La huelga de ferrocarriles franceses colapsa París

El pasado 3 de abril, empezó una huelga importante de ferrocarriles en Francia, y si los sindicatos y la dirección de la SNCF no llegan a un acuerdo, esta podría durar hasta tres meses, con dos días por semana.

El primer día de huelga fue un caos, con únicamente un tren de cada ocho circulando. Mucha gente optó por trabajar desde casa o reducir sus horas de trabajo, pero aún así, en horas punta, los embotellamientos en las carreteras de acceso a la capital sumaban más de 400 kilómetros.

Esto se debe a que SNCF tiene una deuda de 47.000 millones de euros, que asciende a 3.000 millones cada año, y que les resulta “insostenible. Lo que busca exactamente con esta protesta es acabar con el centenario Estatuto del Ferroviario, que concede ventajas en materia de pensiones, y contra el plan de privatizar algunas líneas.

Francia es el país europeo con más horas de huelga al año, y no existe una ley que obligue a los trabajadores a ejercer servicios mínimos, por lo tanto hay muchos maquinistas que hacen huelga actualmente, y el servicio queda casi paralizado en días de huelga.

Elaborado por Dani Perez a partir de la noticia publicada por elmundo.es

Anuncios

#EntornoEcónomico Tras los atentados, Europa se plantea dar más estímulos y relajar el déficit

La masacre vivida el pasado viernes en París, que se cobró la vida de más de 130 personas, se postula como el catalizador que pone una mayor presión sobre el Banco Central Europeo a la hora de incrementar sus estímulos. Al mismo tiempo, el renovado gasto en defensa y seguridad podría considerarse excepcional, relajando así los objetivos fiscales de la Unión Europea. 

“Enfrentamos actos terroristas de gran calibre. Francia, como otros países, deben tener a su disposición fuentes adicionales. Esta financiación no debería considerarse un gasto rutinario en el Pacto de Estabilidad”, asegura el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Y el mandatario galo, François Hollande, según manifestó tras los ataques, no escatimará a la hora de reforzar los equipos y leyes para luchar contra el terrorismo, aunque ello dispare el déficit por encima de los límites europeos.

La política del miedo sembrada por el Estado Islámico en el Viejo Continente ha generado incertidumbre sobre las proyecciones económicas. No sólo para Francia, sino para el resto de la eurozona. Pero la experiencia demuestra que las consecuencias son limitadas. “No vamos a realizar ningún cambio sobre las previsiones para la zona del euro ya que los ataques de París elevan aún más la posibilidad de que el BCE oficialice su intención de extender sus estímulos en diciembre”, explican desde J.P. Morgan.

Y los economistas David Mackie y Malcolm Barr indican en un informe que los efectos macroeconómicos de este tipo de ataques terroristas “suelen ser limitados y de corta influencia”. Ni los atentados de Atocha ni los de la capital británica interrumpieron la tendencia alcista en la confianza del consumidor, que en el caso español comenzó a finales de 2003. “El ataque a París forzará al BCE a incrementar los estímulos en diciembre, como se esperaba, e influenciará otros temas, como la gestión migratoria y el debate sobre la posible marcha de Reino Unido de la eurozona”, matizan Mackie y Barr.

Coincide en esta idea el economista Nouriel Roubini, presidente de RGE. Cree que las consecuencias económicas de los atentados parisinos “serán modestas”. De hecho, dijo que esta situación hará que Mario Draghi y la cúpula del BCE consideren elevar aún más de lo previsto la expansión de sus compras de bonos soberanos e, incluso, llevar los tipos de interés a terreno negativo.

“Esperamos que se extienda el programa de compras hasta septiembre de 2017, con una confirmación de que el fin del mismo dependerá de las circunstancias económicas, al mismo tiempo que se extiende la compra de bonos hasta los 70.000 millones de euros”, adelanta Gilles Moec, economista para Europa de Bank of America Merrill Lynch, quien también incide que el BCE recortará en 10 puntos básicos las tasas sobre los depósitos.

A los estímulos del BCE habría que añadir la posibilidad de que Bruselas destense el cinturón sobre los Presupuestos de algunos miembros de la eurozona. “Lo acontecido en París es terrible y la seguridad de los ciudadanos en Francia y el resto de Europa es una prioridad absoluta”, dijo el presidente del Consejo Económico de la UE, Pierre Moscovici, quien matizó que la flexibilidad es parte esencial del eurobloque. En un momento en que España, Italia, Austria y Lituania ya han recibido las reprimendas de Bruselas, el contexto actual podría brindar un modesto desahogo.

