran entre 1.000 y 21.000 euros anuales menos que los que trabajan en el mismo puesto para las comunidades autónomas, según un estudio elaborado por CSIF.

Además, los sindicatos reclaman que el Ejecutivo los convoque a la Mesa General de Negociación de la AGE para abordar este asunto, así como una nueva oferta pública de empleo, la recuperación del 100% de las retribuciones por situación de incapacidad temporal y el restablecimiento de una jornada máxima de 37,5 horas permitiendo la negociación de la misma en los calendarios laborales. A su vez, también piden el desarrollo y aplicación de la jubilación parcial en este ámbito.

Las tres organizaciones han convocado este viernes pasado medio centenar de manifestaciones en ciudades de toda España, que está previsto que se celebren frente a las delegaciones de Gobierno desde el próximo 21 de mayo hasta el 21 de junio. Estas fechas se han escogido porque coinciden con la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado.

Elaborado por Lluïsa Vinaixa a partir del huffingtonpost

 

Anuncios

Hacienda y los sindicatos ultiman un acuerdo para subir los salarios hasta un 8,8%

Hacienda y los sindicatos decidieron el pasado viernes un acuerdo de subida salarial donde también se puede contemplar la idea de flexibilizar la jornada laboral de los funcionarios y de llevar a negociación colectiva las 35 horas semanales que trabajan.

El Ministerio de Hacienda y los sindicatos cerraron un acuerdo donde el principal cambio fue la subida salarial para los próximos tres años que llegará al 8,8%, y 6,1% si solo llega a sus mínimos.

Según la CCOO, “esta partida de fondos adicionales se podría destinar, entre otros, a eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres y subir los salarios más bajos. En cualquier caso, será objeto de negociación colectiva”, señala en un comunicado.

El Gobierno decidió fijar el acuerdo para el 12 de marzo, aprovechando que el pasado viernes 23 presentaron los Presupuestos Generales del Estado. En caso de que esto no saliera adelante, los acuerdos de los funcionarios saldrían a la luz como un real decreto.

Otra parte de este acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos es la dotación de 800 millones de euros en masa salarial para avanzar en la equipación de sueldos entre administradores. Esto podría suponer un 0,20% o 0,30% adicionales de los 8,8%.

Uno de los puntos más hablados de esta reunión es la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan variar siempre negociando colectivamente, la jornada de 35 horas siempre y cuando se hubieran cumplido los objetivos de estabilidad presupuestaria y déficit público. Está se prohíbo en el 2012 y comunidades autónomas como Castilla-la Mancha la reimplantaron, pero el Gobierno las recurrió.

Elaborado por Guillem Abad Vilà a partir de Expansión

 

 

Ryanair en la cuerda floja

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) va a realizar 2 demandas a la compañía Ryanair puesto a que no han querido negociar. La primera por contratar a los pilotos como falsos autónomos y la segunda por tener los contratos supeditados a la legislación irlandesa en vez de a la española.

Ryanair ha afirmado que los contratos son de carácter legal reuniéndose el pasado 15 de enero tanto los pilotos como los representantes de la compañía con el fin de negociar cambios en los contratos y evitar el desmadre. Aún así, el “Sepla” asegura haber recibido “propuestas vacías” con ningún cambio significativo, lo que ha impulsado a tomar la decisión de interponer dichas demandas.

15180218403339.jpg

Las demandas

La primera de ellas, se presentará a finales del mes de febrero y se basa en que los pilotos han expresado sus deseos de regularizar sus contratos y poder pagar los impuestos en España, puesto a que es donde realizan sus actividades principales y no en Irlanda. Afirman por otro lado que los contratos sí son legales pero que existen cláusulas que no se ajustan a la normativa española.

La segunda de ellas y también la considerada más grave se basa en los “falsos autónomos” y espera ser presentada a finales del mes que viene. Se basa en que el abogado de “Sepla” asegura que estos contratos son ilegales y fraudulentos y que los trabajadores deberían ser contratados en plantilla.

¿Huelgas?

“Si bien el reconocimiento sindical puede agregar cierta complejidad a nuestro negocio y puede causar interrupciones a corto plazo y relaciones públicas negativas, no alterará nuestro liderazgo en costes en la aviación europea, o cambiará nuestro plan para crecer a 200 millones de tráfico para marzo de 2024”, indicó el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary.

