CaixaBank repartirá mas dividendo en un futuro debido a su fuerte rentabilidad

CaixaBank se marca la pauta de alcanzar un ROTE (rentabilidad sobre el capital tangible) por encima del 12% en 2021. La entidad que preside Jordi Gual ha reiterado el objetivo de repartir el 50% de sus beneficios como dividendo, esta rentabilidad es ligeramente superior a la revisada en el actual periodo, que estaba establecida entre el 9% y el 11% y que el banco colocó en septiembre de 2018 en el 9,4%.

Resultado de imagen de caixabank

Sus objetivos principales son impulsar los gastos un 5% anual, frente a un incremento del coste del 3% por ejercicio. El banco es optimista con los ingresos generados por el negocio bancario. Anticipa una mejora del 5% en el margen de intereses; de un 4% en las comisiones y de hasta un 10 en el negocio de seguros.

Como objetivos de negocio, la entidad ha adelantado que durante los próximos tres años continuará centrada en avanzar en los planes de digitalización. En este sentido, en España, el Plan Estratégico 2019-2021, de acuerdo con la entidad, “plantea una aceleración ambiciosa de la transformación digital para apoyar una mayor orientación al cliente y adaptarse a sus nuevos comportamientos”. “En el Plan Estratégico 2015-18, CaixaBank ha demostrado su capacidad de ejecutar una exitosa estrategia de transformación digital y ha consolidado las bases para acelerar su implementación. El nuevo plan mantiene el rumbo y acelera el ritmo de una transformación que ya ha demostrado buenos resultados”, continua la entidad en un comunicado. 

Fuente: elaborado por Diego Morales a partir de elEconomista

Anuncios

La ‘hucha’ de las pensiones equivale casi al valor en Bolsa de Inditex o Santander

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social terminó 2012 con un importe de 63.008 millones de euros, el 5,93% del PIB, según el informe elaborado por el Ministerio de Empleo que ha presentado hoy su titular, Fátima Báñez.

Durante el pasado año, la Seguridad Social dispuso de un total de 7.003 millones de euros para hacer frente a la insuficiencia de liquidez en momentos puntuales, a fin de garantizar el abono ordinario y extraordinario a los perceptores de nueve millones de pensiones.

En la actualidad, la Seguridad Social ha obtenido unos altos rendimiento de las inversiones del Fondo de Reserva. Desde el primer momento optó por deuda pública, en su mayor parte española y, en menor medida, de otros países de la zona euro (Alemania, Reino Unido y Holanda). La alta rentabilidad acumulada desde el año 2000 se traduce en unos ingresos para el Fondo de 17.003 millones de euros hasta 2012, con una rentabilidad media anual, en este año, del 4,2%.

Los 63.008 millones de euros que acumula el Fondo de Reserva garantizan la viabilidad del sistema de pensiones español. Un análisis comparativo revela que la cifra se asemeja al valor bursátil de Inditex y Banco Santander (alrededor de los 66.000 millones de euros en ambos casos); multiplica por diez el mayor contrato para España en el extranjero, con la construcción del AVE a La Meca, que asciende a 6.700 millones de euros; y supera la cifra de inversión extranjera en Brasil en 2012 que alcanzó un importe cercano a 45.000 millones de euros.

En la actualidad, tras cinco años de crisis económica, este Fondo acumula 17.292 millones de euros más que al cierre de 2007 cuando disponía de 45.716 millones de euros.

índice

Disposiciones del Fondo de Reserva

En el informe presentado hoy al Consejo de Ministros se detallan las disposiciones que se han hecho a lo largo de 2012, y cuyo desglose es: 1.700 millones de euros en septiembre, 1.363 en el mes de octubre, y 3.940 millones en diciembre (esta última en dos operaciones de 3.530 y 410 millones de euros).

La normativa establece que las disposiciones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social se realizarán “a medida que surjan las necesidades, hasta un importe máximo equivalente al importe del déficit por operaciones no financieras”, asimismo, la ley indica que se destinarán al pago de las obligaciones relativas a las pensiones de carácter contributivo y demás gastos necesarios para su gestión.

Aunque sean verdad estos números, no creo que se puedan garantizar la pensiones de los españoles durante muchos años, ya que cada vez hay más pensionistas por cada trabajador en activo, lo cual hace inviable el sistema de pensiones español actual.
Además, no debe pasar desapercibido que si ha habido el aumento de rentabilidad ha sido gracias a las inversiones en deuda pública española.