Francia cuenta ya con incumplir su meta de déficit. Como ha reconocido el primer ministro francés, Manuel Valls, esa meta “necesariamente será sobrepasada”, ya que se han modificado los planes presupuestarios para contratar a 10.000 policías y gendarmes y reforzar sus recursos.

Italia se dispone a seguir a Francia y prevé pedir más flexibilidad presupuestaria para los gastos de seguridad. No sólo ha anunciado que podría participar en los bombardeos contra el EI (en Iraq, donde ya tiene tropas), también prevé más inversión en tecnología para mejorar su protección y tiene que aumentar la seguridad de su capital en víspera del Jubileo que empieza el 8 de diciembre y, según las estimaciones, llevará a Roma 30 millones de peregrinos.

El Gobierno español también respalda que se priorice la seguridad por encima de los compromisos de déficit con la UE, como expresó el ministro de Economía, Luis de Guindos, el pasado martes. Y el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, recalcó que los tratados europeos prevén salvedades en la ruta de disciplina fiscal ante situaciones excepcionales, aunque no define cuáles. Aún así, desde J.P. Morgan, sus economistas europeos inciden en que el gasto en defensa y seguridad, así como el incremento en los costes de los seguros suelen disiparse con el tiempo ante esta clase de atentados.

Fuente: El Economista


Comentario: Después de lo ocurrido en París el pasado viernes, la situación económica se podría decir que va a variar relativamente poco en Europa, a excepción obviamente de Francia que aumentará de manera importante su déficit ya que al incrementar la vigilancia se invierte mucho más. Italia por su parte pide al BCE que sea más flexible en sus presupuestos ya que prevé participar en las acciones que está llevando a cabo Francia. Por contra estos gastos irán disminuyendo a medida que el miedo vaya desapareciendo. Lo que está viviendo actualmente occidente con el EI es algo difícil y muy controvertido, ya que ahora lo que parece suceder es un olvido  a todos aquellos refugiados que intentan sobrevivir de una guerra provocada en gran parte por occidente.

Andrea Abad Prada

Rajoy en París para combatir el paro juvenil

 

 

 

 

 

 

Los líderes europeos buscarán garantizar la puesta en marcha del fondo de 6.000 millones de los que España recibirá 1.800

image

 

Madrid (EUROPA PRESS).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, participará hoy en París en la segunda cumbre sobre empleo juvenil -tras la que se celebró en julio en Berlín- en la que los líderes europeos buscarán garantizar la puesta en marcha acelerada del nuevo fondo de 6.000 millones de euros (ampliable hasta 8.000 millones) de forma que el dinero pueda empezar a desembolsarse desde el 1 de enero de 2014.

España será la principal beneficiaria de este fondo, ya que recibirá alrededor de 1.800 millones de euros, según explicó Rajoy en el Consejo Europeo de octubre. El Gobierno español tiene previsto aprobar en las próximas semanas, anunció Rajoy, el plan en el que debe detallar en qué gastará las subvenciones europeas.

Estas ayudas deben servir para poner en marcha en todos los Estados miembros la denominada ‘garantía juvenil’: el compromiso de ofrecer a los menores de 25 años que abandonan el sistema educativo o que están en paro trabajo, formación adicional o prácticas en un plazo máximo de 4 meses.

En la cumbre de París -organizada por el presidente francés, François Hollande- está prevista la participación de 24 jefes de Estado y de Gobierno de la UE, de los ministros de Empleo de los Veintiocho y de los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy; de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y de la Eurocámara, Martin Schulz. Pero más allá de dar un nuevo impulso político a las iniciativas ya acodadas, no se prevé que de la reunión salgan nuevas medidas ni fondos adicionales para combatir el paro juvenil, de acuerdo con las fuentes consultadas.

Los líderes europeos ya han acordado concentrar en 2014 y en 2015 el gasto del nuevo fondo contra el paro juvenil, en lugar de en los siete años del marco presupuestario. Sin embargo, el fondo todavía está pendiente de que la Eurocámara apruebe las perspectivas financieras para el periodo 2014-2020, probablemente durante el pleno de noviembre.

España es el segundo país de la UE con una mayor tasa de paro juvenil, el 56,5%, sólo superado por Grecia (57,3%). En septiembre de 2013, 5,5 millones de menores de 25 años se encontraban en paro en la UE (23,5%), de los cuales 3,5 millones estaban en la eurozona (24,1%)

Fuente: la Vanguardia