Por mucho que Ryanair explique que la huelga sería el último recurso posible, “Sepla” denuncia que Ryanair está provocando que los pilotos se pongan en huelga para amenizar sus recientes problemas con las cancelaciones de vuelos y la salida de la plantilla a otras compañías. Ryanair se ha visto obligado a cancelar más de 200.000 vuelos en los últimos seis meses porque no hay pilotos en esta compañía, se marchan debido a la tóxica relación laboral.

 

Fuente: Elaborado por Clara Pujadas a partir de elmundo.es

Gobierno, sindicatos y patronal definen desde hoy el futuro del salario mínimo

  • Los representantes debatirán la propuesta del presidente Mariano Rajoy de elevar el SMI el 4% en 2018

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha convocado para este martes a las 17.00 horas a los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, y a los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente, para hablar de la subida del salario mínimo interprofesional (SMI).

lavanguardia_g_13457898882-kbwb-u433756841490p8d-992x558lavanguardia-web

En una entrevista con el diario 20 minutos publicada este lunes y recogida por Europa Press, Rajoy ha señalado que ha planteado a los agentes sociales y al PSOE un pacto a tres años para subir el SMI de manera gradual, ofreciendo para 2018 un alza del 4% y “subidas importantes” para 2019 y 2020.

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, precisó este lunes que además del 4% para 2018, la propuesta del Gobierno se concreta en un aumento del SMI del 6% para 2019 y del 10% para 2020, lo que situaría el salario mínimo al final de dicho periodo en unos 860 euros mensuales por catorce pagas.

Los sindicatos llevan tiempo reclamando al Gobierno que eleve el salario mínimo hasta el nivel del 60% del salario medio, tal y como recoge la Carta Social Europea. Llegar a ese porcentaje equivaldría a un SMI de 1.000 euros mensuales por doce pagas o de unos 860 euros por catorce pagas.

El presidente ha indicado que las subidas del SMI tendrán que ser compatibles con el crecimiento económico y con la creación anual de al menos 450.000 empleos. “Debemos empezar a recuperar las rentas a un ritmo que permita seguir creando medio millón de empleos al año. Como todo en la vida, mantener el equilibrio es muy importante”, ha dicho.

FUENTE: Elaboración propia a partir de La Vanguardia

Tres de cada 10 contratos temporales duran menos de siete días

14608225499543
Manifestación para denunciar la precariedad laboral. IÑAKI ANDRÉS

Aparentemente marzo finalizo con buenas noticias para el mercado laboral. Los últimos datos hablaban de 58.216 desempleados menos y de más de 138.086 nuevos afiliados a la Seguridad Social. Pero estos datos de mejor son puestos de empleo precarios, más del 90% de los contratos durante este mes fueron temporales, y algunos apenas duran una semana o incluso menos, según la UGT. Este tipo de contratos aun aumentado significativamente en estos últimos 8 años. Por lo que el sindicato exige que se adopten medidas para evitar el uso abusivo de la contratación de muy corta duración.

Esto ha producido una precarización de las condiciones de trabajo, inestabilidad laboral y familiar y el riesgo de siniestralidad, también empeora la empleabilidad de los trabajadores y dificulta el acceso a las prestaciones de desempleo y Seguridad Social.

Las medidas que propone la UGT para acabar el mal uso de estos contratos son: aumentar las sensaciones y penalizar su utilización para empresas que lo utilicen habitualmente sin justificación También considera que se debería implantar la presentación previa de una justificación en las relaciones laborales que vayan a tener una duración inferior a siete días. También, ampliar el ámbito de aplicación del recargo en la cuota a los contratos indefinidos de duración efectiva inferior a siete días, puesto que las situaciones anteriores pueden producirse a pesar de estar al amparo de un contrato indefinido, así como al resto de modalidades de contratación que actualmente quedan excluidas.

Todo esto es posible por los cambios en la reforma laboral, no digo que no sea posible este tipo de contratación, pero sí que muchos empresarios se benefician de esto para pagar menos a la seguridad social y constantemente van realizan este tipo de contratación. Debería haber más vigilancia y más sanciones.

Elaborado por Chantal Choni,

A partir de las fuentes: El Mundo

La mayoría de los sindicatos e Iberia firman la propuesta del mediador, que pone fin a la huelga

La dirección de Iberia y la mayoría de los sindicatos de los trabajadores de la aerolínea han aceptado este miércoles la propuesta del mediador designado en el conflicto, Gregorio Tudela, que  reduce de 3.807 a 3.141 los despidos en la compañía y prorroga el ERE en vigor hasta 2015. La firma del documento, que pone fin a la huelga de la próxima semana, se ha producido en el Ministerio de Fomento.

