La crisis catalana le cuesta más de 3 millones de euros a Meliá

15162004409077.jpg

3 millones de euros perdidos

Meliá, la prestigiosa cadena hotelera española ha perdido más de 3 millones de euros debido a la situación política en la que se encuentra Cataluña actualmente.

La inestabilidad del momento ha ejercido un impacto negativo brusco en el resultado bruto de explotación de la empresa. Todo comenzó con la celebración del referéndum de independencia del 1-0 que ha significado en una gran caída para el sector.

Gabriel Escarrer, el vicepresidente y consejero delegado de Meliá se ha referido a la situación como “desastrosa” en los medios públicos añadiendo que “la incertidumbre ha pasado factura consiguiendo una situación nefasta”.

No obstante, desde que se aplicó el artículo 155 se ha podido notar un cambio más positivo, aunque eso no quita que la inestabilidad se mantiene y con ella, la dificultad de poder pronosticar resultados en un futuro.

Inversión de 75 millones de euros

Aunque la situación sea complicada, Escarrer quiere invertir en España 75 millones de euros en el 2018 puesto a que se mantiene optimista y prevé continuar expandiéndose.

La cadena de hoteles Meliá cuenta con 385 hoteles y 97.000 habitaciones a nivel internacional. El objetivo del vicepresidente es expandirse a nuevos países como son Mongolia e Irán y conseguir 3.000 habitaciones más llegando a la cifra de 100.000 en dos años de margen (2020).

En concreto, la cadena cuenta con el proyecto de incorporar un total de 71 hoteles en los próximos años, con 55 nuevas aperturas previstas entre 2018 y 2019.

En los últimos 6 años, las ventas de la empresa han ido creciendo a una escala del 300%. De cara a este nuevo año, esperan poder aumentar el volumen un 36% pese a las dificultades actuales.

El objetivo a largo plazo, concretamente para 2027, es equiparar al 50% el peso de la propiedad y de la gestión de su cartera, según ha anticipado Escarrer.

Fuente: Elaborado por Clara Pujadas a partir de elmundo.es

Meliá será la primera cadena hotelera extranjera que entre en Irán #entornoeconomico

14569505167048

La cadena hotelera española Meliá Hoteles ha desplegado sus alas en Irán. Y lo ha hecho a lo grande. En 2017 está previsto que termine la construcción de Gran Melià Ghoo, el primer establecimiento hotelero de cinco estrellas que una compañía extranjera abre en Irán. El hotel, de la división hotelera premiumGran Meliá Brand, se construirá en el distrito de Salman Shahr, en el Mar Caspio, un destino vacacional muy popular entre los iraníes.

El establecimiento formará parte del mayor complejo mixto residencial, comercial y hotelero que se desarrollará en el Irán post sanciones. Este miércoles, el vicepresidente de Meliá Hotels Internacional, Gabriel Escarrer, formalizó en Teherán el acuerdo de gestión con el partner local que se encargará de su construcción.

En declaraciones, Escarrer aseguró que “no ha sido nada fácil” entrar en Irán. “La compañía lleva un año trabajando para cerrar el contrato con su contraparte iraní, pero hasta que no se han levantado las sanciones -el pasado mes de enero- no ha sido posible su firma”. El socio inversor del grupo mallorquín es Ahad Azim Zadeh, uno de los mayores magnates de los negocios de Irán. Director ejecutivo de la mayor compañía fabricante de alfombras del país, Azimzadeh Carpet, tiene negocios en los sectores del petróleo, diamantes y otras materias primas.

El hotel Gran Melià Ghoo se emplazará en Ghoo, Middle East Diamond, un macro complejo turístico gestionado en su totalidad por Azim Zadeh, quien invertirá 250 millones de dólares en la construcción del hotel español. Durante la firma del acuerdo, el empresario iraní enfatizó que el “expertise turístico español ayudará, sin duda, al desarrollo turístico de Irán”.

El Gran Melià Ghoo tendrá 319 habitaciones y está pensado para atraer a turistas iraníes y árabes, principalmente, “aunque también queremos tener alojados a viajeros europeos”, destacó Escarrer. La estricta legislación iraní -que obliga a las mujeres, turistas o iraníes, a bañarse vestidas en las playas mixtas- es el mayor obstáculo para que hoteles emplazados en zonas de playa reciban a turistas europeos. Escarrer subrayó, sin embargo, que Irán es un mercado “con un potencial enorme” y “la herencia cultural y la seguridad convierten al país en un lugar perfecto para establecerse”, que en el medio plazo, puntualizó, “se convertirá en un destino turístico muy potente”.

Meliá Hoteles prevé expandirse en Irán en los próximos años, en aras a convertirse en la cadena hotelera extranjera con mayor presencia en la República Islámica. Planea construir diez hoteles en Teherán, Mashad, Shiraz y Esfahan, las principales ciudades turísticas del país. Irán quiere recibir más de 20 millones de turistas para el año 2020. Para ello, el gobierno está mejorando las carreteras, construyendo nuevos aeropuertos y renovando la flota aeronáutica.

Conclusión 

Con todo esto la cadena MELIÁ prevé obtener un aumento de beneficios y posicionarse como la primera cadena hotelera que entra en Irán con la construcción de un Gran Resort de 5 estrellas destinado a los iraníes o público europeo que visite la ciudad.

La ubicación es es un punto clave ya que es un apartado del país con un gran número de turistas recibidos anualmente y se espera que con la apertura del Resort ayude a mejorar también la cantidad de turistas obtenidos de fuera del país en concreto de Europa. Se ha previsto concretamente un número de 20 millones de turistas en el país para el año 2020, con lo que el gobierno esta dispuesto a colaborar para ello mejorando la infraestructura cómo mejorando carreteras, construyendo nuevos aeropuertos y renovando la flota aeronáutica del país.

Fuente: elmundo.es

Noticia realizada por Oriol Castellà respectiva a la fuente correspondiente.