Los inversores se aferran a la subida del crudo #EntornoEconómico

14561709903209

En los tiempos de máxima volatilidad en los que se encuentran inmersas las materias primas, lo que un día le quitan a los mercados, otro día se lo dan. Así se lo han aprendido los inversores este comienzo de año y así se vivió sobre los parqués, que rebotaron tras las pérdidas del viernes lideradas por las compañías de recursos básicos. En concreto, el Ibex 35 se anotó un 2,35%, hasta los 8.387 puntos.

Nuevo repunte del precio del petróleo: El coste del barrde Brent, de referencia en Europa, sube hoy un 4% y ya supera los 34 dólares.

Según Link Securities, la recuperación hoy del oro negro se debe a las “renovadas expectativas de que se alcance un pacto entre productores de la OPEP y algún gran productor no OPEP para congelar la producción de petróleo, lo que está ayudando a las Bolsas”

Crecen las expectativas ante el BCE. La esperanza está puesta en los bancos centrales y el mercado descuenta medidas adicionales por parte del BCE. Se espera que aplique un nuevo recorte en la tasa de facilidad de depósito, que actualmente se sitúa en el -0,3%, hasta el -0,4% o el -0,5%. También se contempla que amplíe el programa de compra de deuda más allá de 2017.

¿Recaída en la recesión? En la medida en que los datos macro son peores de lo esperado se avivan las voces que hablan de una potencial recaía en recesión del área del euro. Hoy se ha conocido que la expansión de la actividad del sector privado de la zona euro se ha moderado en febrero a su ritmo más bajo de los trece últimos meses.

Incertidumbre política. La ausencia de un Gobierno en España dos meses después de las elecciones sigue generando incertidumbre.

Referéndum del Reino Unido. Se ha fijado la fecha para la votación del referéndum de salida de la UE de Reino Unido para el próximo 23 de junio. Los mercados no se muestran especialmente histéricos por esta convocatoria que, de momento, ven como lejana en el tiempo, aunque sí que ha tenido su impacto en la libra, que se deprecia con fuerza frente al dólar y el euro después de que varias personas influyentes del país sumasen sus apoyos al posible Brexit.

En contra, el único valor del Ibex 35 que ha cerrado en negativo ha sido IAG, creemos que el motivo es la caída de la libra, por el consorcio que forma parte con British Airways.

FUENTE: EXPANSIÓN

Comentario elaborado a partir de la fuente por Oriol Ortiz

Anuncios

Las claves de la crisis bursátil del comienzo del ejercicio #entrornoeconómico

No son nuevos los motivos que han provocado el peor arranque de año de la historia del Ibex 35, pero sí se han vuelto mucho más profundos. Los factores que contribuyeron a que el selectivo nacional encadenase diez sesiones seguidas en negativo y a que acabase 2015 con el peor último mes desde 2002, se han recrudecido en la última semana. A diferencia de las caídas del último tramo 2015, en las que el Ibex se desplomaba por el factor político y en contra de las alzas que experimentaba el resto de parqués del Viejo Continente, ahora todas las Bolsas caen a plomo sesión tras sesión, con la volatilidad por las nubes.

1452283280_648988_1452283538_noticia_normal

1) China contagia su locura bursátil

Todos los inversores están pendientes de lo que ocurre en el gigante asiático. Este comienzo de año se mira con lupa cada cierre de sus índices bursátiles, cada dato macroeconómico nuevo. Cualquier indicio, en definitiva, que sea susceptible de funcionar como un termómetro respecto al estado de una economía a la que muchos creen enferma. Pero puede que no esté enferma. Muchos analistas apuntan a que China crece menos, sí, pero también porque crece de manera diferente, enfocado en el consumo en lugar de hacia la inversión a través del endeudamiento.

Pero el temor de los inversores no es infundado. En el último año, se ha demostrado que, al dicho de “cuando Estados Unidos estornuda, Europa se constipa”, habría que añadirle el factor China. Pese a que los expertos advierten de que su Bolsa no es un reflejo del estado de su economía, las notables caídas vividas, que activaron los nuevos mecanismos de seguridad y provocaron el cierre prematuro de sus índices, tiñeron de rojo la renta variable mundial.

Menos de una semana ha durado esta nueva norma bursátil de cierre anticipado de la sesión para el control pérdidas. Las autoridades chinas decretaron su abolición tras una sesión, la del jueves, que únicamente estuvo activa durante 15 minutos. Y es que los expertos coinciden en que la “red de seguridad” magnificó la sensación de catástrofe acerca de lo que ocurría en el continente asiático.

2) El yuan en devaluación constante

En cualquier caso el motivo que propagó el pánico en la renta variable china fue una nueva devaluación de su moneda. En concreto, la mayor depreciación del yuan desde que en agosto se redujera su valor un 5%, medida que desencadenó también turbulencias en los mercados de todo el mundo y dio lugar al lunes negro, en el que el Ibex 35 llegó a perder un 5%.