El director de Recursos Humanos, José Luis Romero, y los representantes de los sindicatos CC.OO., UGT, Sitcpla, Asetma, USO y CTA-Vuelo han rubricado la propuesta del mediador en un encuentro presidido por la ministra de Fomento, Ana Pastor.

El sindicato de pilotos Sepla ha decidido no rubricar el documento, por considerar que necesita más tiempo para estudiar la propuesta, pero no seguirá adelante con los paros para no enturbiar la paz social lograda. Tampoco han apoyado el acuerdo otras centrales, como Stavla, CTA Tierra y CGT.

Sin embargo, los sindicatos minoritarios CNT y CESHA (Coordinadora Estatal de Handling) han convocado huelga para los días 25, 26 y 27 de marzo en demanda de un “plan de viabilidad” que garantice a largo plazo el futuro de la compañía y para pedir una política de renovación de flota y expansión comercial.

Lo que implica la propuesta

La propuesta de Tudela, que ya había aprobado IAG, reduce en 666 los despidos sobre el ERE extintivo del 12 de febrero presentado por la aerolínea.

Además, establece como prioridad para las salidas la aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en vigor desde 2001 en Iberia -que incluye prejubilaciones, recolocaciones diferidas y bajas incentivadas-, ampliando dos años su vigencia, hasta 2015.

La firma del documento implica la retirada por parte de la empresa del expediente de inaplicación o descuelgue de los convenios, formalizado el 1 de marzo.

Para Iberia, la firma es “un paso importante” y “un buen punto de partida” para asegurar su futuro. Así lo ha destacado el director de Recursos Humanos de Iberia, José Luis Romero, quien ha insistido en su compromiso de “seguir negociando” para retomar “cuanto antes la senda de la rentabilidad”.

Por parte de los sindicatos, supone la desconvocatoria de las cinco jornadas de huelga pendientes, del lunes 18 al viernes 22 de marzo, del total de 15 paros de 24 horas iniciados el pasado 18 de febrero, del que finalmente se han llevado a cabo un total de diez días de inactividad, que han cancelado unos 2.600 vuelos.

Tudela, mediador del conflicto: “Ha sido un proceso complejo”

El mediador en el conflicto de Iberia, Gregorio Tudela, ha afirmado en RNE que “ha sido un proceso complejo” y está “todo lo satisfecho que se puede estar en una situación así”.

“Ha sido un proceso complejo, que ha requerido el esfuerzo de mucha gente incluso antes que yo. Estoy todo lo satisfecho que se puede estar cuando se produce la extinción de 3.141 contratos en un momento muy complicado en el país, cuando donde hay una situación de paro muy elevado”.

 

“Hemos conseguido rebajar el volumen, hemos conseguido evitar algunos efectos muy negativos que produce la actual legislación como consecuencia de la reforma de 2012. Creo que hemos conseguido establecer un marco en el que se puede desarrollar una actividad negociadora por las partes que mejore la situación de la compañía”.

Respecto a los tres sindicatos que no han aceptado la propuesta, Tudela ha comentado que “no cree que vayan a cambiar de opinión”. “Estaría encantado de que reflexionaran y se incorporaran al acuerdo pero no es la impresión que he tenido estos días”.

Tudela ha querido quitarse mérito y lo ha atribuido a “la buena actitud de ambas partes”. “A lo largo de todo el proceso he tenido una colaboración leal y eficaz de todas las partes. Se tiende a atribuir el mérito al mediador, pero el mérito es de las partes, han tenido una actitud de máxima responsabilidad y colaboración y espero que ese espíritu con el que se ha producido esta mediación se proyecte en las reuniones para fijar los criterios de productividad y para hacer un seguimiento de estos acuerdos con absoluta transparencia”.

Los sindicatos que firman el acuerdo

La ejecutiva del sector aéreo de CC.OO. tomó la decisión de apoyar el texto, por unanimidad, en una reunión celebrada el pasado lunes, al igual que UGT, en cuyo caso, la tomó en la conferencia extraordinaria del sector aéreo estatal celebrada el martes.

Este miércoles, el secretario federal del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez, ha destacado que la firma del acuerdo es “el punto y seguido” de otra cuestión, porque a su entender no se acaba con el problema que tiene Iberia, y ha añadido que, a juicio de los sindicatos, la viabilidad de la compañía no se obtiene solo por hacer un ERE y un acuerdo de reducción salarial.

