El mejor febrero de los últimos años,ha disminuido el paro y han crecido los afiliados, pero no todo es tan bonito.

 

Ante la inminente presentación de los presupuestos de este año, se han recibido buenas noticias, ya que, durante el mes de febrero se han registrado 81.483 afiliados a la social, remontando los malos resultados del mes de enero, en cuyo mes se produjo un repunte del paro debido a la finalización de los contratos temporales resultantes de la contratación por la campaña de Navidad. Comparando estos resultados con los del año 2015, también se registra una disminución del paro en 6.280 personas, resultados que no se veían des del año 2009.

Esta recuperación se expresa de la siguiente forma:

” La evolución de febrero se explica por la creación de empleo en educación (32.013 ocupados), hostelería (21.312), construcción (21.015), trabajo autónomo (16.027) e industria manufacturera (15.323) y contrarrestado por la destrucción de puestos de trabajo en la agricultura (24.375) y el comercio (16.058), entre otros.”

Los buenos resultados que nos dan estas cifras, se ven enturbiados por la calidad de estos nuevos contratos, los cuales, en su mayoría, son lo que se denominan: contratos “basura”. Dichos contratos se caracterizan por la temporalidad y la falta de incentivos, con un salario bajo (jornadas laborales, reducidas). Todo ello se traduce en una baja cotización a la S.S., provocando una disminución en las prestaciones y en los derechos del trabajador.

Cabe destacar que el empleo en los menores de 25 años se ha incremento en 8.348, en contraposición, la contratación en la franja de los mayores de esa edad, descendió en 14.628. Observando otra variable, el desempleo comparando los sexos, arroja el siguiente resultado: en las mujeres sigue siendo superior. La cifra es de 1.997.878 respecto a la de los hombres que es de 1.472.370.

Por zonas, Cataluña y Baleares fueron las comunidades donde más cayó el paro con 4.685 y 3.338 desempleados menos.

“El descenso del número de parados respecto a enero es similar en ambos sexos, pero respecto a febrero de 2017 es el doble la caída en el paro masculino (-10,6%) respecto al femenino (-5%).”

Hay que remarcar que 4 de cada 10, no recibe ninguna prestación. El sistema de protección del desempleo de enero de 2018 ha sido del 59.2%, algo superior al 2017. La ayuda de prestación por desempleo, ronda los 430€. Cantidad insuficiente, dado que un 50% de los parados está en riesgo de pobreza y exclusión social.

Elaborado por Lluïsa Vinaixa a partir de El economista y El diario

Anuncios

España sin pescado

pescado

Lo que viene a decir la noticia publicada en La Vanguarida con título “España se queda mañana sin pescado” es que hemos agotado nuestros recursos propios tanto en la pesca como en la agricultura. Como se comenta en la noticia esto se debe a una sobrepesca que ha afectado a nuestro país y a el país vecino, Portugal.

España es un país consumidor de pescado, de hecho se ha calculado una media de 42Kg por persona y año, que representa el doble de la Unión Europea. Según unos cálculos realizados si España se abasteciera mediante recursos propios nos sería imposible ingerir pescado dos meses antes de lo calculado, el próximo 10 de Mayo. Esta sobrepesca esta haciendo que aumenten los países “pescadodependientes”.

El Mediterráneo se encuentra en una situación crítica donde el 98% de sus especies se encuentran sobrexplotadas. Este dato va completamente en contra de la Política Pesquera Común de la Unión Europea que dice que se ha de acabar con la sobrexplotación en 2015 y como muy tarde en 2020, para poder recuperar este mercado y poder producir muchos más puestos de trabajo (64000)

“Conforme los ministros establecen límites de pesca cada vez más cercanos a las recomendaciones científicas, vemos que las poblaciones se recuperan y las flotas hacen mas beneficios. Es decir, seguir las recomendaciones científicas funciona y sale a cuenta, motivos suficientes para que los ministros las deberían seguir aún mas”, ha destacado Esteban.

La Vanguardia- , Madrid 09/05/2016 11:27 | Actualizado a 10/05/2016 09:49

El hecho de que España se vuelva pescadodependiente y este agotando incluso los recursos de la acuicultura(que represdentan un 20% en las UE) va a hacer que el precio del pescado aumente, que el PIB baje, que aumente la tasa de paro, que disminuyan las exportaciones y aumenten las importaciones, al igual que otras consecuencias.

La solución a este problema es el que dicen los científicos: se ha de dejar descansar los mares, dejar que recuperen los niveles de pescado; acabar con la sobrexplotación. Como bien dicen esto va a permitir que los barcos obtengan más beneficio, que se creen muchos más puestos de trabajo y que España no sea un país “pescadodependente”, y como consecuencia no va a disminuir el PIB, va a disminuir el paro, aumentarán las exportaciones, etc.

Fuente: La Vanguarida 

Mireia Jané Serrano.