No nos para ni el mal paro americano

El dato oficial de empleo de Estados Unidos en diciembre ha salido peor de lo previsto. ¿Y qué? Pues nada. Que eso ya no importa. Las bolsas siguen pitando hacia arriba. ¿Hasta cuándo? Pues no se sabe. Pero hay quien se asusta. Nuria Álvarez, analista de Renta 4, lanza una advertencia.

“Hay una clara preferencia por los índices periféricos. El fondo de los mercados sigue en positivo, y eso es algo curioso: en otro momento, semejante dato de empleo estadounidense hubiera hecho que se desmoronasen. Pero ojo, no hay que confiarse. Esto puede corregirse. O al menos, puede que los índices se preparen para respirar un poco. Ya veremos cuándo ocurre”.

Por ahora no es así. Nos lo demuestra el Ibex, día a día. Hoy se ha elevado un 0,55%, hasta los 10.290 puntos, para cerrar la semana con un +5,%. Red Eléctrica y Sacyr han puesto su parte, con ganancias próximas al 4% en ambos casos. Y la prima de riesgo (que ya lleva varias jornadas por debajo de los 200 puntos), el resto. Ya se sabe que, si la deuda soberana se relaja, los parquets se van hacia arriba

Fuente: Lavanguardia

Anuncios

Tres estrategias para invertir en renta variable en 2013

Hoy he encontrado otro artículo que nos puede servir para escoger donde invertir nuestro dinero. ¿Qué estrategias nos recomienda seguir DWS Investments?

 

Rentabilidad por dividendo

DWS asegura que el entorno débil favorece los dividendos y destaca la elevada rentabilidad por dividendo del mercado frente a la rentabilidad de la deuda pública y los bonos corporativos con grado de inversión (1,9%). La rentabilidad por dividendo del Euro Stoxx es del 4,5% y la de la bolsa española, del 6%.

A la hora de seleccionar las compañías recomienda centrarse en empresas con un crecimiento sostenible de los dividendos frente al reparto de grandes cantidades en una ocasión aislada. Además, aconseja evitar empresas que paguen dividendos a partir de beneficios no distribuidos y no del flujo de efectivo actual. De ahí que se decanten por empresas con unos balances sólidos y unos flujos de efectivo elevados, que permiten una mayor remuneración al accionista.

tablero-ajedrez-con-billetes

Buscar nichos de crecimiento

La gestora del banco alemán apunta a que probablemente, a medio plazo, el mercado de renta variable en su conjunto sólo registre un crecimiento de un dígito en los beneficios. En su opinión, las compañías de crecimiento presentan precios interesantes respecto a su media histórica. Dentro del crecimiento estructural, DWS busca compañías con tres características: empresas de mercados desarrollados con nichos que dispongan de liderazgo de mercado y tecnológico y con barreras de entrada elevadas; multinacionales con marcas fuertes y poder de fijación de precios; y empresas de mercados emergentes con altos crecimientos y baja correlación con el conjunto del mercado.

En este sentido, pone como ejemplo el sector biotecnológico, que cuenta con capacidad de crecimiento debido al envejecimiento de la población. Además, la innovación proporciona poder de fijación de precios y existen compañías en el sector que son candidatas a ser adquiridas por farmacéuticas de alta capitalización.

Apuesta por la recuperación

La gestora reconoce que es la apuesta más arriesgada y busca compañías de países en recuperación y exportadoras. En este sentido, prefiere las de los países centrales de Europa. Se basa en que el riesgo de ruptura de la eurozona se ha reducido significativamente gracias al compromiso del BCE, que han aparecido los primeros avances en la mejora de la competitividad y que Europa sigue infraponderada en la mayoría de las carteras globales. Muestran su preferencia por las empresas alemanas que están ganando cuota de mercado fuera de Europa.

Dentro de esta estrategia, apuesta por el sector financiero internacional, que es el que más va a aportar al crecimiento de los beneficios. Dentro del sector prefieren los bancos con más exposición a emergentes y bancos de Escandinavia, Francia o Reino Unido, con valoraciones, en su opinión, más atractivas que los españoles.

 

Fuente: www.expansión.com (23.01.2013)