En su opinión, “se obtiene además, adquiriendo compromisos, que se encuentran aún pendientes de adquirir”, pero la parte social espera que, las próximas semanas y meses las dos partes seamos capaces de adquirirlos.

También el sindicato de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) Sitcpla acudía a la reunión con Tudela con el sí bajo el brazo, tras sumar el 80% de apoyos en una asamblea extraordinaria.

Por su parte, USO hacía público el resultado del referéndum realizado entre sus afiliados en el que el 61% votaba a favor de la propuesta, frente al 36% que lo hacía en contra. También iban con el sí de sus bases Asetma y CTA-Vuelo.

Los sindicatos que no firman el pacto

Por el contrario, del lado del ‘no’ se sitúa el sindicato mayoritario de tripulantes Stavla, cuyos afiliados han rechazado la propuesta del mediador en una votación online y asambleas, al considerar que un acuerdo que no incluya un plan de futuro para Iberia será “pan para hoy y hambre para mañana” y que supone “la sentencia de muerte de Iberia”.

Igualmente, los sindicatos minoritarios de tierra CTA Tierra y CGT han señalado que la mayoría de sus afiliados ha votado en contra del documento de Tudela.

Precisamente, CESHA y CNT consideran que con la firma del informe del mediador se ejecutará “un paso determinante en la desaparición y desmantelamiento de Iberia”, ya que los sindicatos mayoritarios “se han saltado las líneas rojas que no se iban a cruzar” y han aceptado un acuerdo “sensiblemente peor que el que ofreció IAG el pasado 31 de enero”.

Mientras, el sindicato de pilotos Sepla ha decidido no rubricar el documento, por considerar que necesita más tiempo para estudiar la propuesta, pero no seguirá adelante con los paros para no enturbiar la paz social lograda.

Su jefe de sección sindical en Iberia, Justo Peral, ha precisado que desde la posición del colectivo todavía no se han alcanzado una decisión respecto al acuerdo, fundamentalmente por ciertas garantías de futuro que quieren ver “más claras” y por un ERE, que tal y como está reflejada en estos momentos, es “muy desigual para los pilotos con respecto al resto de colectivos”, por lo que van a seguir negociando.

El Gobierno, satisfecho

A los pilotos se ha referido el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que ha considerado “positiva y favorable” la firma del acuerdo. Soria ha instado al Sepla a suscribirlo “a la mayor brevedad” ya que “sería muy mala noticia” que la falta de la firma de este último truncara el acuerdo. Soria ha confiado en que el pacto sea “definitivo” y ha instado a todas las partes a trabajar a partir de ahora para lograr un futuro para la compañía.

Fuente: RTVE

La avalancha de huelgas amarga las Navidades a la industria del turismo

El sector denuncia que las reservas están paradas y que la incertidumbre agrava los malos datos. Iberia perdió 50 millones por los paros en 2011 mientras la contratación hotelera cayó el 20%.

La industria turística española tiene su peor enemigo en su propia casa. La avalancha de huelgas de los últimos meses está poniendo en jaque a un sector de actividad que vive de la imagen, de la calidad de los servicios y de la fiabilidad de los transportes y equipamientos. Se mire por donde se mire, el estropicio es mayúsculo. Los daños colaterales vienen por todas partes. Unos días tienen su origen en las movilizaciones de Iberia y otras en las de Renfe.

huelgatransportes

Los paros prenavideños anunciados por los sindicatos de Iberia trasmiten una incertidumbre que ha congelado más si cabe las reservas. Desde que empezó la crisis los españoles cada vez contratan más tarde sus vacaciones y con una amenaza de paros sobre la cabeza este comportamiento se ha agudizado. El año pasado, la huelga de los pilotos rebajó un 20 por ciento las contrataciones hoteleras, este año el sector no se atreve a hacer cálculos, puesto que de cara a Navidad las ocupaciones en ciudades como Madrid no alcanzan el 40 por ciento. La excepción, hasta la fecha, es Canarias. El sector tiene sus esperanzas puestas en “la última hora”, que ha funcionado muy bien para las estaciones de esquí este puente de la Constitución, pero no las tienen todas consigo ya que la supresión de la paga extra de los funcionarios ya se está dejando notar en las previsiones del sector para el invierno, que han caído por primera vez en cuatro años.

“La huelga ha supuesto un mazado tremendo para el sector hotelero. Las reservas, más lentas que nunca, prácticamente no hay”, asegura Juan Molas, presidente de Confederación de Hoteleros (Cehat).