Fuente: www.cincodias.com (25.01.2013)

Tres estrategias para invertir en renta variable en 2013

Hoy he encontrado otro artículo que nos puede servir para escoger donde invertir nuestro dinero. ¿Qué estrategias nos recomienda seguir DWS Investments?

 

Rentabilidad por dividendo

DWS asegura que el entorno débil favorece los dividendos y destaca la elevada rentabilidad por dividendo del mercado frente a la rentabilidad de la deuda pública y los bonos corporativos con grado de inversión (1,9%). La rentabilidad por dividendo del Euro Stoxx es del 4,5% y la de la bolsa española, del 6%.

A la hora de seleccionar las compañías recomienda centrarse en empresas con un crecimiento sostenible de los dividendos frente al reparto de grandes cantidades en una ocasión aislada. Además, aconseja evitar empresas que paguen dividendos a partir de beneficios no distribuidos y no del flujo de efectivo actual. De ahí que se decanten por empresas con unos balances sólidos y unos flujos de efectivo elevados, que permiten una mayor remuneración al accionista.

tablero-ajedrez-con-billetes

Buscar nichos de crecimiento

La gestora del banco alemán apunta a que probablemente, a medio plazo, el mercado de renta variable en su conjunto sólo registre un crecimiento de un dígito en los beneficios. En su opinión, las compañías de crecimiento presentan precios interesantes respecto a su media histórica. Dentro del crecimiento estructural, DWS busca compañías con tres características: empresas de mercados desarrollados con nichos que dispongan de liderazgo de mercado y tecnológico y con barreras de entrada elevadas; multinacionales con marcas fuertes y poder de fijación de precios; y empresas de mercados emergentes con altos crecimientos y baja correlación con el conjunto del mercado.

En este sentido, pone como ejemplo el sector biotecnológico, que cuenta con capacidad de crecimiento debido al envejecimiento de la población. Además, la innovación proporciona poder de fijación de precios y existen compañías en el sector que son candidatas a ser adquiridas por farmacéuticas de alta capitalización.

Apuesta por la recuperación

La gestora reconoce que es la apuesta más arriesgada y busca compañías de países en recuperación y exportadoras. En este sentido, prefiere las de los países centrales de Europa. Se basa en que el riesgo de ruptura de la eurozona se ha reducido significativamente gracias al compromiso del BCE, que han aparecido los primeros avances en la mejora de la competitividad y que Europa sigue infraponderada en la mayoría de las carteras globales. Muestran su preferencia por las empresas alemanas que están ganando cuota de mercado fuera de Europa.

Dentro de esta estrategia, apuesta por el sector financiero internacional, que es el que más va a aportar al crecimiento de los beneficios. Dentro del sector prefieren los bancos con más exposición a emergentes y bancos de Escandinavia, Francia o Reino Unido, con valoraciones, en su opinión, más atractivas que los españoles.

 

Fuente: www.expansión.com (23.01.2013)

Bankia eliminará el 28% de la plantilla, unas 6.000 personas

 

Bankia prevé ganar 1.200 millones en 2015 y tendrá que reducir su plantilla un 28% y su red de oficinas en un 39%. La quita aplicada a las preferentes será del 39%.

Bankia ha anunciado hoy el Plan Estratégico hasta 2015, una vez que la Comisión Europea ha aprobado los planes de reestructuración de los cuatro bancos nacionalizados. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri prevé volver a beneficios ya el próximo año y alcanzar unas ganancias de 1.200 millones para el ejercicio 2015.

Antes tendrá que aplicar un duro plan de reestructuración, que implica el recorte de hasta el 28% de la plantilla, que pasará de de 20.589 a unos 14.500 empleados. A su vez, la red de oficinas se reducirá en el 39%, al pasar de 3.117 a una horquilla de entre 1.900/2.000 sucursales. Bankia asegura que iniciará “de inmediato” los contactos con los sindicatos para llegar a acuerdos sobre como eliminar los 6.098 puestos de trabajo que le exige Bruselas. El presidente no ha querido aclarar cuántas de las salidas serán despidos, pero ha augurado que la cifra real estará “muy por debajo de los 6.000”. También ha adelantado que, para que se cumplan las cifras previstas en el plan de negocio “todos tenemos que colaborar”.

Goirigolzarri ha explicado esta mañana que el cambio de planes con respecto a los anuncios de mayo se debe a los cambios regulatorios que se han realizado en España. A cambio “hoy tenemos un marco perfectamente definito”, ha asegurado. “El plan nos da una extraordinaria solidez, pero conlleva limitaciones”, ha afirmado Goirigolzarri, que no ha querido valorar sin las condiciones puestas por Bruselas son adecuadas.

