La guerra del taxi

Vista general del epicentro de la protesta en Barcelona (Gran Vía con Paseo de Gracia), este lunes.

Fotografía extraída de El País y realizada por Albert Garcia

“Vamos a ganar”, “el taxi unido, jamás será vencido” son algunas de las palabras que gritan los taxistas en las recientes manifestaciones ante la amenaza de los servicios de VTC

La incesante queja de los taxistas en España y la falta de resolución del problema ha llegado a tal extremo que estos se han sublevado contra el gobierno y exigen una nueva regulación de las VTC justo cuatro meses antes de las elecciones municipales y autonómicas.

Los taxistas se han manifestado (inspirados en los chalecos amarillos de Francia) en Madrid y Barcelona y amenazan con bloquear las ciudades durante un periodo indefinido.

El gobierno se siente presionado por el hecho que en dichas ciudades se celebrarán próximamente la feria de turismo Fitur (en Madrid) y el Mobile World Congress (en Barcelona), los dos mayores acontecimientos de negocios.  

El MWC de Barcelona siempre ha tenido un gran impacto en la economía del país y ha generado cerca de 115.000 trabajos a tiempo parcial, por lo que la huelga del taxi podría tener un impacto negativo sobre la economía y la reputación mundial del país. Sin embargo, tal y como se dice en el diario El País, los taxistas madrileños que apoyan la huelga consideran que sacrificar los ingresos de una de las semanas con más actividad del año (Fitur) valdrá la pena para ganar y conseguir la victoria.

El paro de los taxistas no solo perjudica a la imagen de ambas ciudades sino que también la suya propia y la de España. Además supone un riesgo para el éxito de Fitur y el MWC y, a consecuencia una bajada de ingresos para ambas ciudades.

¿Acaso no es buena la libre competencia si esta ayuda a mejorar el servicio y ofrecer más valor a los clientes? Sin libre mercado los usuarios no tenemos opción a elegir.

En un futuro cercano, quizás la batalla se librará ante la amenaza de los vehículos inteligentes que no disponen de conductor.

Fuente: elaboración propia a partir de El País

Anuncios

Ya está aquí el mayor escaparate tecnológico mundial: El MOBILE WORLD CONGRESS y, como siempre, en Barcelona

Image result for mobile world congress 2018 entradas

Hay un evento que destaca más que los demás, tanto por su importancia económica como por su relevancia social: MOBILE WORD CONGRESS. Des de finales del año pasado había cierta incertidumbre sobre un posible cambio en la ubicación de este congreso. La existencia de otros pretendientes junto a la posibilidad de un cambio político en Cataluña, que, a su vez, podía llevar a un cambio económico, que creó una sensación de inestabilidad, factor que podía alejar de Barcelona la convocatoria de este año.

Ada Colau, junto al Ayuntamiento de Barcelona,el pasado 1 de febrero en el evento “Alwaysconnected” (acto de apoyo al importante ecosistema de centros y empresas de la ciudad vinculadas a  la innovación, la investigación) aprovechó la situación para transmitir a los organizadores del Mobile, un mensaje de compromiso y tranquilidad,tras haber pasado un “difícil” 2017, marcado por el atentado en Las Ramblas, las cargas policiales del 1-O y la incertidumbre política.Se espera mucho de esta edición, la ciudad quiere seguir siendo un lugar de referencia y relevancia, y para ello, contar con el Mobile es de gran importancia ya que todos los medios de comunicación harán hincapié en sus informativos de todo lo que acontezca tanto en el congreso como en la ciudad. En sólo siete días, Barcelona, abrirá sus puertas abiertas al mundo y todos los ojos estarán fijados en ella.

La cifra de asistentes, se prevé similar a la de la edición pasada, estimada en unos 108.000, procedentes de alrededor 200 países, los cuales generarán un impacto económico, aproximado, de 471 millones. Todo ello repercutirá directamente en la creación de 15.000 puestos de trabajos temporales, un 13,6% más, respecto a la edición pasada, llegando a alcanzar un incremento superior a 110% la demanda en los sectores de hostelería y restauración y un 90% el empleo en el sector hotelero, para la cubrir la demanda generada por el congreso.