La de esta semana ha sido la octava devaluación consecutiva y la opinión de George Soros, uno de los inversores más reputados del mundo, que señaló que la devaluación que ha hecho China de su moneda supone una transferencia de sus problemas al resto del mundo, ha calado en los inversores.

3) El petróleo no encuentra suelo

El precio del crudo ha perdido un 10% de su valor esta semana y acumula una caída del 70% desde que su cotización marcara máximos de 115 dólares en noviembre de 2014. En este aspecto, las dudas que despierta la economía china (el gigante asiático es el segundo mayor consumidor del mundo) son también uno de los motivos de la caída del precio del petróleo, pero ni el único ni el más importante.

Detrás del incremento de la volatilidad en el precio del crudo, y de que haya dejado de ser considerado un valor refugio por parte de los inversores, se encuentra la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y su plan de incrementar al máximo el suministro de oro negro al mercado. Esta estrategia iniciada en 2014 y abanderada por Arabia Saudí, pretende hundir el precio del petróleo con el objetivo de expulsar a los productores menos eficientes y elevar o mantener su cuota de mercado.

A ello se le han sumado este 2016 las tensiones geopolíticas avivadas en Oriente Medio tras la ejecución del clérigo chií Nimr Baqir al Nimr por parte de las autoridades de Arabia Saudí, un país regido por los suníes. La respuesta de Irán, de mayoría chií, se materializó ese mismo día con revueltas que derivaron en el incendio de la embajada saudí en el país.

Pese a que este tipo de acontecimientos suelen conllevar un incremento en el precio del petróleo, en este caso, los inversores están más pendientes del plan de la OPEP y ven como, con el primer y el quinto productor del cártel enfrentados, un pacto para reducir la producción y estimular el precio del crudo se aleja cada vez más.

4) Las materias primas, en mínimos

Los futuros de las materias primas cotizan en niveles de mínimos históricos según el Bloomberg Commodity Index. China, de nuevo, atrae todas las miradas de los inversores este asunto, pues se trata del primer importador de recursos básicos del mundo y son los temores a su desaceleración los que están lastrando su precio.

En lo que va de 2016, las compañías relacionadas con las materias primas han sufrido con gran intensidad los desplomes bursátiles. En Europa, en el Stoxx 600 se han colocado como farolillo rojo de la semana con una caída del 12,5% y, en el Ibex 35, ArcelorMittal ha ocupado también el puesto de cola con una caída del 13,4%. La compañía española se encuentra ya en mínimos históricos, como muchas de las empresas con las que comparte sector. Y es que la tendencia bajista de estas cotizadas ya viene de lejos. Desde niveles máximos alcanzados en abril de 2015, han caído nada menos que un 50%, sumidas, además, en una alta volatilidad tanto en las caídas como en las, menos frecuentes, alzas.

5) La crisis asola a los emergentes

Los merados emergentes, con especial participación de Brasil, tienen una importancia capital para algunos de los pesos pesados del Ibex. “No es que el negocio de las grandes cotizadas del Ibex en los países en desarrollo esté yendo mal, todo lo contrario, pero la continua devaluación de sus monedas hace que, al cambio con el euro, los beneficios sean mucho menores”, explican desde XTB.

Con la crisis en España, varias grandes compañías se expandieron en estos países en busca de la rentabilidad que se les negaba en el mercado interno. Durante años, los beneficios fueron jugosos, pero ahora, sus cuentas de resultados y cotizaciones se ven golpeadas, lo que explica en cierto modo las diferencias, a la baja, entre el Ibex 35 y otros índices europeos menos expuestos.
Los mercados emergentes son los principales exportadores de materias primas y muchos de ellos tienen a China como principal cliente. Si a esto se le suma un porcentaje de deuda en dólares relativamente alto, se obtiene un cóctel explosivo que explica por qué varios de los países con mayores niveles de crecimiento se encuentran ahora en recesión.


FUENTE: CINCO DIAS

Warren Buffet dice que la economía de los Estados Unidos va por buen camino: ¿porque han disminuido los más de 40 millones de pobres en ese país o para que crezcan sus acciones en bolsa?

Warren Buffet es considerado uno de los más importantes gurús de la economía. Sus decisiones mueven al mercado. Pensar que Warren Buffet no ve la tan temida recesión es, cuanto menos, una señal de optimismo en el mercado. Este gurú afirma que el escenario que visualiza para los próximos meses es alcista y que, la negatividad sólo se está viviendo en los medios de comunicación, pues “esperamos que los beneficios empresariales sigan creciendo. Y en Berkshire Hataway también”.