El presidente ha explicado que estas limitaciones son válidas durante cinco años, pero que durante este plazo el accionista, es decir el FROB, podría decidir vender toda la entidad o parte de ella. Los planes de Goirigolzarri son quedarse en Bankia durante estos cinco años.

El banquero ha asegurado que se “va a dejar la vida” para cumplir con los objetivos de este plan pero ha matizado que no puede asegurar que todo se realice. Ha destacado que la ayuda que recibirá Bankia en total, aunque es muy grande en números absolutos, es la menor si se mira como porcentaje de los activos. También ha insistido en que el Estado al menos podrá intentar recuperar parte de la ayuda que ha dado a Bankia “a diferencia de lo que ocurre con otras entidades”.

La recapitalización
Las necesidades de capital del grupo BFA, descontando ya el efecto del traspaso de activos al banco malo ascienden a 24.500 millones, de los que 15.500 millones son las que pertenecen a Bankia. Una vez descontada también la parte que aportarán accionistas y tenedores de deuda, la falta de capital se queda en 18.000 y 10.700 millones, respectivamente. Esto significa que la ampliación de capital de Bankia será de 10.700 millones, muy por encima de la que se preveía en mayo, y que implicará una fuerte dilución para los actuales accionistas.

José Sevilla, brazo derecho de Goirigolzarri, ha anunciado que Bankia traspasará a la Sareb 24.600 millones de euros de activos relacionados con el ladrillo, con un descuento promedio del 27,9%.

Además, ha informado que la quita aplicada a los tenedores de instrumentos híbridos y de deuda será del 39% para las participaciones preferentes; del 46% para la deuda subordinada perpetua y del 14% para la subordinada a vencimiento. Con estas estimaciones, el grupo calcula que podrá obtener hasta 6.500 millones de euros de capital. Las transformación de las preferentes en acciones se hará a “un valor económico acorde al valor de la entidad tras la ampliación de capital”. En todo caso, el presidente ha insistido en que serán “acciones líquidas de una entidad saneada”.

Sevilla ha informado que las previsiones totales estimadas para este año suman 24.800 millones, de los que 11.400 millones son los necesarios para sanear el ladrillo antes de traspasarlo al banco malo. Hasta septiembre, BFA Bankia realizó dotaciones por 12.200 millones, así que hasta finales de año le quedan oir realizar 12.600 millones.

Límites y fortalezas
Goirigolzarri ha insistido en que Bankia tiene muchos puntos de fuerza y, entre ellos, ha destacado la franquicia y los 7,5 millones de clientes. El presidente, sin embargo, no ha obviado que en la puesta en marcha del plan de estratégico hay que tener en cuentas las limitaciones que llegan de Bruselas, así como el entorno económico en el que tendrá que moverse la entidad.

Del plan de reestructuración impuesto por Bruselas, más allá de los despidos y las quitas a los tenedores de deuda, Goirigolzarri ha destacado las limitaciones al volumen de crédito que la entidad podrá conceder en los próximos años, así como la prohibición de pagar dividendo al menos hasta 2014.

El banquero ha defendido que la base de clientes es fundamental para que Bankia pueda reorientar su negocio y mejorar la rentabilidad. La mejora de las ventas cruzadas será uno de los ejes de esta estrategia, junto con la venta de activos no estratégicos y no rentables.

En este sentido, Goirigolzarri ha anunciado que el volumen de activos no estratégicos en balance, que es actualmente de 90.000 millones, se reducirá hasta 40.000 millones por la transferencia de 25.000 millones a la Sareb; la venta de parte de la cartera crediticia por 17.000 millones y las cesiones en la cartera de valores por 8.000 millones.

“El plan tiene un riesgo de implementación evidente y habrá que desarrollarlo en un entorno muy difícil”, ha asegurado Goirigolzarri quien, sin embargo, se ha mostrado convencido que partendo de sus clientes y sus profesionales Bankia podrá realizarlo.

Ventas
Goirigolzarri ha asegurado que la imposición de Bruselas de que Bankia vuelva a centrarse en el negocio minorista no implica necesariamente la venta de unidades como la de banca privada, que este mes fue integrada en el grupo. El banquero ha explicado que en Bankia este tipo de negocio forma parte de la banca minorista por el tipo de actividad practicado.