Elaboración propia.

El Mobile supera ya desde el primer día todas las previsiones

50250692-kwuf-620x349abc

Cada año, cuando se clausura una edición del Mobile World Congress(MWC), parece difícil que el año siguiente pueda batirlo. Pero la progresión del gran salón de Barcelona es geométrica. Pabellones a rebosar, zonas de restauración repletas, el centro de medios de comunicación hasta los topes… El MWC 2017 es el más multitudinario hasta la fecha. El jueves se conocerán las cifras pero todo apunta a que se volverán a batir récords y se superarán los 101.000 asistentes previstos.

El transporte público, la mejor opción

Esta edición del MWC se presenta sin huelgas de ningún tipo en cuanto al transporte (no como en anteriores ediciones) y la L9 está perfectamente operativa y a rebosar. Tan solo el lunes, la parada de “Fira Gran Via” aumentó hasta en un 85% las validaciones en esa estación.

En el trayecto entre Plaça Espanya y Europa Fira ayer se registraron un 219% más de pasajeros que en un día laborable y un 22,9% más que en la anterior edición. Ayer trasladaron a cerca de 40.000 personas. A primera hora de la mañana había convoyes en los que no cabía una aguja pero el dispositivo especial, con un refuerzo de las frecuencias, respondió a la perfección. Los que optaron por el metro e hicieron transbordo en las líneas 1 y 5 para conectar con la 9 desde el centro de la ciudad fueron menos y, como recompensa, viajaron más anchos.

El recinto ferial, hasta los topes

Dentro del recinto ferial la organización va rodada. Desde los pasillos superiores, los congresistas son vistos como hormigas que saben adónde van en los inmensos pasillos enmoquetados que albergan sorpresas a cada paso. Aquí una aplicación útil, allí un dron, más allá un coche conectado… Una de las novedades para mejorar los flujos de asistentes en el largo pasillo que une los pabellones son unos nuevos controladores de seguridad subidos a unas escaleras como las de los árbitros de tenis para tener una mayor visibilidad y ser vistos. Situados a lo largo del pasillo, cuentan con un megáfono para lanzar instrucciones en caso de necesidad.

El aumento de visitantes también se traduce en la presencia de periodistas de todo el mundo. El centro de medios de comunicación, con unas instalaciones que resultaban suficientes en anteriores ediciones, empezó a quedarse pequeño. Es un indicador de que el congreso se acerca a sus límites de capacidad pese a ocupar 115.000 metros cuadrados. Las salas de conferencias se llenaron hasta arriba y más de un restaurante tuvo a los clientes haciendo cola porque estaban esperando a que llegara más comida desde las cocinas centrales.

CONCLUSIÓN

El MWC es, sin duda, el evento tecnológico del año a nivel mundial el cual Barcelona tiene el privilegio de hospedar otro año más, y ya van 12. Cabe destacar en esta edición el buen funcionamiento del transporte público para hacer más accesible la feria a los diferentes asistentes y conferenciantes, pues otros años las huelgas y los servicios mínimos habían llegado a causar serios problemas a organizadores y espectadores.

Dado que los móviles están cada vez más presentes en nuestras vidas, la feria en cuestión sigue en auge año tras año, hasta el punto que en esta edición de 2017 se están llegando a sobrepasar los límites de asistencia. Este dato puede suponer que en un futuro se busque una ciudad con mayores capacidades para acoger el evento o, en su defecto, tratar de encontrar una mayor superficie en la ciudad condal para ello.

Me gustaría destacar también el elevado número de puestos de trabajo temporales que el MWC genera, ya sea mediante la contratación de azafatos y azafatas, de choferes, recepcionistas… Así como también el elevado ingreso que supone indirectamente para un elevadísimo número de comercios de toda la ciudad, como hoteles, restaurantes, pequeños comercios y para el turismo de la ciudad en general.

Esperemos que el éxito del primer día se reproduzca también el los días restantes y que el MWC 17 vuelva a ser todo un éxito; todo apunta a que así será.

Fuente: La Vanguardia