El “chollo” argentino

La creciente recesión económica argentina hace balanza con su turismo, que es uno de los pocos sectores del país que se mantiene creciente. La continua devaluación de la moneda local (el peso argentino) genera que los turistas se den cuenta de que es más barato visitar el país ahora y por lo tanto aumente el turismo.

En el mes de abril se inició la devaluación del peso argentino así como el aumento de la inflación. Es por eso por lo que actualmente es mucho más barato visitar el país. Los turistas provienen de Europa, Estados Unidos y Brasil y se sienten atraídos por los puntos turísticos del país (Patagonia, Iguazú, Buenos Aires…)

Los turistas americanos se sorprendieron gratamente cuando cambiaron el dólar por el peso argentino ya que se dieron cuenta de que el cambio era mayor del esperado.

En el mes de abril, un dólar costaba alrededor del 21 pesos, pero actualmente su valor ronda los 39. Esto significa que el valor del peso ha disminuido.

Los turistas brasileños constatan que la comida es barata, así como los taxis, los buses y la mayoría de las cosas. En ocho meses el real brasileño ha pasado de valor unos 6.000 pesos a acercarse a las 10.000 unidades. 

Incremento interanual del 6,6%

El Instituto Nacional de Eestadísitica y Censos (Indec), estimó que en este mes de octubre el. Turismo aumentó en un 6,6%. Se estimaron unas 237,9 mil llegadas de turistas al país.

Se puede decir por tanto que los turistas están obsesionados por el valor de la moneda y su devaluación. Es por eso por lo que actualmente en la calle comercial “Florida”, a cada veinte metros hay alguien que ofrece a gritos cambiar dólares o euros por pesos.

Elaborado por Clara Pujadas basado en eleconomista.es

#EntornoEconómico: La banca predice que el dinero físico desaparecerá dentro de una década

billetes

Los organizadores del Foro de Davos dieron en la diana al prometer para esta edición mirar al futuro. Y pocos han recogido el guante como el sector financiero, uno de los más cautos al adaptarse a los cambios tecnológicos.

El presidente de Deutsche Bank AG, John Cryan, soltó ayer para sorpresa de la audiencia que “probablemente”, las monedas y billetes desaparecerán en una década. El dinero contante y sonante no es solo “terriblemente ineficiente”, sino que, además, recordó, facilita los movimientos de los que lavan dinero o financian actividades ilegales. Por lo tanto, predijo que los gobiernos estarán “interesados” en esta desmaterialización del dinero, porque servirá para mantener el registro de todas las operaciones financieras.

Uno de los grandes motores de cambio del dinero tal y como lo conocemos hoy son las monedas virtuales y, sobre todo, el mecanismo blockchain, la tecnología detrás de ellas. Tanto es así que el FMI publicó ayer un documento al respecto. Su directora gerente, Christine Lagarde, resumió ayer las cualidades de estas nuevas herramientas con la primera frase de Historia de dos Ciudades: “Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos”.

Según señaló, las monedas virtuales pueden ser “extremadamente beneficiosas” para llegar a aquellas personas sin acceso a los bancos, por razones geográficas o desconocimiento. Al mismo tiempo, avisó que pueden ser “un gran instrumento para el crimen” debido a que hasta ahora se mueven sin el corsé regulatorio.

Más aún, si evolucionan rápidamente, Lagarde advirtió que las monedas virtuales se podrían convertir en “una amenaza para la estabilidad financiera” e incluso “perturbar la política monetaria”.

Sin embargo, la francesa recordó que estas monedas digitales están aún en pañales (su valor de mercado representa sólo 7.000 millones). Y aunque sabemos “muy poco de ellas”, advirtió que su regulación es uno de los deberes sobre la mesa de las autoridades.

Esta predicción de un mundo sin dinero fue subrayada por Dan Schulman,el responsable de Paypal, la empresa de pagos online. “El dinero se está digitalizando enfrente de nosotros”, señaló durante el debate. Pero recordó que aún el 85% de las transacciones se hacen en cash. “Tenemos un largo camino por delante, aunque es inexorable que va a suceder”, resumió.

FUENTE: Elaborado a partir de elEconomista

COMENTARIO: Actualmente, entre los temas más polémicos que hay, se encuentra la corrupción movida por el dinero físico que los ladrones son capces de desviar sin registro alguno. Es por ello, que se especula que en unos años este dinero se destruirá pasando a ser dinero virtual de forma que esté totalmente controlado y no se pueda cometer desfalco. Este método interesará a los estados en un futuro ya que evitarán pérdidas exageradas de capital social y, por tanto, el descontento del pueblo.

Presión a China: pero quién presiona a quién?

2561003wMuchos de los problemas que  generaron la mayor crisis económica internacional no están resueltos. El control por países como China de la libre flotación de sus monedas crea desequilibrios de competitividad en el comercio internacional. El tema fue discutido por los Ministros de Finanzas del G-7 que presionan para que Pekin cumpla con liberar su moneda. La reacción de China fue la tradicional demostrando que se siente fuerte frente a las presiones….así lo refleja AméricaEconomía.com

Estambul. El Grupo de las Siete naciones ricas (G-7) instó este sábado a China a fortalecer el yuan, pero no dio indicios de cómo podría superar la resistencia china a esa sugerencia o resolver otras tensiones sobre los tipos de cambio mundiales.

Ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-7 dijeron, en un comunicado tras reunirse en Estambul, que Pekín debe elevar su estrechamente controlada moneda para ayudar a corregir desequilibrios en el comercio mundial, que ha sido responsabilizado por impulsar la crisis financiera.

“Damos la bienvenida al continuado compromiso de China para moverse a una tasa de cambio más flexible, que llevaría a la continuada apreciación del renminbi en términos efectivos y ayudaría a promover un crecimiento más equilibrado en China y en la economía mundial”, dijo el G-7.

Pero China, aunque insiste en que intenta eventualmente liberar al yuan, ha mantenido la moneda esencialmente plana frente al dólar desde que comenzó a empeorar la crisis financiera mundial en julio del 2008.

La retórica sobre monedas en un comunicado final emitido por los ministros de Finanzas y jefes de bancos centrales del G-7 tras su encuentro en Estambul fue casi idéntica a la de una declaración divulgada tras su último encuentro, seis meses atrás.

Pekín, indiferente. China no mostró signos de prestar atención a la presión del G-7. “Nuestra política de tipo de cambio está muy clara”, dijo Yi Gang, vicegobernador del banco central, presente en Estambul para los encuentros del Fondo Monetario Internacional, en entrevista con Reuters. “Mantendremos nuestra postura política”, agregó.

El G-7 no dio muestras de abrir nuevos caminos para resolver las tensiones entre sus miembros sobre la debilidad del dólar, que se ha depreciado cerca del 12% frente a una cesta comercial ponderada desde marzo.

Francia y Canadá han expresado preocupación en semanas recientes de que un débil dólar pudiese dañar sus exportaciones.

Pero la declaración del G-7 no ofreció algo nuevo para aliviar la preocupación por la debilidad del dólar, repitiendo simplemente el lenguaje usado seis meses atrás, que mucha volatilidad de las tasas cambiarias tendían a amenazar la estabilidad económica.