En cambio, Goirigolzarri sí ha anunciado que se venderá el banco de Miami, que aportó a Bankia Caja Madrid.

La participación en Mapfre también pasan a la cartera de disponibles para la venta, por imposición de Bruselas. Aunque, Goirigolzarri ha asegurado que “no tenemos prisa para venderlas”.

La herencia
Goirigolzarri no ha querido entrar a valorar la gestión de sus predecesores en Bankia. Pero ha manifestado que Bankia no ha llegado a su actual situación porque la red no se ha comportado como debía”. Según el número uno de Bankia, que el Gobierno eligió el pasado mayo para reflotar la entidad tras nacionalizarla, el problema llega “cuando el punto de vista micro lo llevamos al punto de vista macro”, porque entonces se llega a una entidad con un perfil de riesgo muy apalancado; un exceso de crédito promotor en el balance, y a menudo realizado mediante joint venture que tenían sentido cuando las cosas iban bien, pero se han vuelto peligrosas cuando el ciclo ha cambiado; carteras de consumo concentradas fuera de las oficinas y participaciones industriales que también son positivas cuando todo va bien, pero fuentes de pérdidas cuando llegan los problemas.

“La conclusión es que teníamos una situación con un balance en el que cada operación tenía sentido, pero que en su conjunto tenía demasiado riesgo”, ha resumido Goirigolzarri.

 

fuente:http://www.expansion.com/2012/11/28/empresas/banca/1354101511.html

Diez consejos para que el pequeño inversor se defienda en medio de las turbulencias

Consejos útiles para quien quiera sacar alguna rentabilidad con su dinero:

1. Cuáles son las necesidades de inversión del pequeño ahorrador.

Sólo usted sabe lo que realmente necesita, lo que le conviene. Santiago Daniel, director de productos de inversión de Deutsche Bank y miembro de CFA Spain, cree cada inversor tiene que tener claro el riesgo que quiere asumir y el plazo de la inversión antes de entrevistarse con la oficina bancaria.

2. No comprar nada que no se entienda.

Invertir en un producto excesivamente complejo es la mejor manera de llevarse un disgusto. “Por muy atractivo que parezca un producto de inversión, no lo dude: si no lo comprende, no lo compre”, así de categórico es Daniel.

3. ¿Cuál es la pérdida máxima posible de cada producto financiero?

“Esta crisis en la que estamos ha demostrado que lo impensable, ocurre” explica Santiago Daniel. Los expertos aconsejan al potencial inversor ponerse en el peor escenario posible y analizar si puede asumirlo, por muy poco probable que parezca.

4. Diversificar es fundamental.

Tener una cartera diversificada es un seguro de que, en caso de producirse pérdidas sólo afectarán a una parte de las inversiones. “No invierta sólo en España, ni siquiera en Europa: el mundo es muy grande. Escoja índices en lugar de acciones individuales y sobre todo, trabaje con varias entidades financieras”, matiza Daniel.

5. ¿Cuáles son las comisiones totales?

Informarse sobre cuales van a ser los gastos totales ayudará al inversor a hacer una comparativa entre todas las entidades aunque en los productos que no son emitidos por las propias entidades como bonos, acciones o fondos de inversión, pueden comprarse en cualquier banco.

6. Tengo que tomar mis propias decisiones de inversión.

Los expertos aconsejan al inversor que es el él que debe tomar las decisiones de inversión ya que los ahorros son del cliente y no del empleado de banca.

7. Dejarse perfilar.

Las entidades solo podrán ofrecer al cliente productos adecuados a los conocimientos y objetivos de inversión en la medida en que conozcan al inversor. La Directiva Mifid obliga a las entidades ha hacer un perfil de cada cliente.

8. Analizar el patrimonio en conjunto y no producto a producto.

Algunos productos, aisladamente pueden parecer demasiado arriesgados, pero pueden tener sentido en el contexto de una cartera. Por muy conservador que sea un inversor, no puede perder la oportunidad de hacer dinero con una inversión arriesgada, según los expertos.

9. Evaluar el efecto negativo de la inflación.

Algunas inversiones son aparentemente seguras pero pueden ofrecer rentabilidades inferiores a la inflación española y más si se tienen en cuenta los impuestos.

10. Ignorar rentabilidades pasadas.

No hay que dejarse deslumbrar por rentabilidades pasadas. Ganancias pasadas no garantizan rentabilidades futuras es un clásico consejo bursátil.

Fuente: www.cincodias.com (17.11.2012)