Rodrigo Rato se sentará en el banco de los acusados por la salida de Bankia a la bolsa.

El juez Andreu no acepta los recursos de la defensa y llama al juicio oral a 35 personas más.

lladre

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu no ha aceptado este viernes los recursos presentados por los imputados del caso Bankia y volverá a sentarse en el banco de los acusados el expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, y 35 personas físicas y jurídicas más por delitos de falsedad contable y estafa a los inversores debido a la salida del banco a los mercados bursátiles.

La fiscalía pide una pena de 4 años de prisión para Rato por esos delitos. Así pues, el magistrado también llamará al juicio oral como personas jurídicas Bankia, el BFA y la auditoria Deloitte, la cual valido la contabilidad del banco antes de la salida a bolsa. Des de hoy, 17/11/2017 la defensa dispone de 20 días para presentar sus escritos.

Con respeto a Bankia y el BFA, Andreu ha puntualizado que se niega a archivar la causa, pese a admitir que la colaboración de la entidad en la investigación puede ayudar a “una posible atenuación de la responsabilidad penal”. Por lo que respeta a Deloitte, el juez recuerda que es necesario  considerar su responsabilidad penal, como ya había hecho anteriormente.

Fuente:  Elaboración propia.

 

 

Anuncios

Hacienda pone el foco sobre una decena de grandes negocios de Rodrigo Rato

lladre

En la siguiente noticia se habla sobre la corrupción en el Estado Español, y más concretamente en del Caso Rato, el ex vicepresidente del gobierno Rodrigo Rato.

“Hacienda ha puesto el foco sobre una decena de grandes negocios del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato en la investigación en la que acusa al exministro de Economía y Hacienda de haber defraudado unos 6,8 millones entre 2004 y 2015.

Los inspectores de la Oficina Antifraude (ONIF) han recopilado las actividades profesionales de Rato durante buena parte de su vida, pero también negocios particulares, en los que habrían participado algunos de sus familiares.

La conclusión a la que llegan en un pormenorizado informe de 642 páginas remitido al juez que investiga el origen de la fortuna de Rato es que el ex director gerente del FMI ocultó rentas en el IRPF superiores a 14 millones durante doce años y cometió delito fiscal en todos los ejercicios al defraudar más de 120.000 euros.

A lo largo de los años variaron las cantidades supuestamente opacas al fisco, que alcanzaron en 2011, 2013 y 2014 las cifras más altas, en torno a 1,2 millones de euros.

El fraude se habría cometido con movimientos de ganancias de patrimonio no justificadas, rendimientos de actividades económicas como conferenciante y gastos empresariales que no son deducibles.

Pero además, la ONIF introduce un nuevo delito, la insolvencia punible, derivado de un impago de la sociedad Muinmo, antigua Rueda de Emisoras Rato y actualmente en concurso voluntario de acreedores.

Conclusión:

Hacienda acusa a Rato de defraudar 6,8 millones. Los habitantes del Estado Español deberían empezar a cuestionarse quien ponen en el poder y quien controla el dinero de todos los habitantes, ya que se puede observar que recientemente no ha escogido a las mejores personas, representantes o agrupaciones.

Basandome en estos casos de corrupción que recientemente están saliendo a la luz, se debería hacer una reflexión a nivel general y preguntarnos a nosotros mismos si nos interesa seguir manteniendo a este tipo de personajes y tolerando que gente como el señor Rato siga libre después de  robar tales cantidades indecentes del dinero de los contribuyentes mientras se efectúan los recortes sociales tan acentuados  de los últimos años.

Fuente: La Vanguardia