Conocido por su adhesión al valor de inversión y por su filosofía de austeridad personal, Warren Buffet ha vuelto a dar un giro en las previsiones que se tienen sobre la economía estadounidense. En su opinión, es poco probable que la economía estadounidense vuelva a caer en el famoso “double dip” (doble recesión) con la previsión “de unos beneficios empresariales que seguirán creciendo”. Unas palabras que además cuentan con las letras de Berkshire Hathaway.

Esta confianza en la economía estadounidense, que se puso de manifiesto con la compra de la compañía de ferrocarriles Northern Santa Fe por 27.000 millones de dólares, contrasta con la mostrada por algunos prestigiosos profesores como Nouriel Roubini o Martin Feldstein, que advirtieron de que había una de cada tres posibilidades de caer nuevamente en una recesión.

Y va más allá. “He visto un sentimiento amargo en los últimos meses en los medios de comunicación y no es lo que realmente veo en nuestras empresas”. Buffet reconoce que “estamos empleando a más personas que hace uno o dos meses”, ha admitido en la Cumbre de Desarrollo Económico de Montana. Y no sólo en ese período: la compañía de la que es máximo accionistas y consejero delegado, Berkshire Hathaway, tuvo que despedir a 20.000 empleados por la caída de la demanda durante el año pasado.

El inversor tiene claro que la recuperación está en marcha, no es probable volver a caer en una recesión y admitió que los bancos están dispuestos a incrementar sus préstamos al tiempo que los empresarios deberán buscar financiación para sus ideas de negocio. Berkshire es el mayor accionista de Wells Fargo, principal entidad hipotecaria del país.

Fuente: www.lacartadelabolsa.com

Obama en la cuerda floja

Los principales mercados bursátiles de América Latina se derrumbaron el martes por las dudas que rodean al nuevo plan de rescate bancario anunciado por Estados Unidos.

El desplome de los mercados tuvo su epicentro en Wall Street, donde el promedio industrial Dow Jones registró su mayor caída porcentual diaria desde el 1 de diciembre.

El Tesoro estadounidense anunció el nuevo plan, que crea una sociedad público-privada para comprar US$ 500.000 millones en activos tóxicos de los bancos y respaldará nuevos préstamos por US$ 1 billón mediante la ampliación de un programa de la Reserva Federal.

El rebautizado “Plan de Estabilidad Financiera”, anunciado por el secretario del Tesoro Timothy Geithner, dedicará también US$ 50.000 millones en fondos de rescate para intentar detener las ejecuciones hipotecarias.

Pero, el programa dejó muchas dudas entre los analistas, que temen que sea demasiado tarde. “Al parecer no convenció exactamente lo que dijo el secretario del Tesoro norteamericano. Los inversionistas esperaban que los planes que se iban a mostrar tuvieran avances más claros de lo que se dijo”, comentó a Reuters Gerardo Copca, analista de la firma MetAnálisis en Ciudad de México.

Según informó la BBC, los analistas de Washington destacaron que ni un solo republicano votó a favor del plan, el primero que presenta a consideración del poder legislativo el nuevo gobierno demócrata. Los republicanos intentaron presentar un plan alternativo que incluía mayores reducciones de impuestos.

Los opositores cuestionan la efectividad del programa económico, pues aseguran que no hará lo suficiente para impulsar la productividad y crear trabajo. Aunque según el líder de la bancada opositora, John Boehner, el diseño alternativo crearía “el doble de puestos de trabajo a la mitad del precio” del programa de los demócratas, su propuesta fue derrotada 266 votos contra 170. Aprender de emergentes. En una conferencia en Londres, el ex gobernador del Banco Central de Argentina, Alfonso Prat-Gay, le restó utilidad al nuevo plan de rescate aprobado por el Senado de EE.UU. y señaló que el énfasis de las principales economías por reactivar la concesión de créditos “no tiene sentido desde el punto de vista económico”.

La economía no necesita más préstamos, sino un sistema financiero con las cuentas saneadas”, indicó el ex gobernador, quien también vaticinó que el nuevo plan de rescate de US$ 838.000 millones propuesto por la administración de Barack Obama “volverá a ser ignorado por la economía”.

“Lo que más me preocupa -afirmó- es que EE.UU. no preste atención a la deuda, una de las causas principales de esta crisis global, ya que cuanto más tiempo tarde en corregir sus movimientos, más se alejará de la solución y más larga será la recesión”.

Círculo Vicioso

circulovicioso3Si las acciones suben en la bolsa, los ahorradores suponen que las subidas van a continuar, y compran acciones, las compras hacen subir las cotizaciones, por lo que las expectativas se cumplen y aumentan los ahorradores deseosos de comprar.
Las cotizaciones siguen subiendo, pero llega el momento en los dividendos de la empresa (economía real) resultan insignificantes ante el precio de las acciones: los ahorradores dejan de comprar y las cotizaciones caen.
Los accionistas suponen que van a seguir cayendo, y venden, lo cual hace que en efecto, sigan cayendo…..