Es el quinto año consecutivo que las Navidades están salpicadas por movilizaciones sindicales que paralizan los transportes y generan un efecto que “no anima a la gente a viajar“, explica a este diario Jose Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur. “Es la gota que colma el vaso. Las huelgas se unen al alza injustificada de las tasas que ya se han traducido en 2 millones menos de viajeros que llegan a los aeropuertos de Aena y en la salida de aerolíneas de España“, explica Zoreda.

En este sentido, el vicepresidente de Exceltur asegura que la huelga excede los vuelos de Iberia y que también daña a otros sectores, al impedir viajes de negocios. “En diciembre no solamente viaja la gente para ver a sus familias, también hay empresarios, reuniones y acuerdos que se torpedean con los transportes paralizados”, asegura. Así, la huelga de Renfe y de Iberia no es una de las mejores noticias para un sector que, aunque todavía tira de la economía española, se está viendo muy perjudicado por la caída del consumo nacional, que suponía el 50 por ciento de sus ingresos. Y es que, pese a la gran afluencia de turistas extranjeros, las principales compañías turísticas españolas están en problemas. Globalia ha presentado un ERE temporal para 2.500 empleados, Orizonia se ha visto obligada a caer en manos de Barceló y NH hoteles ha disparado sus pérdidas hasta los 50 millones.

En este caso, Iberia tampoco sale indemne. Molas y Zoreda coinciden en que la aerolínea tiene pendiente una reestructuración desde hace años, ya que la compañía pierde 1,7 millones de euros al día.

En este sentido, las huelgas no le vienen nada bien a la compañía de bandera, que el año pasado perdió 50 millones de euros por la huelga de los pilotos.

Malas previsiones

El sector hotelero se encuentra en su peor momento desde que empezara la crisis, sin ir más lejos este es el primer año que las expectativas de los hoteleros son negativas. Así lo refleja el índice OHE Hotelero publicado por PwC en colaboración con la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos.

Este estudio sitúa las expectativas para la temporada de invierno de 2012 en 28,36 puntos, lo que refleja un descenso del 31 por ciento con respecto a las previsiones de 2011, unas cifras que reflejan el pesimismo del sector derivado de la complicada situación que atraviesa el país.

 

Fuente: http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/ing_19jul2012/empresas-finanzas/noticias/4455937/12/12/La-avalancha-de-huelgas-amarga-las-Navidades-a-la-industria-del-turismo.html

 

Conclusión

Yo soy la primera que está de acuerdo con el derecho a manifestarse y a hacer huelga en ese país, pero creo que las cosas están yendo demasiado lejos. No hay mes, o semana, que no haya una huelga de algún sector, y como cada año, en Navidad toca de transportes.

Es injusto tener el derecho a manifestarte y aun así que no sirva de nada, porque ha quedado demostrado después de todas las huelgas que ha pasado este país que por mucha huelga que se haga, no se recibe la respuesta deseada.

En el caso que hoy expongo, habla de la huelga que han programado los pilotos de Iberia y también las huelgas que está teniendo Renfe y de cómo estas, no solo afectan al sector del transporte, sino que al impedir que los turistas accedan a España, también perjudica al sector hotelero, que no está en huelga.

También veo injusto que se hable tanto de la huelga de transporte, que afecta a bastante gente en España, pero no se hable de la huelga de autobuses, metro o ferrocarriles que nos afectan día a día a los Españoles que queremos ir a trabajar, estudiar o simplemente a visitar a amigos, familiares o salir por la ciudad.

A de más, en el caso de esta última, al hacer la huelga perjudican a ciudadanos de a pié que no tienen la culpa de los ERES que les han impuesto, porque las personas que de verdad deberían verse perjudicadas, en su día a día, tiene un coche particular con chofer que les lleva a donde quieran.

Mi propuesta es que lo de las huelgas, ya no sirve para nada, debería buscarse otra forma de manifestarse que realmente hiciera daño al empresario y que les obligara a cumplir las propuestas que los trabajadores negocian, porque de esta forma, no solo perjudicas a tu sector, sino que también a los que te complementan. Un ejemplo en el sector aeronáutico podría ser hacer más vuelos al día, ya que esto implica un gasto de combustible excesivo para la empresa y realmente sí que puede hacer daño al empresario, ya que antes del vuelo se hacen muchas comprobaciones para el ahorro de combustible.